Estilos de baile

120

squaredance
por Andrea

Luego de una ardua semana universitaria decidí salir a carretear con unas amigas. “Será solo una chelita, conversar y a la casa”, me dijeron. No fue así. Terminé en un local bailable de Bellavista, sin opción de poder irme a mi antojo (no tenia plata, y a estas alturas me da lata andar tomando micro sola en la noche). Mis amigas revoloteaban por el lugar y yo resignada a mi destino involuntario comencé a mirar a la gente encontrándome con varios de los patrones de conducta que se repiten casi siempre en los lugares donde se puede bailar (los bares son otra cosa). Seguro se encuentran con ellos hoy en la noche:

El “ha salido un nuevo estilo de baile”: Pero en este caso, él SÍ, lo sabía… Cuando era pequeño bailó Sopa de Caracol, ahora baila Reggeton. Sabe cada ritmo bailable que está de moda. Conoce los pasos y las letras de las canciones taquilleras. No importa si baila bien o mal, pero la técnica, la conoce. Hay dos razones para esto, o sale mucho a bailar, o baila solo en su pieza mirando la tele para aprenderse los pasos. Ama los bailes pauteados y que todos sigan los pasos bailables que el video impuso. “Todos para arriba, todos para abajo”…

La mina rica: este personaje tienes dos variables; la “la rica calentona” y “la rica seria”. La primera quiere calentar a los demás y no escatima en recursos para lograrlo, mueve mucho las caderas, levanta el poto, si transpira se siente mejor, hace como se toca con las manos, explota su condición de latina y mira con cara de matadora a cuanto macho se le cruce por delante.
La segunda tiene las mismas intenciones, pero es más seria. Se mueve menos y no mira a los machos con cara de caliente, sino que con desprecio y desdén. Pone los labios como pato para bailar, y se mueve suavemente. Ella se quiere sentir inalcanzable. La noche nos dirá que tan inalcanzable era.
Estos personajes, son, probablemente de aquellas mujeres que van con peto o mini al estadio, para que cuando se paren les griten ricas, y se hagan las hueonas, pero todos sabemos que por dentro su lema es “su piropo es mi sueldo”.

El que no recibió atención cuando chico: Tal vez, debido a la carencia de atención que tuvo, necesita suplir esta carencia pintando el mono en los carretes. Cuando hay baile de por medio, le he es más fácil. Si tocan a Michael Jackson, intenta caminar en la luna, o hacer de zoombie. Los ejemplos pueden ser numerosos. Cuando la música no acompaña su performance, es creativo, inventa alguna tontera para llamar la atención. Puede tirarse al piso, intentar hacer pasos que solo están reservados para bailarines profesionales. Su sueño es que se haga un círculo de espectadores alrededor suyo. Por lo general, baila mal.

El misterioso: este personaje es de los que no bailan. Se sitúa en los alrededores de la pista de baile y mira a los asistentes seriamente, sintiéndose un poco superior, sosteniendo en su mano un cigarro o un vaso. Siempre tiene cara de que comprobó que la Teoría de la Relatividad es mentira, y no habla con nadie. No queda claro si siente superior a la manga de ovejas que baila influenciados por el mismo ritmo o sólo le da vergüenza bailar. Si alguien se acerca a conversar, largará un comentario mordaz reafirmando así su sentimiento de superioridad. Solo se interesará en conversar con alguien que le conteste con la misma pesadez.

El ansioso: Este individuo siempre está parado al lado de la pista. Puede estar apoyado en algo. Se mueve disimuladamente al principio, después ya es más evidente. Está solo y lo único que quiere es que lo saquen a bailar. Mueve su cuerpo al compás y adopta una posición dispuesta. Sólo le falta mover la cola. Aún así, pasa largo rato (en tristes ocasiones, toda la noche) esperando que alguien le tienda una mano.

El “sacado de un comercial chileno de cerveza”: Para poder bailar más ligero, dejó su cerebro en la casa. Camina como matador, haciendo muecas que denoten su condición de “bacán”. Por lo general andan en manadas, y salen más de cacería que a bailar. Entre baile y baile se acercan a la presa, ofrecen copete, tiran una talla hueona y esperan la reacción. Si es negativa se retira humillado haciéndose el hueón y la manada se ríe de él. Es posible que también hagan apuestas sobre quién se engrupe a quién.

El obligado: A esta persona no le gusta bailar. Puede ser porque no sabe, porque le da vergüenza o porque simplemente no le gusta. Pero su pareja lo obliga, saltimbanquea a su alrededor diciéndole: ya po mi amor!! me encanta esta canción!! Finalmente es convencido y arrastrado a la danza. No se mueve mucho, se nota que está incomodo. Besa a su pareja y se pone medio calentón para desviarla del baile, o le conversar a la oreja fingiendo poner un tema importante para que esta desista y se vaya conversar a un lugar más tranquilo. Cada vez que termina una canción intenta huir. No le resulta. Puede resignarse a su destino, o en su defecto retirarse ofuscado y enojar de pasada a su acompañante.

El desadaptdo climático: Antes de salir no vio el informe del tiempo y salió muy abrigad@ o desabrigad@. La combinación polera-polerón le queda bien, pero si se desabriga el rollo abdominal le queda evidentemente expuesto. Opta por morir de calor mientras baila antes que evidenciar que es amante de la buena de mesa. La otra versión es el que salió muy desabrigado, pero este error es más fácil de solucionar, bailando entra en calor.

El poseído por los programas de baile de TV: Estimulado por estos nuevos programas de la televisión chilena, decide que el baile le puede cambiar la vida, como tantos famosos han declarado. No baila muy bien, pero no le importa. Lo importante es recobrar la confianza. Si Eli de Caso se sintió joven y sexy, yo también puedo hacerlo. Mientras baila imagina que le diría el jurado. Se imagina ganando la competencia, y que diría a la cámara cuando vayan a grabar el ensayo. Lo pasa bien, se siente bien y agradece a la televisión por haberle mostrado esta nueva forma de liberarse. Luego de un rato, se da cuenta de que no tiene entrenadores personales ni maquilladoras, ni los vestidos de la tv. No se ve ni se siente glamoroso. Se frustra y abandona el baile.

Los belicosos: Estos personajes creen que la pista de bailes es de ellos. Dan empujones, pisan las pertenencias ajenas, dan codazos, dan latigazos con el pelo, pisan a los demás. No les importa que las personas los miren con odio. El baile es expresión y tienen derecho a expresarse, sin importar a quien arrasan con sus movimientos. Al que no le gusta, que se corra. Pueden terminar de tres formas, retirándose por las continuas miradas de desaprobación, a golpes con alguien o bailando en una esquina alejados de la concurrencia.

El “yo bailo en la misma baldosa”: Patita adelante, patita atrás; cintura a la derecha, cintura a la izquierda; una mano para arriba, otra para abajo. No sabe hacer nada más que eso. Empieza y termina de bailar en el mismo reducido espacio. No se mueve jamás del lugar en el que está y la improvisación no está en su vocabulario. Sea electrónica, cumbia, hiphop, regetton, da igual, la combinación de pasos siempre es la misma (la secuencia también). Es como esos juguetes que bailan cuando perciben música, sea cual sea, el baile es el mismo.

Los tribales: Por alguna extraña razón, salieron a bailar con bultos. Mochilas, carteras, parcas, etc. Salieron en grupo y no quieren ni ampliarlo ni disminuirlo. Dejan todas sus pertenencias en el suelo, forman un círculo y bailan alrededor de ella. Siempre en circulo, siempre en torno al mismo eje, siempre todos juntos. Si se mueven del lugar en que estaban, lo hacen al unísono y pateando suavemente el cerro de bultos.

El “ocasiones especiales”: Esta persona sólo baila para ciertas fechas especiales. Año nuevo, dieciocho, o matrimonios. Nada más. Pueden ser muchas las razones que lo llevaron a tomar esta decisión, pero no mueve el esqueleto a no ser que sea una ocasión especial. Muchos de estos personajes, luego de un par de copetes, consideran que cualquier momento es especial y terminan danzando. Son de aquellos que necesitan una excusa (o grandes cantidades de alcohol) para aparecerse por la pista.

Los “Dirty Dancing”: la gente que los ve se pregunta ¿para qué gastaron plata en venir a bailar si podrían haberla gastado en un motel? No bailan, simplemente ejecutan verticalmente lo que les gustaría hacer horizontalmente. También empujan a los demás, en su calentura solo se mueven por la pista, sin importar los obstáculos. O terminan retozando en alguna esquina oscura, o se retiran otro lugar más piola.

El caprichoso: Le gusta bailar, pero solo cierta música. Se taima y dice: cuando pongan otra hueá, bailo. Esta huea no se puede bailar.
Se dirige numerosas veces hacia el dj implorándole que le pongan la canción que quiere. Se la ponen, baila, y se va a sentar. Arremete incansablemente hacia el Dj para coordinar la música con sus gustos personales. El DJ se aburre y no le hace caso. Se retira del lugar jurando que no vuelve más porque la música que ponen es como el hoyo.

El ensimismado: Ama bailar, no le importa qué ni con quien. Cierra los ojos, canta y baila al ritmo de la música. En algunas ocasiones hasta simula sostener un micrófono. Siente que está solo bailando, no le importa nada ni nadie a su alrededor. Sólo vuelve a la realidad para buscar su vaso o prender un cigarro. Pareciera como si estuviese bailando solo en su pieza. Puede que esté bajo los efectos de alguna sustancia que potencie su desconexión con el mundo que lo rodea. Odia que le hablen o lo interrumpan. Él y la música. Nada más.

*Todos los “él” pueden cambiarse por “la” y viceversa.

43 COMENTARIOS

  1. Que manera de reirme con el post! jajajajaj hace un mes que entre a trabajar a un Pub-Discoteque y creeme que existen todos estos personajes que nombras.
    Como trabajo en barra, tengo la mejor vista!, nos nos dejan tomar asi que estamos mas que lucidos a la hora de ver lo que el resto hace bajo los efectos del alcohol.
    Lejos el que menos me gusta, es aquel q no recibio atencion cuando chico, tipico que hacen miles de estupideces! para que los miren y muchas veces hace falta salvarlos de alguno que le quiere sacar la cresta xD

    • P.A.M.E que entrete tu nuevo trabajo, aunque imagino que debes estar bajo presión y/o atendiendo gente pesada, la pasas bien, viendo en cada jornada de trabajo algo distinto.

      • sii es entrete, menos mal q no me ha tocado gente pesada.. a veces llegan minas con cara de “q rica soy”, de esas q lo unico q quieren es tratarte mal, pero yo les digo “hola! q te sirvo!” con la mejor sonrisa y bajan revoluciones altiro ..
        Anoche trabaje y me toco ver una parejita “dirty dancing”, habia visto varias, pero estos, la cagaron! asi de simple, con decirte que le faltaban manos al tipo para agarrarar poto. Lo q mas me incomodo, es que la mina era pendeja, con suerte 18 recien cumplidos, too mal… y eso q no soy cartucha xD jajaj

  2. Jja, demasiada risa me entretuve demasiado!! no sé qué cual es mi estilo de baile, pero me reí al darme cuenta q mi marido es el obligado o el ocasiones especiales.
    un beso y feliz año a todas y todos!!

  3. jajaja el pierno claramente es el obligado po!. Si yo hincho heavy las pelotas para ir bailar, o sea, si vas a una fiesta cómo me dice que no quiere bailar??

    Yo estoy en las siguientes categorías:
    – “ha salido un nuevo estilo de baile”
    – “La ensimismada”

  4. Los belicosos son los más apestoso. Pisan y empujan como si nadie más estuviera bailando. Siempre hay que escapar del lado de ellos.

    • Yo tambien odio a los belicosos una vez una niña me enterro el taco del zapato en el tobillo!!! Dolor!! Estive una semana con un moreton y media coja

    • Creo que soy “ensimismada”, pero si salgo con amigos de “los tribales” (jajajaj me encantó el nombre)
      Y me apesta “el misterioso” ¿para qué van?

  5. muy bueno el post!
    creo q soy una mezcla entre el “ocaciones especiales” (pero no pq baile solo en ocaciones especiales sino pq necesito alcohol en el cuerpo para hacerlo) y cuando estaba en la U fui parte de los “tribales”, pq tipico que carreteabamos en una casa despues de tener clases y nos prendiamos y partiamos a bailar… he ahi pq algunos andan con tantos bultos en la disco!

  6. Definitivamente soy la de ocasiones, o la obligada por mi ex, tan bailarín que era, pero al menos no es de esos que sabe bailar todos los estílos sólo le gustaba para pasarlo bien sin exagerar… pero entendía que no me gsutaba mucho así que bailaba con amigas mientras yo conversaba con sus amigos, y así felices todos!

  7. jajjaja he caido en tribales alguna veces, de afuera se me imagina bailando un ritual uca chaca, me encantan estos post con comentarios ridiculizando en buena a la gente, a todos todos, feliz año nuevo!

  8. jajaja… excelente post, yo me declaro una mezcla entre esimismada y caprichosa, porque he declarado en repetidas ocasiones “está hueá no se puede bailar”, pero nunca me he dirigido al DJ, eso lo encuentro lo último. Además que al final siempre termino bailando igual, porque con unas copillas de más no hay nadie que me pare, aunque estén tocando “una hueá”

    • Jajaja… al igual que tu… soy una caprichosa ensimismada… aunque nunca le digo al dj qué poner… y me resulta una excelente excusa para dejar de bailar el decir “no me gusta esta música”.
      Lo que yo sigo sin entender es la gente que baila como en clases de “baile entretenido”, que en tantos lugares (de plato único bailable) han proliferado… sufrí viendo a mis compañer@s de trabajo tratando de coordinarse en las celebraciones de año nuevo.

  9. caprichosa ensimismada, pero sin dirigirme al dj, espero pacientemente a que pongan algo decente xD

    yo cacho que por eso no me invitan a ningun lado jajajajaja

  10. Que buuueno el post, jjajaja me rei mucho. Alguna vez he sido caprichosa, por que digo a esta wea no me prende para bailar xD, cuando bailo me muevo, muevo arto el queque ajajaja pero nunca al extremo de ser muuuy calentona, me toco el pelo, cierro los ojos; y en grupo, con una amiga, sola o acompañada da lo mismo me encanta bailar 😀

  11. Jajajaj igual está chistosos, me apestan los “misteriosos” si se las dan de alternativos pa q van a un lugar pachanguero, y yo creo que estoy entre caprichosa ensimismada y el q no se mueve mucho jajajaja
    Igual demasiado largo el post me dio lata leerlo entero zzzz

  12. Wajajajajajajajaja, qué manera de reir!!!
    Yo soy: ocasiones especiales (copete en el cuerpo) y otras tantas soy “ha salido un nuevo estilo de baile” me se las coreografias ni canciones pero lo bailo todo jejeje.
    El pololo de mi hermana es “yo bailo en la misma balsosa” jajajaja… baila como el hoyo!
    Una de mis mejores amigas es caprichosa jajaja… a veces se taima y no baila regetón y otras le falta poco pa subirse a la mesa jajajajaja.

  13. Está bueno bueno el psot, sin duda hoy en la noche much@s caerán en alguna de estas categorías.
    Yo soy una mezcla entre misteriosa, obligada, “yo bailo en una misma baldosa”, tribales, ocasiones especiales y caprichosa.
    jsajasjasj saquen sus propias conclusiones, bailo como el… por eso tal vez me gustan los conciertos, las coreografías me las se y las canciones también, porque me encantan.
    Saludos y “harto weno” el post.

  14. jajaja muy bueno…
    mori con “su piropo es mi sueldo”.
    Aveces suelo obligar a mi pololo a bailar 🙁
    Yo soy como todo, aveces obligada, aveces bailo, hago como que canto, me se coreografias (claro antiguas, me quede en la version axe por ahi xD), la que baila en circulos con los amigos
    xD

  15. ESTA DEMASIADO BUENO ESTE POST LO PREMIARIA…VERDAD QUE IDENTIFIQUE MI MODELO”CAPRICHOSO” bailo solo lo que me gusta y le digo al dj que pinche tal tema…jajajja tambien encajo en el ensimismado jajaj hago que tomo un microfono cierro los ojos y ahii canto jajajaj q buen post

  16. aaaahahahahaha que buen post… creo que tengo algo de ensimismada…pero tengo unos amigos….uuufff! demasiado dirty dancing ahaahahah, derrepent = me he visto bailando en un circulo…super trivial ahahahaha

  17. Qué risa! Esto es muy cierto. Soy segura:
    – la caprichosa
    – la “ha nacido un nuevo estilo de baile
    y con amigos: los tribales

    Y encuentro que la mina rica haciendo dirty dancing con los tipos es lo peor, o entre ellas para llamar la atención, me empieza a dar verguenza ajena mis congéneres

  18. Ta buenisimo el post,
    yo admito, aun que me muera de verguenza, que he sido “la mina rica”, no uso peto, pero uno que otro baile calenton me he mandado eso si con cantidades de alcohol en el cuerpo. Yo creo que mas de una lo ha hecho pero no son tan sinceras.
    Tuve un pololo que era de los “caprichosos”, no bailaba nada que no fuera hip-hop y todo el resto de la musica, digase regueton, cumbia, pop, brit no la bailaba y por si fuera poco preguntaba “que es esto? a estos quien los conoce?” aun que fuera mi banda favorita… me duro poquito el amor.

    Feliz Año!

  19. Los misteriosos XDDD Y weno, cuando estaba en la U y salía los viernes a carretear siempre fui parte del grupo de los tribales xD

  20. jajajajajajaja!! que buenoo me rei mucho con las narraciones.. yo soy un poco de todo, el matiz esta en los grados de alcohol en el cuerpo.. ajaj

  21. me rei demasiado con el post … yo seria entre ensimismada(si la cancion es buena ,canto,cierro los ojos todo jajajaja),caprichosa pero no le digo al dj que me ponga algun tema y tribal .
    la otra vez fui a un carrete donde el 98% de la gente era dirty dancing pero extremos ,con mis amigos estabamos asi o.O PLOP

  22. Creo que faltó un estilo: El toplero.
    Es el tipo que se ve bien, que si te empieza a conversar es entretenido, simpático, hasta dan ganas de presentarselo a kla mamá, pero que cuando empieza la música dan ganas de morirse.En su vida pasada fue vedetto o de verdad ha practicado para audicionar en el Passapoga…todo es cadera y acercarse, vuelta de cabeza, bajar y cara de “soy tan secsi”…Horrosh…la primera mitad de la canción te ríes porque crees que es broma…hasta que la broma como que no se termina….

  23. caprichoso, y algo de bailo en la misma baldosa.
    en blondie más q una vez he querido ver volarle la cabeza al dj c****, jajjaa

Dejar una respuesta