Concurso: Gana un perfume Ricci Ricci!

402


Publipost/Concurso Ricci Ricci, por Alicia

Ricci Ricci, es la evolución de Nina Ricci –después del femenino y clásico L’Air du Temps y la romántica Nina–, Ricci Ricci está pensado en la mujer de hoy, moderna, segura y contemporánea. Jessica Stam (estupenda musa de revistas y pasarelas) es el rostro que simboliza esta frescura –ella y sus adorables orejitas–. El lazo del frasco está de lujo, fue inspirado por las esculturas del mismísimo Jeff Koons (se acuerdan del perrito y los corazones?).

Alguna vez te has sentido como una verdadera heroína urbana? Hay cosas extraordinarias –y otras no tanto– que hacemos a veces sin siquiera darnos cuenta de la importancia que tienen, cosas que en tiempos modernos son verdaderamente heroicas. Cuéntanoslo acá en los comentarios y ya estarás participando para ganar uno de los 4 perfumes Ricci Ricci de 30 ml. que tenemos para las lectoras de Zancada. Las ganadoras serán seleccionadas según nuestro subjetivísmo punto de vista.

La fragancia es floral, fresca y sensual, sus ingredientes principales son la flor belle de Nuit, bergamota, ruibarbo, madera de patchuli y sándalo. Moderna y urbana ante todo… deja tus comentarios y mucha suerte!

*OJO! Si presentas el siguiente flyer en París de Alto Las Condes al comprar un Ricci Ricci de 80 ml, te llevas de regalo un perfume de 30 ml de alguna de las otras líneas de Nina Ricci.
UPDATE: CONCURSO CERRADO!!
Todas las historias están increíbles, de verdad que un millón de gracias por compartir! Las ganadoras son:

natii: comentario #3
Pilo: comentario #8
camililla: comentario # 43
Gaby: comentario #60

Nos contactaremos via mail, felicitaciones!

97 COMENTARIOS

  1. la verdad es que todos los dias me siento heroina urbana, hasta me imagino con musica de fondo, como un videoclip XDXD
    me siento asi porque soy de region, y me vine a santiago a estudiar. Creo que aqui en Ssantiago la gente anda muy apurada y casi no notan quien está justo al lado, asi que siempre que veo a alguien en apuros, un ciego que necesita ayuda para cruzar, una señora con un coche que necesita bajar una escalera, o simplemente alguien que no sabe donde queda una calle trato de ayudar. Ademas siempre sonrio a todos, porque creo que una sonrisa puede alegrar el dia.

    Saludos!!

  2. Concuerdo con Fernanda, cada dia uno hace pequeñas cosas que pueden no notarse, pero que mejoran la calidad de vida de la ciudad,no hay que perder la conciencia social y ecologica en estos tiempos, menos en ciudades impersonales como Stgo.

  3. No sé si es heróico mi acto, pero aquí va. Días después del terremoto, sin bencina y sin agua, había que hacer laaargas filas para poder adquirir alguno de estos vitales elementos:

    Una vez, fui a buscar bencina a un lugar medio peligroso. Ahi estaba yo, con mi bidón, pacientemente esperando mi turno en la fila de la bencina, cuando me di cuenta que había gente colándose y los militares no cachaban nada.

    Así que con mi 1.50 de estatura y con cara de guagua, fui a increpar a cada uno de los colados. Me trataron de pendeja de mierda, que te metís, correte conchade…etc. Y aunque tenía miedo que alguien me pegara un coscacho…seguí defendiendo los puestos y sacando a cuanto colado se metiera a la fila.

    El resto me felicitaba y aplaudía, pero nadie más me ayudó a espantar a los colados que me llenaron de garabatos y maldiciones.

    Fue un momento super estresante, tenía miedo que me pegaran pero creo que en ese momento en que todos estábamos sin bañarnos, sin agua, poca comida, sin bencina ni luz, había que actuar, sino todos los de la fila, habríamos terminado más derrotados y frustrados de lo estabámos por la manga de colados ganándose nuestros puestos.

  4. No sé si fui una “héroe” pero si me sentí muy útil a la sociedad hace poquito. Venía saliendo del metro República y lleno como nunca divisé a un sr. que era ciego y no sabía por donde salir, le pregunté si necesitaba ayuda, se tomó de mi brazo y salimos.
    Le pregunté hacia donde iba y al darme su respuesta le dije “si quiere váyase conmigo que vamos para el mismo lado”.
    Empezamos a caminar y nos pusimos a conversar, me dijo hasta cuanto yo medía! impresionante. Me molestó la actitud de la gente que ni aún viendo a una persona discapacitada hace un alto, ni siquiera se corrían de la vereda para darle la pasada llevando a empujones, me dijo que el estaba acostumbrado e incluso el ha ayudado a otros para que no tropiecen y caigan.
    Lo dejé muy cerca de donde iba, me quedé mirándolo ya que no era un sr. experimentado en la técnica del bastón, pensé en que debería haberlo dejado hasta su misma casa pero ya era tarde.

  5. No sé si mi historia sea del tipo de historias que esperan podamos contar aquí, pero esta es la mía y me encanta recordarla:

    Hace un tiempo atrás en época de navidad, acompañe a mi hija (ahora ya de 20 años)… que atrozzzzz como pasa el tiempo… en fin! Ella quería comprar matutes en Estación Central para venderlos en una feria navideña y generar sus propias lukas… ella con su pololo y yo con el mío. Las calles repletas de gente y en eso comenzamos a escuchar unos gritos… “atájenlo tájenlo” un tipo corría tras otro, evidentemente lo habían asaltado. Yo indignada veía que todos miraban y nadie hacía nada, bue cuento corto, el ladrón tuvo la genial idea de pasar corriendo por mi lado, le puse el pie, se cayo junto a mis y ahí lo agarro el pobre señor que desesperado comenzó a pedirle que le entregara el dinero, el ladrón le tira los billetes al suelo e intenta salir corriendo, al momento de pararse comencé apegarle unos carterazos en la cabeza y a gritarle un par de cosas (claramente no eran buenos deseos para navidad)…. Cuando estaba en eso, siento el tirón en mi brazo, era mi polo y mi hija tratando de calmarme y sacándome a tirones del lugar….. me fueron retando todo el camino, por haberme metido a ayudar sin pensar en las consecuencias, que el tipo podía andar con otros, que me podía haber pegado en fin!!!… Nada de eso me importo, yo sentía la obligación de ayudar y lo hice, camine con la frente en alto y sintiéndome la Súper Woman!!!!!

    • Es supero feo eso de la ley del “ojo por ojo”, bárbaro e inconstitucional…pero debo confesar q me encanta cuando la gente le pega a los lanzas.

      Tu historia es muy buena, y tiene el plus de q ni siquiera era plata tuya.

      +20

  6. Soy una heroína tiempo completo, al igual que todos las mujeres…es una labor constante el estar presente en una sociedad machista, manteniendo lo femenino y explotando lo masculino que tenemos todas…tratando le lograr un equilibrio…ufff…me agoto solo de escribirlo

  7. Mi historia también es de terremoto, yo estaba con mi pololo y una pareja de amigos en una fiesta cuando fue el terremoto, este no se sintio tan fuerte donde estabamos, así que salimos tranquilamente del lugar, que quedaba en el centro. Ya en la calle nos dimos cuenta de la magnitud del sismo. Mi pololo y el amigo con quien andábamos se adelantaron. Yo me preocupé mucho por mi familia, así que tome mi celular y traté de comunicarme sin resultados, en uno de esos intentos pasa un sujeto y sin que me diera cuenta me robo el celular de las manos. No alcancé a pensar nada y a pesar de una lesión de mi rodilla salí corriendo para pillar al tipo que me quitaba la opción de saber que mi familia estaba bien, corrí como 5 cuadras gritándole que parara. Finalmente con ayuda de la gente de la calle pude detenerlo y recuperar mi teléfono. La hazaña terminó conmigo portando yeso en mi pierna por casi un mes, pero con la convicción de haber hecho lo correcto

  8. Uff no sé, pero si puedes salvar en el trabajo, volar a rodaje para la U, hacer un milagro con el almuerzo, brillar en clases, poder estar despierta más horas de lo normal, luchar por la banda que representas, y llegar a la casa, volver a tu vida real y acostarte a comer helado viendo peliculas con tu hijo… si, probablemente tengo mucho de heroina, o de malabarista jajaja.
    saludos!

  9. Soy una heroína urbana como muchas, porque trabajo, me mantengo sola y me alcanza el tiempo para hacer las cosas que quiero, voy al gimnasio, voy a clases de tango, escribo en mis blogs, comparto con mi familia y amigos, entre muchas cosas más. Tal vez no tengo el mismo mérito de otras mujeres como el de ser madre, esposa y mujer, pero creo que cada una tiene sus objetivos y metas que superar día a día y eso nos hace ser heroínas de nuestra propia vida.

  10. no se si soy una heroina, no intencional, eso si cuando ando escuchando musica prendida me imagino escenas prendidas como de pelicula heroica XD pero nada mas

    en la calle parece que atraigo a las personas para que me pregunten cosas, siempre ando ayudando a los abuelos, que me encantan, me gusta ayudarlos son tan simpaticos XD y una que otra persona que anda perdida o tipico se pierde en el transantiago y como ya casi conozco de memoria todos los recorridos (la dura) hago de guia a veces, pero son cosas pequeñas…
    ____

    que linda se ve jessica! me encanta ella… quiero sus orejas de gato XD y muy lindo el envase

  11. Que buenas historias de salvataje! aquí va la mia: El año pasado creo que en el mes de junio, sali como a las 9:00 de la mañana ultra atrasada rumbo a la pega. Llovía a chuzos asi que cobijada bajo mi escuálido paragua “cuneta” hice parar un taxi. Cuando abrí la puerta me encuentro frente a frente con un blackberry en el asiento trasero del auto. Lo tomé antes de que el taxista dijera algo así como “matanga dijo la changa” y a los 5 segundos empezó a sonar. Alguien estaba llamando y contesté. -“Aló! este es mi teléfono de la empresa que acabo de perder, quién es!- dijo mi interlocutor. Noté su voz de desesperación y le dije: -“Señor si, donde está ud. yo voy al centro juntémosnos en la esquina de bandera con moneda en 15 minutos más y se lo entrego”-.
    Cuando colgué me quedé mirándo el teléfono. Tenía una foto de 3 lindos niños y una señora, su familia asumí. El teléfono estaba bien desgastado por lo ue también asumí ue lo usaba mucho en su pega, que probablemente tenía un jefe medio explotador, pero que el trabajaba duro para sacar a su familia adelante. Me lo imaginé llegando a su casa sin el teléfono, contándole a su señora que la empresa le iba a descontar por planilla el costo del Blackberry que son como 200 lucas, diciéndole que no sabía como iba a conseguir las lucas para pagarlo porque entre el dividendo y el colegio de los 3 niños estaba justo con sus gastos. Me imaginé a su mujer preocupada, vendiendo queques y cosméticos puerta a puerta para ayudar a su marido a pagar la pérdida de esa herramienta esclavizante que te dan en las pegas para mantenerte conectado 24X7, pidiéndole un préstamo a su hermana o empeñando sus argollas de matrimonio en la tía rica. Me imaginé a sus niñitos chiquititos llenos de bufanditas y gorros, con sus cotonitas con su nombre bordado saliendo al colegio.
    Ahí fue que me puse mi capita de superheroína y sentí que tenía una gran misión por delante! devolver el blackberry y darle tranquilidad a una familia. Justo en eso el taxi entra en un taco de la puta madre, el taximetro ya iba como en 700 pesos, asi que me bajé, saqué mi paraguas todo paupérrimo y me fui practicamente corriendo al centro. Iba atrasada a mi pega además, asi que tenia que correr, no tenía opción. Corrí, corrí, meti la pata en una posa, me mojó un auto……seguí corriendo hasta que llegué, le entregué el teléfono y fue muy bacan ver la cara de alegría de “aquél padre de familia”. Finalmente llegué ultra atrasada a mi pega, pero con la sensación de “misión cumplida”. Es heavy, pero en aquél momento, me sentí como una herramienta del bien y fue mas que genial!

  12. El día que me sentí lo más cercana a una heroína fue para el día del teremoto.
    El día 27 de febrero yo desperté a las 7 de la mañana en un motel de la Florida El día anterior me había mandado unas de esas noches distorsionadas, que apenas recuerdas.El asunto es que YO NO SENTÌ EL TERREMOTO, no me despertè y tampoco lo hizo el niño con el que estaba.
    A las 7 de la mañana empezò a sonar mi celular, era mi familia desesperada por saber còmo estaba. En ese momento recién caché la media cagada que quedó en Chile- Me fui a mi casa en un radio taxi y cuando me contaron que una de mis hermanas estaba en su dpto. en Recoleta sin agua ni luz, me ofrecí para ir a buscarla en el auto.
    Cuando empecé a bajar (vivo en Peñalolèn) me di cuenta de que había mucha gente en los paredores de micro esperando. Como supuse, no estaban pasando hace rato, así que empecé a tocar la bocina y a gritar para que se subieran los que pudieran entran en el auto. Corrió mucha gente y el auto se llenó.

    En ese momento me sentí lo más parecido a una heroína. Esa pobre gente no se había podido comunicar con sus familires, ni podían volver a sus casa, estaban desperados. Además, las calles estaban sin semàforos funcionando, por lo que había muchos locos manejando. Además, parecía como si hubiera pasado cloverfield en la ciudad. Y el ambiente era como si estuviéramos en guerra o algo parecido.

    Creo que esa es la única vez que he tenido esa sensación.Lo bueno es que pude ayudar a esa gente. Y de paso me ayudó un poco a entender la catástrofe que que ocurrió en el país, mientras yo andaba en los brazos alcoholizados de morfeo.

  13. Si, una vez me senti así como the most justiciera of the world, venia de estudiar de la casa de una amiga en viña del mar, y me subi a la micro de vuelta a mi casa…y se subio un tata super viejito, que conto las monedas para pagar y sento en el primer asiento…y el micrero weon le dice: “parate viejo weon y bajate estai pasao’ a meao'” la wea es que lo encontre lo ultimo que le dijiera eso (porque claro podemos soportar a todos los pendejos que andan copeteados y fumando en la micro de vuelta del carrete pero no al tata que no podia contralar ya su cuerpo) asi que me pare del asiento y a modo de pregunta para los pasajeros, pregunto si les hacia sentido eso….la cosa es que nadie me pesco, asi que copie la patente de la micro e indigada me baje yo también….
    luego tome otra micro con el tata y cuando llegue a mi casa puse una constancia en el seremi de transporte, y al otro dia fui a alegar (pero adivinien que paso….escribieron de nuevo mi constancia y me dijeron te llamamos por si necesitamos tu relato…un dos)

  14. mi historia no es muy heroica que digamos y es hasta fome, pero igual…….también fue en los días post terremoto (Concepción), cuando recién comenzaron a reponer mercaderías en los supermercados y había que mamarse colas eternas para poder entrar, yo iba con mi guagua en coche y varias abuelitas se tomaban del mango del coche haciendo como que veníamos juntas y entraban conmigo (los milicos se iban a dar una vuelta por las filas y hacían pasar antes a las mujeres con guagua y embarazadas) y se ahorraban tiempo de espera……eso hicimos varios días…..

  15. Heroína Urbana he sido notablemente en dos oportunidades, más que heroína tal vez he actuado de manera solidaria como se espera de una ciudadana común.
    La primera de ellas, caminaba fuera de un almacén y ví que dos niños dentro de un auto gritaban pues el automovil avanzaba hacia atrás solo; rápido y como la mujer maravilla me lansé desde la ventana del copiloto hacia dentro del auto para tirar el freno de mano. Claro, la apurada madre de los niños se bajó a comprar el pan y no “enganchó” el auto. Fui a decirle a la señora que sus hijos estaban asustados en el auto y me fuí. Seguí caminando y cuando el auto pasó por mi lado en la calle los niños gritaban “es ella, es ella”.
    La segunda vez, un niño se bajó en segunda fila de la micro en la que viajaba, por la primera fila venía un camión y adivinen… me bajé corriendo pensando que encontraría al niño aplastado, pero había alcanzado a correrse y estaba tirado en la vereda llorando, era invierno en Valdivia y llovía mucho, el niño cayó sobre un charco de agua, no quise moverlo pero me quedé con el y le dije que no lo dejaría solo, que se tranquilice, así llamé a sus padres y lo acompañé hasta que llegaron ellos y la ambulancia. Fue la segunda vez que fui llamada a ser heroína por las circunstancias, hice lo que cualquiera hubiese hecho, pero me centré en tranquilizar al pequeño de 9 años quien me llamó a los días siguientes (mi teléfono quedo marcado en el de sus padres) para agradecerme y me llevó chocolates, hoy somos amigos en Face.

  16. Me siento como una heroina urbana cuando en las tardes, ya bajando el calor, salgo con mi botella de agua y una bolsa con comida para perros y gatos, y les alegro un poquito el panorama a esos amigos que no me dicen ni una palabra, pero que me miran con cariño y calman su hambre y su sed con lo poco que una les puede dar. Eso me hace sentir poderosa, y llena de cariño.

    Y levantarme cada dia, darme la fuerza para seguir adelante, para no aflojar por mucho que la vida ha querido atentar contra mi entusiasmo y mi fuerza. Salir y buscar trabajo, hacerme una vida por mas que “la cosa esté tan mala” y no dejarme caer, me hace una heroina urbana. Todos los que luchamos cada dia por tener una vida mejor somos heroes.

  17. 100% heroína, para mi ser un héroe comienza primero por salvarse a uno mismo, quizás para ustedes no tenga tanta importancia y no sea considerado propiamente tal como un acto heroico, pero para mi posee un valor inmensurable.
    Soy de región y siempre quise estudiar Teatro, recuerdo me viene a Stgo con ese objetivo y así fue como me separe de mi familia y amigos para poder cumplir mi sueño, estudie 3 años, soporte grandes presiones, como por ejemplo tener a mi pololo y familia lejos. Al tiempo después me di cuenta que la carrera no me hacia feliz por lo que decidí dar un giro en mi vida, de tal forma que le confesé a mis padres que quería estudiar Psicología. Es así como hoy me encuentro estudiando esta hermosa carrera, quizás el acto heroico mas grande que he hecho, por que lo que hice no tiene que ver con agradar a nadie, solo con decidir y sentirme mejor.

  18. Si de hecho una vez choco un gallo en moto al frente mio, y nadie atianaba a hacer nada asiq me baje corriendo y me quede con el ayudandolo tuve q llamar a la ambulancia y esperar q llegara y todo me senti super bien por q pùde tranquilizarlo fue bkn, oajal gane el perfume!!

  19. hace un par de dias me subi a la micro iba camino a mi casa muy cansada, cerca de bilbao una señora se subio por la puerta trasera, solo para no pagar, ya que no estaba llena ni nada, amablemente me acerque y le pregunte ¿señora usted no pretende pagar? y me miro feo y me dijo que no, que le daba lata, que para que!
    nuevamente con amabilidad le dije “por personas como usted, nos estan subiendo el precio a quienes pagamos el pasaje” luego de esos las personas que estaban cerca me dieron un gran aplauso y no pude evitar sentirme como heroina. la señora avergonzada se acerco al validador y pago su pasaje =)

    saludos!

  20. Creo que en algún momento en la vida a todos se nos presentan estos momentos de ser “heroína”, cuanto de eso es lo que tomamos es lo que va agregando valor a nuestra existencia. En lo personal me siento heroína, como muchas mujeres que conozco (incluyéndome) tenemos que pasar a ser las proveedoras cuando nuestros maridos o parejas han quedado sin trabajo, ingeniárselas de todas las maneras posibles para, por lo menos seguir pagando las cuentas, y esto te hace cambiar todo tu rumbo, estilo de vida, todo y sin embargo sigues adelante.

  21. Ahora que me hacen pensar en esa situación, no son pocas las ocasiones en que las personas podemos llegar a ser héroes. Son tantas las oportunidades, pero a la vez las tomamos tan poco, siendo que luego nos entregan una sensación inmensa de bienestar, lo que le cambia el ánimo a cualquiera.
    Desde hace algún tiempo decidí tomar cada oportunidad que se me entregara para ser heroína solo por ver una sonrisa en el rostro de alguien que también se llevo un buen momento. Descubrí que nunca se está suficientemente ocupado como para no brindarle ayuda a alguien que la necesite. Entre los momentos en que decidí recibir una sonrisa y un “gracias” quiero compartir con ustedes el que me marcó, es algo simple, pero que uno no lo espera de un desconocido. Luego de ayudar a una joven que viajaba en metro con su bebe y su madre en dificultades de realizar ciertas labores, esperaba un simple “gracias”, pero a cambio recibí un beso en la mejilla y un abrazo, desde ese momento no pare de pensar en que el mundo sería muy distinto si la gente no fuera tan egoísta y diera regalos tan pequeños como las sonrisas, no es gran tarea partir con eso, una simple sonrisa.

  22. Mi historia es algo antigua, no sé si da para heroína, pero si me sentí feliz por ayudar a unas personas desconocidas, eran las 11 de la noche del 24 de diciembre, veníamos con mi marido desde la iglesia hasta la casa de mis padres para la cena, llevábamos a dos feligresas viejitas que no podían movilizarse a esa hora, ya que en regiones en navidad ni siquiera funciona el transporte público, así que llevamos a las dos viejitas, que eran conocidas nuestras de la iglesia hasta su casa, no era nada pues nos quedaba camino a casa, al dejarlas, vimos a una señora y su pequeña hija esperando en la parada, entre que se bajaron las viejitas y mi marido las dejó en la puerta de su casa, vimos a esta señora y les ofrecimos llevarlas hasta su casa, pues ya no había locomoción, la señora dudo un segundo y después acepto, dado que su hijita ni siquiera llevaba chaleca, el tema es que vivían muuuuyyyyyy lejos, casi llegando a otra comuna, con mi marido nos mirábamos y reíamos pero igual las dejamos en su casa y conversamos de lo lindo con ellas en el camino. Llegamos cerca de la media noche a cenar con mis padres, nos estaban esperando “súper contentos”, pero nosotros estábamos felices por llevar a estas dos desconocidas.

  23. las veces q me he sentido heroina es cuando he ayudado a alguien sin conocerlo, de lo q recuerdo una vez ayude con un par de maigos a un viejito q estaba solo en una esquina en la noche, ibamos camino a un carrete y hacia mas frio q la shuuu, le preguntamos si necesitaba algo y dijo q no se cordaba como llegar a su casa 🙁 me dio mas pena eso asi q fuimos a buscarle la casa caminamos mas o menos harto hasta q la encontramos , ahi lo esperaba su mujern q era otra señora viejita y estaba re preocupada por el nos agradecio caleta y nos dio plata en agradecimiento, me dio rabia por q mis amigos se la aceptaron y yo encontre q na q ver, pero estaban felices con plata pa copete…pff hombres…
    la otra vez fue similar pero con una niña q se cayo en bici en la plaza , la tube q llevar en brazos pa la casa y gritaba como loca porq se rom`pio la rodilla, este no fue un buen final porq la mama no me dio ni las gracias mas encima la reto a la niñita y me dio casi de portazo en la cara …kueck

  24. Este es mi acto, y pasó hace poco en el atochado metro de Santiago.
    Iba yo sentada estudiando en esos asientos de costado que tiene el metro, al lado mío iba un tipo al que no presté mucha atención.
    En una estación se sube una niña de unos 12 o 13 años y queda parada justo frente al tipo. Dos estaciones más allá se me ocurre levantar la cabeza para ver dónde íbamos y noto que la niña está pálida y con cara de incomodidad. Miro al tipo y veo que se estaba manoseando, obviamente mirando y “dedicándoselo” a la niña…
    Viejo cochino!!! Me dio tanta rabia que le di un empujón y lo dejé en evidencia. le dio verguenza y se bajó en la estación siguiente. Qué asco. La niña seguía asustada, así que trate de calmarla y decirle que para la otra no se quedara ahí, que había que denunciar a esos tipos.

  25. Las veces en que me siento lo más pareceido a una heroína es cuando ayudo a la gente que anda medio desorientada por el lugar(abuelitas, gringos, gente de provincia) y les doy las alternativas para llegar a su destino…nada peor que estar en una ciudad desconocida y qué más encima los lugareños no te den bola…

    Mula, pero es lo que hays :S

  26. a mi me encanta dármelas de heroína y mi novio siempre me lo dice, ayudo cada vez que puedo,si veo que unos perros le pegan a otro indefenso voy y los espanto,si encuentro un pajarito caído del nido voy y lo recojo y lo subo a los arboles, si puedo ayudar a un cieguito lo hago, una cosa que siempre voy a recordar es cuando iba por la calle y veo a una señora de edad quejándose yo iba a seguir de largo pero me devuelvo y le preguto si se siente bien, me dice que no que le falta la respiración, le doy mi brazo y la ayudo a respirar y le digo que yo la llevo a la cruz roja que quedaba como a 1 cuadra, la llevo lentito caminando pero ella no podía seguir, le pido a unas estudiantes que la vean mientras yo corro a la cruz roja por ayuda, ahí después la llevaron y la atendieron me preguntaron si la conocía y yo les dije que no y me dijeron gracias y que ellos iban a intentar ubicar a sus familiares, ojala la abuelita este bien, pienso que cada uno puede ser un heroe con pequeños gestos no hay mejor arma que la voluntad…saludos.

  27. Yo me sentí heroína una vez en una pega… Entré a trabajar como part-time a una tienda para tener algo de lucas a la vez que iba a la u y al poco tiempo me di cuenta de que el trato a los trabajadores era súper injusto. Salían ultra tarde, no les pagaban las horas extras, y los obligaban a firmar contratos horribles. Con un amigo abogado nos arriesgamos y nos movimos y formamos un sindicato! Hasta hoy jamás olvidaré lo que se sintió representar a los trabajadores, provocamos un revuelo e informamos a todos de lo que era legal, nos movimos con la inspección del trabajo, conseguimos asesoramiento de abogados pro bono, exigimos que se respetaran los derechos de los trabajadores, y nos quedamos hasta altas horas de la noche elaborando un contrato colectivo cuya negociación tuvo muchas ventajas para los empleados. Cuando renuncié a la empresa, me fui con la satisfacción de haber hecho mi aporte, y de haber luchado por mejores condiciones de trabajo para las personas que temen reclamar por la necesidad de mantener a su familia.
    Definitivamente esto marcó mi vida, tanto así que decidí cambiarme de carrera en la universidad!

  28. Hola… la verdad no sé… no podría considerarme una heroína urbana porque “detrás de un gran poder viene una gran responsabilidad”. A lo más… lo más rescatable que he hecho ha sido devolver plata que se le cae a la gente o cuando me dan más vuelto del que deberían.

    Pero creo que mi mamá es una heroína urbana. Porque siempre trata super bien a todo el mundo, a parte de que es una ama de casa super aperrada y… para que vean que es valiente:
    Una vez veníamos caminando por el centro y una mujer drogada me atacó por la espalda, me agarró el pelo y sin razón alguna me quería golpear. Pero ahí estuvo mi super mamá, que de un manotazo la mandó a volar lejos y, a pesar de su pasividad, le gritó un rosario completito y la drogadicta se fue bien rápido xDDDDDD
    Creo que esa fue una de las experiencias más bizarras que me ha tocado vivir en el centro. Fue ahí por Merced… así que tengan cuidado.

    Em… eso… y la verdad es que mi mamá nunca deja que gastemos dinero en regalos para ella. Entonces darle este regalo en verdad sería bueno.
    Pero en fin… ¡suerte para quienes se ganene el perfume!

    Besos!!

  29. He tenido varios momentos heroicos, mientras leía los de otras chicas me acordaba de los míos y me hizo sentir muy reconfortada sobre todo hoy que fue un día horrible. Pero recordé la primera vez en mi vida que tuve esa sensación: yo tenía como 5 o 6 años, estaba de vacaciones en Chile (vivía en otro pais en esa época) y había ido con mi abuela a comprar el pan para la once. Era el mejor panorama del día porque siempre me ganaba un berlín o un pastel con harto manjar, cosas que no veía en Suecia… Me acuerdo de cosas que pueden sonar muy tontas, como que había olor a lluvia, estaba nublado y el cielo blanco, mis botas de agua rojas, la mano de mi abuela con olor a crema y a cigarro (sip, no todo era idilico, mi abuela fumaba jajaja). Y el acto heroico numero uno de mi vida fue, cuando estábamos caminando a la casa de vuelta, yo con mi bolsita de papel con el berlín y pasamos por una plaza, y veo a un vagabundo por primera vez en mi vida. Me chocó tanto la idea de un abuelito viviendo en la calle, sin comida, sin abrigo, sin nada, que cuando mi abuela me explicó todo esto, corrí a darle mi preciado berlín. El viejito parece que estaba medio cufifo por el tufo que tenía, me recibió el berlín y empezó a comérselo sin decir nada, lo devoró. Nosotras entramos a la casa, tomamos té, y despues fuimos a regalonear, cuando tocan el timbre. Mi abuela va a ver quien era, y vuelve con una flor de origami hecha con un pedazo de la bolsa de papel del berlín, y otro pedazo donde había escrito una frase que después buscando supe que era de Tolstoi: “¿Qué es el bien? No es más que amor”. Esos dos regalitos fueron en ese momento y para siempre más valiosos que cualquier berlín, y todavía los tengo guardados.

    • ohh… he leído varios comentarios de historias de heroinas… sin desmerecer ninguno, uta.. este me conmovió… lo encontré realmente especial =) que bonito haber vivido eso a esa edad… que bonito haber sido así a esa edad!

      saludos!

      • Que lindas las dos, muchas gracias. Soy una convencida de que las personas nacemos todas buenas y héroes, y está en nosotros querer seguir siendo así para siempre. 😀

  30. bueno no me gustaria calificar mi acto como de heroina, pero si como un acto de solidaridad, que evito una eventual tragedia. esto ocurrio hace mas o menos como 4 años en La Serena, era un dia de verano y con mi mama habiamos ido a la playa, un poco tarde asi que nos quedamos hasta que empezo a oscurecer. ya nos estabamos por ir cuando escuchamos unos gritos de una señora, nos acercamos a ver que era lo que le pasaba y nos cuenta desesperada que se le habia perdido su hija; la pobre ya no sabia que hacer habia dado aviso a la guardia costera, pero la niñita no aparecia llevaba horas desparecida. nosotras con mi mama nos imaginabamos lo peor: que la habian secuestrado o que se podia haber ahogado. en eso le digo a mi mama que nos quedaramos con la señora, que la ayudaramos a buscar a su hija. Estuvimos un para de horas buscandola, caminamos toda la costanera en busca de la niñita. su mama estaba desesperada, no hacia mas que llorar diciendo el nombre de su hija.
    hubo un momento en cual nos separamos, con mi mama caminamos un buen trayecto hasta que empezamos a sentir un llanto de niñito, tratamos de visualizar a laguien, pero como era oscuro no se veia nada, seguimos el sonido del llanto hasta que nos encontramos con la niñita escondida entre unos matorrales, con frio y muy asustada. la arropamos y la llevamos con su mama. jamas olvidare la cara de esa pequeña al ver a su madre y menos la de esa señora que desesperada agradecia una y otra vez por podre abrazar a su pqeuña una vez mas.
    creo que ha sido la mayor gratificacion que he tenido al ayudar a alguien.
    saludos a todas

  31. no creo que tenga algo de heroico, pero si alomejor es un detalle que me hizo sentir bien a mi y que ayudo a alguien.
    Hace un tiempo venia saliendo de mi trabajo, era tarde e iba a tomar colectivo, cuando veo a una señora con una caja inmensa de larga (imposible de tomar) asi que le dije si necesitaba ayuda, y la ayude a cargar la caja hasta el colectivo, se subio a uno y me dijo “muchas gracias”… fueron palabras super sencillas pero me senti como amelie jejej

    esop
    saludos

  32. Todos los dias me siento Heroina ya que mi hijo es un loquillo y he salvado muchas cosas de mi casa , que han estado apunto de romperse, rallarse,y con el instinto de mama, llego justo a tiempo y salvo la situacion jajajaja

    Ojala me gane el perfume ya que el mio ya se me acabo snifff
    Muy bueno el concurso!!

  33. Me siento media ‘heroína’ cuando logro cuidar un poco más el medio ambiente como cuando voy a comprar el pan con una bolsa de genero o logro que mis amigos reciclen. Pero también me siento así cuando logro incentivar a alguien a hacer algo bueno en su vida, como fue convencer a mi pololo de que estudiara después de haber salido hace 12 años del colegio.

  34. Una vez fui heroina y me senti super bien. Iba por una calle, y cache en la esquina una niña (bueno no tan niña, una joven) como peleando con un tipo, pense que era el pololo o algo asi, pero al acercarme màs cache que estaban como forzejeando. Me arme de valor, y le grite “Oye! que te pasa weon?!! Dejala!” me lanze al tiro con la violencia, si hay algo que aprendi es que a esa gente hay que sacarle toda la familia. El tipo me miro y como que no pesco, y no soltaba el bolso de la niña. Le grite de nuevo, más fuerte y más enojada, y unos cuantos vecinos, de seguro debido a mis gritos, salieron a ver, en cosa de segundos, no se como, un tipo gigante salio justo de la casa de la esquina, y el ladron se cago de miedo, solto el bolso de la niña y corrio, mala idea, porque paso justo al lado mio, y sin pensarlo dos veces movi mi patita, he hice la mejor sancadilla de mi vida, el tipo volo. Me dolio, pero valio la pena, se paro, y se fue corriendo apenas, cojiando diria yo. Avisamos a carabineros y todo eso, pero la sensacion de haberlo humillado fue bastante gratificante. Despues acompañe a la niña a su paradero, le hable de cualquier cosa para distraerla y me senti bien de haberla dejado un poco más tranquila.

  35. Era Jueves por la tarde y estaba con mi pololo en el Forestal cuando de pronto vi a una pareja de jóvenes discutiendo y de pronto oí un grito de la chica, al voltear note que estaba en el piso llorando y el hombre gritando, tomamos nuestras cosas para acercarnos pero el chico levanto a su polola y de un bazo se la llevo, cruzaron Merced y acorralo a la chica contra la pared mientras nosotros esperábamos el cambio de luz en el semáforo, fueron largos min., cuando los alcanzamos Cristian tranquilizo al hombre y yo me encargue de sacar de ahí a Alejandra(la chica) quien no paraba de llorar. Avanzamos a Namur hasta donde nos siguió su pololo Cristian otra vez le pidió que la dejara y yo abrazaba a Alejandra quien no paraba de justificar a su pareja diciendo que era su culpa que lo merecía y otra sandeces que por supuesto me encargue de borrar de su mente, “no hay razón en el universo para por la cual alguien te pueda pasar por encima o te obligue a hacer cosas que no quieres” le dije entre otras cosas. Estaba desorientada preguntaba el nombre de la calle y luego solo pedía volver a casa así que nos ofrecimos a llevarla y seguimos avanzando rumbo a la alameda donde otra vez llego el hombre, la chica salio corriendo sin lograr alcanzarla. Lo encare y el solo dijo que jamás la había golpeado antes, que ella lo había sacado de quicio y cosas por el estilo… Una relación enfermiza sin duda. No se si fui la heroína que la chica necesitaba, no se si al otro día habrá recordado algo de lo que le dije, pero ahora se que de tener un superpoder me gustaría que este consistiera en darle a cada mujer la autoestima necesaria para no dejarse amedrentar por nadie ni nada.
    TENEMOS EL POWER solo debemos saber buscar.
    Mavi

  36. Mi experiencia de “wondergirl” es la siguiente: yo era re chica, tenia como 14 o 15 años y tenía que juntarme con unos compañeros a hacer un trabajo del colegio. Salí igual que siempre a tomar la micro al paradero de la esquina y mientras esperaba un tipo en un jeep(supongo que drogado y todo)se sube a la vereda y atropella a una niña un poco mayor que yo, la mina no alcanzó ni a caer al suelo y el imbécil la golpea de nuevo con el jeep, después huyo y y la dejó simplemente tirada ahí. Yo estaba sola, pero en vez de quedarme congelada corri a ayudarla para que no se levantara, a mantenerla despierta preguntandole cosas y llamando a carabineros todo al mismo tiempo. La escena duró segundos, sin embargo memoricé la patente del jeep y la cara y hasta la ropa del tipo. Cuando llegó la ayuda y más gente como que recién respiré y me vinieron todos los tiritones, pero aprendí que en un caso así puedo mantener la calma lo suficiente como para ayudar a alguien que lo necesita.

    P.D: unos años después me atropellaron a mí, y creo que hasta ahí no más me llegaron los super poderes…

  37. Yo he sido la heroina de pequeños seres que no pueden hablar.. los perritos callejeros..
    con mi pololo guardamos las sobras de la comida, panes etc… y salimos a recorrer las calles de santiago en busca de algun amiguito hambriento que se encuentre en nuestro camino…
    quizas no nos puedan dar las gracias, pero con su mirada yo me siento toda una heroina
    🙂

  38. No sé si algo así me transforma en heroína, pero hace poco, en pleno término de la campaña presidencial, tuve un momento inolvidable con una persona de verdad inolvidable. Estaba esperando la micro y, aunque estaba prohibido, dos cabritas se empeñaban en seguir haciéndole publicidad a quien hoy en día ocupa el mandato de nuestro país. Yo escuchaba música, cuando una señora de edad se pone a conversarme. Me saco los audífonos y escucho a la mujer comenzar su discurso diciendo que lo que las niñas estaban haciendo estaba prohibido. Luego, me cuenta que era doctorado en recursos naturales y que en la época del muñeco de madera con la nariz grande la llevaron presa por publicar un documento donde varios de quienes hoy acompañan a nuestro presidente aparecían como claros ladrones de los recursos naturales y económicos de nuestro país. Yo escuchaba entusiasmada su relato, cuando las niñas propagandísticas comenzaron a rayar una micro con esa pasta rara que usan. La señora se paró y comenzó a gritar a las señoritas, cuestionándoles sus actos. Las niñas no escuchaban y seguían arruinando el transporte público. Sentí que había que hacer algo más. Me paré y le dije a la señora, “amiga, hay una sola solución a este insulto”. Apenas se lo dije, la mujer entendió el mensaje y ambas nos pusimos a borrar con fuerza todo el estuco gastado en ese nombre senatorial. Luego nos dimos la mano y nos despedimos con un “suerte”. Sentí que en ese momento estábamos haciendo algo por nuestro lugar, independiente de nuestras ideas. Inolvidable.

  39. La verdad es que no se si con mis actos cambio en algo el planeta, pero me gusta pensar que si =D, desde muy niña mi mamá me enseño siempre a no botar basura en la calle y si se me llega a caer algo al piso lo recojo y eso es un habito que se los eh cultivado a mis amigas que aun que al principio les costaba, ahora cada vez que tienen la intención de botar algo se acuerdan de mi 😛 y ellas también se lo transmiten a los suyos, es un acto en cadena que favorece a la ciudad, también tengo un habito que me miran raro, tengo bolsas de género y cuando voy al súper las ocupo y aunque me miren extraño no me importa porque así siento que la tierra nos durará mas =D
    siempre los actos diferentes son mirados de forma extraña pero son esas pequeñas cosas las que hacen que valga la pena vivir!

  40. Pucha me quiero ganar un perfume pero la verdad es que me da un poco de pudor cumpllir con el requisito y relatar momentos en que he sido “heroína”. ¿Por qué? sencillamente porque para mi no han sido actos heroicos, sólo han sido cosas que siento que he sentido que había que hacer si o si, actos de amabilidad mínima, tal vez valentía o simplemente claridad en casos de experiencias extremas.
    Lo que me gustaría compartir es la sensación tremendamente gratificante que me ha dejado cada uno de esos momentos, y la certeza de que muchas veces no nos cuesta nada hacer algo por otra persona y que ese gesto muchas veces hace la diferencia.

  41. El otro día ayude a una señora a salir del metro, venía saliendo detrás de mi y todo el choclón de gente empezó a entrar y casi se la llevan de vuelta al vagon, la tire del brazo y la saqué jaja, quizás no es nada heroico pero me sentí bien, la señora me agradecio y nos matamos de la risa…

  42. Estaba en un multitienda en Providencia, cuando iba a subir la escalera me encontré con una viejita que me recordó taaaanto a mi abuelita, que al igual que esta señora le tenía miedo a las escaleras mecánicas, la ayude a subir, y cuando llegamos al 2do piso me dice: ¿donde esta la salida a Providencia?, y yo le digo: esta abajo!!!, y ella se agarra la cabeza y me dice: disculpe por haberla molestado, me dio tanta ternura esta señora que la ayude a bajar de nuevo, llegamos abajo le indique la salida y ella se despidió con un beso…… que ganas de tener a mi Tatán (así le decia yo a mi abuelita) de nuevo conmigo

    Saludos Zancada

  43. Es verdad que todos los días hacemos cosas heroicas, hasta en el contexto más doméstico posible.
    No creo que mi historia sea muy trascendental ,como las que cuentan como encararon a un ladrón o a un colado en la fila , pero filo, aqui va….
    Esto pasó en el 2008. Iba saliendo de clases, camino al paradero de los buses de acercamiento de la u ( estudio en un cerro y para bajar de este, los que no tenemos auto, debemos usar los buses ). Este paradero está ubicado en los estacionamientos. Resulta que una mina estaba estacionando su auto, pero lo estaba haciendo pésimo.No lo lograba dar con el ángulo que la hiciera calzar justo en el espacio para estacionarse. O se habría mucho o se cerraba mucho.Cuento corto, estaba dando jugo tratando de estacionar su autito. Al frente se encontraban un grupo de hombres que estaban fascinados con el espectáculo de la pobre niña. Se reían , le hacían burlas y tiraban tallas como ” mujer al volante, peligro constante”. Esa actitud me indignó.Literalmente me sacó los choros del canasto. Asi que me acerqué hasta donde estaba la pobre tratando de estacionarse y le pregunté si quería que la ayudara. Me dijo: SI, PORFAVOR! Tomé el control del auto y ella se sentó al lado mío. Le dejé el auto estacionado y le enseñé como hacerlo. Frente a nosotras seguían los giles mirando, asi que cuando me bajé, me acerqué a ellos y les pregunté : cuándo ven que sus mamás, hermanas y pololas no pueden hacer algo también se rien ? Quedaron plop! Todos rojos como tomates, se dieron media vuelta y se fueron.

    Fin.

  44. Hay dos cosas que me empelotan y con las qué me topo demasiado seguido en las calles…una es la gente que, a pito de nada y por pura maldad se dedican a martirizar a los perros que vagan por las calles. Más de una vez he increpado a tip@s más corpulent@s y agresiv@a que yo a quienes he visto dando patadas y lanzando piedras a estos animalitos. La otra es la gente que tira basura al suelo. Desde chica vi a mi madre ponerse en riesgo al reprocharle a gente descuidada y maleducada su accionar y hasta el día de hoy he seguido su ejemplo. La ciudad es de todos y es nuestro deber cuidarla y mantenerla hermosa y habitable.

  45. Me encanta sentirme heroína todos los días…. y aunque hay algunos en los que cuesta un poco mas, a diferencia de otros en los que mi capacidad fluye tan naturalmente,… es exquisito imaginar que con un gesto tan simple como sonreir a quien no lo espera, uno pueda contagiar… soy una heroína de entregar sonrisas! me encanta.. me siento feliz y dueña de la ciudad igual que Jessica Stam en esta publicidad de Ricci Ricci… : )

  46. Desde que salgo de casa soy muy observadora me gusta estar atenta a todo, me gusta es algo natural ni me estresa. En ciertas situaciones mas cotidianas he dado las direcciones que la gente perdida necesita e ido a comprar por cada antojo o remedio que necesita mi madre. Pero nada se compara esa vez en que cuidaba a una niña (4 años) en su departamento del piso 16, esa tarde se corta la luz, no sabia que hacer no sabia donde estaban los fosforos y velas en esa casa, por lo que mi desicion fue rapida y la tome en brazo y baje por las escaleras, ella muy temerosa llamaba a su papa (pero el llegaria mas tarde). Al llegar al primer piso fue peor porque en consejeria estaba oscuro tambien. Asi que decidi tomar todas mis fuerzas e ir a mi dpto dl piso 12 por las escaleras ….tomandola en brazo nuevamente y gracias a las chicas superpoderosas(unas vecinas) que andaban con pulseras luminosas y yo el haber encontrado velas en mi casa pude alumbrar un poco y le pasee mis peluches para distrairla y quietarle el miedo a la niña. Me senti ¡excelente! toda una heroína :). Ademas no hay nada mejor que convidar de lo que comes a la gente q camina por las calles sobre todo a los vagabundos ;). Me llena el alma.

  47. Bueno mi historia no se que tiene de heroica, pero fue unas de esas situaciones extremas en donde sabes, que sin tu ayuda las cosas pueden terminar mal.
    Me encontraba yo hace 4 años en La Paz, Bolivia, invitada por un festival de teatro que se realiza allá (soy actriz),el viaje fue mágico, el festival me había costeado el viaje y la estadía, y yo me sentía no mas regaloneada.
    Bolivia, aunque sea país hermano, es muy fuerte, antes de ir no se me hubiese pasado por la cabeza el nivel de pobreza en el cual se encuentran.
    Bueno la cosa es que me encontraba yo en un taxi, metida en medio de un taco gigante, derrepente mirando para fuera, veo que en la vereda, junto en la esquina, hay unas telas tiradas, era un bulto que se movía, me quedo mirando y me doy cuenta que ese bulto era una guaguita…me desespere porque yo también soy mama y le dije al taxista: oiga señor, ahi hay una guaguita botada,el mira para fuera y me dice:si si la veo, como si fuera lo mas normal del mundo.
    Le pague rápidamente y me baje, tome a la guaguita que termino siendo un niñito cholito como de 8 meses delicioso, pensé ir a la policía, pero no lo hice, espere sin saber que esperar la verdad, pasaron 15 minutos, 30 minutos….una hora, y mi cabeza ya no daba mas, pensé en ir al consulado de Chile en la Paz, pensar en adopción, traérmelo a Chile y darle una vida, no se, conmigo, con mi hija, donde comen dos comen tres pensaba yo… y así con la cabeza revuelta después de todo ese rato, llego una cholita muy enojada, me quito el niñito de mis brazos, me gritonio algunas palabras en quechua que obvio no entendí y supongo no fueron muy amigables y se fue…..y ahí quede yo, marcando ocupado, después de haber construido toda una vida imaginaria con ese niñito……
    Averiguando el porque de la situación allá, muchos amigos bolivianos me contaron que es normal que las cholitas dejen a sus niños en la calle, mientras hacen tramites, que se yo…bueno en resumen no fui heroína, pero tuve la intensión de serlo…

  48. soy la menos heroica pero igual es tierno: cuando chica me disfrace de mujer maravilla para el dia del alumno, tendria unos 5 años por ahi, y la cosa es q volvi a la casa y corri a saludar a mi papa q estaba en la calle y em pasa un billete de $1000 (que para era MUCHOOOOOOO en ese entonces), y me dice toma llevaselo al viejito ( un vagabundo que dormia en la cancha cercana a mi casa) y yo le dije: papi y con eso se puede comprar una casa? (que ingenua!!) y me dice noooooo pero por lo menos se podra tomar una cerveza.
    como no peske mucho lo de la cerveza le lleve el billete aun creyendo que le serviria para una casa, él me sonrio asi como muy agradecido y yo me fui feliz; dsps cada vez q lo veia nos saludabamos y le agarre ene cariño, hasta que un dia x desaparecio y nunca mas supe de el 🙁

  49. no sé si será heroico pero para mí es vital…vivo cada uno de mis días con una horrible enfermedad muy rara y desconocida en Chile y cada uno de mis días lo soporto con un dolor incomunicable, dolor en todo el cuerpo, hasta en el pelo; pero trato de ser feliz y de seguir haciendo felices a los que me aman y los que pueda, como a mis compañeras del taller de la Corporación que representa mi enfermedad. Quiero dar la batalla, quiero aprender de mí y de cada una de mis compañeras fibromiálgicas, quiero que la gente sepa qué es esto, de qué se trata. Cada día es una lucha constante por sentirme persona, por sentirme viva y por mostrarle a la gente que mis dolores son reales y no creados en mí mente, quiero lograr una sonrisa a través del dolor y hacer lo que este en mí y lo que no para salir adelante, dar la pelea, hacer que esta enfermedad se reconozca como tal y ser feliz aún con el dolor.

  50. Yo me siento súper héroe cuando voy por las calles de esta ciudad en mi bicicleta, luchando contra la adversidad de los conductores enrabiados que insisten en tapar los cruces de las calles, por lo cual con malabares ciclísticos debo contorsionar mi cleta hasta encontrar una salida. O cuando un taxista mañoso me choca la bici tirándome lejos en un paso peatonal para luego echarme la culpa y llamarme irresponsable por no ver su luz intermitente que sugería que doblaría en la esquina, o cuando debo cubrir mi rostro con una pañoleta a lo vaquero del oeste pues el aire contaminado me está enfermando de la garganta. Creo que sobrevivir en esta ciudad toma la fortaleza de un héroe, sin duda. Yo soy de Conce, y creo que lo logro así como muchas de las chicas que ya han posteado.

  51. Soy mamá de 5 hijos, entre 16 y 4 años, separada, trabajo 45 horas en una oficina, llevo a los niños al colegio, voy a la pega, busco a los niños a la hora de almuerzo, en la tarde despues del trabajo hago tareas con los chicos, oriento vocacionalmente al grande que está en Cuarto Medio, coordino turnos con las salidas de los dos mayores para ir a buscarlos de los carretes y los otros se queden con sus hermanos.
    Aún así, cuando los niños chicos (4,7 y 9 años) se duermen en la noche siento que es el momento de paz de mi vida y sí, será fome, pero me siento una heroína por sobrevivir en un ambiente de caos, incertidumbre, y aún así poner la música a todo chancho a las 6 AM y decirles a mis hijos, “¡Vamos si la mamá puede levantarse todos podemos!!!!!

  52. ahh! yo una vez me senti una heroina urbana, pero en verdad porq ayudé a alguien. fue cuando era chica, tenia como 11 años quizás. Iba con mi mamá en el auto, era otoño y yo estaba en el asiento de atrás mirando hacia afuera. De pronto, en una calle chica por Ñuñoa veo que “algo” se mueve entre las hojas secas y digo “mamá!! hay una persona tirada entre las hojas”. Mi mamá me mira con cara de que?? y yo le digo que es en serio, que la acabo ver moverse. Así que paramos el auto y fuimos a ver. Efectivamente, era una viejita muy viejita que se había caído y como era muy anciana, no había podido levantar. Con mi mamá la ayudamos a pararse y nos contó que ya llevaba ene rato ahí, según ella como tres horas. Como en esa época los celulares no estaban masificados, no había podido llamar a nadie. El problema es que estaba en medio de la calle, osea, alguien podría haberla aplastado con el auto. Más encima la señora tenía la buena idea de usar tonos cafes y se mimetizaba con las hojas.
    En fin, con mi mamá la llevamos a su casa, la curamos (se había pegado en la cabeza, pero muy poco, no era como para llevarla al hospital) y llamamos a su familia, que nos agradeció ene por salvar a la abuelita.
    Y…eso. esa es mi situación más heroinezca de la vida jaja

  53. Dar el asiento en la micro o metro a quienes lo necesiten en vez de hacerse el dormido, recoger a quienes se caen en la calle en vez de reírse… decir buenos días al vendedor, al chofer, a nuestros colegas… agradecer…dar una palabra de aliento a quien vemos afligido, contar hasta 10 antes de responder cuando estamos enojados… enseñar valores a nuestros hijos y familia… todos lo que no hemos perdido esto… somos héroes anónimos.. ya que a lo mejor sin saber tu puedes darle esperanza a alguien…

  54. No sé si mis actos son de heroína propiamente tal, pero siempre trato de hacer cosas buenas durante el día, me hace sentir bien conmigo misma, y qué mejor si ayudo a alguien…
    El otro día volvía cerca del metro el golf divisé a una abuelita que caminaba desorientada, sin saber dónde se dirigía, me acerqué a ella y le pregunté si necesitaba ayuda, me dijo que su hija le había dado la dirección de su casa anotada pero no sabía cómo llegar, la leí y quedaba muy cerca de escuela militar, la pobre no sabía hacia donde era ni nada, y la hija poco había hecho para explicarle cómo llegar, pues sólo le había anotado la dirección, asique juntas buscamos bien la dirección y la dejé en la puerta del edificio, estaba tan agradecida… de inmediato se me vino a la mente mi abuela, y la rabia e impotencia que me hubiera producido verla vagando por la calle sin saber hacia dónde dirigirse, pudiendo ser víctima de cualquier tipo que pudiera asaltarlas o hacerles cualquier cosa..
    Lo otro que siempre hago es tener en mi bolso mientras ando por la calle comida de perros, compro una bolsita y siempre ando llevando, porque no soporto ver a esos pobres perros muertos de hambre en las calles, me da tanta rabia la gente que los abandona así como así, asique siempre intento darles algo d alimento, y siento una sensación tan rica cuando me ven con esa carita inocente que tienen los animales y me mueven la cola mientras comienzan a comer, ¡Qué sensación mas reconfortante!

  55. De vez en cuando salimos con mi compañero disfrazados de alegria, aunque la gente no oye nuestras risas al menos sabemos que nuestra cara blanca con boca roja y un par de gestos les alegra el camino.

    🙂

  56. Hace poco descubrí que puedo ser heroína y deje de una vez por todas de ser damisela en peligro, soy pequeña y menuda y siempre me considere cobarde, he sido asaltada en 5 ocasiones y me he quedado muda y congelada, lo mismo me ha pasado con los agarrones que me han dado que me hicieron dejar de salir a trotar, pero ya no mas, no señor, hace poco descubrí a la salida del metro que todo depende de mi, subía las escaleras de metro plaza de armas para llegar a mi trabajo y un mendigo le pego una patada a un perro que le estaba ladrando, no se donde saque el coraje y me le enfrente el perrito se puso detrás mío para buscar protección, el tipo quería seguirle pegando, poco me importo que se me fuera encima, le grite con furia, aunque se que me veía estupida “si te acercas te saco la cresta” acércate po wn, no eri tan hombre pa’ pegarle a un perro acércate po’!!!! jajajajaj, para muchos quizás esto no es nada, pero para mi si lo es, enfrentar tus temores en pos de algo que de verdad te importa en mi caso los animales, me hizo entender que no soy tan débil como creía, se me olvidaron todos los temores y ahora salgo a correr con dos piedras, en caso de cualquier cosa pero no me limito por el resto.

  57. yo he sido y seguire siendo una heroina urbana, especificamente cuando se presenta una injusticia ante mis ojos, ya sea un maltrato animal, cuando dejan en ridiculo a alguien, cuando veo actos de matonaje, etc. estos hechos generalemente van ligados al concepto de “MASAS”, las cuales no me gustan, siempre es mas sencillo ser parte de ella que enfrentarla y es ahi (cuando las enfrento) que me siento una heroina urbana. claro que los demas no me llaman asi, mas bien me llaman “pao CONTRERAS”, “la defensora de los pobres”, “la dama de hierro” etc, etc.. los cuales me los tomo con humor!!

  58. Mi momento de heroina urbana fue un dia en el que ibamos caminando por Provi con mi mamà y contrario a nosotras venia un tipo que no nos despertò ningun tipo de sospecha..La cosa es que al cruzarnos agarrò a mi mamà como abrazandola y le cortó su cadena (la tiene desde que yo naci, y yo tengo 20!) asi que imaginense lo que significaba para ella esa cadena…Cuando capté lo que habia pasado y al escuchar a mi mamá gritar, no atiné a hacer nada más que correr detrás del hombre y gritarle que me devolviera la cadena!! corrí y grite muchoo! Parecía una loca pero senti tanta impotencia en ese momento que me diò lo mismo que sacara una pistola o lo que fuera (de hecho en el momento ni lo pensé). Finalmente la gente que caminaba por ahi cachò lo que pasaba y entre todos los acorralamos!! Llamé a los carabineros. Ahora está preso y mi mamà con su cadena :).
    Ahora que lo pienso fue super arriesgado y no se si lo volverìa a hacer…lo más probable es que si!

  59. Capaz que suene super egolatra, pero en estos momentos me siento toda una heroina.

    Soy provinciana de tomo a lomo, y en diciembre debia postular a mis practicas profesionales, y sin que me importara nada postulé a Santiago! aca no tengo ningun familiar, a lo mas tenia un ex andante con el que conservaba la buena onda, pero fuera de eso… NADA MAS! ni un pariente, amigo, NADA!!!
    Se suponia que vendria a hacer solo una practica aca en Agosto-Septiembre, pero los primeros dias de Marzo me llamo mi directora de escuela para decirme que si queria podia empezar al tiro en Abril-Mayo con una practica en Santiago… Y dije que si! asi sin mas! rapidamente me puse a buscar casa y al final termine aceptando la propuesta de este ex andante (que a estas alturas se convirtio uno de mis mejores amigos) de quedarme algunos dias en su depto mientras pillaba alguna otra cosa. Esos primeros dias debi luchar contra la gente para subirme a la micro, lograr llegar al metro, luchar nuevamente y despues de hora y media de viaje llegar al bendito sotero del rio XD sobrevivi mas de un mes asi, hasta que me pille un nuevo depto un poco mas cerca, pero debo seguir luchando en el metro XD pero estoy feliz! feliz de haber sido tan aperrada y haberme venido para aca no mas, sin ni siquiera conocer Santiago! Y ahora me muevo libremente por su ciudad, me voy a meter sola a clases de baile y ya estoy inscrita en la bibliometro y hago cosas tipicamente santiaguinas, siendo una sureña ultra huasa, pero con un espiritu de protagonista todo el rato (ok, lo admito, he debido devolverme, caminar de más, preguntarle a medio mundo donde quedan las cosas, pero he logrado sobrevivir)

    Ah! y como detalle freak… saben por que muero por ganarme el perfume??? Porque cuando entre a la universidad comence a usar “nina” y no se ha despegado de mi en estos casi 5 años ya… pero creo que es hora de cambiar y evolucionar! los 22 no son iguales a mis 18, asi que es hora de cambiar de fragancia, pero conservando a su creadora, porque ustedes mismas lo dicen! este ricci ricci es una evolucion de mi adorado nina!!! 😉

  60. “En diciembre del año pasado, iba pasando cerca del Metro escuela Militar y vi a un niño sentado en el suelo llorando. Como estaba tan cansada seguí de largo, pero luego al darme vuelta y ver que nadie se le acercaba, me devolví y le pregunté cómo se llamaba y que le pasaba. El niño con los ojos rojos de tanto llorar me dijo que se llamaba Eduardo y que estaba vendiendo helados pero que los inspectores le habían quitado la caja por estar sin permiso, a si es que cuando llegara a su casa le iban a pegar. Al darme cuenta que tenía diversas cicatrices y ematomas en su cara y sus brazos le pregunté qué le había pasado y me dijo que su mamá cuando estaba enojada le daba manguerazos y a veces lo quemaba con cigarros…la verdad es que al ver tanto sufrimiento en su mirada quise ayudarlo de alguna forma y no por hacerme la heroína sino que me sentí con la necesidad de hacerlo ya que estaba frente a mi y eso ya era suficiente. A si es que lo acompañé a comprar una caja de helados y le dije que se fuera para su casa y no llorara más, lo abracé y le di mi número de celular para que me llamara si alguna vez necesitaba mi ayuda. La verdad es que ese niño Eduardo, no me llamó nunca y entiendo porqué, porqué no es él el que tendría que haberme llamado sino yo a él. A si es que decidí hacerme voluntaria de un hogar de menores para acercarcarme a todos los Eduardos que necesiten una palabra de cariño y mi granito de arena.”

  61. Hola a todas!!!para serles sincera me siento la heroína del 911 porque siempre que veo a alguien en desgracia y si está dentro de mis posibilidades, voy a cooperar en lo que pueda…eso pasó hace algunos meses cuando estaba en mi departamento y escuché una tremenda quebrazón de vidrios y al asomarme por la ventana vi que abajo, donde está la sala eventos estaba tirada en el suelo la señora que hace aseo en el edificio. Como vivo en un sexto piso, salí corriendo y bajé por la escalera, para no esperar el ascensor que es más que lento…y ahí abajo al ver a la señora tendida pálida sobre los vidrios quebrados del ventanal, y con un tremendo corte en la cabeza y en las manos, atiné a pedirle al conserge que llamara al teléfono del Hospital del Trabajador para que mandaran una ambulancia. Luego llegaron dos vecinas más para prestar atención a la señora y entre las tres le sacamos con cuidado los pedacitos de vidrio que teníá incrustados en en el cuerpo. Finalmente, como la señora del aseo dijo que no tenía a ningún familiar a quién llamar porque estaba sola en Santiago y su familia era del Sur, la acompañé al hospital y hasta doné sangre a solicitud de la enfermera que la atendió en primera instancia….Ufff, con todo eso me dio mucha hambre a si es que después corroborar que la señora quedaba en buenas manos, me fui a comer un churrasco palta mayo ya que las heroínas también se deben alimentar y por supuesto recuperé la energía para decir como los boy scouts ¡¡¡SIEMPRE LISTA!!!

  62. Bueno, yo también tengo mis historias heroicas que contar, de esas donde una arriesga el pellejo y luego dice pucha que que fui valiente. Resulta que una vez que estaba estacionando mi auto en el estacionamiento subterraneo de un supermercado y vi cómo un muchachón le quitaba a una abuelita su cartera de un tirón. Como no había ningún guardia decidí seguir en mi auto al malacatoso, y para que alguien me ayudara a detenerlo empecé a tocar la bocina a todo chancho y a gritar por la ventana ¡¡¡El tipo se robó una cartera!!!..al final, el delincuente que afortunadamente andaba solo alcazó a correr poco más de media cuadra y fue detenido por unos jovenes que pasaban por el lugar. Ahí llamamos a los carabineros y le pudimos devolver a la abuelita su cartera que a todo esto nos contó después que llevaba su plata para los remedio, y estaba demasiado agradecida de quienes la ayudamos…ese momento lo recuerdo con orgullo ya que nadie está libre de ser asaltado y siempre espera que salga una persona que en un acto heroico le ayude a recuperar sus pertenencias que tanto les han costado.

  63. Todas las mujeres somos heroinas, yo me considero una al trabajar estudiar, cuidar de la casa, hacer deporte, pololear y tener tiempo para descansar. Uno debe fijarse metas y hacer todo lo posible para lograrlas, hasta lo imposible.
    Poder ayudar a la familia y disminuir la carga es una recompensa que te llena el espiritu. Heroina es poder llegar a ser una mujer completa y sentirte bien por dentro y por fuera.

    Saludos a todas las mujeres Zancada que son 100% heroínas.

    Esperemos por ese rico perfume =)

  64. Heroina fui cuando una de mis hijas se enfermó y tuve que correr al hospital para que la pudieran atender y no se agravara. Heroina cuando a mi marido lo despidieron y tuve que dejar solas a mis hijas y buscar trabajo para poder mantener la casa. Heroina cuando me sentia mal y tenia que “estar bien” para que no se dieran cuenta en la casa y no se preocuparan.

    Como Paola pienso que todas somos heroinas, todas sin importar por qué.

  65. heroina urbana,,,emmm yo creo que en varias ocasiones, y creo que ahí esta la gracia, que no sea sólo una vez si no como sistema de vida en ayudar, por ejemplo al ir en la micro o la calle recoger basura si podemos ayudar y botarla en un basurero cercano ( me a tocado gente que te mira como loca, mejor eos que nada) ayudar a la gente en general,,,y así como situaciones extremas me toco un señor con epilepsia en la micro y le improvisamos una colecta para sus remedios porque aparte tenía problemas de personalidad y no se atrevía a pedir plata,,,y de verdad que la necesitaba.

    Tb, me tocó una abuelita que entro en la vitrina de entel con su auto, aunque suene increíble! y le dio un ataque de pánico claramente, ahí partimos a ayudarla, yo como vivia cerca con mi hmna. le llevamos agua con azúcar, la sentamos en una lavandería al lado y entre la gente que estabamos ayudamos….. yo creo que cualquier persona que necesite ayuda uno corre altiro, después ve que eso puede ser como heroína, peor en el minuto te nace…que heroe el sermón jajaja, suerte para todas!

  66. “Creo que todas las mujeres somos HEROÍNAS URBANAS cuando nos dejamos llevar por nuestro espírutu de solidaridad maternaL…por ejemplo, el otro día que se puso a llover a cántaros aquí en Santiago, iba caminando por Avenida Salvador y al lado mío caminaba una lola con su hijito en brazos y llevaba una mascarilla en su carita, como imaginé que el niño venía enfermo le ofrecí mi paraguas y la joven aceptó. a si es que caminé junto a ella y su niño protegiéndolo con mi paraguas para que no se mojara, y la dejé en el metro que era hasta donde ella iba. De ahí me fui a mi casa y me sequé el pelo, me tomé un café y pensé qué hacer un gesto amable no cuesta nada”.

  67. ****A mi surge mi faceta de heroína urbana cuando veo que algún adulto pone en riesgo la integridad de un niño…ese fue el caso cuando venía de la Universidad, me tocó ver a una niñita de no más de ocho años parada en un semáforo vendiéndole pañuelos desechables a los automovilistas…al verla me dio una impotencia y me acerqué a ella para preguntarle si andaba sola y ella mostrándome con el dedo me dijo que su mamá estaba sentada allá…bueno fui donde la irresponsable mujer, que a todo esto estaba comiendo galletas feliz de la vida y le dije: ¡Cómo puede ser tan irresponsable al dejar a su niña sola, cualquier sicópata la puede subir a su auto y llevársela sin que usted se de cuenta!…la mujer ni se inmutó y dijo que nunca había pasado nada y que su hija tenía que ayudarla a vender los pañuelos desechables o sino no tendrían para comer…le dije que si volvía a ver a su hija sola parada en el semáforo la iba a denunciar al Sename, y ahí la mujer se asustó, se paró y fue a buscar a la niña…yo andaba con poca plata pero igual me alcanzó para comprarle un paquete de pañuelos desechables y le regalé a la pequeñita un galletón de avena que llevaba en mi mochila…al día siguiente pasé media camuflada por el sector donde había visto a la niña vendedora y me llevé la sorpresa al ver a la mujer de la mano de su hijita vendiendo los pañuelos…considero que contribui en algo para evitar que a la niñita le ocurriera algo malo, y al final si no pude evitar que la niña estuvira en la calle, al menos de la mano de su mamá estaba más protegida.****

  68. Mostrarme solidaria con las personas minusválidas cada vez que que se me presenta la oportunidad, me hace sentir heroína urbana ya que he visto que después que pasa la Teletón a muchas personas se les olvida que los discapacitados tienen los mismos derechos que todos…como en una ocasión que andaba en el Paseo Ahumada un señor en silla de ruedas estaba al lado de un teléfono público y necesitaba que alguien le ayudara a realizar la llamada, por eso me acerqué y me ofrecía a ayudarlo insertándo la moneda y marcando los números por él…en otra oportunidad iba en el transantiago y se subió una señora con bastón y los hombres que iba sentados en el asiento reservado para minusvalidos no la vieron, o no la quisieron ver a si es que les dije si alguno le podía pasar el asiento a la señora, y obviamente los dos se pararon caballerosamente y cedieron el asiento…y también trato de predicar con el ejemplo respetando los estacionamientos, las filas y los asientos del metro y del transantiago destinados a los discapacitados…

  69. Todos los comentarios son interesantes, y precisamente mi comentario es parte de lo heroína que me considero, por el respeto que tengo hacia la vida toda, a las personas, los seres vivos en general, hacia lo que puedo aprender y aprehender, por la vida que tengo, por lo felíz que soy, por la ayuda que ofrezco, por eso y mucho más…soy también una heroína!!

  70. No se realmente si es “heroico” pero es un poquito cansador aunq lo hago con mucho cariño y amor, este año retomé mis estudios porque hace 4 años estaba estudiando y quedé embarazada de mi segunda hija, mi felicidad fué inmensa, pero recien ahora comencé de nuevo por que no podia continuar, en fin, ahora estoy en esto, estudiando, tengo mi casita con mis dos hijas de 11 y 3 años y medio, mi esposo y eso… tengo que preocuparme de todos ellos, levantarme temprano a preparar el desayuno y ordenar el almuerzo a mi hija mayor y a mi esposo, la leche a la pequeña, y el poco tiempo que me queda tengo que hacer trabajos o dibujos, igualmente me ayuda mi mamá porque sin ella no podria con todo, uf!!

  71. ¿Yo Heroína Urbana?…Si, cuando hacía clases en una escuela donde van niños en riesgo social, un día vi en la plaza que queda al frente del colegio a un grupo de alumnos que miraba cómo se peleaban dos compañeros igual que en un ring de boxeo. Me acerqué y les pegué un tremendo grito pero no me pescaron, saqué mi celular y les grité que iba a llamar a los carabineros si no paraban…ahí los muchachos dejaron de golpearse y los que estaban de espectadores de la riña me dijeron que era un juego…al ver que uno de los niños que peleaba guardaba en su mochila una tremenda cadena, le pedí que me la entregara y bueno, les dije que les daba diez segundos para que se fueran a sus casas y mirando el reloj grité desde ahora ¡Ya!…me sentí profesora heroina ya que al separar a esos niños evité que la pelea pasara a mayores y también me dio la oportunidad de darme cuenta de que algunos alumnos llevaban al colegio objetos peligrosos como cadenas, a si es que volví a la escuela y hablé con el director para informarle lo sucedido y sugerirle que revisaran las mochilas de los alumnos para evitar que ingresaran con elementos peligrosos como la cadena.

  72. La última vez q me he sentido como heroina fue una tarde saliendo de la UdeC, con lluvia vi a una viejita perdida me acerq y le pregunte a donde se dirigia, estaba tan desorientada q habia girado en rumbo opuesto a su casa, desidi ir a su casa yo misma a dejarla lo mejor de todo es q esta abuelita cosina esxisito, ella es solita y me deja desde ese dia invitada a su casa para visitarla.

  73. Este viernes que pasó fui con mi pololo y un grupo de compañeras a una fiesta del CEARQ UC estaba de buen ambiente y buena música, de pronto, ahí bailando entusiasmada, mi pareja pisa algo, lo recoge y era nada más que un celular, muy sencillo (tenía linterna) entonces lo guardé por si alguien llamaba, como lo dejé en la cartera no lo escuché en toda la noche…
    Eran las 4 y algo de la mañana cuando íbamos llegando a casa y recordé el celular, lo tomé y habían 8 llamadas perdidas de un número registrado, decidí llamar, contestó una niña con una voz de algo dormida, dije: aló, ¿con quién hablo? ellá respondió con verónica, entonces le conté que había encontrado su celular en la fiesta y ella muy contenta me preguntó si podíamos juntarnos mañana para entregárselo, resultó que vivía cerca.
    Al día siguiente me llamó a eso de las 12, quedamos de juntarnos en el SyP en 5 min. cuando le entregué el celular ella estaba muy contenta preguntó si estudiaba arquitectura y yo le respondí que entraría a diseño en Agosto, luego me agradeció y al despedirse comentó “que admirable que aun exista gente honesta en el mundo”…
    Verdaderamente me sentí una heroína urbana. Creo que a diario se nos presentan pequeñas oportunidades de actuar de una manera “heroica” dentro de esta ciudad sólo queda tomarlas y hacer de este un mejor mundo.

  74. Periódicamente voy a donar sangre a un hospital público de esos bien abandonados y con pocos recursos. No me dan miedo las agujas ni cuando me pinchan para ver mi grupo sanguíeo -que al saberlo, las enfermeras dicen “¿ cero negativo ? menos mal que vino porque su sangre es escasa”- Ellas también me etiquetan como altruista, yo solo pienso que estoy entregando algo que puedo, porque cuando estás enfermo y necesitas transfusiones constantes, no tienes idea de lo importante que es 500cc de tu sangre.
    Marisol

  75. Una vez que me sentí una heroína en contra de la piratería…fue cuando andaba paseando por Provi y derrepente veo varias personas tomándole el olor a diferentes frascos de perfumes de conocidas marcas que un tipo ofrecía en uno de esos típicos pañitos en el suelo…como yo andaba con una miniatura de un perfume original en mi cartera y escuché que el tipo estaba engañando a la gente porque les decía que eran todos originales, entonces yo saqué mi miniatura de perfume “original” y lo comparé con el aroma del que vendía el tipo y a toda voz empecé a decer ¡¡¡esto es pachulí!!! ¡¡s un engaño!! ¡¡Seguramente rellenó los frascos con geringa!!, huela señora, y le pasé el frasco verdadero y el pirateado a las personas para que compararan y decían: Verdad, nada que ver el olor, el suyo(osea el mío)si que es muy rico…y el tipo con cara de querer ahorcarme, me dijo vieja #*$#que ni les cuento…a si es que la gente se empezó a desinteresar y a irse sin comprarle nada…esa es mi anécdota y la verdad es que me cargan los pirateadores porque no sólo usufructúan de la propiedad agena sino que también engañan a los incautos que todavía creen en el viejito pascuero…a si es que digamosle no a los productos truchos…

  76. Puede que sea una heroína,que aún no me he dado cuenta de aquello.Siempre me ha gustado ayudar a las personas, pero sobretodo a los abuelitos.Recuerdo que un día estando en el paradero esperando micro, llegaron unas abuelitas,venían llorando. A una de ellas, se le había muerto un nieto.No pude soportar y dejar de no conmoverme con sus lágrimas.Me acerque a una de ellas ( aún no pasaba la micro) y le pregunte por qué lloraban.Me contó que el nieto de una de ellas, había muerto de cáncer.Casi me pongo a llorar,pero enseguida se me pasó por la mente una historia muy linda, que me habían contado en el colegio, sobre la vida y la muerte.Les pregunte si querían escucharla,para poder aliviar en una minúscula medida.La conté con tanta soltura,expresividad y carisma, que me sentí tan pero tan bien,ya que pude ver una sonrisa de parte de ellas.
    En ese momento me sentí una heroína.
    Espero que les haya gustado!

  77. una heroina urbana mmm si cuando haces cosas pequeñas q hacen bien…
    por ejemplo pisar las colillas de cigarro siempre lo hago aunque tenga que devolverme (si no cuesta nada, contamina + con el humo de algo que no están ocupando y más encima podría causar un incendio!), ayudar a perros (si puedo les compro algo de comer y si no paro a hacerles cariño), hacer sonreir guaguas =) me encanta o ayudar a personas con bolsas o a abuelitos a subir al colectivo que se yo, son cosas pequeñas quizás pero me hacen sentir tan bien conmigo misma!

    Algo más heroico, aunque sencillo, fue acoger una pareja que son de donde yo vivo (Los Andes) en Viña del Mar (donde estudio), con mi hermano y por consulta de mi madre, ya que tenían a su guagua pésimamente mal y la habían trasladado de urgencia al Fricke, ellos no tenían recursos para pagar un lugar donde quedarse ni conocían a nadie aquí. Ella, de tan solo 19 años, paso el día en el hospital y cuando supiera que su hijo estaba un poco mejor iba a venirse, pero no conocía Viña, ni como llegar a mi departamento, le dije que la iría a buscar así que, que me llamara a penas supiera algo: me dormi como a las 2 de la mñn, con el celular en mi mano muy apretado y despertando cada vez que me movía, revisando que no hubiese soltado el celular y que no me hubiese llamado. Al final nunca llego esa noche, al día siguiente fui a verla y le lleve desayuno (unos panes con queso, leche y galletas) y le deje dinero de mi plata de la semana ya que no sabía cuando saldría ella del hospital. Al final no fue al departamento hasta el día siguiente, le ordenamos una pieza lo mejor que pudimos y la tuvimos cerca de un mes (junto a su pareja que llego después porque no había podido dejar el trabajo ya que necesitaban la plata ahora más que nunca). No se si soy tan heroina por esto pero no se me hizo sentirme orgullosa de mi mama por la iniciativa y por mi =) por poder ayudar desde lo simple hasta llegar a ser un apoyo, paño de lagrimas y fuente de cariño para una persona que sufria por la vida de su preciado hijo.

  78. Creo que he realizado un par de actos heroicos, pero no soy una heroína solitaria, trabajo en equipo, tengo secuaces. Aqui les dejo dos historias de nuestras andanzas por scl.
    Hace dos semanas iba en el auto de Diego, mi pololo, sentada en el asiento de copiloto cuando este dijo; mira hay una billetera en la vereda. Yo me baje rapidamente y la recogí, mire lo que había en su interior; tarjetas, carne, plata, muchos papeles y una argolla de matrimonio.
    Nos pusimos de acuerdo con Diego en que yo buscaria al dueño de esa billetera, y comencé mi mision por twitter, Facebook, google y mas. Cuatro horas después, gracias a una brillante idea de mi papá, encontramos el telefono del dueño de la billetera, lo llame y quedamos de acuerdo en donde se la entregaria.
    Al final del dia, la billetera llego a manos de su dueño con todo lo que tenia adentro antes de estar perdida.

    Hace un poco menos de un año, venia tambien de copiloto en el auto de Diego cuando se nos cruzo un perro, estábamos a un par de cuadras de mi casa y el perrito tenia cara de extraviado. Le pedi a Diego que lo ayudáramos y él paro el auto, reviso al perro para ver si tenia medalla. El perro andaba con un chaleco rojo y un collar sin datos, eran las 23:45 de un domingo muy frio y nos propusimos encontrar a los dueños.
    Nos paseamos por 6 veterinarias de urgencia para ver si el perro tenia chip, pero ninguna nos queria atender. Hasta que a las 3:00 se apiado de nosotros y del perro, un veterinario que dormia placidamente por la falta de clientes. Para nuestra sorpresa el perro tenia chip, pero no pudimos saber los datos por que la pagina estaba caída.
    A la mañana siguiente, Diego llamo a la municipalidad para preguntar si es que por esas casualidades de la vida estaban los datos ahi, y sorpresa! los tenian.
    Cuando regresamos de nuestros trabajos, llevamos al perro al domicilio que nos dieron en la Municipalidad, en la casa no había nadie. Hable con la nana de la casa vecina le contamos nuestra historia y le dejamos nuestro nº telefonico por si tenia noticias.
    Una hora después recibimos la llamada de la dueña del perro; Toby. Nos pusimos de acuerdo para que viniera a buscarlo, cuando llego ella y su marido nos conto que Toby llevaba perdido seis meses, ellos se habían cambiado de la casa donde habíamos estado buscandolos hacia nueve meses y el perro cuando se perdio recorrió una enorme distancia buscando su casa antigua, en ese trayecto lo encontramos nosotros; desanimado, echandose a morir en la calle. Él ahora esta increíble con su familia, nos vinieron a dejar una carta de parte de ellos y sus 4 hijos agradeciendo por devolverles al Toby.

    Y así paso mis tardes de otoño, intentando ayudar en lo que pueda!

  79. Cosas heroicas? Levantarme todos los días a las cuatro de la mañana, para estar a las cinco en el trabajo, seleccionando las noticias que las autoridades de nuestro país necesitan saber para estar bien informados… Con un perfume maravilloso en la piel, creo que además podría cumplir mi labor con una gran sonrisa, o no?

  80. Que puedo decir: mi esposo disfruta tanto cuando uso la fragancia Ricci Ricci. Y yo ni para qué te cuento, me siento como en cuento de hadas y todo. No puedo salir a la calle sin mi perfume, al trabajo, a la calle, a la piscina es que una fragancia tan exquisita. Una vez que no la usé, una amiga me ofreció su versión pero prefería no usarla que usar imitaciones!! Ahí les va!!!
    Att.

  81. CONCURSO CERRADO!!
    Todas las historias están increíbles, de verdad que un millón de gracias por compartir! Las ganadoras son:

    natii: comentario #3
    Pilo: comentario #8
    camililla: comentario # 43
    Gaby: comentario #60

    Nos contactaremos via mail, felicitaciones!

  82. ME SIENTO HEROINA, CUANDO HAGO ALGO POR ALGUIEN, Y SOLAMENTE LO SE YO, Y ME EMOCIONO HASTA LAS LÁGRIMAS, CUANDO EN LA MISA DOMINICAL O EN ALGÚN OTRO LUGAR DAN GRACIAS AQUELLOS HEROES ANÓNIMOS QUE DAN EL TODO POR EL TODO SIN PEDIR NADA A CAMBIO. ES UNA SENSACIÓN GRATIFICANTE, Y SIENTO UNA PAZ INTERIOR TAN INMENSA QUE ME PARECE ESTOY EN EL CIELO. OJALA ME GANARA ESE PERFUME PORQUE EL USARLO ME HACE SENTIR BELLA Y LISTA PARA SER LA HEROINA DEL DÍA.

Dejar una respuesta