“Cronología de un Desastre” en línea

58


por Mariana y punto

Justo le iba a comentar a mi amiga m sobre el programa Terremoto en Chile: Cronología de un Desastre, que transmitieron conjuntamente la radio Bío-Bío y CNN Chile el 7 de marzo, y me encuentro con que se puede ver completo en línea en este link.

Lo que me gustó es que parten hablando desde sus propias experiencias personales la noche del terremoto (y, aunque Tomás Mosciatti fue protagonista en la importancia de la cobertura y comunicaciones -sobre todo en las primeras horas, pero también después- no menosprecian a quienes se sienten culpabes porque sólo se les cayó la loza) y llegan hasta cuestionar las decisiones de las autoridades más altas.

“Qué pasó y por qué pasó lo que pasó” es como Carola Fuentes explica de qué trata el programa, no para buscar culpables, sino para aprender de los errores y que no nos vuelva a pasar lo mismo cuando, inevitablemente, ocurra otro terremoto.

Este programa especial es uno de los mejores que he visto sobre todo lo que ha tenido que ver con el terremoto: Carola Fuentes y Tomás Mosciatti recuerdan, comentan y analizan la seguidilla de errores, tragedias y cosas por hacer ante catástrofes como esta.

Eso sí, mi programa favorito que han dado hasta ahora ha sido Contacto -y eso que yo no soy nada de fan de Contacto-, porque encuentro que abarcaron desde lo más importante hasta las historias personales que hay que ver para dimensionar todo lo que pasó; si bien el programa de CNN Chile y radio Bío-Bío es muy completo y también humano, es bastante más frío.

Personalmente, éstas son las cosas que más me impresionaron de lo visto en “Terremoto en Chile: Cronología de un Desastre”:

-comparto la vergüenza que menciona Mosciatti cuando Hillary Clinton le entregó a Bachelet el teléfono satelita, tratándose de una tecnología absolutamente accesible. Insólito que el presidente de un país no tenga uno propio.

-que no hubiera instrumentos capaces de advertir un tsunami, pero que el reloj de muñeca de un surfista pudiera avisar que había marea baja en Pichilemu a las 3 y media de la mañana (algo que no pasa en condiciones normales)

-que no hubiera protocolos de comportamiento de las autoridades, que ni siquiera sabían dónde ir o cómo cuantificar muertos y desaparecidos.

-que no hubiera protocolos de comportamiento de la población; en la primera parte, un experto dice que en el norte a los niños en el colegio les enseñan a que si no pueden mantenerse en pie con un terremoto hay peligro de tsunami. Acá y más al sur, no.

-que más de una semana después todavía no existiera una cronología oficial de todo lo sucedido con horarios y lugares.

*sólo no me abrió la parte 5, no sé por qué, pero todas las demás se ven bien y se cargan altiro.

5 COMENTARIOS

  1. bueno me ciento orgulloza que tengamos radio bibio ya que con ella me mantube informada de todo el desastre que estabamos pasando ademas su informacion siempre es verdad .y aprobecho de felicitarlos por buen trabajo que an hecho no tan solo ahora sino siempre.

  2. Si hubiera sido el buenos días a todos hibiera estado bien, pero no me pareció un buen programa periodístico. Encontré los análisis súper exaltados, como si fueran personas corrientes hablando en el living.
    Nadie más lo ha comentado, pero me parece que el periodismo va a tener que estudiar cómo reaccionó a la tragedia. Se notó la afdición al comentario fácil y a sobrevalorar la opinión por sobre los hechos. La cooperativa es la excepción. Se pasaron, solo los hechos y las emociones las pone el auditor en su casa.

    • Sorry, me refiero a que a mi tb me da verguenza que no tengamos teléfonos satelitales, pero no necesito que el periodista diga: “no tenemos teléfonos, qué vergüenza”

Dejar una respuesta