El eclipse solar en palabras

73


por Michele Monet, foto: Alvaro Farías para Paniko.cl

El domingo pasado para mi fue el “día de la final del mundial” y no el día “del eclipse en Isla de Pascua” así que de pasadita vi las noticias donde mostraban la típica imagen del sol tapado por la luna que se parece a esa imagen de la película El Aro y de los turistas diciendo “maravilloso” o “lo más lindo de mi vida”. Bueno, esos adjetivos y las imágenes no fueron suficientes para que me llegara a entusiasmar la idea de presenciar un eclipse solar.

Todo cambió cuando me encontré con un ex profe de la universidad (diseñador gráfico ultra seco) y me contó su experiencia del eclipse de Isla de Pascua. Primero quiero aclarar que la volada de su relato me enganchó del punto de vista estético-plástico y creo que cualquier persona que vibre con este tipo de cosas, va a querer vivir seguro una experiencia así.

La historia es la siguiente: Él con su señora partieron en la mañana con un cocaví a unos de los cráteres que hay en isla de pascua, la vista era perfecta; el mar, el cielo azul y la hermosa vista de la isla, todo indicaba que la cosa venía de lujo. Después de un rato con los anteojos de rigor comenzaron a ver como un cachito de la luna tapaba al sol. Luego, cuando ya la luna tapaba la mitad del sol se dieron cuenta de lo gigante que era éste, por que si lo piensas bien, el sol es difícil de observar cuando está tan alto en el cielo, por que uno solo lo puede ver como una gran masa de luz. Pasaron los minutos y comenzó a bajar la temperatura ambiente, a correr una brisa más fría y la luz de una manera muy extraña empezó a disminuir, de una forma distinta a lo que presenciamos en un lindo atardecer, anticipando lo que venía.

Mi profesor me contó que el pasto comenzó a verse de un color metálico medio dorado que a medida que la luna avanzaba sobre el sol, pasó a un tono más plateado y que después de unos minutos ellos veían todo en ¡blanco y negro! y esa parte la encontré a todo cachete. ¡Si! me dijo que la luz era tan extraña que ellos veían en duotono, que el viento se puso un poco más fuerte y que unas vaquitas que estaban cerca se comportaban de manera inquieta. Luego llegó el súper momento del eclipse total: cuatro minutos de oscuridad con la impresionante aureola en el cielo viva y gigante, acompañada de algunas estrellas.  Mi profe estuvo mudo y anonadado durante esos minutos, sin poder asimilar una de las experiencias plásticas más bellas que ha vivido.

Para mi este relato fue suficiente para querer presenciar un fenómeno así. La idea de ver en blanco y negro, ambiente metálico y sol gigante me intriga de sobremanera.

Me soplaron que el próximo eclipse total de sol es en dos años más en Australia y si quieres saber más sobre los futuros eclipses ve este siguiente link:  http://www.astroyciencia.com

13 COMENTARIOS

  1. Michel, debo decirte sin ánimo de ofender ni mala onda que cuando empecé a leer tu columna me pareció un poquito hueca tu expresión frente al desinterés de no presenciar un eclipse, o sea, entiendo que no a todos les importe o les cause la misma emocion, esta bien, solo que fue lo que pensé. Que bueno que tu profe supo expresar tan bien la sensación que pudo transmitirte lo que significa ver un eclipse y ojalá a muchos más que lean este árticulo.

    • Carola, no puedo estar más de acuerdo contigo, de hecho, leo Zancada todos los días y eché de menos un artículo acerca del eclipse, no es menor que aparezca uno recién una semana después del mismo. Personalemente he estado dos veces en Isla de Pascua, la primera vez por trabajo y la segunda de vacaciones, y tengo varios amigos ahi…sus relatos son tan impresionantes como el del profesor de Michel y están muy conscientes de que fueron testigos de un momento único en la historia.
      Es una pena que un evento tan lindo fuera “eclipsado” por un partido de fútbol, independiente de que era una evento de carácter mundial y que una vez finalizada la transmisión minuto a minuto que hizo CNN del eclipse, vi el alargue y el gol de España, sigue habiendo partidos todos los días…

      • Final del mundial no hay todos los días, sólo cada 4 años, y no veo por qué preferir un eclipse debiera ser necesariamente algo mejor que preferir el fútbol… no es por restarle importancia al eclipse que, por lo que escribe Michele Monet parece ser mucho más interesante de lo que me imaginaba, pero no entiendo por qué es visto como algo superior.

  2. A mí me pasaba lo mismo hasta que la Michele nos contó esta historia, es por lejos lo que más me ha llamado la atención entre todos los relatos sobre un eclipse. Y me gusta -en este caso- que el foco sea cómo se refleja en la Tierra un fenómeno así.

  3. es que claro, esa es la cosa, que uno siempre lo ve con los lentes esos y es fome, se ve la tipica imagen y punto…. no es que sea hueca la acotación. Ahora, claro que este relato es otra cosa, verlo en un 100% sin lentes ni nada, así tal cual…. la raja

  4. Que curioso, para mi ese día fue el día del eclipse (y no de la final del mundial) y aunque donde vivo se podía obsevar un 50% del fenómeno con los lentes que venden para que no te dañes la vista, fue emocionante ver la figura de la luna tapando poco a poco parte del sol.
    Siempre he sentido una tremenda fascinación e interés por los misterios del Universo y sus anifestaciones más “cercanas” como es el caso de los eclipses y ahora lo único que quiero es que llegue pronto el 2019 fecha en que será el próximo eclipse total de sol en Chile el que podrá ser observado en la cuarta región.
    Creo que debe ser una experiencia única y tremendamente conmovedora.

    • en serio tan poco tiempo se va a poder ver acá de nuevo??’
      brígido!! voy a tener 35 ojalá pueda verlo… pero sólo por lo q leí ahora, ver todo en esos colores de forma natural y sin modificaciones científicas ni digitales debe ser la raja a

      esperar el 2019 en la 4ta región entonces!

  5. no le encuentro nada de hueco no estar ni ahi con el eclipse que uno no pudo ver. Y si, definitivamente despues de leer este relato quiero ver un eclipse, nunca me imagine que fuera tan cuatico todo lo que sucede.

  6. yo deseaba mucho ver ese eclipse, siempre he admirado las estrellas y la luna
    ademas tenia muchas ganas de captar todo el ambiente relacionado con mi camara, sacar fotos al suelo, a la gente, al eclipse, como se formaban las luces y sombras… todo
    pero al final en stgo ese dia fue nublado y no pude ver nada 🙁

  7. No se lo tomen a mal algunos, pero yo creo que hay que tener muy poca capacidad de análisis para decir que “el eclipse es fome porque siempre se ve la misma/típica imagen”. Porque un fenómeno así implica todo un proceso, aunque breve, que consta de cambios de luz ambiente que son excepcionales, de temperatura, que “impregnan” también las cosas que nos rodean. Vemos todo bajo un prisma nuevo. El video que lo transmitió en directo desde Isla de Pascua es maravilloso y refleja lo que digo.
    Y para los que pelean por decidir si era el día de Holanda – España o del Eclipse, yo creo que es bastante particular que estos eventos coincidieran, como pasó en mi región, lo veo casi como algo místico XD. Yo estuve atenta a ambas cosas

Dejar una respuesta