Vinos y Dakar, ¿qué tiene que ver?

46


por M&M

El Dakar se terminó y me muero de pena. La semana que  estuvo en Chile visité el campamento o bivouac y quedé enganchada con tanta testosterona, carrocerías rasguñadas, mecánicos nerviosos y pilotos lustrosos que se sabían campeones.

Fui invitada por la bodega Francoise Lurton con viñedos en Argentina y Chile (llamada acá Hacienda Araucano), y patrocinador del equipo Omega (con cinco autos en competencia). Sentada en uno de estos súper autos y refrescándome del impacto visual copa de Sauvignon blanc chileno, comprendí  clarísimo la entusiasta teoría del jefe de grupo, para quien los vinos de Lurton no son de autopista, sino de rally: es verdad, se saben adaptar a las condiciones de cada terreno o terruño, para lograr identidad en cada uno de sus vinos y después de muchos años tienen todavía potencia para rato.

Nunca pensé que lo fuera a pasar tan bien, encontré además genial que el vino, un producto tan tradicional, se atreva a patrocinar eventos fuera de pista. Lurton no estaba solo sí, los vinos de Castilla y León (España) también deslumbraban en la carrocería de uno de esos camiones gigantes que ahora sueño algún día llegar a tener.  

2 COMENTARIOS

  1. que envidia!!! tenía demaciadas ganas de ir, aunq solo los ubiese visto de pasadas estaría feliz, amo el deporte tuerca…estoy hace poco practicando en duro, y de verdad es demacaido genial….

    espero que se vuelva a disputar el Dakar acá en Chile y obviamente que Lurton siga teniendo tantos autos patrocinados.

  2. No pues, de verdad no tienen nada qué ver…pero a quién le importa, en un país donde las marcas de cerveza auspician a los equipos de fútbol…

Dejar una respuesta