Las mujeres de Talca

287


por Carolina

Ayer me llamó una amiga para contarme que al fin había resuelto el misterio de las cinco mujeres –grandes siluetas femeninas blancas, de dos metros de alto- que habían aparecido en distintos lugares de su ciudad sin ninguna explicación.

Fueron quince días en que cada vez que pasaba cerca de alguna, veía cómo la gente se sacaba fotografías con ellas, les escribía mensajes, respondía textos que habían sido escritos antes, luego volvían a replicar ante la reacción de algún otro caminante. Una de ellas terminó rayada y en el suelo. Fue un misterio que logró mantenerla atenta y expectante tratando de entender qué significaban estas mujeres, hasta que ayer al mediodía en la plaza Cienfuegos vio a las cinco juntas por primera vez.

Gladys, Michelle, Simone, Elena y Anastasia, como bautizaron a las siluetas, son parte de un experimento de la campaña “Mujeres por la Ciudad” que las enfrentó a los ritmos de la ciudad. Vivieron la indiferencia, la agresión, la gran necesidad de expresión de los talquinos, entre otras reacciones, que develan a lo que las mujeres nos exponemos. Llegaron a Talca a hacer patente la violencia de la ciudad hacia las mujeres y cómo, en un lugar afectado por una tragedia como el terremoto de febrero, la cosa se pone aún peor.

Fuerte. Nunca había pensado que la violencia venía incluso desde la ciudad. Pero me hace sentido; de hecho esta misma amiga me había hablado de cómo se sentía má insegura en el último tiempo porque hay más sitios eriazos, escombros, hacinamientos y más cesantía, entre otras cosas.

Como cada llamado de mi amiga, la conversación terminó intentando convencerme de ir a verla. Esta vez, lo estoy pensando. Me dijo que la acompañara al acto en que se volverá a dignificar a estas mujeres. Será el próximo jueves 25, Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, en la Plaza de Armas; habrá música en vivo y artistas que llenarán de colores a las cinco de Talca.

Más fotos de esta acción se pueden ver en este link.

19 COMENTARIOS

  1. la verdad no le encuentro sentido, hubiesen sido perros, hombres, niños, marcianos, etc, y el resultado hubiese sido el mismo, dudo mucho que alguien pensara “oh una mujer sola en la ciudad y …..” y ademas harto fea la estructura, disculpen por ser negativo pero es lo que veo

  2. O sea, como rayaron un bloque blanco con forma de mujer significa que hay un gran sentimiento de violencia contra las mujeres?

    Hubiera preferido que la plata que gastaron en poner mujeres de mentira la usaran para instalar luces en los sitios eriazos o limpiar los escombros que afectan a las mujeres de verdad.

    • apoyo ototalmente, muy mal pensada la intervención. y era lógico en lo que terminarían las figuras.
      eso sí lo que lograron es que el tema se converse, más allá de haber hecho bien o mal las cosas.

  3. esoty de acuerdo con las opiniones anteriores, las esculturas que se supone todo talca debio comprender que prepresentaban mujeres… en fin… para nadie es un secreto que tanto en zonas rurales como urbanas las mujeres sufren violencia física y psicológica de forma sistemática. Tal es una ciudad que conozco bien, viví muchos años allí y la verdad es que es una zona duramente golpeada por la cesantía, los efectos del terremoto (no olvidar que uchos de sus habitantes hoy rechazaron vivir indignamente en una mediagua y han optado por el hacinamiento)
    la pobreza hoy sobre todo se respira en talca, ver cómo su zona histórica esta practicamente en el suelo, calles cortadas, etc…
    como las noticias de nuestro país se centran en santiago y lo que sale de regiones en general son puras cosas policiales, a nadie le importa que la capital de la VII región, esté hoy en condiciones deplorables.
    Bien por los actos en contra de la violencia, pero mientras haya gente durmiendo en la calle, niños sin escuelas y profesores haciendo clases en carpas sudaddas a 42 grados de temperatura… es raro dedicar seso y neuronas a unas esculturas en la plaza o no? ¿cuál es la escala de prioridades? ¿cómo se definen?

  4. Me detuve a observar las fotos de las mujeres e INCREIBLEMENTE todos sus rayados tenía que ver con la imagen de la mujer y la violencia de género. No creo que esto haya sido una manifestación espontánea de la gente de Talca, más bien creo que se impulsó a esto.

    Tampoco me parece muy creíble el hecho de que la gente y los alumnos hayan querido sacarse fotos así de la nada con estas mujeres; personalmente, si voy con mis amigas por la calla y veo una de estas figuras, no hubiese corrido a fotografiarme a su lado.

    Si hubiese sido un perro, un gato, un hombre, etc, de todas maneras la hubiesen rayado.

    Sé que se lee super pesado mi comentario, pero es lo que veo en base a las fotos.

    Saludos, Zancadivas =)

  5. Me parece interesante este ejercicio para demostrar la violencia simbólica hacia las mujeres y otras minorías en cuanto a poder. Hay algo de nuestra estructura patriarcal que hace que una figura femenina termine estropeada. Por lo que conozco este experimento ha sido realizado en diversas ciudades latinoamericanas y el resultado ha sido similar: rayados, destrucción, menoscabo y creo que no es azaroso porque de partida habla de la relación que nosotros mismos tenemos con los espacios públicos y como en ese lugar construimos cuerpos que pueden ser vulnerados como el de las mujeres. O a ustedes les parece normal que el agarrón en el poto ó el punteo en las micros sea una práctica tan habitual en nuestras ciudades???????

    • dos preguntas:
      tu crees que si la estructura aportara belleza a Talca la hubiesen rayado? o los talquinos al ver algo valioso en su area lo protegerian y cuidarian. (generalmente mientras mas feo algo en la ciudad mas rayones)

      tu crees que todos los talquinos son gente enferma y demente que ve la figura de una mujer en la calle y lo primero que piensan es en hacer violencia contra dicha imagen? (yo la verdad dudo que la gente de Talca sea tan enferma mental, hay femicidas o machistas como en todo Chile pero dudo que Talca en su mayoria este contra la mujer)

      • querido Pock,

        creo que tu primer comentario es de una ingenuidad tremenda, basta ver como estan rayadas y muy atacadas todas las esculturas del parque de las esculturas de providencia y las que estan sobre el puente Padre Letelier.

        hay muchos jovenes chilenos a quienes no los conmueve el arte o la belleza, sino que ve en estas obras colocadas en espacios públicos lugares donde manifestar sus frustraciones o agresividad o que se yo (aparte de su maldad y su falta de cultura).

        y esto es en talca, en santiago, en ciudades grandes y en lugares patrimoniales de acceso mas dificil, como las salitreras abandonadas en el norte.

        creo que faltan varias generaciones para que el chileno sea más educado…

    • Dos cosas:
      1) Podrían repetir el mismo experimento pero con una figura de hombre, a ver si la comunidad la respeta más y no la raya ni la destroza, y de ahí ponerse a sacar conclusiones.
      2) Es una lata que algunos hombres (por más que me encantaría decir TODOS los hombres en realidad no es así) piensen con la cabeza equivocada y por eso seamos víctimas de agarrones y comentarios asquerosos, pero sin desconocer la culpa de los hombres por actuar mal, también es nuestra culpa no enviarles señales más claras de que no deben actuar así, pues lamentablemente ni las leyes ni los pacos ni los demás transeúntes salen en nuestra defensa. Es increíble el poco carácter que tienen los tipos que dan agarrones, lo veo cuando me devuelvo a decirles que son impotentes o a pegarles porque se asustan como niños.

      • Creo que el experimento tendrá validez cuando se contrasten resultados, tal como dices tú:
        “1) Podrían repetir el mismo experimento pero con una figura de hombre, a ver si la comunidad la respeta más y no la raya ni la destroza, y de ahí ponerse a sacar conclusiones”.

      • Vale, me encantaria ver si hay una diferencia si ponen una estructura igualmente fea de un hombre, yo apostaria que nop.

        y respecto a lo segundo, creo que es mas dificil (tristemente), los hombres en gral somos como animalitos, no entendemos señales claras, semiseñales o indirectas, no quito la responsabilidad, pero en nuestro estado bruto cuesta aprender francamente, y le puedes decir impotente o mil cosas mas y no faltan el tonto que cree que lo estan desafiando y la chica quiere con El.

        Quizas se deberian hacer mas campañas publicas pro respeto de la mujer.

        • Oye Pock, pero eso de más campañas es riesgoso, incluso acá en Zancada se ha hablado que precisamente diferenciar a hombres y mujeres es generar más discriminación. Ejemplo: Se cuestiona la existencia del Sernam, que es sexista, o que la figura de un delito nuevo como el femicidio también aumenta las diferencias de género (y no necesariamente con efecto positivo). No quiero ahondar en polémica, pero de todos modos el punto es que quiero señalar que las campañas públicas pro-mujer no siempre tienen el efecto deseado, no siempre son tan maravillosamente buenas como pintan. Ojo con eso.

  6. Hola!
    Tenía la duda de que sentido tenían las monitas. Vivo en Talca y pensé al principio que eran por la Teleton, como no aparecieron niñitos, pensé que era onda ayuda a las niñas una cosa así.
    Quiza como he vivido siempre acá no veo lo que ve la amiga mencionada en el post, pero no siento que Talca esté como lo caracterizan.
    A mi en cualquier ciudad me dan miedo los sitios eriazos, pero no particularmente en Talca, si bien han aumentado significativamente no lo encuentro para tanto, al contrario, acá aún se puede salir sola y tomar colectivo sin que sea un tema. En mi casa se vive una situación media insegura por que hay seis edificios de departamentos abandonados, pero no es una cosa que me preocupe tanto tampoco.

    Lo que si pasa, aunque no tengo certeza, sólo lo he presenciado a lo lejos, es la violencia entre familiares, gritos, zamarreos, cosas así.

    Puede que la violencia sea más clara en otros contextos, ya que “el que dirán” todavía es un concepto muy fuerte en la ciudad.

    En fin. Espero no encontrarme con esa realidad de Talca ni con los hombres que violentan.

  7. buuu harto feas las monas, yo soy de Talca y parece que la unica que vi fue a una que le pusieron audifonos xD. En cuanto a la violencia a la mujer psé… como que quisieron interpretar eso, porque en realidad si pasan por cualquier escultura hay un graffiti o rayon flaite, asi que esta era como una “pared” nueva no más.

    Y bueno, no séeee… tampoco es taaan terrible como lo escriben en el post, todo depende del punto de vista, como asi algunos ven que unos “no quisieron recibir una mediaagua” yo veo gente trabajando para levantar sus casas, sus locales comerciales, etc. Aparte que no se cayeron un par de ladrillos, y no es cosa que en un año esté resuelta tal situación, sumándole que las regiones tienen que hacerse particularmente famosas por algo negativo para que las pesquen (hospital de talca yay!).

  8. Están estigmatizando a Talca por un experimento que no tiene validez, porque tal como alguien dijo antes, hay que ver qué pasaría si la figura fuera un perro, un hombre, una figura geométrica.
    Me parece antojadizo y pretencioso atribuirles el sentido de machismo, abandono, violencia a esas esculturas femeninas si aun no se contrastra con otro experimento similar.

  9. El experimento -tal como dice la nota- no devela sólo violencias, no es lo único que se persiguió. Devela violencia y múltiples necesidades de expresión, que como dicen por ahí, hacen que cualquier soporte sea rayado. Lo interesante es que provoca, incluso un debate como éste. Si sirve para algo, es precisamente para eso, como un pretexto para hablar sobre un tema en específico: la violencia urbana y cómo afecta a la mujer de una forma bien específica. Y la discusión, la evidencia, es lo primero que se requiere para un cambio cultural. Si es bella o no, es discutible, el 25 se transformará en algo bello. Lo de las lucas, creo que eso es súper discutible. No es comparable la necesidad de vivienda, con la necesidad de evidenciar problemas sociales o culturales muy ocultos. Las ciudades deben avanzar integralmente, y priorizar una forma de desarrollo sobre otra, es engañoso. Como dice Jordi Borja; se necesitan casas; pero tb árboles afuera y flores en los balcones.

Dejar una respuesta