Manejo de situaciones difíciles: taller para padres

1877

calvin

El sábado 31 de octubre se llevará a cabo el taller “Manejo de situaciones difíciles” del ciclo de talleres “Papás en Acción, dirigidos a promocionar la seguridad del apego. El taller está a cargo del psicólogo Alvaro Pallamares.

Los primeros años de vida están considerados –científicamente– como los más importantes de la vida para el desarrollo cerebral, la construcción de identidad, el desarrollo del autoestima, la personalidad y para disfrutar plenamente de buena salud mental a lo largo de la vida. También hoy es sabido que ciertas conductas parentales facilitan el desarrollo emocional y otras lo obstaculizan.

Tales situaciones difíciles se dividirán en dos grandes categorías:

Agudas: Éstas surgen en un contexto que favorece la irrupción de una situación conflictiva (por ejemplo tenerle prometido un panorama y suspenderlo por lluvia); o bien como la gota que rebasa el vaso sobre un conflicto anterior (cuando los abuelos llegan a visitar al nuevo hermanito y el mayor estalla al ver que ha perdido una cuota de atención).

Crónicas: Se refieren a pequeños problemas que no logran ser resueltos en su momento y con el tiempo se acumulan hasta transformarse en verdaderas pesadillas cotidianas que a enfrentar cada vez que quieren alimentar al niño, acostarlo, vestirlo, bañarlo, o llevarlo de vuelta a casa de la plaza, un cumpeaños o la casa de los abuelos.

El infante explora los límites que ponen sus padres –o cuidadores–, los que si son o muy difusos o muy tajantes, irán acompañados con dificultades y roces, dañando la relación. Los papás “buena onda” y también los muy estrictos, terminan por deformar o inhibir el desarrollo del niño. La permisividad deforma y la severidad inhibe.

El buen manejo de situaciones difíciles es un proceso de varias fases y lo primero es reconocer las situacioenes que están comenzando a superarnos aprendiendo al mismo tiempo a prevenir las situaciones difíciles venideras.

• Si la situación conflictiva ya esta instalada en el hogar es necesario tomar cartas en el asunto y generar cambios profundos en el establecimiento de límites y en la forma de enseñar que las acciones tienen consecuencias.

• Cuando un infante aprende que tanto su acciones físicas como su palabra, tienen consecuencias en el ambiente, a corto y largo plazo, la probabilidad relacionarse exitosamente con sus pares aumenta.

En resumen, el objetivo del Taller es potenciar las habilidades parentales que fomentan la seguridad del vínculo de apego.

Temáticas:
Situaciones difíciles agudas y crónicas
Consistencia, Contingencia y confiabilidad
Actos de habla y salud mental
Consecuencias y sus “concecuencias”
Ejercicios

Sábado 31 de 0ctubre de 10:00 a 13:00 horas
Holanda 1512 (llegando Pocuro) Providencia.
Inscripciones al mail: jardinmontessori@hotmail.com.
Cupos limitados
Valor $15.000 / $25.000 por pareja.
Consultas y dudas: apallamares@yahoo.com

12 COMENTARIOS

  1. Ay, estos talleres me dan como culpa: Mmmm tal vez no la deberia haber retado, Mmmmm tal vez ya le cagué la vida ahora que me vió llorando con pena…Mmmm a lo mejor la separación le cagó el rollo con las relaciones con los hombres….MMM no, prefiero seguir cagandola intuitivamente, sin entrenamiento. 😀

  2. la mejor receta es el amor, aprender de los padres de uno, fortalecer lo bueno y tratar de evitar los errores que cometiron en la propia crianza…

  3. jajaja sii! me encanto la foto..
    uff que complicado… nadie nos enseña a ser padres y como dijeron mas arriba no me tinca ir a uno.. Prefiero seguir siendo como hasta ahora.

  4. …opino lo mismo q Dani Boop…
    me leyeron la mente…
    la semana pasada (sábado) colapsé…
    es dificil!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    SaLu2.

  5. Qué lata y vergüenza ajena cuando se está en un lugar y hay niños que hacen lo que quieren, gritan, patalean, etc.
    Los papás avergonzados, pero sin valor como para disciplinarlos.

    • tienes hijos??
      deberías saber lo difícil que es, nadie es perfecto ni te enseñan a ser padres y todos los niños alguna vez han tenido pataletas, no va por ser malos padres

Dejar una respuesta