Regalos con ticket de cambio

232

image
por Adela H.

Para mí el ticket de cambio es uno de los mejores inventos del último tiempo. Algo tan simple nos permite ahorrarnos tantas latas al momento de hacer un regalo y ver la cara de decepción de nuestro interlocutor o nuestro propio desencanto al abrir un paquete con algo lindo, pero que al probárnoslo no hay caso que nos quede bien. Tengo la sensación de que antes de que existiera, muchas veces nos quedábamos callados por no armar atados de andar pidiendo la boleta y complicando así al resto.

Por lo mismo jamás me ofendo si alguien cambia un regalo que yo he hecho. La mayor parte de las veces me esmero harto para que esto no pase, pero si a pesar del esfuerzo no le achunto, qué mejor que el festejado pueda escoger algo que lo haga más feliz.

Y cuando la regalada soy yo, no tengo problemas en contar que cambié un regalo. Claro, la mayor parte de las veces lo atribuyo a que si es ropa no me quedó bien y si es otra cosa a qué ya tenía algo parecido, lo que el 99% de las veces es verdad.

Tengo la idea de que la persona que compró el regalo tiene interés en saber si verdad te gustó, te va a servir o te queda bien lo que escogió para ti y como además en mi cara se nota al tiro si estoy contenta o no, sería muy tonto tratar de ocultarlo.

Foto: ConchitaQ

17 COMENTARIOS

  1. Estoy de acuerdo con la idea, prefiero que cambien (o cambiar) un regalo antes de tenerlo guardado sin darle uso por que no gustó. El problema es que mi pareja no piensa igual, y ya hemos tenido varios problemas por eso. Me regala cosas que no son de mi talla y se enoja si le pido el ticket de cambio y tampoco él quiere ir a cambiarlos. Una vez me regalo zapatos y no habían de mi número, cambié el regalo por otra cosa y todavía hoy me lo saca en cara y eso que ocurrió hace 5 años atrás.
    Lo mismo con un regalo que él me pidió y no le gusta, está guardado en el closet, lo usó una vez y le di la opción de cambiarlo, pero no quiso. Y después dicen que las mujeres somos las complicadas.

    • A mi pololo tampoco le gusta!!! Si le regalo algo que le queda chico hasta prefiere pasarselo a su hermano menor (yo lo encuentro peor) y siempre me reta cuando cambio regalos que me hacen mis amigas…
      Yo encuentro más inteligente cambiar las cosas por algo que vas a usar que dejarlas guardadas para siempre..de hecho lo encuentro feo!

  2. Los amo. Tengo una ex amoiga tan, tan, tan, pero tan cerrada que dice que los regalos no se cambian, que gracias a eso, se quedó una navidad llena de pijamas. Su familia no fue capaz de coordinar que regalarle para que no se repitiera y ella no pudo ser tan un poco open mind!
    En mi caso, trato de no decir que lo cambié, a menos que sea por tema de tallas, ya que la gente se esmera en comprarte algo y elegirlo, sino en estos tiempo, sólo regalarían gift card y ya

  3. Para mi la mejor opción son las gift card!!! y aun más esas del Parque Arauco, que puedes comprar en cualquier tienda de ahí… 😀

    • Ay! A mi me encanta el ticket de cambio pero no así las gift cards… Creo que le quitan la magia al regalo para los dos lados, para quien lo recibe y para quien lo da.
      Tal vez sea un poco egoísta, pero me ENCANTA elegir los regalos.

      • Si, es cierto, tiene dos puntos re válidos esto de la gift card….. 1º que le quita en el fondo el sentimiento de compromiso, le quita lo personal que es el regalo… o sea el tiempo q invertiste tanto pensando qué regalarás… como comprándolo y luego envolviéndolo (me cargan los sobres d regalos de las tiendas!)…. PERO al utilizar las gift card…. el 2º punto al cual se puede aludir es que nadie más que el regalado sabe lo que quiere, lo que necesita, lo que siempre ha querido y de qué color o marca o tipo lo quiere…. entonces…. es lindo tbn poder darle algo que el disfrutará más que si le regalas algo que no le guste realmente o que no le quede bien y lo tenga q ir a cambiar… es una pérdida de tiempo para ambos!…. porque siempre hay q hacer mil trámites burocráticos para tener que cambiar una prenda, sea cual sea…que “baje al subterráneo, consiga el permiso de cambio, luego vaya al tercero que le timbran la boletita y luego puede ir a cambiar…”… nooo, fome… para mi por lo menos =)

  4. las gift card no me gustan .. es como no se me ocurrió que darte ahí tienes 10 lucas…

    pero si el regalo con ticket de cambio, por si falla la talla o te regalan algo repetido es lo mejor

  5. No me gustan las gift card porque me da la idea de que el que la da no se dio el trabajo de pensar en un regalo (aunque no sea así)… La única persona que acepto que me dé una gift card es la mamá porque nunca-nunca le achunta a lo que me gusta y generalmente me regala cosas compradas en tiendas x que no cuentan con ticket de cambio o simplemente no aceptan cambios. Para todos los demás el ticket de cambio es lo mejor.

  6. Yo creo que igual son un super buen invento, osea yo siempre me preocupo de regalar buenas cosas, en ropa y siempre el ticket de cambio. Pero aún así como que con eso se da que uno compra cualquier cosa para que después el otro lo pueda cambiar por algo que de verdad le guste. Es por eso que son contadas las veces que regalo ropa, siempre trato de hacerlo más personal, un esfuerzo de buscar un buen regalo.

  7. Yo creo que el regalo implica un cariño y compromiso con la otra persona, y megusta dedicarme a escoger algo bonito que yo creo que le gustará a quien lo reciba, así también prefiero tener un regalo elegido por la persona. Ahora bien, el ticket de cambio me parece genial igual, porque nunca se sabe cuando algo no quedará bien y como dicen, es mejor que tenerlo guardado.. pero si el hecho es sólo por hacer un regalo, creo que sería fome envolver cualquier cosa con un ticket. o una gift card, porque es como verle el sentido utilitario solamente.. si una persona cercana, como no va a poder escogerte algo bonito, por último algo significativo, no sé…

  8. A mi tampoco me gustan las gift card…me parece que al hacer un regalo uno debiera pensar en la persona que recibirá el regalo, por lo mismo me esmero mucho en hacer el regalo y espero que no lo cambien, pero igual no me pico tanto, porque yo soy de las que siempre termina cambiando los regalos…jajaja es que a veces me siento tan incomprendida “cómo me pueden regalar esto?!” es como si a aveces mi familia o mis amigos no me conocieran…
    tampoco me gustan las listas de regalos. Es cierto que una prefiere casi decirle a la gente qué es lo que te gustaría, pero no tan explícitamente como en una lista de regalos…lo encuentro fome, parte del cariño que te transmiten es que piensen en ti para comprarte algo…

  9. Estoy a favor tanto de los tickets de cambio como de las gift cards… siempre me pasa en navidad que una tia siempre me regala ropa muy linda, pero en otra talla asi que el ticket de cambio en ese caso es la mejor opcion.

    Las gift card son utiles cuando no conoces muy bien a quien le regalas algo, por ejemplo a veces uno no conoce los gustos especificos de cada integrante de la familia y en ese caso me parece mejor utilizar una de esas tarjetas. Ahora… seria na que ver regalalarle una gift card a tu mejor amiga… hay casos y casos.

  10. Los ticket de cambios están piolas, pero eso de las gift card es como frío…. Demasiado pragmática, porque la gracia de un regalo es saber que la persona pensó en ti y se esmeró en buscarte algo lindo… es igual a cuando te regalan lucas y te dicen “para que vayas a comprarte lo que quieras” ¡fome!

  11. Entre que te regalen gift card y que te regalen plata, mejor regalar plata porque la puedes juntar con otra platita y comprarte algo para lo que no te alcanza, o ir a Patronato y salir con harta ropa etc.

  12. Encuentro que los ticket de cambio son comodos para el egalado que quiere cambiar su regalo, pero inservibles para ocultar el precio del regalo, que se supone es el fin, para que la persona no vea la boleta y no sepa el precio.
    Concuerdo con lo de preferir cambiar o que cambien un regalo en vez de que lo dejen guardado y no lo usen porque no les gusta o no les queda.

  13. A mi me incomoda harto el tema del ticket de cambio… es como si te regalaran plata y eso no me gusta nada. Al menos es algo que yo no haría.
    Cuando yo hago un regalo, da lo mismo que sea de luca o de 50 lucas me gusta pensar en la persona que lo va a recibir, me gusta entregar algo que quiero que la otra persona tenga, me entienden? Me esmero harto en buescar el regalo preciso y me ofende un poco que la otra parte lo quiera cambiar.
    Por eso, siendo consecuente, jamás cambio un regalo. Nunca. Si tengo que cambiar una polera porque me quedó chica ok, cambio la talla, pero pescar la polera y transformarla en un hervidor pa la cocina es transformar los regalos en plata y eso lo encuentro re feo.
    Es como los regalos de matrimonio, da lo mismo que busques algo para que tu amiga-hermana-loquesea tenga en su casa nueva, si finalmente todo se transforma en plata. Creo que pa eso mejor los novios deberían abrir una cuenta donde depositarles efectivo (que sé de casos que ya lo han hecho), es mas honesto. A mi mejor amiga le regalé unas lindas copas de cristal, preciosas, que jamás llegaron a su casa. A mi próxima amiga que se va a casar y que lo primero que hizo fue darme su codigo de novios de no se donde, le pregunté si va a reducir mi regalo a plata y me contestó que lo mas probable es que sí. Y le respondí que ok, que entonces le compraré de regalo 7 hervidores de agua…

  14. No me gusta la idea de comprar predispuesta a “total si no le gusta lo cambia”, para eso le paso directamente la plata y listo ¿o no?. A mi de los regalos me gusta como dice el principito “lo hace importante a tu rosa es el tiempo invertido en ella”; porque, puede ser que a uno le quede chico o que no le guste tanto pero al abrir un regalo uno sabe inmediatamente si hubo intencion o si fue solo por compromiso, es distinto que me regalen una polera de 2 lucas de todo mi estilo pero una talla distinta talla a la mia a una polera de 20 lucas que todo el mundo sepa que yo jamas me la pondria pero con ticket de cambio porque es obvio que no me va a gustar y lo que importaba era gastar un monto promedio en mí. Finalmente, si me queda chico lo guardo un tiempo y después yo misma lo regalo o se lo doy a mi hermana chica que es mas flaca que yo, lo mismo que los regalos con lista de novio en tiendas…demasiado foooome!!! la ultima vez que fui a un matrimonio regalé una pintura (pregutnando antes que le gustaba, la idea tampoco era que la pusiera en el cuarto de los cachureos) solo para estar segura que mi regalo no seria cambiado y que jamas seria visto

Dejar una respuesta