Talento o compromiso?

48


por lucy

Hay varias ocasiones en la vida en las que hay que decidir si optar por el talento o por el esfuerzo, y si bien diría que normalmente me inclino por el esfuerzo, igual no termino de decidirme por completo.

Un ejemplo reciente de estos casos es el de David Pizarro: después de que él mismo se marginara de la selección chilena por las desorganizaciones y falta de disciplina previas a estas clasificatorias -y lo sufrido en las anteriores-, obviamente no fue convocado por Bielsa para jugar el Mundial. Y a pesar de lo obvio, hay personas que creen que, al ser uno de los mejores jugadores chilenos, Pizarro debería haber ido al mundial igual porque es seco. Que en su caso debería haber primado talento en vez de compromiso y constancia con su equipo.

Y hay otros que encuentran que está bien. Que creen que quienes estuvieron con la selección hasta en su peor momento, lucharon durante dos años por un cupo y lograron destacar son quienes deberían ser convocados.

Otro ejemplo de este tipo de dilemas fue el Chino Ríos: talentoso naturalmente, pero antojadizo y amurrado, pero que pese a sus defectos nos trajo uno de las alegrías más grandes en la historia reciente del deporte en Chile, además de todo lo que esas semanas de número uno implicaron, como la cantidad de niños entusiasmados con el deporte.

Yo históricamente en mi vida he sido de las esforzadas más que de las talentosas -sobre todo deportivamente hablando-, pero igual tengo esa duda de si en la vida es mejor apoyar a los naturalmente buenos pero que, quizás por lo mismo, no le ponen el empeño que los demás, o premiar a los que se lo han ganado, pero aperrando al máximo y con compromiso.

O sea que me quedo con el esfuerzo, tanto por justicia como por la pasión que implica y que encuentro que no debería transarse, ya que los talentosos creo que ya son lo suficientemente premiados naturalmente. Pero no puedo negar querer ganar es casi un deber y una tentación bien grande.

23 COMENTARIOS

  1. Se debe premiar tanto por objetivo cumplido como por el proceso que lleva a un final
    Un tiempo fui jefe de proyectos, tenia gente a cargo a un conocido y muy talentoso, y un chico que re100 conoci, sin talento pero esforzado. Si el talentoso me cumplia feliz, sabia que lo que le pidiera tenia la capacidad de sobra de lograrlo, pero el dia a dia fue horrible, jamas mostro compromiso, esfuerzo, no solo no era productivo, sino que ademas arrastraba al grupo hacia abajo. Por otro lado tenia al esforzado, era negado el tipo, no se como llego a trabajar ahi, pero preguntaba, generaba un grupo que tiraba para arriba, era un excelente elemento que solo habia que entrenarlo mas.
    En un deporte solitario pueden existir tipos con solo talento y piola (natacion, tenis, karate…), pero en futbol, basket, andinismo y otras actividades afines el puro talento no sirve y hasta puede arruinar un equipo.
    del Talentoso hay que admirar y premiar sus logros, no a El.
    del Esforzado hay que admirar su capacidad de entrega todo el tiempo y son muy necesarios en equipos.

  2. Siempre me ha encantado mas el compromiso que el talento,si bien hay muchas personas talentosas por naturaleza, hay otras q mediante esfuerzo y dedicacion se convierten en grandes exponentes.
    Bailo hace 4 años danza arabe y en este mundo se ven muchos ejemplos, hay minas q son secas! bailan espectacular, pero son flojas y al fin y al cabo se dejan estar, asi como hay otras q sin tener mucho talento se convierten en verdaderas maestras.

    • no se que onda con el baile, pero las talentosas que me han tocado son tan arrogantes y desagradables, he ido a clases de salsa y tango, y hay mujeres que son un plomo, yo estoy ahi para aprender, y ´pongo mi mayor esfuerzo por lograrlo y trato de dar alegria y simpatia para disfrutar el momento, pero hay chicas que te tratan pesimo si no tienes el derroche de talento que ellas tienen (y cero empatia)

      • Si pock, tienes toda la razon, tambien se ve mucho eso, sobre todo en minas q estan recien aprendiendo y se creen el cuento, en general no pesco mucho a estas gallas, porq se que despues de q se les acabe el entusiasmo no van a seguir en esto. Tambien pasa que las minas entran por razones que nah q ver! creen q en un mes se van a convertir en verdaderas “shakiras” y al ver que el proceso es lento se desinflan y lo dejan. Como en todo hay q ser constante y esforzado para lograr aprender y hacerlo bien.
        Desde chica que bailo, hice danza contemporanea y ballet un tiempo, despued me incline por la danza arabe y actualmente enseño. Estuve haciendo clases en un centro de salud mental para personas con depresion y me encanto la experiencia. Por eso no entiendo como hay tipas que enseñan simplemente por ganar plata y no son empaticas, no se dan el trabajo de hacerlo bien y lograr q sus alumnos se apasionen por lo que estan aprendiendo.

  3. Me pareció y parece aún, muy bien que Pizarro se haya automarginado de la selección, porque claramente su talente y compromiso con la selección no estaba siendo valorado ni por el entrenador de ese minuto, ni mucho menos por sus compañeros de equipo. Él se encontraba jugando en Italia, con los grandes, dónde sí se toman en serio y de forma muy profesional el futball, mientras que acá se desgastaba y lesionaba para que alguno de los jugadores taquillas, se pusieran a tontear y carretiar por ahí…
    Desde mi punto de vista fue como un tirón de orejas y resultó! si ahora Bielsa no lo llama, es porque respeta la decisión del jugador y no le gusta presionar (creo!)

  4. Es que el talento es un don, no hay na que hacerle. Y el esfuerzo es pura garra, como dicen algunos comentaristas, y eso es bacán: sacarte la cresta hasta que seas el mejor o algo te resulte.

    Ahora si desechas el talento, soy entero agilao, na que hacerle.

  5. El esfuerzo es súper valorable, pero en casos como la Selección o equipos de alto desempeño, necesitas gente talentosa que de vez en cuando haga una genialidad, obvio q siempre y cuando no afecte al grupo.
    Si quisiera un grupo que trabaje sólo “bien”, ahí quizás optaría por el compromiso.
    Ahora, en cuanto a personalidad, valoro mucho más la genialidad siempre y cuando no sea gente pelotuda

    • Pero Dani es común q los gallos más brillantes sean tipos o tipas medios locos, con una vida personal de la mierda, con manías y cosas raras.

        • Yo también conozco secos-piola, pero la mayoría de los “brillantes” (q son muy pocos) no son muy buenos pa trabajar en equipo

          • Concuerdo contigo. Como profe me toca ver eso constantemente. Tnego muchos estudiantes muy aperrados que se frustran por que por más empeño que le pongan no logran los resultados que otros sin ningún esfuerzo consiguen casi siempre. En todo caso he visto que los que aperran tienen un nivel de compromiso, constancia y sistematicidad que los lleva más lejos que los “talentosos”, ya que estos últimos por lo general son flojos e incluso arrogantes, confiados demasiado en sus talentos naturales y se aburren rápido cuando algo no les resulta.

      • si al final siempre la repartija es pareja, el que es muy seco es medio loco, manías y cosas raras como dice Alfonsina Storni y el que no es tan seco es normal, ordenado y esforzado. Equilibrio, armonía no cacho, pero la vida es sensata…

      • Pero hay gente brillante y medio pesados, a lo House, que me caen la raja porque son divertidos y no los tomai tan en serio… pero pelotudos onda q te miran en menos o se aprovechan del talento para mi no valen y mejor no tenerlos en ninguna parte
        Ahora, yo creo q en gral la gente “genial” no sirve mucho pa trabajar en equipo porque tienen su propio ritmo, entonces hay q saber dónde incluirlos

  6. Para bien o mal hay gente que casi sin esfuerzo logra cosas, mientras otros que por mucho afán que pongan, no les sale (como cantaba Lou Reed en “beginning to see the light”).

    Objetivo y método van de la mano, en tándem. El primero se nutre del segundo. Si quiero llegar al mundial o hacer lucas en una empresa, armo a un equipo de gente talentosa más bien que de gente esforzada. El “compromiso” es algo en lo que no confío mucho, porque me ha tocado formar parte de oficinas donde la gente “comprometida” muchas veces oculta cierta incapacidad, sumisión o desidia. Son los que calientan la silla y “parecen” más trabajadores, pero en el fondo son poco eficientes y muy dependientes. Creen que la eficacia del trabajo tiene que ver con las horas invertidas en este.

    Por otra parte están los talentosos o creativos, que suelen ser rebeldes a las normas, pero aportan aire fresco, ideas audaces, aunque a veces los traiciona su propia inquietud: pueden ser inconstantes o desordenados. Pero caigan bien o no, son un aporte, y a menudo equivalen a 3 “esforzados”, “comprometidos”. Y esto me recuerda lo que oí decir a un comentarista deportivo: “con un poco de entrenamiento, el chino Ríos iba a ser #1. Pero Massú tendría que esforzarse muchísimo para llegar a eso”.

    En suma, lo ideal es la mezcla talento/esfuerzo. Yo no le daría un puesto a un jugador sólo porque se ha esforzado. Pero tampoco a uno sólo porque tiene buenas ideas. Además, los “dream-teams” de div@s suelen no funcionar como equipo porque todos se creen el “elegido”.

    • Segun un profe no existen personas inutiles, sino en el mal lugar
      esquizofrenico y esquizoides, orientados a la tarea o el proceso, creativos o para trabajos repetitivos, tienen carencias emocionales, financieras… todo ayuda a determinar el perfil de la persona y para que sirve, unido a sus talentos e intereses

      Un creativo por muy revolucionario que sea es un excelente elemento, pero si lo pones en una caja de un banco atendiendo publico haciendo lo mismo dia a dia, tienes alta probabilidad que se aburra y que no haga bien su pega y moleste al resto, no por maldad sino por inquietud necesidad de movimiento
      Como dijiste una tropa de inutiles dificilmente lograran algo, por muy esforzados que sean, pero para ciertas tareas son muy necesarios y dan optimismo y empuje a un grupo
      un buen lider (Bielsa) tiene que saber cuidar el equipo, que existan tipos que brillan y meten goles, pero tambien otros que armen el equipo, que apoyen, que den energias y garra, que mantengan las particulas unidas y trabajando juntas.
      Dream Team ha tenido EEUU en basket y es un lujo de juego, pero con campeones de la NBA que todos quieren brillar tambien a perdido juegos olimpicos, porque cada uno quiere tener su minuto de fama no importandole el resto del equipo

  7. no me gusta cuando el mote de “talentoso” pareciera obviar la energia que pone alguien en lo que hace. decir que el chino rios solo era talentoso es echarse al bolsillo todos los años que le dedico al tenis. seguro el tipo era talentoso, pero eso debe haberle servido para ganar un par de torneos cuando tenia 12 años… el top one lo gano con el esfuerzo de años.
    a la larga, el talento sirve re poco… quizas te sirve para saber en que destacas y generar un proyecto de vida mas claro, pero a puro talento solo llegas a la esquina

    • Te encuentro TODA la razón.
      Aún el más talentoso de todos ha tenido q esforzarse, sea estudiando, entrenando…

      Sheldom y House tuvieron q estudiar mucho en sus vidas para saber lo q saben (si sé q son de mentira pero se me ocurren mejores ejemplos), y el chino y maldonado también entrenaron duro desde chicos.

      Otra cosa es q a estos “talentosos” les cueste menos q al resto, o q una hra de estudio o de entrenamiento sea mucho más fructífera en esos casos.

  8. No sé si el ejemplo del post sea el mejor. Pizarro es un tipo talentoso, pero que se ha ganado el lugar que tiene en el futbol italiano a costa de mucho trabajo. Si está fuera de la selección es por su decisión y Bielsa fue consistente al no llamarlo.
    Sobre el tema de fondo, creo que en casi todos los ámbitos el talento es un poco traicionero; si eres muy talentoso es fácil confiarse y dejar de lado el esfuerzo y la constancia. El trabajo es como el 99% del resultado, y el talento el 1%. Lo irònico es que ese 1% puede marcar la diferencia

  9. en la U tenía un compañero SECO, pero no iba nunca, cuando aparecía entregaba y se sacaba un 7. Pero al final se echaba los ramos por inasistencia, talento mal aprovechado. Creo que las personas en general valoramos mucho más lo que se logra mediante esfuerzo, quizás por eso, en general, no quiero decir que todos, hay mucha gente talentosa que como las cosas le salen fácil, al final desperdician su talento por falta de compromiso.

Dejar una respuesta