La obra de arte que más me impactó

64


por Ana Paula

Me embalé con la discusión generada por el post sobre Marina Abramovic, pero en vez de seguir con la polémica, decidí escribir sobre algo en que todos podrán coincidir: por lo menos una vez en la vida, te quedaste pegado con una obra de arte, ya sea por su magnitud, por su belleza, por su artista, o por su significado. Puede ser una pintura, un ballet, una canción, una obra de teatro.

En mi caso, una de las obras que más me impactó es de Artur Bispo do Rosario, artista brasileño que produjo más de 1.000 obras durante los 50 y tantos años en que estuvo internado en un hospital psiquiátrico, utilizando objetos cotidianos y mucho bordado.

Una de sus creaciones más emblemáticas es El Manto de la Presentación, una especie de poncho, entero bordado, con el que él se presentaría a Dios una vez que se fuera de la tierra. Cuando lo vi por primera vez, el Manto estaba colgado y tenía una base de espejo por debajo, que permitía ver los detalles de la parte de por dentro.

Me quedé hipnotizada, el manto giraba lento, giraba lento… Creo que se pasaron más de 30 minutos, hasta que logré despegarme y salí, con una sensación de haber sido empapada con tantas palabras, tantos colores, y tanta historia.

Claro que con otras obras también me pasó lo mismo, pero esta me marcó demasiado.
Y a ti, qué obra te voló la cabeza?

(Link foto)

13 COMENTARIOS

  1. Hola Ana Paula. Lamento que nadie excepto yo haya enganchado con tu post. No voy a salir con la perorata esnob de que “la gente no valora el arte y prefieren hablar de los minos del mundial”, pero sinceramente creo que un post así de bello, y abandonado, dice algo sobre la comunidad de Zancada, y no precisamente para bien.

    Recuerdo que una vez entrevistaban a Samy Benmayor y dijo que su primer acercamiento con la belleza, con el arte, fue la sensación que sintió de petiso al ver la proyección de múltiples y pequeños arcoiris que formaba la luz al pasar por los cristales de una lámpara de araña colgada en el techo. Creo que las obras que impactan y quedan grabadas en la cabeza tienen algo de esa impresión sencilla, pero a la vez se apoderan de la atención, por su belleza o por el desconcierto que provocan.

    Para mí, entre las obras más impactantes que recuerdo sin hacer trabajar mucho la cabeza (o sea, las más espontáneas) serían el cuadro “Nighthawks” de Edward Hopper, “Ansiedad” de E. Munch, El hombre caminando de Giacometti, El “memorial de guerra portátil” de Kienholz y algunos trabajos de K. Brancusi. Siendo tan distintos, tienen algo en común: una especie de “silencio” que grita, que desarma y descoloca, ya sea porque gritan melancolía, fuerza, ironía o una especie de mensaje que no puede uno dejar de buscar y descifrar.

  2. Ya que hablan de obra de arte en general, tengo que nombrar Claro de Luna de Beethoven, esa canción desde la primera vez que la escuché hasta ahora me provoca algo en lo más profundo, también me pasa con mcuhas de las canciones que compuso Dario Marianelli para la película Orgullo y prejuicio.
    En cuanto a pinturas, creo que las de Botticelli y en realidad muchas pertenecientes a la época renacentista me encantan.

  3. Ohhh!!! qué lindo eso de que si se tuviera que presentar frente a dios, lo haría con este poncho…es precioso !!! Lleno de detalles, los colores… verlo en vivo me imagino debe ser asombrosa ver toda su textura.
    Yo no podría elegir sólo una obra que me haya vuelto loca.
    Tengo algo en mi chip cerebral, que a pesar de tener el entrenamiento de memorizar miles de ideas para poder transmitirlas, de tener la facilidad de observar más allá de lo real y hacerlo acción y ser bastante analítica dentro de mi abstracción; algo tan sencillo como preguntas como éstas, me hacen sentir como una veterana con alzheimer. Me han llamado la atención muchas imágenes y creaciones, pero no recuerdo autor@ ni nombre de la obra (mal, lo sé). Nunca onda “Memento”, pero en esta oportunidad, que puedes definir tu personalidad o tu sensibilidad en una pregunta tan simple como ésta, se me mueren miles de neuronas en la mente y no podría contestarla así simplemente.
    En post anteriores haciendo alusión a acordarse de “lo más, lo mejor” se me transforma en un tremendo laberinto el recordar algo preciso y definido, tan etéreo y quemante a la vez como una sensación provocada por una obra de arte. Mantengo mi capacidad de asombro y quedo perpleja con cosas que para el resto son superficialidades, entonces bajo esa perspectiva me impactan y maravillo con muchas cosas que quizás al resto les da lo mismo.
    Me fui en la media volá interna, pero acabo de llegar a casa de un momento delicado… es tarde… pero creo que fue fundamental para poder transmitir lo que sentía con respecto al comentario.
    Me siento mucho mejor después de este post, gracias Ana Paula 🙂

    Ahhh!!! y bicho… estoy de acuerdo con lo que dices, pero hay post que salen más tarde y las minas no alcanzan a leerlo. Ojalá sea eso 😉

  4. Q difícil elegir una!!
    Yo no soy muy sensible con el arte, nunca voy a exposiciones y no conozco nombres de diseñadores ni fotógrafos ni nada…

    No sé si puede ser considerado “arte” en el sentido del post, pero cuando fui al museo precolombino se me pararon los pelos con las vasijas de la cultura nazca. Y no por una cuestión histórica, sino q por lo lindas, por lo bien hechas…no se como explicarlo, pero me conmovieron!!

    Ahora estoy buscando un cuadro para poner en mi living (ahora solo adornado con fotos) y quiero algo así…q me pare los pelos, y q haga q me den ganas de llorar.

  5. No se cual específicamente ha sido la que mas me ha impactado, quizas algun cuadro de Matta, las peliculas de Jodorowsky, El cuervo (en mi edicion de bolsillo en un acordeon negro escrito a mano con letras en blanco), Hierro 3 Kim Ki Duk, Selling England by the Pounds de Genesis, alguna obra de Shakeaspeare, me cuesta elegir una sola obra de arte, y mas aun en un solo genero, disfruto del arte en todas sus manifestaciones incluido cine y comic, salvo el arte ultra moderno, esas instalaciones donde ponen 2 botellas en el suelo y eso grafica la falta de agua por el cambio climatico, o las obras perfectas en ejecucion (tecnica) pero que no comunican nada,

  6. a mi la obra que mas me impacto fue una de renoir, en el mueso de arte de sao paulo. los colores eran brillantes, formas perfectas, irradiaba calma y felicidad. me encanto, solo eran obras donadas, no recuerdo el nombre del cuadro, pero pense que ojala en chile,la gente pudiese ver cosas tan bellas. cuando estuve ahi, tambien habia una visitaa guidas con niños de un jardin infantil. ojala un dia tengamos obras de ese nivel para verlas constantemente.

    • Renoir me encanta, hay uno de sus cuadros que está en el Museo de ARte de Sao Paulo, “Rosa y Azul”, yo también me quedo pegada en esta pintura cada vez que la veo… las expresiones de las 2 niñas que Renoir logra transmitir es algo impactante

  7. a mi las obras me encantan y ver un Picasso, Monet, Duchamp, etc en vivo debe ser acojonante

    como no las he visto en vivo, no puedo opinar

    pero si una vez fui a ver una exposicion de Roberto Matta y quede maravillada….al mejor lugar que me pudieron llevar en la universidad

  8. A mi me ha pasado con cosas de danza!!
    La primera vez que vi Carne de Cañón de La Vitrina, salí llorando de la cantidad de cosas me hizo sentir, yo creo que es la vez que más conmovida he estado con una obra. Deberían verla!!
    También una vez el año 2004 vi una obra del Banch (que siempre hacen cosas muy bonitas y buenas), que nunca supe como se llamaba, solo recuerdo que llegué a mi casa alucinada y con un ataque de inspiración que me hizo imaginar miles de coreografías y pintar mis ventanas, que quedaron bakanes, jajajaja.
    Es bueno tener un poquito de arte en la vida, un poquito de inspiración que te haga vr las cosas distintas, q se yo.

    Aquí yo creo que cada uno debería tener su vía, no importa si es pintura, danza, música, teatro, ojala todos tuvieran acceso.

    Saludos!!

  9. Creo que lo más me ha impactado en la vida fue estar en Notre Dame. Subir a la torre y ver las gárgolas que sólo había visto por fotos y películas fue alucinante, lo mismo la Saint Chapelle. Estuve hoooooras ahí. 🙂

  10. BUeno, yo pasé mucho de mi niñez viendo cuadros, (iba al teatro municipal de antof a estudiar música y pasaba por el sector de bellas artes) también escuchando música, no solo por el piano si no que también por mi papá, -que tenía una banda de jazz-.
    Y… sin embargo, una de las cosas que, al menos pictóricamente más me ha marcado, fue una libélula en el campo (yo en ese tiempo vivía en el desierto, las conocía solo por fotografías e insectarios).

    Fue tanta la impresión que consiguió que sonriera, siendo que estaba llorando.

    Bueno, es cierto, el arte no tiene obligación de ser dogmático para ser tal, pero sí tiene que comunicar, a mí perspectiva es esto lo que lo hace tan subjetivo. Si cierta obra artística no consigue captar emoción alguna en mí, para mí no es arte, y no hay punto de discusión en ello.

    Pd: creo que el arte de la obra de Marina Abramovic está en las fotografías de los rostros que la vieron.

    pd2: Hay un cuadro muy bueno de Ingres, “Mademoiselle Riviêre”,
    tiene lágrimas en los ojos..

Dejar una respuesta