¿Cómo aprendiste a nadar?

401

por Daniela Paz

Tengo una fascinación con el mar, me encanta por sobre todas las cosas, incluso en invierno, me gusta sólo estar en presencia del mar y sólo con eso puedo disfrutar cualquier momento.

Pero nadar es otra cosa, casi nunca puedo hacerlo en una playa porque me dan un poco de miedo las olas, aunque acompañada generalmente aprovecho, pero para mí nadar significa hacerlo sola y por mucho rato. Quizás por eso prefiero también los lagos, porque hacerlo es más fácil.

Recuerdo la primera vez que traté de nadar fue en una piscina, muy chica como a las 8 y me metí en los más hondo pensando que era fácil, obvio casi me ahogo y me terminaron rescatando, pero la verdad es que desde muy chica y con muchos niños aprendí en una piscina pública, ahí me enseñaron a ejecutar uno de mis ejercicios más divertidos.

La verdad es que si estoy sola, puedo nadar mucho rato, me gusta perderme en el mar y salir agotada y tirarme al sol, pero lo mejor es recordar cuando iba de chica con mis papás y lo hacía desde que llegábamos a la playa hasta que el atardecer.

Y tú ¿cómo aprendiste a nadar?

60 COMENTARIOS

  1. Tenía 16 años y todavía no sabía nadar. Ese verano nos fuimos a vivir a un departamente con piscina. Los vecinos de mi edad tiraban a las niñas al agua, como una troglodita forma de llamar la atención. Pero como yo era pesada no lo hacían conmigo.

    Un día, como previendo lo que pasaría. Bajé a la piscina a las 10 de la noche, cuando estaba sola y me tiré al agua. Era flotar o ahogarse…logré hacerlo, con muy poco estilo, pero lo logré!!

    Ah! Los chicos nunca me lanzaron a la piscina…

    • buena! me paso algo un tanto similar. creo que uno intenta nadar por instinto cual sea la situación y desde ahí es fácil comenzar a aprender estilos y todo eso. cuando era muy chica (tipo 6 o 7 años) estábamos en una posa (lagunita) y, por un descuido, caí del flotador en el que estaba sentada y evidentemente me hundí. Mi papá, que era el que estaba conmigo en ese momento, se percató un poco tarde del asunto y yo salí a la superficie pataleando y moviendo los brazos por mis propios medios, jajaja.
      Ahí caché que podía y que no era nada terrible, y empecé a practicar por mi cuenta para aprender a nadar lo básico. Después de adolescente tomé algunas clases y hoy practico natación un par de veces a la semana como deporte 🙂

  2. Tenía como 6 años y con mi hermano menor (más toooodos los niños de la cuadra, unos 8-9, el mayor debe haber tenido como 14), íbamos a clases en el Balneario Municipal de Conchalí. Muy temprano en la mañana, con agua heladísima, aprendimos a nadar y después (cuando ya salía el sol y calentaba un poquito) nos quedábamos a jugar un rato.

    Es de esos recuerdos nostálgicos que tengo porque íbamos solitos (sin adultos) y no quedaba tan cerca la piscina, entonces éramos como rebeldes, pasando por las casas, se nos unían más amigos y formábamos un lote grande cuando llegábamos a la piscina.

  3. Tenia casi cuatro cuando mi mami me inscribio en clases un verano , fue muy bueno ya que yo soy como pez…me encanta el agua y ella muy sabio se dio cuenta de esta caracteristica mia quiso prevenir cualquier cosa asi ellla despues mas tranquila se encontraba porque sabia nadar…

  4. tenía como 10 años cuando mi papá me llevaba a los campos deportivos de su trabajo para que no me aburriera, y me metí a lo mas hondo y como sabía flotar de años atrás empece a bracear y llegué a la orilla jejejeje! XD no fue nada traumático, mi papá cuando me vió quedó como plop jajajaja! q tiempos aquellos 🙁

  5. jaja qué plancha… aún no sé nadar!! mi mamá me metió a clases de natación cuando tenía como 8 años. Sucede que desde chica tuve problemas a un oído y por recomendación del otorrino debía usar esa típica gorra de goma bien horripilante cuando me metiera a la piscina y, por supuesto, me cargaba y me sentía fea así que no quise seguir yendo a clases. Podríamos decir que quedé con “trauma”.
    Sé flotar y puedo sumergirme y tratar de avanzar por debajo del agua, pero es súper frustrante cachar que con suerte avancé 3 metros mientras yo juraba que estaba al otro lado de la piscina. Lo otro que me resulta un poco es el nado a perrito… peooooooor!! jajajaja

    • En la U tuve clases de gimnasia hídrica y una de las pruebas finales era nadar “a lo perrito”, que según yo era de lo más fácil, pero nada!, según la profesora tenía cualquier técnica…que finalmente yo no pude dominar: las manos como paletas, las piernas como si fueras pedaleando en la bicicleta, el poto y la cabeza fuera del agua…en dos metros ya me estaba hundiendo. Así que mi super estilo personal es como el tuyo, me impulso por debajo del agua y con suerte avanzo 3 metros.

    • A mi también me resulta únicamente el estilo perrito. Pero debo tener una desconexión en mi cabeza, porque “nado así” solo en vacaciones…pasa el tiempo y parto de cero nuevamente, en vez de evolucionar, involuciono. Me desespero, sobretodo en el mar. Recuerdo un verano con un grupo de amigas nos subimos a un banano, en esa época no había tanta seguridad y los que manejaban la lancha no encontraron nada mejor que dar vueltas y vueltas cada vez más cerradas hasta que salimos disparadas. Tragué como dos litros de agua, estaba con salvavidas, pero estebamos tan asustadas que entre las 5 amigas abrazamos al tipo que estaba en el banano, con brazos y piernas. Al final estaba más desesperado él que nosotras, porque no lo dejabamos sacar la cabeza del agua y se estaba ahogando y cada vez que salía del agua nos trataba de tranquilizar…primera vez que abrazo a algún desconocido con tanta confianza…parecía garrapata….pobrecito.

  6. no sé si se puede llamar nadar a lo que hago, pero me defiendo y aleteo algo.

    aprendí en la piscina de mi casa que son de esas estructurales que uno tiene que darse la paja de armar todos los verano.

    luego comprobé que si “nadaba” cuando fui a un hotel en iquique y ahí había una piscina grande.

    pero en el mar no me atrevo nica a probar que tal nado….le tengo miedo.

    quiero hacer un curso de natación, uno de estos verano me daré el tiempo y lo haré.

  7. Mis papás estaban obsesionados con que aprendiera a nadar, me inscribieron varios veranos en cursos (en el club suizo, en una piscina en ñuñoa, otra en bilbao y en el parque araucano) y los fines de semana mi papá me hacía practicar con él. Me acuerdo que me angustiaba la presión, no creo que haya tenido más de 5 ó 6 años, sólo ahora entiendo la preocupación por que aprendiera y lo importante que es saber nadar.

  8. yo creo que aprendi mas menos decentemente (algo mejor a perrito) tipo 14 años, en una piscina (en el mar seria ideal, mas es mucho desafio pa mi).
    de ahi en adelante me defendí con lo basico, en la U tenian clases de natacion gratis en una piscina temperada, ahi mejore la tecnica pero el nado mariposa por mas meses que trate me resulto imposible y envio a quienes lo realizan bien.

    en el mar nado poco, y los que lo hacen y en el sur mas encima los envidio, o en rios que valor-

  9. Yo tampoco sé nadar. Claro, floto y me defiendo con el clásico estilo perrito. Cuando hice el curso, tipo 6 me imagino, el cloro de la piscina junto con el traje de baño me generaron una alergia tremenda. El pediatra me prohibió seguir yendo hasta que se me pasara. Nunca retomé….
    Me gustaría hacer un curso este año, siempre me he imaginado que nadar debe ser tremendamente relajante. ¿Alguien tiene el dato de algún curso?
    Saludos!

  10. Mi MAma es una excelente nadadora, y ella me enseño a no tenerle miedo al agua, y a nadar desde que era muyyyyyy pequeña, parecia pececito no me gustaba salirme del agua, fuera piscina, lago, laguna o playa, me fascina el mar =), aveces mis papas nos llevaban a ver los rompeolas en cartagena recuerdo, jajaja era enorme y que decir de las olas ajajaja

    Slds.

  11. Cuando tenia como 5 años, le temía al agua demasiado ni la cabeza podía meter, apenas los pies. Así q mis sabios padres, me metieron a mi primer curso de natación a los 7 años, donde me relaje y pude hacer n cosas antes impensadas.Obviamente, siempre como juego pq haciamos rondas y actividades para perder el miedo al agua.
    Despues de eso segui tomando cursos, hasta llegar al nivel avanzado a los 13 años..=)

  12. A los cuatro años yo me sentaba en la escalera de la piscina con flotador y alitas y para mi era suficiente. Pero un día mis papás me llevó de las manitos hasta la mitad de la piscina (yo chillando y aleteando y pataleando como si me llevaran al matadero) hasta que me dí cuenta que no pasaba nada!! Me quedé flotando como un patito! De ahí de a poco me enseñaron sin flotador, y de ahí sin alitas. Y nunca más me sacaron de la piscina. XD

  13. cuando tenia como 5 o 6 años, mi hermana más grande me enseñó a nadar, porque me tenía que estar cuidando, cada vez que nos daban permiso para ir a bañarnos a un río que estaba cerca, para ella era más facil que nadara sola a estar conmigo toda la tarde. ahora lo agradezco mucho!!

  14. Yo era tan chica que no tengo recuerdo, tengo una tía que vive en el litoral central y desde siempre vacaciones y feriado que hubiera nos ibamos para allá, y me llevaban a la playa y obvio, me metía al mar, mi familia me cuenta que yo guagua me escapaba al agua, que me hacian piscinitas en la orilla y nada, la niñita patia a las olas 😛

    De ahí algo recuerdo de entrar de la mano con familiares mas grandes a saltar las olas cuando venian, y algo recuerdo tambien de patalear tomada de las manos cuando queda como “piscinita” despues que pasa la ola, mas adelante (no tengo nocion de la edad asi que debo haber sido bien chica) me enseñaron a agacharme cuando venia la ola y que así no pegaba tan fuerte, y empiezo a tener nocion de la edad como a los 6 años, porque mi mamá me hacia dos cachos bien parados y de colores para poder verme entre la gente, porque a esa edad yo ya me metía a lo mas profundo, tengo tan claro el recuerdo de estar pataleando para mantenerme a flote, mecida por el movimiento de las olas, mirar hacia los lados y ver uno que otro hombre, y mirar hacia adelante y solamente ver las olas, mientras atras la muchedumbre de playa en pleno febrero desaparecia ante la inmensidad del mar… podía estar así horas, salía arrugada a comer un merengue o pan de huevo y a duras penas me mantenian fuera del agua un rato para que no me diera un calambre y volvia a perderme mar adentro… que nostalgia recordar esto, a los 14 deje de nadar porque me boto una ola y me rasguñe las rodillas y se veia feo, y como andaba en la edad de la coqueteria… uf! quede pa dentro recordando… creo que ire a nadar al mar… muchos años sin disfrutarlo teniendolo tan cerca…

  15. Mi papá me enseñó como a los 2 años, en la piscina armable que teníamos en la casa. Ya a los 6 mi actividad favorita en la playa era nadar hasta las boyas y volver muchas veces. Y después de años de ser como un pez, capear olas gigantes (que ahora veo en videos y en verdad eran muy grandes para mí) y pasar todo el día en el mar, ahora le tengo demasiado respeto, tengo que estar muy inspirada para meter la cabeza al agua, y me dan miedo las olas grandes =(.

  16. Nunca aprendí. En realidad algo sé, estilo perrito puedo pero no sé si podría si me caigo de un bote en medio del mar. No sé flotar. Siempre fui super cobarde, me daba miedo eso de que alguien te sujetara de la guata en el agua para aprender, sentía que me iban a soltar y gritoneaba hasta que me dejaban en paz. Sé nadar por debajo del agua estilo ranita o algo así 😀 En realidad nunca me interesó aprender a nadar. Lo mismo me pasó con la bici, nunca pedí bici para navidad por lo mismo nunca quise aprender (el miedo a caerme era más grande). Aprendí como a lo 15 😀

  17. Creo que fue como a los 5, mi mamá me enseñó en la piscina de mi abuela. Es un lindo recuerdo porque después nunca más se usó esa piscina.
    Unos dos años después le enseñé yo a mi hermana en el campo.
    Es verdad lo que dice Daniela Paz, lo mejor para nadar es el lago. Ahí podría estar mucho mucho rato nadando, en cambio en piscinas eso de ir ida y vuelta me aburre. En el mar me da un poco de nervios no topar y no saber qué hay bajo mis pies. Siempre me imagino que hay un pez gigante o una medusa.

  18. aprendi super chica, siempre fui buena para el agua, fanatica de las piscinas y la playa, me encantaba, pero como mejor aprendi fue en unos cursos de natacion de verano en los q me inscribia mi papa cuando tenia como 8 años 🙂

  19. Cuando tenía como 6 años, estábamos en Algarrobo y mi papá me subió a sus hombros y se metió al mar, cuando el agua le llegaba como al pecho el va y me suelta jaja y sobreviví. Supongo que lo hizo porque ahí es como una piscinita sin olas y porque el estaba al lado, el punto es que desde ahí perdi el miedo a lanzarme nomas al mar o a la piscina en lo mas profundo. Después en mi colegio y en el liceo tuve clases de natación desde séptimo a cuarto medio, así que bueno ahí aprendí a nadar con “técnica” y esas cosas, aunque sigo creyendo que uno en la playa y piscina aplica estilo libre nomás 😀 mientras puedan defenderse de las olas todo bien 🙂
    Saludos

  20. Cuando yo tenia 11, mi mamá nos inscribio a mi hermana y a mi en las clases de natacion de la Piscina de Maipu, fuimos como por 3 veranos seguidos, asi que pudimos avanzar de nivel y aprender bien, lo que nunca he podido hacer eso si es tirarme piqueros porque me da miedo.
    En el mar solo juego a esquivas las olas, pero le tengo mucho respeto asi que prefiero no nadar. Me encanta el agua…

  21. Nado desde siempre, literalmente, beneficios de haber nacido y vivido mi primera infancia en una ciudad caribeño (o tropical…) a cuadras de plasyas de agua tibia y olitas chicas, y donde cada conjunto de casas tenía su piscina.
    Ya en chile y pasando el primer shock del agua helada, sigo metiéndome donde sea que haya agua, nado hasta en Reñaca, donde está la mayoría vestida y taquillando.
    Creo que el agua es el único lugar o actividad para el que no tengo pretextos ni de tiempo, ni trancas fisicas, ni nada, es liberador absolutamente.

  22. mi abuelito me enseño .con toda la paciencia del mundo.me enseño primero a sumergirme despues a nadar todo esto en el mar .primero en punta tralca donde se forman como piscinas naturales .y despues en las cruzes donde la cosa era mas seria

    los mejores recuerdos de mi infancia son con mi abuelo con su traje de baño celeste una raja naranja . de la mano de mi prima y yo mientras venia una ola segun yo gigante .mi abuelo nos soltaba la mano y nos decia¡¡¡ que se hace niñitas ¡¡¡.mi prima arrancaba despavorita yo me hundia y salia normal .a mi prima se la llevava la ola y salia entera rasmillada de la playa jajaja

  23. Me enseñó a nadar mi papá, y como es lo máximo en mi vida, me encantó y soy demasiado agradecida por haberlo hecho <3.
    Siempre íbamos a una piscina de su trabajo y resulta que tengo dos hermanos más grandes, así que me sacaban pica desde la piscina de adultos cuando yo estaba en la de niños (tibia y enana, llena de pipí supongo). Un día mi papá se picó más que yo y me llevó a la parte más honda, al principio solo pataleaba pero con tiempo perfeccionamos el asunto. Desde ahí fui la más feliz, de hecho soy la única de sus hijos que hasta el día de hoy me meto al mar con él, busco las olas grandes para meterme debajo y paso horas ahí, cual padre-hijo .. solo que soy hija.
    Y ya más grande, cuando estuve haciendo una dieta media extrema, me metí a clases de natación. Me encanta el agua, ahora cambié el lugar de las clases, voy tres veces por semana de 9 a 10 de la noche y las que puedan hacerlo, de verdad lo recomiendo.
    Incluso mi amor por el agua ahora se propagó a amor por el profesor, jaja tenía que decirlo.

  24. Yo pensé que sabía nadar…

    Hace como 3 meses estaba en la piscina, y llega al carril de al lado un vejete de al menos 70 años, con mirada desafiante me dice una carrera ida y vuelta?, ya pu le dije, mientras pensaba pobre tata le voy a dar ventaja pa que no se sienta tan mal, se puso a hacer unas elongaciones raras, parecía que ya se desarmaba el abuelo, finalmente y aún sintiéndome humillado debo decir que me dió tremenda paliza, por más que me esforcé no lo alcancé, técnica perfecta el anciano, incluso pensé en hacerme el lesionado, pero había que reconocerlo, arrugado, vinagre, viejo y otros apelativos irreproducibles que se me ocurrieron en el momento, el hombre realmente sabía nadar…

  25. muy muy chica, quizas antes que aprender a caminar. MIs papas tienen una obsesion con el mar y la playa. Cuando aun tenia meses nos fuimos por 2 meses a acampar a una playa solitaria con sus amigos ahi no se aguantaron y me metieron al agua nomas para que aprendiera.
    Mas grande tipo 4 5 me metieron a clases para que aprendiera a nadar con tecnica piscinera que era lo mismo pero aprendi a darme la vueltita en la orilla.

    y gracias a ellos amo la playa, amo las olas, amo bucear y no puedo vivir lejos del querido mar

  26. Profe particular con mis primas. Éramos TAN pendejas (5-6 años) que lo único que hacíamos era reírnos de él por sus zungas y porque decíamos que era una sirena cuando nadaba bajo el agua… Obvio, se llamaba Ariel, no era culpa nuestra! jajajajajajja

  27. Aprendi a nadar a los 7 años, en los tipicos cursos de natación que hay en todas las piscinas en los veranos, desde ahi que es mi deporte favorito y nunca más lo deje, llevo 10 años nadando y a veces hasta compito 🙂

  28. Aprendí por imitación cuando era chica. Siempre me ha gustado mucho el agua (era de esas niñitas a quienes tenía que sacar el salvavidas porque la piscina iba a cerrar!), amo el mar y las piscinas, así que mi mamá nos metió a mi hermano y a mi a un curso de natación en el parque O’Higgins como a los 8 años. Ahí perfeccione la técnica básica que tenía, aunque el nado de espalda nunca me salio muy bien que digamos.
    Igual me gustaría tomar otro curso ahora, porque mis años de fumadora me quitaron lo esencial que se necesita para nadar: la capacidad de respirar bien.
    Por eso NO FUMEN!

    Saludos!

  29. Nunca pude aprender, estuve en campamentos de verano y ahí me hacían clases. Logré nadar por debajo del agua, que pensándolo bien no sé si sirva de algo en caso de emergencia.
    Lo más triste de todo es que me encanta estar en el agua y como no soy mucho de ir a la playa, prefiero los lagos y ríos, lo único que puedo hacer es sentarme en la orilla y dejar que el agua me tape o meterme y quedarme ahí parada disfrutando del agüita.

  30. Mi mamá toda la vida le ha tenido terror al agua porque cuando chicaestuvo a punto de ahogarse, onda tragó mucha agua y quedó inconciente. Entonces pa ella era prioridad q sus hijos supieramos nadar desde chiquititos para q no nos pasara lo mismo, asiq como a los 6 o 7 años me metió al club de natación, donde aprendí con técnica q es super importante y estuve ahí cada verano hasta los 16 años.
    nadar es el mejor deporte de la vida, además de ser el más util.

  31. hace poco trate de nadar de nuevo y si bien recuerdo la tecnica, mis malditos pulmones me traicionan…fumar es harto malo y me pasaba la cuenta en cada brazada y me desespraba…

    en fin..yo aprendi a nadar re chica, en una piscina municipal en sta cruz y despues segui en cursos durante todo el año pq me gustaba mucho nadar y mi vieja me dio ese gusto cuando volvimos a viña. A los 13 iba a empezar a ir a campeonatos, pero se acabo la plata…por ende los cursos y nunca mas me meti al agua…hasta ahora, que tengo 24…..

    asi que, weno, era natural que me pasara lo de la mala respiracion, despues de 11 años sin meterme a nadar (y nada, ni a bañarme, nada de nada) lo mas natural era que me oxidara

  32. mmm aprendí tomando clases, la típica.

    Lo que sí, cuando tenga hijos, quiero llevarlos a que aprendan DESDE BEBÉS, onda con meses de visa, les enseñan hasta aguantar la respiración abajo del agua :S, y a flotar (que se den vuelta ellos mismos y queden de guata hacia arriba) quedan secos!!! lo he visto en la tele y encuentro que es bakan para evitar accidentes, definitivamente lo haré

    besos

  33. Como a los 5 años mis papás arrendaron una casa que tenía una piscina chica y altiro me enseñaron. Igual a mí me gustaba y jugaba horas a saltar desde el 2º escalón hacia al frente (debe haber sido con suerte 1 metro). Recuerdo perfecto cuando la 1º vez que nadé sola sola, mi papá me tenía afirmada de la guata y me soltó…. ni me asusté, estaba tan feliz de poder hacerlo sola!
    Ya más grande siguió mi fascinación por el agua y en el colegio me inscribí por dos años en natación, íbamos a algún club de la comuna. Ahí aprendí ya más técnica.
    Ahora a mi hija de un año y medio la he metido a piscinas con alitas para que no le tenga susto al agua y ella es feliz…. espero más adelante ser yo la quien le enseñe a nadar.
    Me dio mucha nostalgia el post, me acuerdo de todos los veranos en esa casa con piscina en que todos mis prim@s y vecin@s iban a bañarse… ni cabíamos, pero no importaba….

  34. yo puedo flotar pero no avanzo cuando intento nadar, nada mas a medias que esto!! jajaja me gustaria hacer un curso porq me encanta el agua

  35. en un viaje de vacaciones con mis papas y abuelos a la serena en una playa super piola, no recuerdo su nombre, aprendí a nadar tenia 9 años y después de eso me “perfeccione” en los paseos a la piscina, no soy una gran nadadora pero me defiendo.

  36. Cuando era muy chica me defendía al estilo perrito, pero más que nada daba jugo en el mar, pasaba las olas grandes por debajo, o me dejaba llevar. Las olas en el litoral central son bien altas, asi que ahi nunca me interesé mucho en nada dignamente porque sólo unos valientes pueden con ese oleaje.
    Pero después, ya viejota, de más de 22 años, empecé a nadar en lagos y en playas más quietas, como las de coquimbo, que tienen olas piola. Ahi me di cuenta que la cosa es querer nomás y me lancé a la vida sin mayor instrucción, improvisando, y piolamente llego a las boyas y más allá. Nado con calma sí, si tampoco soy Ian Thorpe en el nado,pero em defiendo harto. Lo que me extraña es que a esas alturas donde ando ya casi no hay mujeres, creo que deberían atreverse más, nadar en el mar implica también un poco de control y confianza en uno mismo.

  37. Situación número uno: 4 años, clases de natación, le dicen a mi mamá : “Señora, le devolvemos la plata, pero por favor no la traiga más” (Resulta que yo era porfiada y decía “mi papá me enseña”
    Usé alitas y flotadores toda mi infancia.

    A los 14 un traumatólogo me mandó a natación para fortalecer los músculos de mi espalda, y ahí aprendí a nadar, en la piscina más asquerosa del mundo; flotaban los parches curitas y los pelos y algodones y cosas varias”. Más encima, como no sabía nadar, estaba con el grupo de los niños chicos. Al menos aprendí, pero con las emanaciones de cloro de las piscinas, apenas puedo nadar porque me pican los ojos (me da lata andar con lentes) y me ahogo, y me canso así que me meto y voy al fondo de la piscina, luego de vuelta y ya está.

  38. Seguramente fue en alguna piscina cuando tenia unas 7 u 8 primaveras. Fue mi hermanala que me enseño (aaw!). Más detalles sobre eso, no recuerdo.

    Aprovecho el espacio para mandar un recado: Tavo! si estás leyendo esto, invítanos a tu piscina!

    Saludos chiquillas!

  39. Yo tampoco sé nadar…….hay fotos probando que mi papá siempre quiso enseñarme a flotar de espalda siendo una tierna perjenia….pero no puedo, no me sale……. 🙁

  40. Mi historia es una anécdota familiarss, (aprendí a nadar desde muy chica =) ), resulta que estábamos en papudo con mi familia y también andaba la tía más pastel de las pasteles =D, la protagonista de la historia xD. El día del eventors la playa estaba l l e n a hasta decir basta y yo andaba justo con mi tía pastel, estábamos jugando a la orilla de la marsh cuando vino una ola enorrrme, yo traté de afirmarme de una roca y de mi tía que me tenía agarrada de una mano, el cuento es que lo que no caché fue que mi tía tenía su otra mano en las bermudas de un tipo y cuando vino la ola….paf, ya saben qué pasó!….sí, el wn terminó con todo abajo, rojo como tomate y mi tía descarada con SU mano aún agarrando las bermudas del susodicho. Como a la semana después salieron juntos…

    Moraleja: si querís pololo agárrale las bermudas xD

    Saludos =D
    PD: el mejor blog evaaa

  41. Creo que no sé nadar, solo lo hago por instinto xD aunque recuerdo una vez, cuando tenia como 6 años, mi mamá nos llevó a mi y a mis dos hermanos grandes a clases de natación a la piscina de Maipú y me acuerdo que NOS TIRARON a la piscina, pero no recuerdo haberle tenido miedo al agua. AMO EL AGUA!

    • En la piscina de Maipú en “mis tiempos” (hace como 22 años) la parte más profunda tenía 5 metros (ahora parece que es menos) y te TIRABAN agarrado de un coligüe o de una soga, de igual forma era bkn llegar a la parte donde te tiraban y no andar como niñitos agarrados del borde la piscina.

  42. a mi un tio me enseño a flotar y mirando a los demas aprendi a nadar por encima del agua y por abajo tambien claro que lo que nunca he podido es abrir los ojos abajo de la picina asique cuando nado por abajo termino siempre chocando con alguien je je je me resulta mas facil nadar con la cabeza afuera y brazos estirados claro que no soy una experta se hace lo que se puede

    cuando tenia como 14 años me encantaba cuando benia una ola meterme bajo de ella pero ahora me da mucho susto, porque uno con el tiempo va perdiendo la valentia??? aveces pienso y no se como hacia eso je je je

    ayer vi una guaguita en la tele de un año que nadaba favuloso la vieron??

  43. mi polola sabía nadar y yo no,
    íbamos al lago y se iba lejos y yo en la orilla, como gil,
    me metí a un curso en una piscina y ahora recorremos el lago.
    fin

  44. Siempre fui miedosa de chica. Recién me atreví a andar en bici sin rueditas a los 9 años y ni hablar de nadar. Era un suplicio ir a las clases de natación. Mis papás perdían la plata con eso, porque ni me atrevía a zambullirme. Hasta que me sentí en la obligación de nadar o morir, al ver a mi mejor amiga de 10 años (yo de 13), tirarse piqueros y todo eso. Fue humillante para mí, así que le pedí que me enseñara. De ahí en adelante, con los chicos de la villa, aprendí a tirarme bombas, plátanos, piqueros, hacer la posición invertida, etc. Después me atreví a nadar en el mar. Con mi viejo nos íbamos hasta las boyas y luego de vuelta hacíamos carreras.

    Excelentes tiempos aquellos. Gracias por los recuerdos!

  45. Yo aprendí a la mala. Mi padre me llevaba en su espalda hacia lo más hondo, en Pelluhue (que es una playa de grandes olas y que en realidad no es muy apta para bañarse) y cuando estábamos en una zona intermedia, no tan hondo, pero antes de que rompiera la ola, me dejaba ahí y me decía: ya, yo me voy a nadar, ahí te ves!!!! Así que después de varias arrastradas de olas, desorientaciones y kilos de arena en mi trajebaño, aprendí a nadar.
    Después de ese maltrato infantil, nadar en una piscina parecía cosa de niños jajajaja

  46. mi historia es trizte pero tiene final feliz..
    a los 5 años nos llevaron en el colegio a una prueba para calses de ballet, y yo moria por bailar! y parecer cisne… pero en medio de la practica la señora que dictaba la clase se me acerca y me dice super insicologicamente: Dominique usted no sirve para el ballet sus pies parecen gualetas! y esos movimientos… me rechazaron rotundamente… y me senti mal, pena, entonces como andaba trizte andaba enconvada y mi mama se preocupo de mi postura y como si fuera lo peor del mundo me llevo al pediatra… la pediatra le dijo: tiene escoliosis, pero no es grave con deporte se soluciona… y yo pensando pucha no puedo bailar y tengo gualetas en vez de pies…
    y asi a mi madre le recomendaron la natacion… llegue a los 5 años a una piscina,con 0 ganas de moverme porque estaba obligada, y parece que la profe perdio la paciencia y me empujo al agua. sin alitas. otra super sicologica tambien…
    pero bueno aprendi a nadar, tuve que cambiar de entrenador, entrene hasta los 22 años en la academia metropolitana de natacion donde nadaba la kistel y su madre silvia era entrenadora, fui nadador de alto rendimiento y seleccionado nacional… aprendi mucho mas que solo a nadar. y todo porque me dijeron que tenia pies de gualetas…

    • en todo caso, no me arrepiento de haberme topado con una señora de ballet muy desubicada y con una primera entrenadora poco sicologica o bruta…
      creo que lo mejor que he hecho en mi vida fue aprender a nadar y desonectarme de todo cuando me gritaba la gente en competencias… o cancones en la cabeza mientras entrenabas, los compañeros, los diferentes estilos… yo amo nadar espalda, mi prueba preferida eran los 100 y 200 metros espalda.. super buenos recuerdos de esa epoca.
      hasta hoy nado, poco pero nado, para no perder el estilo que segun algunos jueces de natacion mi nado de espalda era bellicimo la forma de cortar el agua, de avanzar, una vez una jueza que se llamaba mirna me dijo: tu nadas espalda tan elegante, eres como un cisne… ven, alfinal fui un cisne y lo soy, no de tutu, sino de naricera y traje de baño y horas y horas de entrenamiento, pero feliz.
      el nadar hace bien

  47. yo aprendí en el paseo de curso de segundo año básico y aprendí bastante suicidamente xD. Fuimos a un lugar con piscina y mis dos mejores amigas sabían nadar y se iban a lo hondo, yo no sabía y me quedaba sola en lo bajo…y lo peor es que como soy baja me ahogaba hasta en lo bajo ¬¬, mis amigas lo pasaban chancho y yo miraba de lejos…hasta que me aburrí, me fui a la parte más honda y me tiré con toda la determinación del mundo…y salí nadando así como pecho (pero no taaan pecho pk igual me hundía…el caso es que podía moverme y salir a respirar)
    Realmente no se en que estaba pensando (o sea sí…quería estar con mis amigas jajaja) no creo que volviese a ser tan temeraria en ningún aspecto 😛

Dejar una respuesta