Hoy: Happy-Go-Lucky en Cinemax

421


por Mariana y punto

Costó que ésta, la última película de Mike Leigh (antes de la verdadera última, Another Year, que es la que estrenó ahora en Cannes) llegara a Chile de forma oficial, pero después de que lo hizo ahora rápidamente podemos verla en el cable.

Happy-Go-Lucky es de esas películas que se tratan de su personaje; un personaje apestosamente optimista hasta en las peores situaciones, que de la rabia que provoca en una mirándola me recuerda a la protagonista de El Rayo Verde; de hecho Happy-Go-Lucky tiene bastante de las películas de Rohmer en cuanto ritmo e historia, quizás no en lo estético pero es muy de la onda.

Y su protagonista es tan apestosamente seca que el año en que se estrenó la película estaba nominada a todos los premios.

La dan hoy sábado 29 de mayo a las 22 en Cinemax.

23 COMENTARIOS

  1. Es buena esta película pero en un inicio la protagonista es apestosa, su risa molesta y uno piensa en no seguir viendo la peli. Es en extremo feliz y payasa.
    Pasados los 20/30 minutos, uno la empieza a querer y aparece el mejor personaje del filme (en mi opinión), el profesor de manejo y se teje una historia interesante.
    Al final, la amé pero cuesta digerirla al comienzo. Denle un oportunidad.

    • Siempre nos parece -de buenas a primeras- repugnante quien resuma un exceso de libertad. Poppy desborda de ese elemento que la alquimia y la magia tienen por deudor definitivo, y que en redil moviliza a los hombres, quienes se lanzan en busca de químeras y cenizas tales como el poder, el dinero o el sexo, y que al final del camino anhelarían despreciar, pues no todo lo que brilla es oro. Y si es oro, no garantiza que verdaderamente vayan a experimentar la libertad, o la felicidad, las únicas palabras que sin ser sinónimos comprenden un mismo significado.
      Poppy es libre, a su modo, y eso al principio nos molesta. No la queremos así, tan feliz, no, jamás. Preferimos creerla energúmena, pues la libertad como idealización siempre está (curiosamente está) puesta de nuestro lado, y el otro es el que anda en error. Muy lentamete se va descifrando la cara de esa eterna romántica que es capaz de amar a otra mujer y a un hombre a la vez; que sabe conversar a paritr de monosílabos con un vagabundo cuyo desequilibrio entraña un eterno dolor; que sabe dirigir el auto de Scoth con cierta holgura en la máquina, pero nunca las bajas pasiones o los pensamientos sintetizados aparecen en tan amenazante situación; que sabe bailar flamenco desde el entendimiento cabal, no desde la imitación física y que en su día no tiene más que hacer su trabajo y salir a tragarse su mundo, que es el mundo de todos. Me hizo acordar a ciertos personajes que conocí e India, pues el espíritu -hindú sobre todo- está muy bien caracterizado en el personaje de Poppy, quien no se plantea las eternas dualidades de la vida porque acepta su propio karma: carece de aspiraciones hacia una carrera que no lleve a la liberación, a la felicidad última. Quizás sabe que todo es Maya; tal vez, conoce muy bien que “sentarse en el pozo de la indiferencia” es liberarse de todo prejuicio.

  2. A mi igual me dio como esa rabia de porque rayos eres tan positivamente feliz…. cuando la vi en ésta pelicula se me vino a la mente Pippi Longstocking… es media lenta, no la vi hasta el final… quizá hoy en la noche si esté preparada para tanta felicidad o positivismo y me plante a verla.

    🙂

  3. Al rpincipio (primera media hora) me estresó un poco su excesiva felicidad, pense en reiteradas ocasiones dejar de verla, pero le di la oportunidad…al final terminé encariñandome un montón con la protagonista y con el profesor de manejo con quien me reí mucho.
    tema aparte son las botas de Poppy, que me encantaron!!

  4. ufff, era insoportable, no la termine de ver, creo que vi media hora a todo reventar. Pero quizas le e otra oportunidad hoy jajaj, como alguien dijo mas arriba, a lo mejor ahora estoy más preparada para tanta felicidad jajaj

  5. La fuí a ver al Normandie como hace un mes creo, y sí, por dios que apestosa se hace esa felicidad y risa por TODO, dan ganas de cachetearla, sobre el profesor de manejo, se me quedo grabado para siempre el “en-ra-já” (o como se escriba) ajaja lo recuerdo cada vez que arreglo el espejo retrovisor y miro por los laterales.
    La verdad no se si la recomendaria.

  6. esta pelicula la vi en el cine y la encontre genial, luego de verla me sentia contenta, la protagonista es contagiosa en su buena onda, realmente me encanto.

  7. Fui al cine con mi vieja. Era en la sala “Vip” del hoyts de la reina. El público en su mayoría viejitos en pareja.

    Soy de las personas que JAMÁS me voy del cine en medio de la película, hasta me quedo en los créditos (a veces dan material extra al final o definitivamente hay créditos muy bellos). Y debo confesar que con esta al principio sentía unas ganas tremendas de irme!!! es que te creo ser feliz, pero qué onda? bordeaba lo ridículo!

    Igual la historia es piola y los viejitos salieron felices. A mi vieja le encantó y yo no huí. Hay que darle una oportunidad, encuentro.

  8. No pude verla completa…. y no es que me molestará su felicidad extrema, pero la verdad es que no pude tolerar su risita jejejejeje.
    Lo intenté dos veces, pero no hubo caso que me enganchará….. quizás a lo mejor le doy una tercera oportunidad….. y yo que quería ir a ver la peli al cine =P

  9. Luche ene por verla, hasta que la vi por el cable, y debo decir que tenia mas expectativas de las pelicula, igual me parecio interesante….hay que darle una oportunidad como lei en otro post.

  10. yo le tenia toda la fe del mundo, me gustan las peliculas japi y que se sho, pero me supero… igual la vi, pero no me gusto…

  11. Curioso, jamás había escuchado de esta película y ahora me aparece en todos lados. La descargamos, así es que la veré.

    Nota al margen: Leer los comentarios me recuerda una frase que dijo Claudio Di Girolamo una vez: “En Chile la felicidad es mal vista”, jajajaja, parece que es cierto, nos da hasta vergüenza reirnos muy fuerte…

  12. La pillé por casualidad en el cable, la habia querido ver en le cine pero no pude. Me gustó mucho, llena de detalles adorables, aunque su sonrisa sí agota, es el gran símbolo de la trama creo creo y no podia dejarte indiferente.

  13. mi viejo lo arrendó para verla en la casa y la verdad es que no me gustó para nadaaaa D:
    la vi entera pero no le encontré mucho sentido… no se para donde iba el tema de la pelicula.
    vamos que ser optimista es importante y ser feliz pero la verdad no me gusto para nada la pelicula…creo que no la recomendaría… mi vieja no la pudo ver entera…

  14. la vi por primera vez hace un par de años, creo :s y hace como uno, la bajé y la he visto varias veces. de alguna forma hay que agarrar alegría, y para eso sirve.

Dejar una respuesta