Cómo volver al trabajo después de las vacaciones

337

calendario
por Maria Birkholtz

Después de las vacaciones, lo más difícil sin lugar a dudas es volver a la rutina, especialmente cuando se trabaja en una empresa formal.

Estuve por 2 semanas fuera, totalmente desconectada, y hoy me tocó la dura tarea de volver a la pega. Lo más difícil es que justamente estuve fuera durante el período de las fiestas, en que uno hace promesas, define nuevas metas, cambios en la vida… pero cuando se encuentra con la oficina ve que en realidad nada cambia.

En mi opinión, algunas buenas maneras para que este regreso sea lo menos penoso, y que tenga cara de año nuevo, son:

-Puede parecer lo más flojo, pero en el primer día de regreso a la pega, lo último que hago es trabajar. Les cuento a mis colegas cómo estuvo el viaje, tomo café, leo bien de a poco los mails, bajo las fotos al computador, y así pasa el tiempo.

-Cambiar el cuaderno de notas. Empezar el año con el mismo cuaderno de notas me da la sensación de que todo sigue igual. Entonces ya cambié mi cuaderno por un bien lindo y chillón, y claro, no corporativo.

-Cambiar la decoración de mi escritorio: renuevo las fotos, pongo objetos distintos. Me compro una nueva taza para el té.

-Todo los días, por lo menos durante la primera semana, uso una ropa nueva, o por lo menos que nunca había usado para venir a trabajar.

-El reto más grande es que este ánimo dure por más y más tiempo, pero ahí está la tarea de reinventarse y tener creatividad para dejar la rutina de año nuevo lo más entretenida posible.

17 COMENTARIOS

  1. Mi alternativa este año es irme de vacaciones en marzo, la ultima semana de diciembre nunca me ha gustado puesto que estan las celebracines de navidad y año nuevo lo cual significa igual un pequeño descanso.

    Las veces que me las he tomado en enero quedo con la sensación de que perdi las vacaciones puesto que llego cuando otra mitad sale de vacaciones y se quedo tapado en pega de otros…

    febrero es como mejor, el problema que dependiendo la fecha en que salgas te encontraras en casi todos los destinos copados y atestados de personas que no siempre quieren estar tranquilos… la mayor cantidad de veces me las he tomado en febrero…

    Así que este año opte por marzo para no sufrir de todo lo mencionado anteriormente, por suerte aun no tengo hijos y los destinos siguen gozando con los servicios hoteleros y pachangueros correspondientes para pasar unas vacaciones relajadas y al volver al trabajo ya la “rutina” será para los que se las tomaron en los meses anteriores y yo seguire relajado por varios meses puesto que un par de semanas despues viene semana santa…

    • Uuu Indiana, yo me tomé vacaciones siempre la ultima de febrero y las dos primeras de marzo o desde la primera de marzo en adelante hasta que entro al colegio mi hija mayor y te juro que es the best: hay poca gente, precios mas baratos en todo, hace calor igual que en el verano…lo mejor!!!

  2. Yo salgo este viernes! Eh eh eh! Lo malo es que apenas vuelva tengo que reemplazar a un jefe, así que partir relajada no va a ser opción para mi

  3. Salgo de vacaciones el viernes, tenemos mil panoramas con mis hijos; salir a comer, andar en bicicleta, ir a comprar pescado a la caleta, ir al cine gratis que da un Banco a la playa que vamos… mil cosas… asi que no pienso amargarme antes de tiempo!!!

  4. Si encuentro que salir a fines de diciembre no es bueno, uno se pierde las salidas temprano, los cócteles que igual son entretes y cuando vuelves, todos recién están en onda vacaciones, es super fome, por eso prefiero salir a fines de febrero, la vuelta no es tan fuerte , ya que como casi todos vienen de vuelta también, como que todos andamos en la misma onda, aunque este año tendré que salir obligada a fines de enero…

  5. Yo tampoco tendre vacaciones este año (empece el lunes a estudiar pal examen de grado), pero si concuerdo que cuando uno vuelve de vacaciones lo mejor es hacer un comienzo suave, dedicar al menos los dos primeros dias a “ponerse al dia” tanto con la rutina de ir a la pega como en los pendientes que pudieron acumularse mientras una no estaba. Y dejar que el cuerpo se acompañe no mas.
    Animo!! Que al menos se puede disfrutar de la ciudad un poco mas vacia y al salir de la pega aun hay sol y dan ganas de hacer mas cosas 🙂

  6. Este es mi segundo sin vacaciones, ambos por estudiar para el maldito examen de grado. El año pasado me tuve que tomar una semana a la fuerza porque mis papás me hincharon para irme a la playa con la familia. Este año será lo mismo.

    Maldito examen de grado, ya me tiene chata, juro por Dios que si me ganara el Loto no lo daría jamás!!

  7. Si no quieres volver de vacaciones, consíguete un marido con plata y que auspicie con Ford Ranger y tarjeta Platinum como VARIAS que “estudian” en universidades sólo para cazar esposo.

  8. yo tengo que ver si hago mi practica ahora, o en marzo, seguir con mi tesis y revisar material para mi examen de grado ……

    ni idea si saldre este verano a algun lado 🙁

  9. En general, mientras más altas las expectativas, más doloroso el costalazo si no se cumplen. No quiero decir en absoluto que no deba uno tener expectativas o ambiciones, sino más bien que se deben dosificar, o como leí una vez: “tener la cabeza puesta en el cielo, pero los pies en la tierra”.

    A veces las vacaciones o cualquier otra situación vital importante se vuelven más estresantes que motivantes o relajantes, sobre todo cuando esperamos que sean paradisíacas o que nada ni nadie nos molesten. Esa obsesión por hacerlas divertidas o convertirlas en oasis perfecto es lo que predispone al fracaso del plan, en primer lugar porque no deberían ser un “plan”.

    De la misma forma, quien trabaja en algo que disfruta (no tiene que ser el cielo, pero tampoco buscarse deliberadamente un infierno con tal de pagar tranquilamente las cuentas a fin de mes, a menos que se tenga vocación de galeote) no debería verse abrumado por el regreso al laburo, a no ser que las vacaciones hayan provocado la misma sensación de libertad de un reo en fuga, caso en el cual es bueno hacerse un autoexamen sobre las motivaciones, necesidades y forma de vida. Se puede empezar viendo “American Beauty”…

    • Sí, de acuerdo contigo.
      Las vacas para mi son para estar echada, acostarme tarde y dormir hastas las tantas, leer. Lo que haría cualquier día de fin de semana.

      Y sí, cuando te gusta tu trabajo no hay traumas.
      Los que aman su trabajo lo único que quieren es volver.

  10. de que estoy trabajando hace 5 años jamas me he tomado mis vacaciones completas siempre 5 dias ya que soy muy trabajolica y siempre me han hecho atado por salir al final nadie me reemplazaba y cuando regresaba estaba la escoba y mi estress subia a un millon!
    ahora de que nacio mi hija me tome licencia y no trabajaré un año ella ya tiene 5 meses y creanme que ni pienso en volver a encerrarme en la oficina estoy super relajada y feliz este domingo parto a la serena a pasar unos dias de relajo:-)

  11. Había escrito la reflexión de mi vida y se me borró. En fin, vacaciones muy activas hacen que el volver sea una tortura.. Ahora solo quiero un poquito del sur… y volver a moverme como persona normal, me siento como los watoncitos de Wall-E tanto estar en esta silla me va a salir una wata que te la encargo…

Dejar una respuesta