Paul McCartney en vivo: todo lo que esperábamos

157

Paul McCartney performs during a concert in Porto Alegre November 7, 2010. REUTERS/Edison Vara (BRAZIL - Tags: ENTERTAINMENT)
por Daniela Paz y m

Puede ser que suene lo menos rockero y cool que hay, pero confesamos que lloramos, y mucho, en el concierto de Paul McCartney en Buenos Aires.
Aunque quedamos en la única ubicación que nuestro bolsillo nos permitió y Paul se veía más chiquito que una uña, la potencia de su música, la increíble fidelidad de las pantallas HD y el estadio lleno bastó para emocionarnos y dejarnos pegadas por mucho rato.

Ya a las 7.30 el estadio de River Plate estaba repleto. A las 8.30 comenzó a aparecer por las pantallas un precioso collage que mezclaba colores, dibujos, fotografías, videos de los Beatles y algunos de Paul y Linda con covers de canciones como A Hard Day`s Night o I Want To Hold Your Hand las que empezaron a preparar el ambiente y a las 9.00 en punto apareció McCartney muy sencillo tocando su bajo tipo violín.

Aunque cantó muchas canciones de su época solista o de The Wings -y ninguna de nosotras era fanática- el show era tan bueno que en ningún minuto nos aburrimos o desconcentramos. Definitivamente los puntos más altos fueron Eleanor Rigby, Blackbird, Here Today -que le dedicó a John Lennon y nosotras lloramos en mala-, Something -que le dedicó a Harrison y donde nosotras lloramos más-, Hey Jude y Live and Let Die, donde hasta fuegos artificiales hubo, además de los efectos de las pantallas en las que mostraban desde lindas fotos de la banda, hasta imágenes del Rock Band Beatles.

Él fue muy tierno todo el tiempo, intentando hablar en español y tirando tallas. Se notaba que lo estaba pasando bien, al igual que toda la banda. Al final las casi tres horas se nos pasaron volando y quedamos con ganas de más, pero felices, aunque obvio habría sido mejor en nuestro país, con las clásicas tallas y emoción del público nacional, que no se compara a lo poco prendido de los argentinos. Finalmente nos fuimos con la sensación de haber estado en algo que tal vez no se repita y de que todos nuestros esfuerzos por cruzar la cordillera y estar ahí habían valido la pena.

31 COMENTARIOS

  1. Yo también me emocioné ene cuando vi a Paul en un concierto en Paris. También se veía pequeñito desde mi asiento low cost, pero la energía de show fue tremenda. Claro que no lloré porque me faltó partner (siempre pensé compartir ese momento con cris o m.) y el pudor pudo más. Me alegro que lo hayan pasado bien.

  2. guuuaaa casi lloro con tu post, es q los beatles fue la primera banda de la vida q amé, y como era chica, leía el nombre en el cassette como BEAtles, tal cual.
    cuando vino Paul a chile el 93′ fue mi primer megaconcierto, estaba en 7m básico y fue demasiado espectacular, cerró con live and let die y con fuegos artifiales tb, yo estaba deslumbrada, y ahora leyendo tu reseña se paraban los pelos, qué pena q no haya venido!!
    LARGA VIDA A PAUL!!

  3. se me hizo un nudo en la garganta y me dieron escalofríos al pensar en escuchar “Something” o “Blackbird” en vivo.

    que suerte la de uds.! que bueno que lo hayan pasado genial y se hayan emocionado tanto (: cosas así no se merecen menos, o no?

  4. que emoción!!!!!! se me apretó el pecho al leerlas, Eleanor Rigby me provoca tantas sensaciones, fue la primera cancion que saque en violin y me sentia tan conectada con los Beatles cuando la tocaba…era una niña, pero al leer su experiencia me senti igual…me alegro por ustedes….

    Saludos

  5. Una pregunta?

    ¿Es verdad que por culpa de un maldito partido de futbol entre el colo y U, paul mccartney no vino a Chile?

    ¿Es verdad semejante imbecilidad?

  6. Que envidia! me alegro mucho que hayan podido ir, a mi me faltó mas energía (y $$) para haber ido y llevado a mi papá que hasta el día de hoy se arrepiente de no haber asistido cuando vino a Chile.

    Mi sueño sería ver a Paul junto con mi papà y los dos llorando de emoción!

  7. Que emoción!!!
    Felicitaciones!
    Paul es mi favorito (el más mino) y después Harrison.
    Me encantaría escuchar something en vivo. temazo!

  8. Que suerte!!! la raja, de verdad, también casi me emociono solo de leer la experiencia, porque solo me faltaban las lukas para ir…ganas tenía de sobra, pero bueno, que rico que algunos pudieron disfrutar de algo tan grande y maravilloso como es un concierto de un ex Beatles. 😀

  9. Pooooorqueeeeeee! hoy escuchaba unas canciones en la radio y casi me dan ganas de llorar sabiendo que nunca lo voy a ver u.u maldito futbol 🙁

  10. Nooo que maaaaal, osea bien por ti, peor en estos momentos siento eso llamado FRUSTRACION! por no poder haber ido a verlo D: MAL MAAAAAAAAAAAAAAAAAL

  11. Me da tanta pena que no haya venido. El sueño de mi esposo era verlo y justo iba a tocar acá después de su cumpleaños. Que injusta es la vida, pero que bueno que tu pudiste disfrutar.
    Ojalá que ocurra un milagro de aquellos y regrese el 2011.

  12. la verdad que siento un poco de envidia en mala xD!….es una experiencia ke me la desearia con bis…Me imagino al publico cantando a coro hey jude y me emociona…me imagine el momento en el que canto something y se me pararon los pelos de solo pensarlas cantandolo a todo pulmon…

  13. Debo decir que sin ser una fanática de los Beatles o de Paul en particular, el recital estuvo INCREÍBLE y me emocionó. Vine con mi pololo y una patota de sus amigos (una familia completa fanática al máximo) y realmente fue una experiencia mística! También teníamos las entradas más baratas pero conseguimos un lugar excelente y nos instalamos con la bandera chilena! Chileno que pasaba nos saludaba jaja, muy buena onda se generó en el estadio. Otro momento memorable fue en el estadio en la espera del concierto ya sentados… cerca de nosotros había un señor IGUAAAAAAAAAAAAAAL a Paul jajaja y la gente lo ovacionaba cantándole “Falso Paul, falso paul” para que se parara y saludara al estadio ajjajaja y él lo hizo mil veces y se sacaba fotos con todo el mundo jaja, nosotros le llevamos la bandera chilena para una foto.
    En fin, la mejor exeriencia del mundo por lejos, mi pololo aun está en las nubes. Y yo quede con ganas de más!

    De verdad es una lástima que Chile haya quedado afuera de la gira, nos merecemos que vaya!

  14. Espero que no sea una especie de irrupción entre tanta conexión y telepatía femenina lo que voy a comentar, pues me he dado cuenta que los hombres por acá en este entretenido blog, no se ven ni de sombra…

    Vi el concierto del miércoles en el estadio de River, y comparto todo lo que dicen las muchachas, pero yo agregaría algo más: el tiempo y el espacio parecen detenerse completamente (y no es un eufemismo) cuando uno ve en vivo, ahí, a metros de distancia a uno de los 4 sujetos que configuraron tu cultura personal. Porque es cierto, a muchos les gusta McCa, pero también muchos sentimos que si fuera por los Beatles, estaríamos escuchando quizá que tipo de música, nos gustarían tal vez que tipo de costumbres, y adoraríamos con todo la música gringa adolescente de hoy. McCartney en vivo significa entonces esa conexión retrospectiva, en donde uno logra entender todas las cosas que se fueron desarrollando y entiende que tiene por algunas horas, al sujeto responsable ahí… a metros de distancia.
    Para mi… fue una experiencia casi religiosa. Al igual que “Daniela” y “m”, me las lloré todas, especialmente en Something, con las fotos de Harrison (inéditas!) desfilando en las pantallas. La versión que tocó, es la del ukelele… más significativa aun.
    A todo esto, quiero dar fe del esfuerzo de la gran columnista “M”, pues nos pillamos en el aeropuerto, en el avión y hasta tomamos el mismo colectivo para venirnos a la ciudad. Del aeropuerto, directo a trabajar… GRANDE “M”!!!!
    Abrazo pa todas las del blog. Está re entrete.

Dejar una respuesta