Apatow Productions: el fat-pack

Publicado el Domingo 1 de noviembre de 2009 | 27 comentarios | Archivado en : CINE, ZANCADA

fat pack
por Daniela Paz

Judd Apatow nació el 67 en Nueva York, es judío y su héroe cuando chico era Steve Martin. A los 17 años empezó a hacer stand up sobre las aventuras que tenía con sus amigos del barrio. Después que estudió cine se dio cuenta de que los chistes eran lo suyo.

Él es el fundador de la productora que lleva su apellido y de la que han salido películas tan increíblemente graciosas como Virgen a los 40, Ligeramente Embarazada, Superbad, y próximamente Funny People y Year One.

Gracias a esta productora se gestó un nuevo círculo de comediantes que entre sus nuevos actores incluye a Seth Rogen, Michael Cera y Jonah Hill y otros más crecidos como Steve Carell, Will Ferrell y Leslie Mann, entre muchos otros que han participado en cintas de Apatow Productions.

En este rat pack gordo o fat pack, los protagonistas son los que se quedan con las chicas y son tipos iguales a tu vecino o tu compañero de universidad: gordos, sin estilo y sin mucha vida, medio drogos pero exageradamente chistosos, tipos que finalmente llegas a querer.

Acá les mostramos las películas no tan conocidas y que amamos del fat pack , todas de Apatow Productions.

(Este artículo –y mucho más– está en la Edición Especial Aniversario Zancada #4, lo subimos también como post para no perdernos de tus comentarios)

Baja la Edición Especial Aniversario 2009 ahora (.pdf 6,7MB)

Adventureland
Esta película es dirigida por Greg Mottola, el mismo de Superbad y es tan linda que se convirtió en mi película favorita de amor.

La historia transcurre en el año 1987, James Brennan, interpretado por Jesse Eisenberg –que resulta ser tan adorable como Michael Cera– quien después de que sus papás empiezan a tener problemas económicos, tiene que trabajar en un parque de diversiones, a pesar de ser un mateo egresado de una de las mejores universidades.

Con el nuevo trabajo James tiene que dejar de lado un viaje a Europa y empezar a juntarse sólo con los ñoños que trabajan ahí.

Todo hasta que, en el mismo parque, conoce a Em Lewin, que también trabaja ahí sólo por joder a sus viejos. Em, interpretada por Kristen Stewart, me pareció tan linda y seca que hasta me dieron ganas de ver Twilight. Justo ahí empieza una historia clásica de amor y desamor adolescente que es tan poco simple y tan tierna como cualquier historia de jóvenes enamorados, con todas las complicaciones que eso implica.

Lo interesante también es que la ambientación es preciosa y el soundtrack es increíble –con música de Yo La Tengo y canciones de Rolling Stones, The Velvet Underground, The Cure y Judas Priest, entre otros–, además de personajes secundarios fascinantes. Imperdible para enamorarse, dedicar y ver en pareja con dulces y jugo de frutilla.

Pineapple Express

Este es un clásico del género del fat pack y es tan chistoso que tienes que verla bien sentado, si no te caes de donde sea a pura risa. Esta cinta está dirigida por David Gordon, y es una de sus primeras películas importantes de Apatow Productions.

La historia comienza sencilla: Dale Denton –Seth Rogen– es un tipo con un trabajo aburrido que fuma demasiada marihuana; un día cualquiera va a su pega, después a ver a su mina y finalmente parte a comprar provisiones donde su dealer, Saul Silver, interpretado por James Franco, que aun cuando está muy volado se ve totalmente mino.

Las complicaciones llegan cuando Dale presencia un asesinato, drogado con Pineapple Express y todo se convierte en una delirante comedia de equivocaciones, donde Dale y Saul están siempre muy pegados y haciendo idioteces, que finalmente son las mismas que uno haría si estuviera en esa situación y con esos ingredientes que incluyen matones y mafias chinas.

Lo mejor de esta película es que finalmente todo se trata sobre amistad entre los dudes, porque la amistad entre hombres es tan relajada y chistosa que siempre será un buen tema para ver en una película.

Forgetting Sarah Marshall

Hasta lo que yo sé, no hay nada peor que te pateen. En verdad lo digo; porque andar con la pena de un rompimiento que uno no quiere es el peor sentimiento del mundo. De eso exactamente trata esta película del director Nicholas Stoller, el mismo de la serie de Apatow Productions Get Him To Greek.

Cuando la linda Sarah Marshall –Kristen Bell–, actriz de una muy mala serie de crímenes, termina con el muy loser Peter Bretter –Jason Segel– a él se le viene todo abajo, porque cuando estás acostumbrado a estar en una relación y eres feliz con eso, un rompimiento de la nada viene a cambiarte todo.

Así empieza entonces el ritual del hombre pateado, que si es igual en la vida real se parece bastante al de una mina: mucho carrete, llorar, pelear con los amigos del que te pateó y tratar de borrar cualquier contacto. Pero, como es una película, cuando el protagonista se va de viaje a Hawaii a pasar las penas se encuentra con la ex. Ahí empieza el clásico momento de recordar la relación y como siempre, el que fue honesto y mejor persona sale bien parado. Pasa en las películas, pasa en la vida real.

Stepbrothers & Talladega Nights: the ballad of Ricky Bobby

Estas dos películas las tuve que unir porque juntan al dúo dinámico de actores, que sólo con verlos en la pantalla muero de la risa. Ellos son Will Ferrell y John C. Reilly, además ambas cintas son dirigidas por Adam McKay.

En Stepbrothers ambos son dos viejos-cabros-chicos, que han vivido siempre, uno con su mamá, otro con su papá, hasta que los dos papás solterones se conocen y deciden casarse. Lo mejor es que esta parejita se odia y pelea como si tuvieran 15 años. Ver una pelea entre Ferrell y Reilly es impagable, la risa que provoca es casi comparable con la depilación de Carell en Virgen a los 40.

En Talladega Nights: the ballad of Ricky Bobby la parejita de actores son amigos íntimos, y toda la película transcurre ambientada en el mundo de carreras de autos, en el que Rocky es un pastel que no entiende nada de nada, pero es uno de los mejores corredores y Bobby su mejor amigo que vive a su sombra. Al igual que en Stepbrothers hay que cuidarse para no terminar llorando ni haciendo una escena, si lo ves acompañado, mejor que no sea en una cita. Siempre es mejor ver estas películas con cerveza y varios amigos, al estilo fat pack.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>