Teatro: “La amante fascista”, el regreso de Paulina Urrutia

227


por Javiera

Hace poco me invitaron a ver “La amante fascista”, escrita por Alejandro Moreno y dirigida por Víctor Carrasco. Iris Rojas es el personaje protagónico, una mujer de 32 años que vive en una ciudad nortina y que espera la llegada de su amante, el Señor Espina, un destacado militar. Ambos aprovechan que el marido de Iris está en Panamá para reencontrarse.

Toda la obra se centra en la espera de la mujer, los preparativos, los nervios, lo que piensa acerca de él, de ella, de su marido, de la villa donde vive. La verdad es que fui a ver esta obra sin saber nada, ni dónde era, ni de qué se trataba, ni quiénes componían el elenco aparte de Paulina Urrutia. Y me llevé una grata sorpresa.

El lugar donde dan la obra es en RKO: Teatro de la Palabra. Ex La Feria, recién remodelado (cuando fui aún había olor a pintura). El único detalle es que se escuchan los ruidos de la calle. Pero todo puede pasarse por alto porque la actuación de Paulina Urrutia es impresionante. Primero porque prácticamente actúa sola, todas las palabras de la obra salen de su boca, es un monólogo delirante y muy bien escrito de una hora y media de duración.

Es el retorno de la actriz a las tablas después de ser ministra y vaya retorno. Ella sola sostiene la obra, se mueve en el escenario como si siempre hubiera estado ahí, de repente es narrador y de repente personaje y en varias ocasiones me dejó con la boca abierta porque yo sí, ignorante, no sabía que eran tan buena actriz.

La dan hasta el 28 de noviembre en Crucero Exéter 0250, Bellavista y cuesta $2.000. Jueves, viernes y sábado a las 20.30, domingo a las 19.30 horas.

9 COMENTARIOS

  1. Que ridiculo y odioso el nombre de la obra.
    Parece que para ser ministra de la Bachelet habia que quedarse anclada en las odiosidades de la Guerra Fria, en la que la propia Gorda estaba pensando en su retrograda mentalidad.

  2. Listo, hay panorama para este finde! había escuchado de la obra, pero la pase por alto, porque ando corta de dinero y porque son muy mañosa con el teatro, pero con tu reseña me entreron ganas de verla, a ver si mi polo se entusiasma.
    Y la ridicula, odiosa y gorda de arriba es un desagrado.

    • ¿Discriminando a las gordas?
      ¿Y sin saber siquiera cómo es la que opinò antes, o acaso la conoces?
      Vale, intolerante de mierda.

  3. Interesante el cambio de vida de la Urrutia: acostumbrada a ganarse la vida, en los ultimos 4 años, como operadora politica con sobresueldos incluidos, ahora debe trabajar como todo chileno honesto. ¿Le habra costado mucho el cambio?

    • Angela, Paulina Urrutia siempre trabajó en el Teatro. El cambio, para ella, fue en realidad ser Ministra. De manera que ella sólo vuemve a lo suyo, de lo que nos congratulamos, por su enorme talento.

Dejar una respuesta