Ahora que soy la jefa

250


por Kitty Bananas, ilustración: Frannerd para Zancada

Yo soy la jefa. Hace como 3 años que cumplo el rol. Aún no llego a los 40, pero a punta de esfuerzo llegué a sentarme en la oficina que tiene secretaria y sala de reuniones. Tengo alrededor de 50 subalternos directos y mi pega me gusta, me entretiene, me motiva. Una suerte por la que siempre doy gracias.

Sólo hay un pero: me quedé sola y no estoy hablando de la pareja. Me refiero a los compinches de oficina. Esos con quienes una se toma un cafecito mientras arregla el mundo. Así, entre pucho y pucho, hice confesiones y me entregaron secretos vitales, di consejos y mis historias fueron recibidas por orejas empáticas. Durante ese período coseché un número importante de amistades. Pero hoy, me cambié de empresa, me puse el traje de “la jefa” y todo el mundo se alejó.

Ya no es posible conversar con nadie y cuando logro “secuestrar” a alguien para saber que pasa en su vida, me encuentro con una mirada un tanto desconfiada y a ratos medio temerosa, es como si creyeran que tengo segundas intenciones, que algo quiero averiguar. Y yo simplemente quiero saber con quién estoy trabajando. También detecto que a algunos les da lata ser vistos hablando con la jefa, ser considerados el “espinita” de la oficina… en fin…

Más allá del tema de ser mujer y jefa de muchos hombres, que casi es un cliché, o de soportar ser el material de pelambre, cosa que es completamente natural, mi tema pasa por esta soledad del pseudopoder. Ya no puedo ser amiga de mis compañeros de trabajo porque ellos no son compañeros.

Aunque uno no quiera las cosas cambian al entrar a la oficina grande. No sé si a todos los jefes les pasará lo mismo… pensando en algunos que yo tuve, en realidad creo que no…Pero a mi me pasa y ahora que me di cuenta me da lata, pero no hay nada que hacer, soy la jefa y soy el cuco… aunque no quiera.

35 COMENTARIOS

  1. ufff! yo creo que no a todos los jefes les interesa eso. A la mayoría sólo les interesa el poder y no están ni ahí con lo que pasa con el perraje, mientras produzcan y no hagan problemas. somos sólo números. pero ¿quienes son peores jefes, los hombres o las mujeres?

    • absolutamente de acuerdo contigo, creo que la autora del post es la excepción……acá en mi pega el jefe ni siquiera aparece a dar una vuelta por el sector del perraje, yo volví a trabajar en febrero y JAMÁS lo he visto por acá……(por si acaso soy ingeniero de proyectos)

    • pucha no alcancé a terminar la idea…..es que al jefe acá JAMÁS nos llamaría para saber como estamos, que pensamos del trabajo, etc, hasta me da risa la idea 😉
      ojalá todos los jefes fueran como kitty bananas

  2. No creo que pase lo del comentario de arriba, o sea si, pero a los big boss… los demás jefes son personas y también quieren tener amigos xD

  3. Me pasa algo parecido, pero como me ascendieron en mi mismo trabajo mantengo mi “núcleo de amigas” e intento separar roles, cosa que me resulta. Si me toca retar a una lo hago, pero siempre con el respeto y cariño que da la “base de amistad”. Me he preocupado, eso sí, de ser súper ecuánime con las cosas, de manera que mis no-amigos no sientan que tengo favoritismos. Ahora, después de un año y medio, creo que he equilibrado bien las cosas y me siento feliz en lo que hago y con quien lo hago.

    • que buena tu postura,no eres solo la “jefa”, también eres un buen líder
      No es lo mismo ser un jefe que un líder. El jefe puede lograr que los demás realicen sus tareas por obediencia o miedo a perder el trabajo mientras que el líder consigue que lo hagan porque lo desean y porque confian en ti…
      saludos

  4. A mi jefa le encanta hacerse la amigui de todos, nos cuenta sus dramas y nos pregunta a nosotros sobre qué hicimos el fin de semana, qué tal la familia, qué película hemos visto, etc. Me gusta que quiera ser cercana, pero a veces es mucho.

  5. En mi trabajo me tocó estar mucho tiempo en una oficinita enana y bastante aislada y como ni siquiera fumo o salía a tomar un café, me acostumbré a tener una relación cordial con todos pero no hacer amistades en el trabajo. La verdad es que no es tan terrible. Yo soy una persona super amistosa y sociable, pero no tengo amigos en la oficina y ya llevo ahí varios años. Un tiempo me tocó ser jefa de una sola persona y trabajabamos en el mismo escritorio y ahí nos hicimos bien amigas, pero después se fue y volví a las mismas. Creo que la situación sería más complicada sin gmail o msn porq en verdad así estoy conectada casi todo el día con mis amigas de verdad.

  6. mi jefa acá es loca, derrepente quiere ser tu amiga y enganchai y cuando pensai que le estai teniendo algo de cariño te trata como el horto, entonces me descoloca y al final me da desconfianza así que no quiero ser amiga de una jefa nunca, las minas son muy bipolares.

      • Con el mio igual… es muy raro… a veces pregunta por tu vida personal, pero cuando le estas contestando, el no pone atencion y solo contesta: Aaaaww… mira tú! (sin despegar la pantalla del notebook) asi que ahora cuando pregunta por mi vida privada, me limito a contestar bien gracias y nada mas porque se nota que lo hacia para puro rellenar…

  7. mis jefes son buena onda, cercanos, comparten con el “perraje” la piscola después de la pega, las tallas, etc. (no siempre, claro, pero lo justo y necesario) y lo encuentro súper positivo. Claro que no andamos contándonos nuestros dramas personales, pero se mantiene un ambiente grato y la mayoría nos sentimos motivados y con la camiseta puesta por la empresa (y eso creo que es lo mas importante)

  8. Gran tema. De partida, te felicito por el ascenso, si fue recompensa a tu esfuerzo. Ahora bien, estás palpando la nunca bien ponderada “soledad del jefe”, que ya describiste bien como para insistir en eso. Sin embargo, estás empezando en el nuevo peldaño y puede ser el mejor momento para recordar un par de cosas:

    Jefatura y liderazgo son cosas distintas, que a veces se juntan y configuran a los mejores jefes, pero a menudo pasa más bien lo contrario. La jefatura es un cargo impuesto, obtenido por méritos académicos, racionales o espurios (nepotismo, pituto, etc); el liderazgo, en cambio, es una condición mucho más sutil, intuitiva, impactante y emotiva. El líder es quién es capaz de dirigir, unir y motivar naturalmente a un grupo, especialmente en situaciones de presión, talento para el cual no todos los jefes tienen las habilidades, el tacto y la fuerza necesarios.

    En gral., el jefe-líder sabe ofrecer la mano que acoge y la que aprieta, cuando las circunstancias lo exigen. Un jefe que sólo busca granjearse la amistad de sus subalternos mediante el “laissez-faire” o excesos de confianza pierde respeto y autoridad. Por su parte, el que es puro chicote y palabras golpeadas se gana el recelo, desidia y rebeldía de su gente. En este sentido, celebro a los “grandes jefes” del tipo Julio César, Alejandro Magno, Napoleón o Rommel, esos que por estar metidos en la trinchera, en la línea de fuego o que en la batalla peleaban, comían y dormían codo a codo con el soldado raso, se ganaban el respeto, admiración y fidelidad a toda prueba.

    Suerte, Kitty!

    • “De partida, te felicito por el ascenso, si fue recompensa a tu esfuerzo”… Que comentario más pasivo agresivo. Pa eso mejor no felicites

      • chuta, si uno se pone a analizarlo podría sonar mal..
        no se cual fue la intención pero yo lo entendí de forma muy positiva: la gratificación de que te asciendan fruto del esfuerzo que uno ha hecho. Que ese esfuerzo haya valido la pena.

    • Y bue, en lo que llevo posteando/leyendo foros (casi 12 años) siempre pasa que una misma frase puede tener distintas interpretaciones dependiendo de la sensibilidad de cada quién. Es como la frase aquella de Nicanor Parra: “los hombres nacemos para ser felices; son las mujeres las que nos perturban”. Una feminista pondrá el grito en el cielo, mientras otros advierten que la palabra perturbación puede significar el dolor a que nos somete el objeto amado, un bien que se quiere al punto de que hace sufrir.

      Mi frase quiere decir: si tu ascenso es recompensa al esfuerzo, como indicas al comienzo del post”, para recalcar que eso tiene mérito, en comparación con otras personas que puedan obtener una jefatura por métodos menos loables o de frentón indignos. Es destacar el logro de Kitty y de paso lanzar un sutil sarcasmo hacia los jefes truchos. Lamento que no se haya entendido. ¬¬

  9. Difícil tema. Creo que siempre es bueno mantener esas aguas separadas. He tenido grandes jefes, en ese sentidfo he sido muy afortunada; personas interesadas en que aprendas y así poder brindarte autonomía, lo cual, por supuesto se agradece. No obstante, creo que en general las personas tendemos al exceso de confianza y confundir la delgada línea entre lo profesional y lo personal, por lo tanto creo que mejor mantener distancia y mucha claridad en torno a cada uno de esos roles.

  10. es difícil el tema de las relaciones interpersonales para los jefes, yo trabajo con un big boss y él es muy simpático, cercano y atento con quienes trabajan directamente con él y en general con todas las personas, pero yo veo que se cuida de mantener cierta distancia que exije el cargo, por ejemplo cuando hemos ido a termas y en las noches hay carrete buena onda. Creo que mantener las buenas relaciones con todo el equipo es parte central de su pega y de la pega de cualquier jefe (por lo menos uno que aspire a ser líder y no mero administrador), pero también debe mantener cierta distancia para no perder autoridad, es una lata pero supongo que son los costos asociados al cargo.

  11. Yo fuí jefa de mi sección cuando mi jefe se murió el año pasado, así de heavy, por ende quedé yo, la pega de jefa no me agrada mucho, no me gusta tener más responsabilidad de la que tenía y menos hacerme cargo de los demás chicos que están bajo mi supervisión, es una tarea que tuve que aprender, pero bueno creo que lo he hecho bien y por suerte tenemos muy buena convivencia.
    En todo caso debo dejar en claro que por nada del mundo me gustaría escalar a otra jefatura, me gusta tener mi tiempo, mi vida, llegar a mi casa temprano, hacer yoga, juntarme con amigas y veo la vida de mi jefa y de vida le queda poco, se va retarde y nunca tiene tiempo para nada….no no no, hasta aquí llego yo, NO MAS RESPONSABILIDAD jeje

  12. Yo aún estoy en la U, pero puedo hablarte desde la experiencia de mi mamá: Ella es jefa hace chorrocientos años, y es jefa directa de más de 200 personas (hombres y mujeres, de todas las edades).
    Sus amigos-amigos consisten en no más de 5 personas, todos jefes de otras áreas, todos profesionales.
    Sin embargo, aunque no es amiga de sus subalternos, ellos sí tienen la confianza para acudir a ella, no para pedirle un favor, sino que para pedirle consejo como una mujer que (quizás) sabe más de la vida. Es así como, por ejemplo, se ha enterado de problemas de salud mental de los hijos de sus empleados. Hoy, que está a meses de jubilar, ya algunos le han dicho que piensan pedir traslado o directamente renunciar, porque no quieren estar a cargo de la persona que tomaría el lugar de mi mamá.
    A lo que voy: Preocupate de ser una buena jefa, justa y responsable, no es necesario andar haciendo amigos, y verás que al final igual te ganarás el respeto y el cariño (quizás no la amistad) de muchos.

  13. Si nadie te tiene confianza, revisá qué imagen estás generando como jefa.. la gente responde a la distancia.
    Yo estuve en tu situacion en tres ocasiones (ascenso de compañera a jefa) y, contando excepciones que hay siempre, si sabés mantener la cordialidad y ven que respondés a la confianza brindada, siempre trabajando a la par de ellos; la respuesta a mediano plazo es positiva.

  14. Creo que a todos los jefes les pasa lo mismo. Fui jefa un tiempo y es verdad todo lo que dice el post. Son como 2 bandos: el jefe y los empleados. No es nada fácil ser jefe porque hay que mantener una imagen, ya que el que puede se aprovecha. Pero sí considero importante crear espacios donde los empleados puedan conocerte más y tú conocer más a los empleados. Además creo que es una suerte ser el jefe y poder decidir cuándo dar esas instancias para conocerse más mutuamente. Es bacán tener la posibilidda de como jefa, regalarles un almuerzo o una clase de relajación, no sé…
    Es bacán ser la jefa, pero de que no es fácil, no es nada fácil.

  15. uta en emi trabajo los jefes (marido y mujer) son super maricones se hacen amigos del perraje para sacar informacion y depues te joden.. no confio en hacerse amigos en la pega ni mucho menos hablar, criticar o pelar a otro ya que puede ser un arma de doble filo yo hago mi pega y me voy para estar conectados con amigos uso msn pero pega es pega no hay que hacerse mala sangre por eso.

  16. Yo soy algo así como la jefa de mi misma, y tengo más jefes o superiores, así que para mi no cuenta, además que no sirve de nada, porque todo tiene que pasar por el gran jefe gran(cosas de la vida), y la verdad no me gustaría ser la jefa de un montón de gente, aunque suene super mediocre, prefiero la vida y mi trabajo así sin complicaciones, además que en mi caso ser jefa no significa ganar más plata, sí más responsabilidades.

    • ah! y mis jefes son como la luna: “cambiantes”, hay uno que aunque yo tenga la razón, termina la conversación siempre con: “pero si eso es lo que te estaba diciendo desde un principio” (en vez de darte la razón).

  17. Uff!!! es un tema difícil porque a más de alguien le ha tocado vivirlo, a uno u otro lado de la moneda, pero creo que existen jefes de todo tipo, lo importante es pensar como vas a ser tu si algún día llegas a ser ese personaje de apodo tan intimidante. Tener un nombre nuevo en la tarjeta de visitas no es más que eso, la persona que está detras debe ser la misma, la de siempre. Encuetro súper que Kitty quiera seguir siendo la misma, yo creo que en la medida que utilices tu nuevo nombre como un “nombre” de status personal y no lo impongas, te va a resultar. Mi jefe es así, todos sabemos que lo es, pero también comparte con nosotros como uno más.
    Suerte!!!

  18. Te felicito por tu ascenso, si es que no fue recompensa a tu esfuerzo, sino pura suerte y circunstancia.

    Díficil ser jefe y mantener ese tipo de relaciones porque las relaciones de trabajo no son relaciones sociales, aunque pueden darse algunas, cuando lo central es la producción entonces se lo rico de encontrarse con el otro pasa a un segundo plano.

    Esopino.

  19. Una vez fui jefa de un local chico, tenía como a cinco personas a cargo y en realidad fue de lo más relajado, cada uno sabía lo que tenía que hacer y a mi me tocaba resolver los problemas que surgieran porque era la que sabía más y llevaba más tiempo. No tuve problemas de conversas y amistades, en realidad la relación era bien cercana y agradable.
    Creo que depende de muchas cosas, en mi caso no había mucho hacia donde ascender y las pegas eran tan simples que no había mucha competencia y eso hacía que todo fueran bien relajado.

  20. lo mio es totalmente opuesto, vine desde abajo, la ultima del batallon terminaron todos por irse, y sorpresivamente me dicen, seras las jefa! yo con cara de susto, sabia todo lo que habia que hacer pero no tenia personal! jaajajaj me traje a todos mis amigos y compañeros de estudios y que creamos! un antro de carcajadas todo el dia! hasta que bueno se acabaron los proy. y se fueron mis amigos, ahora trajeron a otra jefa! y yo ando mas relajada que nunca, la pega era estresante! ahora me pagan lo mismo trabajo menos y me preocupo menos! que pega tengo! wooowww!

  21. yo tuve una jefa asquerosa. cuando llegué, me amaba porque la salvaba de todas, ya que ella no cachaba nada. de hecho, ella tiene menos méritos académicos que yo. despues de un tiempo, la loca empezó a hablar pestes de mi, se apropió de mi trabajo y me echaron. ademas, la loca jamas se acercó a hablarme y lo unico que hacia era enojarse con todo elmundo porque no hacian las cosas a su modo: las nanas, los cajeros de los supermercados, los peluqueros… todos eran ineficientes. que mina mas tóxica. ahora siento mucha desconfianza hacia ese cargo, especialmente porque a veces le dan el cargo a gente que es incapaz de liderar. no digo que sea tu caso, creo que solo queria desahogarme un rato y pedirte que mantengas la humildad y la buena onda, para que cuando alguien se te acerque, encuentre en ti a una buena persona.

  22. Me pasa exactamente lo mismo! Asumí una jefatura hace 3 meses y de partida el tener menos tiempo por las reuniones frecuentes, no queda tiempo para conversar con los compañeros que conversabas. Al preguntarles algo también está esa desconfianza si es que estarán diciendo la verdad o no sólo porque ahora eres su jefa.

Dejar una respuesta