Cosas de Cannes, parte 3 y final

76


por Juana Rosa

La última noche en Cannes estuvo bacán. Para el cierre, la delegación gringa armó una fiesta en la playa donde la invitación prometía carrete de 23.00 a 7.00. Yo no aguanté hasta el final, pero puedo decir que pasadas las 5.30, la barra seguía abastecida de vino, champagne, ron, whisky y vodka. Igual los gringos son diferentes para sus carretes. Primero, te esperan con una frazada para el frío (idea que podrían copiar por acá), y segundo, tipo 4.00am, en vez de consomé, te dan plátano y melón calameño (esa idea mejor no la copiemos…).

Al carrete fuimos toda la delegación chilena, y por mucho que se trate de compartir con extranjeros, al final siempre terminas en círculo saltando y cantando “la guatona tetona” mientras el resto de la fiesta te mira con cara de “estos chilenos que no saben hablar inglés”.

La mañana siguiente la pasé en la playa. Amo el mar y no podía no meterme al mediterráneo. Estaba full emocionada, pero al final no me gustó tanto. En Cannes está empezando la primavera y el agua todavía no está tan tibia (más calentita que algarrobo pero más fría que tongoy). Pero la temperatura me daba lo mismo, lo importante es que el mar no es cristalino, y uno no se ve las patitas. Entonces cuando vas con el agua hasta la cintura y pisas algo asqueroso y no puedes ver lo que es, ya no es tan entretenido el Mediterráneo.

El agua que sí es bacán en Cannes es la de la llave. Un amigo me dijo que existían los catadores profesionales de agua, y yo no soy profesional pero igual le pongo 5 estrellitas al agua francesa porque tiene mucho menos sabor a cloro, es un poquito más dulce y siempre sale fría.

Ahora estoy de vuelta en Chile, y mi cuerpo no entiende que acá son 6 horas menos y que tengo que almorzar. Mi primer viaje a Europa estuvo increíble, pero igual tener  a mi familia (mi chiquillo y mi chow chow) esperándome ansiosos en la casa es lo mejor. Hora de repartir regalos.  

Más cosas de Cannes: parte 1, parte 2

16 COMENTARIOS

  1. Me reí muchísimo con tus cosas de Cannes, lo disfruté mucho.

    Que chistoso lo de la guatona tetona. jaja. Me imagino la cara que habrá puesto el resto.

  2. jajjaja la guatona tetona??! nunca he escuchado esa canción
    la raja estar en Cannes, además ahora es primavera allá así que el clima debe haber estado rico rico

  3. A pesar de todo no siento envidia….

    jajaj, pero es en serio, lo contaste de una manera tan entretenida que hasta me sentí partícipe del evento… me encantó! ejej
    Respecto al agua, yo considero que cualquier agua debe ser más rica que la de Santiago…
    yo soy de región y ahora estoy viviendo en Santiago y si me da sed, tengo que comprar aguaembotellada, porque la de la llave aun no puede pasar por mi garganta… tiene mucho cloro! parece veneno ·_·’

    • Yo soy de Stgo y amo el agua de aca, al contrario cuando voy fuera de Stgo o a otro pais encuentro el agua asquerosa y me da desconfianza q no tenga cloro, asi q trato de no tomarla, ademas uno se baña y el agua es jabonosa guac.

    • Eso depende de a que región te refieras, porque acá es el norte el agua de la llave es intomable, además te pone el pelo horrible y la piel escamosa. Sin embargo en el sur el agua es rica, es dulcecita y sabe a agua de botella…

  4. Me encanto lo q contaste del mar Mediterraneo, no fuiste nada de engrupida solo por estar alla, debe haber sido bakan la fiesta de los gringos. Me gustaron los 3 reportes pero sobretodo este del recuento final.

  5. reí mucho con eso del melón calameño… sí definitivamente a esas horas es mejor nuestro consomé, cariños mil a ti por acercarnos a este lejano festival.
    espero que pronto tengas una nueva aventura que compartir.

Dejar una respuesta