Bruna Truffa en Ripley

706

Truffa
por Paty Leiva

Si hay algo que me encanta en la vida es que el arte se masifique. Para algunos puristas esto puede ser sinónimo de pérdida de valor, exclusividad o lo que sea, pero yo encuentro que el snobismo en el arte es una cosa que en lugar de ayudarlo lo perjudica. Tal como lo postulaba la escuela de la bauhaus y el pop art, la masificación y el uso cotidiano de una obra para lograr que un mayor alcance de personas accedan a ella, es en sí mismo una acción de arte, y para mi gusto, muy valiosa por lo demás.

Algo parecido habrá pensado tal vez la increíble artista chilena Bruna Truffa –de quien he admirado su trabajo desde que fui a su exposición “Si vas para Chile” en Bellas Artes, cuando aun trabajaba con Rodrigo Cabezas–, quien acaba de hacer algo que me parece innovador (al menos en Chile) y muy valiente: Aplicó su obra en distintos soportes de uso diario tales como cubreplumones, cojines, tazas, relojes de pared, lámparas y bolsos, haciendo posible mi sueño de poseer una de sus obras. Varios de mis regalos navideños salieron de ahí también. La buena noticia es que además están rebajados, así que pueden encontrarlos con precios que van desde los $990 hasta los $29.000 aprox., y se encuentran en la sección de decoración de Ripley.

15 COMENTARIOS

  1. Según entiendo, ese postulado se refiere mas que nada al área del diseño como herramienta para facilitar la vida de las personas.
    Personalmente siento que la masificación del arte le quita valor cuando se pierde la sensibilidad y se privilegia la cantidad por encima de la calidad.

  2. André tiene razón… además cuando se va a una tienda, se tiende a elegir entre los productos según la oferta en sus precios, más que privilegiando el buen gusto o la calidad. Entre los chilenos solemos elegir el producto que está en oferta, y no el que le aportará estilo o tendencia a nuestros hogares.

  3. hay cosas muy bellas, el otro día las vi lo mejor que donde vivo la gente no se interesa mucho por eso si no más por el roperio asi que pude darme el lujo de apreciar todo con bastante soltura. en ese momento no tenía dinero pero viejo pascuero me regalo asi que ire a comprar todo lo que me gusto

  4. si! cuando lo vi, no lo crei.
    ademas para la nividad los productos estaban con descuento, asiq ue compre un par de cosas. me encanat lo originales que son y lo retro.

  5. En chile no hay artista que viva del arte, salvo unos compadres que serán 5.

    La masificación y serialización son una acción de arte cuando tienen qu ver con el arte, es decir, cuando perturban o cuestionan algo. Si vemos los trabajos que la Bruna eligió, vemos que son sus trabajos “pasivos”, no los mejores que presento con Cabezas.

    Al final esto no es arte, es un aprovechamiento del trabajo estético de la Truffa, que además está en la moda de “lo de mal gusto” o “Kitsch”.

    Esas virgenes estilo Guadalupe las he visto creo que en cada tienda el último tiempo.

    Saludos y ojalá adquieran alguna vez arte en serio.

  6. jajajajajjaa yo tengo el jarron y todos se rien de el pienzan que soy una evangelica
    perome gustan esas ilustarciones desde que la vi en a revista fibra hace tiempo

  7. Yo compre los 6 tazones, el reloj de pared, los cojines chicos y grandes, las 6 tazas de crema lechuga y las bandejas, me lo compre todo y es que en ripley estaban matando el stock, pero bueno les aconsejo a todos que las compren, son chorisimas y ademas le dan mucha onda a la casa

    Slds.

  8. Hola desconocidos, no saben como me alegra que disfruten como yo del arte de mi mejor amiga.
    Por si a alguien le importa, el “arte” de vivir es casi igual al “arte” de sobrevivir.
    Sin animo de pontificar, les recuerdo a todos, que “ladrón que roba a ladrón tiene mil años de perdón”.
    Besos para todos los que quieren a la Bruna.
    Saludos
    Rodrigo Cabezas

  9. felicitaciones a BRUNA, me gusta la vida que da a sus pinturas.donde puedo re obtener ropa de cama con la impresion de la pintura china gripe aviar , que tuvo Ripley ? ojala me ayuden gracias.

Dejar una respuesta