Project Runway Latino: resumen capítulo 9

109


por José Miguel Villouta*

Tengo un nuevo programa favorito de FTV. No es Iconoclazzzztas y no es esa rotería de ADN donde hacen una biografía de Tonka entrevistándola adelante de una cortina horrible de logos de Canal 13 y con imágenes que parecen sacadas de Youtube.

Es The Agency, un reality show de media hora que muestra como se mueven las mesas de contacto de la agencia de modelos Whillemina. Déjenme decirles bitches que es lo mejor que he visto. Uno de los personajes, Becky, trabaja todo el día furiosa y lo que menos le grita a las modelos es que no las van a contratar porque tienen mala piel. Y el peso… el peso es lo de menos porque por último los kilos se pueden bajar, pero a pesar de eso es finalmente todo sobre el peso.

The Agency es el esquelético patio trasero de una industria que siempre me ha parecido un poco idiota: empresas quieren contratar gente perfecta para vender sus productos y gente que es perfecta quiere ganar dinero caminando o sonriendo. En ese contexto se levanta a trabajar Becky quien -con una resaca del infierno- les deja en claro a todos que acá “lo que se vende es carne”.

Es curiosamente la honestidad brutal de esta mujer de 1.60 mts lo que hace que uno diga “Ok, tiene toda la razón, el modelaje es digno”.

Además que Becky tiene que tratar con cada idiota. Más que mal, los que nacieron perfectos no han tenido la necesidad de desarrollar la inteligencia para poder aparearse. No tanto como el resto de nosotros por lo menos. Es una cuestión netamente darwinista así es que no me discutan.

No se la pierdan porque son sólo 7 capítulos.

Vamos con Project Runway Latin América. El equivalente televisivo a la presidencia de Bush. Uno se pregunta ¿Se va a acabar pronto? y la respuesta es ¡NO! Vamos recién en la mitad.

Es raro este programa porque la verdad es que tener que arrastrarme a la cama a verlo es algo que me cuesta cada día más, es como ir al gimnasio. Pero cuando lo prendo y veo a los personajes como Chanty, Potri y Mierdi me doy cuenta que les he tomado cariño.

Ahora, la depresión en este show sigue reinando: el capítulo arranca NUEVAMENTE con todos despertándose y despotricando contra Mauro. ¿Por qué no se lo culean de una? Disculpen la expresión pero es lo que pienso.

Ahora hasta Potrillín está furiosín. Por un lado aparece diciendo a la cámara que “No me genera mucho”, pero luego en el departamento está dale que dale diciendo que “no puede ser que no sepa hacer un molde ¡loco! ¿Y si llega a la final que va a hacer?, ¿Quien le va hacer la colección, la modelista?”.

Este reality ya es como el día de la Marmota. Ese es el problema. Son todos los capítulos iguales: despertarse puteando contra Mauro para luego ver a RBK apareciendo vestida de negro a Gazú estorbando y así.

Por lo menos en este capítulo podemos ver la elección de las modelos y como H&M ganó el desafío anterior, puede elegir primero.

Considerando que tuvo ese problema con el “pedazo de carne” que le llegó tarde, decide cambiarla, pero no lo dice en mala, sino que usa el término “me la juego” por la rubia con el tatuaje a lo metanfetamina.

Pero acá viene algo muy raro. Nos enteramos que H&M le ha dicho a Mr. Roper que va a cambiar a su modelo, por lo que le gustaría que él se quede con ella, a lo que Mr. Roper accede “en un ánimo de compañerismo”.

¿Por qué querría uno dejar en buenas manos a UNA MODELO con la que ya se quiere trabajar más? ¿Y por qué aceptaría yo aguachar a una mina que llega tarde?

Si H&M me pidiera que me hiciera cargo de la modelo que ella va a desechar yo lo encontraría sospechoso. Pero Mr. Roper dice en buena onda que le da lo mismo “Porque yo de coser, le coso a cualquiera”.

Hasta ahí llega el drama en la elección de esclavas porque todo el resto de los diseñadores eligen a la misma continuando así con el Día de la Marmota Latin América.

Luego RBK les dice que “para lograr el siguiente desafío, deberán conocer muy bien el poder transformador de la moda”.

Mmmm. Que misterio. ¿A que poder se referirá? Yo cuando era pendejo me leía los libros de María Gripe, que era como la Stephanie Meyer de la época, y uno de ellos se llamaba “El Abrigo Verde”. Era sobre una cabra chica muy piola que se compraba un abrigo verde y comenzaba a creerse la raja y se transformaba en una concha de su madre gracias al poder transformador de la moda.

RBK les dice que para este desafío “los acompañará una celebridad, que es una gran actriz pero además es una de las mujeres más hermosas de Argentina”.

Es Florencia Raggi quien además de parecerse a Andie McDowel es la cara de Olay, uno de los auspiciadores del programa. El día de la Marmota nos indica entonces que ¡Es tiempo de hacer un creativo product placement!

Florencia en toda una onda así promotora indigna de guión memorizado dice que “son siete los diseñadores que van quedando y ¡son siete los beneficios de la piel que tiene Olay!”.

“Siete beneficios en uno sólo producto”.

Nuestros diseñadores deberán hacer lo mismo… pero con una prenda multifuncional “que le ofrezca a la mujer que la use al menos tres posibilidades de uso. Es decir, tiene que tener tres transformaciones” dice clarito Andy McDoodle.

Enfocan al team de diseñadores/deprimidos que a duras penas el capítulo pasado pudo descoser un par de jeans. Todos están con la siguiente cara: abran la boca lo que más puedan, ahora levanten las cejas lo que más puedan y ahora aprieten el esfínter del culo. Ya, esa es la cara que tienen todos.

Ocaranza claramente no ha logrado conectar sus ideas en la cabeza porque mientras está dibujando dice “No necesariamente tienen que ser tres transformaciones, ¿tienen que ser tres looks no?” (Leer dos párrafos más arriba).

Mango de SNL se hace el tonto, pero no lo es. Un poco molesto señala a la cámara “Yo prefiero que alguien me compre tres cosas a que me compre una que van a ser tres, ¿no?”.

Tiene un punto. Pero esto es Project Runway no El Aprendiz con Donald Trump.

La verdad es que en este desafío, estos pobres no saben que hacer. Cata dice que está en problemas; Potrillín dice que no tiene la más puta idea y Mauro está muy nervioso, porque no sabe para “dónde va a tirar”.

No sé. A veces pienso que este programa debería haber sido transmitido por Utilísima donde la onda será menos diseñador y más modista, pero en 30 minutos y con los mismos materiales son capaces de hacerte un traje dos piezas, un biombo separa ambientes con efecto esponjeado y una torta bizcocho manjar espolvoreada con coco.

Se van todos a Mood a comprar las telas y podemos ver como Chantie ya ha logrado mear en todos los géneros porque nos muestran a Mauro muy asustado mostrándole una tela y diciéndole “¿Ésta tú no la llevas, verdad?”.

Quiero detenerme en Potrillín a quién bauticé como Flying Squirrel por sus trajes de ardilla voladora. Es un misterio este chico. Primero aparece con un estilo en la onda My Lil’ Notorious B.I.G, pero ahora anda con un abrigo de marinero color celeste patito. ¡Se ve tan lindo! Sólo le falta una mochilita Disney y una bolsita de delantal para llevar su colación.

Es el poder transformador de la moda.

En este capitulo no hay tiempo para imaginar a “la mujer” ya que los diseñadores tienen que imaginar que chucha van a hacer.

Roper dice que va a hacer una “chaqueta que es pantalón y que se convierte en bolso”.

Xantal dice que va hacer “un pantalón que se convertirá en falda, los bolsillos del pantalón se convertirán en mangas y una capucha se convertirá en cartera”.

Mauro dice que quiere hacer vestidos en que “las formas cambien su recorrido en el cuerpo, haciendo vestidos completamente diferentes sobre uno solo”. Es decir, la mula. Es decir, lo que HACIAMOS cuando con un pedazo de género INVENTABAMOS miles de vestidos sobre una Barbie.

Llega Gaconchazú.

Ocaranza está haciendo un abriguito rosado que va a estar sujeto por medio de velcro “y si tú jalas queda la falda independiente”. G le dice quiere algo más complejo y agrega una de sus frases WTF: “Es moda no escenografía” y se aleja probablemente muy contento con lo que acaba de decir y con el hecho de que TODA LATINOAMERICA LO ODIA.

Además no dice Max Factor sino que Mac Factor.

Luego G va donde Potrillín que está muy complicado por lo que no tiene nada que mostrar. Gazú le dice en su tono ARTV “Me imagino cuantas palabras serán necesarias para describir algo que aún no existe” y se pone a retarlo en vez de ayudarlo con las ideas que tiene.

Es tan aburrido que me comienzo a fijar que es incluso más bajo que Potrillín. Y aquí tenemos dos cosas: o Gazú es de la altura de Mini-Me o Potrillín no es nada de bajo por lo que tendríamos que comenzar a llamarlo Big Potrillín. “El lenguaje oral no es el de los diseñadores” agrega.

Cuando llega donde Chantal/Chirquinquina está le dice en su acento más centroamericano que está “haciendo un chiripa”. Next.

Luego va donde Mr. Roper que es el único que tiene más o menos claro la pieza que está haciendo. Y Gazú simplemente se para frente a su maniquí y lo aplaude. Nada de refuerzo positivo. Nada.

Mauro está haciendo el mismo vestido de siempre. Le dice a G que quiso “Que la transformación fuera en torno a volúmenes y formas”. Y Gazú le dice: “Ósea que vos elegís el camino más fácil”.

Cuando va donde H&M esta le muestra su vestido, el que ella describe como… y esto me encantó… largo, negro y “mortición”.

Nunca había escuchado esa palabra, pero creo que a todos nos ha quedado claro como es el vestido. Es mi nuevo neologismo favorito y espero que la vida me de la oportunidad de usarlo en una misma frase junto con “protagodiva”. Ambas palabras las he agregado a mi diccionario de Word.

Ahora. Como este es un desafío difícil, todos están obviamente haciendo vestidos con “un cierre que da la vuelta” para que la prenda se transforme en otra cosa.

Yo habría hecho la siguiente prenda: “Un vestido con un cierre que da la vuelta y que al abrirlo se transforma en una sábana para que la mujer tenga sexo en el suelo y luego con otro cierre, la sábana se divide en dos partes, una para usar como trapo y limpiar lo que se ha hecho y la otra se transforma en mini”.

Se termina el día y se van todos para sus departamentos. Chantal le da en el gusto a los productores: es la última en apagar la luz, pero antes de hacerlo, se da la media vuelta y hace un puchero como diciendo “Adiós Vestidos, Chirquinquina los quiere”, logrando un momento que claramente agradecerán en la sala de edición de Mandarina Producciones.

En la mañana del día siguiente Mauro dice en un balcón: “Yo creo que ahora si ya me voy”.

Están todos deprimidos… siguen deprimidos… Project Runway se ha transformado en el equivalente a escuchar un disco de Radiohead luego de ver Precious.

Como nadie tiene nada listo, Ocaranza tratando de conectar sus ideas dice la segunda frase WTF del capitulo y describe la situación del la siguiente manera “Es genial, porque hay cosas en las que te puedes apurar en hacer y otras que no”.

Viene ese momento en que muestran los últimos minutos de preparación en un montaje choro, dinámico y con pzaaaz (googleen) y en el que podemos ver como Mauro mira alrededor para asegurarse de que nadie lo está viendo para pegar el vestido con una pistola silicona. Classy Mauro.

También vemos como Mr. Roper está pagando las penas del infierno por quedarse con la modelo de H&M. Al parece ella no ha “intelectualizado” el vestido de la manera que él quiere porque cuando se lo prueba le dice “¡¡El vestido es para vivirlo!! ¿Entiendes? Eso es lo que se hace cuando uno se viste”.

No sé. Esta wea tampoco es la Sociedad de los Poetas Muertos.

En la Sala Olay Mak Fucktor nos dicen el consejo de la semana. Supuestamente a la mujer no le gusta invertir “horas y horas en el cuidado y maquillaje de la piel” por lo que nos recomiendan una crema de día con un toque de maquillaje. Me parece una buena idea, sobretodo considerando que las mujeres se ahorrarán “horas y horas”.

Vamos al desfile final.

En la pasarela vemos el abrigo rosado de Ocaranza terminado. Está tan mal ejecutado que parece una montaña de torrejas de jamón caminando. No ayuda que el expresivo Gollum use su expresiva cara para tener un pequeño ataque de histeria gestual frente a lo jueces.

Lo de Chanty es precioso. Es un traje blanco delicado, que pasa a transformarse en vestido. No sólo son realmente tres transformaciones de verdad, sino que el diseño de cada una es fino, ¿suave? y para colmo, cuando la modelo hace las transiciones, uno se queda con la boca abierta.

La verdad es que muy presidenta de curso será y muy Chirquinquina para sus monólogos internos pero es un talento y este traje lo prueba. Así es que mis respetos. Sobretodo porque logró que su vestido –como dijo Andie McDoodle- representara a la Marca Olay, que es lo que nos imaginamos fue la prioridad de Chantal.

El traje de de Mauro es HORRIBLE, y mula. Es un vestido estilo pera/bolsa que claramente tiene tela escondida y que de a poco se va alargando para “quedar en un vestido más largo”.

Mauro sufre.

La chaqueta que se transforma en pantalón de Mr. Roper hace que la modelo parezca que tiene un pene y uno grande. Cuando el panel le pregunta sobre su vestido, este dice que uno de los grandes esfuerzos que tuvo que hacer, “fue que mi mujer (modelo) entendiera que el traje lo tenía que hacer suyo”.

Bueno, le pasó por huevón y andar aceptando modelos rechazadas. Por eso me gusta Becky de The Agency. Nada de andar subvencionando modelos weonas. Esto es un negocio. No es nada Balmaceda 1215.

Finalmente Chantal gana. Esta al enterarse, no pone tanta cara de felicidad para no demostrar que “se la creyó” como le dijeron en el capítulo anterior.

Entre lo peores, queda la trifecta virulenta completa, Pero la decisión final es entre Mauro y Ocaranza.

Y adivinen a quien despiden. A MAURO.

Finalmente. Probablemente este diseñador ha dejado de comunicarse oralmente con alguno de los productores, porque esto debería haber sucedido hace cuatro episodios atrás.

Es tan chocante que ni siquiera Ocaranza se la cree y Mauro queda sobre la pasarle haciendo pucheros y sobreactuándose mucho mas tiempo de lo recomendable.

Luego, cuando entra a la sala, nadie lo abraza. Hasta que Potrillín decide ser la persona más madura del grupo y se va a despedir de él. Una vez que eso sucede, que le han dicho a Chantal, también se para y supera a Potrillín. Le dice a mauro que independiente de los problemas que han tenido a ella SI LE GUSTO su vestido en la pasarela.

Es el fin de una era. La era Mauro.

Me voy a ver The Agency.

* zancudo invitado

27 COMENTARIOS

  1. Oh si!
    The Agency, ya está programada en mi DBox, he visto 2 capítulos y como es cortita además, me quedo con gusto a poco… Y viste la parte donde Becky y su coleguita se van de copas??? Hilarante!

    Y como siempre, José Miguel está genial! Mejor tus resúmenes que el soporífero PR Latam…

  2. …a mi también ya me está dando lata ver PRLA, pero igual lo termino viendo…y obvio que espero tus resúmenes

    me carga Chantalllllll!!!!!!!

    que buena que se fue Mauroooooooo!!!!!!!!

  3. Sin duda el vestido de Chantal es lo mejor que se ha hecho en lo que va de temporada, lindisimo, con eso le perdono lo del moño al lado de la cabeza.
    Que ternura ver a potrillin confundido, es lo mino!

  4. Mauricienta se fue! no lo puedo creer. Aunque debo decir que me cae peor Chantal, es isoportable y se cree la dueña de todo. Como dice Villouta, anda meando las telas JAJJAJA

    p.s. Gracias por el dato, voy a programar The Agency ahora mismo.

  5. “Todos están con la siguiente cara: abran la boca lo que más puedan, ahora levanten las cejas lo que más puedan y ahora aprieten el esfínter del culo. Ya, esa es la cara que tienen todos. ”

    LA RAJA

  6. jajajaja disfrutando de tu pluma! jejeje chantanel me carga igual el vestido era lindo! jajajaja y pobre mauriciento creo que todos quedamos con la boca bien abierta los ojos mas abiertos y el culo apretado cuando dijeron su nombre! jajajaa
    y tendre que ver the agency pa no desentonar! jajaja

  7. Es Wilhelmina, y me bastó ver el primer capítulo y el primero resumen de Villouta para darme cuenta que Project Runway LA sería una mugre de programa.

  8. Ver a Mauro llorando o haciendo pucheros TANTO rato (porque pucha que le pusieron color) me pareció lo más patético en años.

    A qué hora dan The Agency? Nunca puedo pillarla!

  9. yo tampoco se que hora dan The Agency, no sé si a mi pololo le de pa grabar otro programa más en su casa, su papá ya estaba preguntando que era PR que le tenía llena la caja! jajaja.
    Y le dieron mucho color cuando hecharon a Mauro, pero menos mal que se fue, a ver si ahora se pone mas weno el programa.
    Saludos chicas.

  10. Nunca he visto Project Runway LA, pero sí he leido cada uno de los resúmenes de Villouta, y literelmente, me meo de la risa.
    “Todos están con la siguiente cara: abran la boca lo que más puedan, ahora levanten las cejas lo que más puedan y ahora aprieten el esfínter del culo. Ya, esa es la cara que tienen todos. ”

    Jajajajajajaj. Este párrafo me dejó feliz para toda la semana.

    • JAJAJAJAJAJA— No sé si les pasó a uds, pero a mi no me quedó otra que hacer lo que decía villouta para cachar que gesto era….jajajajaja…Que risa!

  11. The Agency es la raja, creo que hace tiempo lo dieron en VH1(¿?), la vi en otro lado y ahora la estoy viendo nuevamente simplemente porque me encanta ver la realidad de las modelos, que le griten porque tienen el granito rojo en la frente y porque “ganó” 950 gramos! Y cuando alguien mira con cara de “entradita-en-carne” a becky ella tira todo su baba diciendo: WELL I’M NOT A FUCKING MODEL (con su acento inconfundible).

    José, you rock! ♥

  12. Amo tus resumenes!
    siempre divertidos y acertados
    y esperaba este con mas ganas, ya que finalmente Maurocienta se fue!
    aunque aun no descubro si Potrillín es gay o no…
    Saludos!

  13. Y The Agency es genial!
    hacen y dicen todas las cosas que uno espera que hagan en ANTM, pero no hacen para que no los censuren los consejos de padres.
    Becky rocks!
    y Sean Patterson es fierce ,que tambien hace de jurado en She´s got the look ( el ANTM para las mamas y menopausicas)

  14. ‘The agency’ es muy bueno, Becky es terrible, una verdadera bitch despiadada, pero me encanta; aunque a veces me shockea un poco cuando trata de ‘ballenas’ a las modelos que no han bajado de peso como ella se los pidiò o a las que suben como 3 gramos.

    Este capitulo de Project Runway LA me lo perdì, pero estoy muy contenta de enterarme de que por fin se fue Mauro.
    Claro que ahora no se a quien voy a odiar del programa.
    Pobre Mauriciento!!! jajaja

Dejar una respuesta