Taxistas

106


por Ana Paula

Ando en taxi casi todos los días, y cada vez que me subo me preparo para una sorpresa más. La verdad es que hay personajes muy entretenidos y que me permiten tener historias para contar cada vez que llego al trabajo o a la casa.

Los simpáticos: lunes, 8:30 de la mañana, y ellos te reciben con una sonrisa y un “buenos días señorita! A dónde vamos??” muy entusiasta. Es la mejor manera de empezar el día y recordar que un poco de simpatía nunca nos viene mal. A la hora de despedirse, siempre te dicen un “que tengas un excelente día!!!”, o algo similar.

Los conversadores: da igual si el tema de la conversación es el clima, el tránsito, la música, lo que les importa es mantener una conversación constante hasta tu destino. Se nota que algunos lo hacen porque necesitan conversar, y ahí nos encontramos con historias muy entretenidas. Por ejemplo, otro día me subí a un taxi y el señor me contaba que le dolía mucho la espalda. “Señorita, tengo un dolor de espalda que ud. no me va a creer! Todo por ese nervio asiático!”. Y mientras trataba de contenerme la risa, le pasaba algunas recetas caseras para aliviar su dolor.
Los formales: normalmente son señores con más edad, y que te tratan con más formalidad, no conversan tanto, no andan rápido, respetan todas las luces y señales. Andar con ellos es sinónimo de seguridad.

Los mal-humorados/mal-educados: por suerte, estos han sido los personajes que menos veces he encontrado. Pero cuando me toca un taxista de este tipo, hay que tener pura paciencia. A veces te ignoran y no pescan cualquier comentario tuyo. A veces la mala educación es hacia los demás. Insultan, tocan la bocina, no respetan a los peatones. Una vez no aguanté y le dije al señor que buena educación no le hace mal a nadie. No sé si me pescó, pero por lo menos le dije.

Los choros: tienen el auto enchulado, con luz neón, equipos de sonido modernos, escuchan música a todo chancho, manejan con un brazo apoyado en la ventana, y una que otra vez te lanzan una mirada por el espejo. A veces son divertidos, otras veces imprudentes y pesados.

Las mujeres: sólo por un par de veces me he subido a un taxi que era conducido por una mujer, por lo que, aunque no se puede generalizar, me parecieron mucho más prudentes, educadas y mejores conductoras.

Podría seguir hablando sobre estos personajes, pero estoy segura de que acá habrá más historias entretenidas.

42 COMENTARIOS

  1. la última vez que me subi a un taxi, el chofer nos contaba (iba con mi pololo) que días antes del 18 de sept. había fallecido su madre y que él estaba super triste. él no era de stgo y que echaba de menos su familia.

    me dio pena su historia:(

    no sabíamos qué decirle..tal vez sólo necesitaba desahogarse.

  2. A mi me han tocado extremadamente simpáticos y extremadamente pesados. En general se enojan cuando uno anda distancias cortas, por eso ahora cuando voy cerca les advierto desde el principio “voy por acá cerca, le molesta?” y casualmente a los que les he preguntado me responden muy amable que trabajo es trabajo y que todas las carreras sirven.

  3. la otra vez me tocó un chofer súper joven, con el vidrio abajo, el brazo apoyado y escuchando música onda radio Activa..yo iba saliendo a un carrete y empezamos a conversar de eso, me contaba que yo era su última pasajera porque de ahí el se iba a su propio carrete, después me dice “ya flaca que te vaya bien, cuidate”, jajaja.. yo igual le dije, “q te vaya super en tu carrete”, chaoo.

  4. Jaja, excelente el mambo taxi.
    Antes de tener auto andaba mucho en taxi y como soy conversadora por naturaleza siempre hablo de cualquier cosa con los taxistas. Lo que me angustiaba era cuando me empezaban a contar sus dramas y el lugar de mi destino se acercaba, asi que abruptamente tenía que cortar su historia para decirle que me tenía que bajar.

  5. chuu! hay taxistas para todos los gustos! ajajaj…. yo tb ando bastante en taxi porque no tengo como llevar a mi perro en la bici… y me a tocado cada personaje del terror…. una vez uno nos contaba q tenia un pitbull y q intimadaba a todo el barrio grr q miedo… hay otros demaciaaaaaados conversadores, otros muy rotos, me he agarrado a gritos un par de veces, … y otros super buena onda, del tipo mas jovenes y onderos.

  6. A mi me ha tocado la mala suerte, ya un par de veces, de que me toque un chofer medio fresco. La verdad es que por eso ahora ya me da susto subirme a un taxi. Es super incomodo que te vaya diciendo lo “preciosa” que te encuentra todo el camino.

  7. Los taxistas en su mayoría no son taaan pesados … aunque no me gusta cuando me hablan, al final los entiendo, deben aburrirse de lo lindo …
    Pero en cuanto a los choferes de colectivos ( en la ciudad en la que vivo) … son de lo peor … mal educados e imprudentes … y todos los días me dan más razones para ahorrar y comprarme un auto …

  8. jajajajaja yo me he topado con todos esos…el que más me llamo la atención si, fue un caballero de unos 70 años de edad, que conduciía rápido, y a la vez prudentemente, a esto sumenle lo simpatico, que era cubano, y que me dice pero mija:
    usted con esos ojos debería ser artista…jajajajajaja que risa (por cierto le había comentado que cantaba).

  9. ay si!, yo también me he subido a esos de tapiz de vaca.. jaja
    la otra vez uno tenía dvd, así que me fui viendo videos de reggeaton (o como se escriba) ¬¬ muy “entrete”, jaja.

  10. Prefiero que manejen callados y no se distraigan frente al volante, mal que mal LA VIDA DE UNO ESTA EN SU CAPACIDAD DE CONCENTRACION.

    No les hablen, si quieren hablar lleguen a la casa y llamen a su amigui.

  11. ja del que nunca me olvido es del taxi de dalmata, tenia todo, pero todo de dalmata, hasta uno de esos perritos que mueven la cabeza, tapiz de piel en todo el auto…ya me he subido como 2 veces.
    y el otro pesao que le digo a donde voy y por donde me quiero ir, porque me quiere dejar siempre a mitad de cuadra pa que yo cruce la calle y tiene 4 vias.. ese si que esta loco, ya me agarre con el 3 veces…
    y cuando vivia en Quilpue, un colectivero con el que ya ni me subia, porque era de lo mas roto y nunca queria meterse a la calle que yo vivia (aunque estaba en la ruta)…
    da pa arto el tema…
    lamentablemente mi papa era de los que se quejan cuando uno va cerca…creo que es de lo peor, era mas flojo… concuerdo con lo que le dicen los taxistas a Paty Leiva, por suerte yo solo me he encontrado de esos.

  12. jajaja!!! nunca me ha tocado uno con dvd……….a mi me da desconfianza cuando me toca un chofer joven, prefiero los viejitos………..siempre son más prudentes para manejar, y de trato respetuoso…………y mis trayectos nunca son largos, así que no me alcanza a molestar si conversan mucho!!! mi peor experiencia fue en un día de mucho calor, con un chofer que al parecer no usaba desodorante…..imaginense tipo 7 de la tarde, el auto impregnado en olor a ala……….y yo ya estaba instalada arriba, no me quedo otra que abrir la ventana completa y llegar toda chascona a mi destino, mejor chascona que hedionda, jajaja!!!!! y yo soy de las perseguidas que cuando me pasa algo asï estoy el resto del día oliéndome porque pieso que me impregné……….en fin….

  13. wakala…
    yo prefiero esos callaos, k ni te miran, pero nunca me pasa!, siempre hablan hasta por los codos.
    una vez yo jugosa me subí llorando porque nadie me pescaba,(crisis post ruptura) y él me decía, pero como si es tan linda, yo me fijaría en ud.
    plop!
    y otro medio loco que me decía que se había echao a mil perros y hasta a una vieja.. waaaaaaaaaaaa
    cada loco

  14. ahhh…. tbn. nunca faltan los que te desvían pa q te salga más caro…. creen q uno es gil y no se da cuenta.
    y les ha pasao cuando se fuman un pito q piensan q el taxista las quiere secuestrar? jajaaja, a mí siiiiiiiiiiiiii
    siempre pienso q me van a secuestrar.
    y le digo…y pa onde me lleva????
    ajajaja
    super perseguia

  15. yo no ando mucho en taxi pero cuando era chica (14-15 años)en la ciudad donde vivía teniamos un colectivero amigo que nos hacía la carrera iba a dejar a cada una de mis amigas a su casa… y le pagabamos como $500. Muy buena onda, además q la carrera incluía pasar por afuera de la casa de los chicos que nos gustaban, asi q era bacán, porque asi podíamos ver a nuestros amores platónicos… jajajajaaj q tiempos

    Hasta el día de hoy el colectivero me pregunta por mis amigas (q ya no viven allá, yo sigo yendo a ver a mi mamá) y se mata de la risa jajajajaj

  16. Yo hago lo mismo que Paty Leiva: les digo cuando voy cerca, porque una vez no le dije al taxista en cuestión y se fue todo el rato amurrado. Entero gil.

    A mi me gusta conversar con ellos pero encuentro que de un tiempo a esta parte andan más estresados porque no hablan nada, o me han tocado puros silenciosos. Igual antes andaba harto en taxi y encuentro que conversaban más que ahora.

  17. te faltaron los taxistas o colectiveros que hacen recorridos de noche.En general cokeros, andan como a 100 por hora y te piden permiso pa fumarse un cigarro mientras manejan. Al entrar al auto se siente rápidamente el olor a copete y sobaco del susodicho.

  18. aa yo una vez subi con mi amiga hibamos a la disco, el chofer muy joven y dije en su auto enchulado nos fumamos un skunk le pedimos permiso le invitamos, se negó. y su auto era muy muy enchulado.

  19. nervio asiático?? jajajajajaja…

    hibamos??? jajajajajaja…

    No me gusta andar en taxi, soy desconfiada pero igual me subo cuando tengo que hacerlo. La vez que más miedo tuve fue en Bs As, ibamos los tres (con mis hermanos) a una fiesta y el tipo se empezó a ir por lugares que nada que ver, más encima ibamos a una fiesta de mi Tata quien es una persona conocida e importante allá. Me morí de miedo pensando que nos iban a secuestrar.

  20. yo pesqué uno después que me sacaran los parques post operatorios de los ojos. Al fin veía bien. Lo que no vislumbré es que me tocó uno conversador argentino que entre su cháchara sobre “los ojos azules-verdes más sensibles a la luz” no encontré el segundo para intervenir en la ruta más corta y se dio tantas vueltas que me salió carísimo. Simpático era, patudo también.

  21. A mi toca mezclado, la verdad no me había puesto a pensar en las categorías de taxistas…jaja…hay veces en que yo igual tengo ganas de conversar y le respondo devuelta, y otras en que tengo cero ganas y respondo cortito pa que se de cuente. Algo común que me ha pasado, es que cuando a veces tomo taxis devuelta del carrete, me subo y me hablan altiro, y me preguntan que estudio…y cuando yo respondo “sociología”…primero preguntan que qué hacen los sociológos, despúes me dicen que es una muy linda carrera, y para finalizar, se ponen a hablar de los problemas del páis. Igual es chistoso!

  22. lejos las mujeres son las mejores taxistas, son muy respetuosas, prudentes y lo mejor de lo mejor es que no te jotean como los viejos verdes que hay de taxistas puaj!

  23. Yo tengo mi taxista amigo…esté donde esté, me va a buscar. Es un viejito con ojos celestes bien encachao, alto y con voz AM; mis amigas le tienen fun club, le dicen “uuuy, el tatiiiiita”. Y él se deja querer, obvio. Además, siempre promociona a un hijo suyo: “Mire, ve estos ojos que Dios me dió? Ya! Mi cabro tiene los miiiiismos pero con menos arrugas y mas encachao!”
    Aaaah! Un amor!

    Saludos!

  24. falto el hediondo , porq me han tocado con olor a asumagado q era para morirse, u olor a ala, etc
    yo tb prefiero los callado porq igual hay q entender q en esa pega si eres weno pa la conversa no te queda otra q hablarle al cliente!

  25. Yo ando ene en taxi y tengo bastantes anécdotas, pero lejos la más heavy fue cuando el táxista me reveló que era transformista del bocara, si hasta fotos me mostró, él era demasiado simpático, aunque hablaba de la cintura hacia abajo. Cuando me bajé le dije, ” me alegraste el día” y me dijo ” Ay que linda”

  26. NaTaLiA, yo cada ves que me subo sola a un taxi me paso el rollo del coleccionista de huesos, eso de los seguros afillados….!!! uuuyyy!!!

  27. yo siempre converso con los taxistas me entretienen ya que siempre es por alguna noticia del dia… me han tocado de todos pero hay algunos bien pesados.. por lo general no me subo a los con luces de neon y con musica regaeton.. me dan mala espina ya que son super imprudentes

  28. jajajaja no se que es mas simpatico las hisotorias de los taxistas o la actitud de estudes y los rollos que se pasan 🙂

    Bueno a mi me a tocado el taxista descarado, osea en todo el mundo siempre te quieren cobrar de mas, una vuelta mas, o que se yo… Pero hay taxistas TAN DESCARADOS en otros paises, que tienen el taximetro y te dicen que te cobran no se 7 dolares, cuando en si lo que debieron cobrarte fue 7 pesos de X pais…

    y el maximo de patudes fue uno que me queria cobrar 200 pesos de un pais cualquiera, le dije que no, me regateo, luego fui por mi cuenta, pague un bus, y por 20 pesos me salio bus + comida + entradas a museos + recuerdos… Hay tipos que ni se les arruga la cara para asaltarte, porque no tiene otro nombre eso, a los turistas se los k-gan tupido y parejo.

  29. Una vez de madrugada tomamos un taxi con mi pololo que estaba claramente enchulado. con neon y todo , además con un dvd que daban reggeton todo el rato. Le dijimos que se fuera por cierta calle y simplemente se fue por otra ya que dijo “ahi hay muchos lomos de toro me cagan el auto” …. y justamente eligió el camino mas largo para “no arruinar el auto” , mi pololo que igual que yo estaba un poco molesto le dijo en broma “Ponele nitro entonces”. Este personaje nos dijo entonces vayanse en avión los weo…. aqui se acabó la carrera” y nos dejo abandonados e indefensos. Moraleja el auto enchulado es lo mas importante para su enchulador … mas que una carrera larga.

  30. prefiero mil veces los que no conversan, ya que al igual que Carito soy ultra desconfiada, y en general no me subo a uno sola. Ademas se ponen patudos si uno les conversa mucho. Calladita no mas.

  31. Sí… los hediondos… una vez me subí a un taxi que estaba pasado a orina…No tuve coraje de decirle al señor, pero tuve que abrir un frasquito de perfume que llevaba en la cartera para poder aguantar el trayecto!

  32. Prefiero los taxistas callados, pero si me conversan, bien, les sigo la onda.

    Cuando carreteaba, habían unos a las afuera de la salsoteca a la que siempre acudía. Años después me subí a un taxi para ir a un evento. Nos pusimos a conversar de carretes, y resultó que el taxista era uno de los que me llevó varias veces a mi casa en la madrugada, desde la salsoteca. ¡Y se acordó de mí y donde vivía en ese entonces!… y eso que habían pasado casi 5 años…

  33. nunca me olvidaré de un taxista que tomé solo porque estaba tan apurada que no podía esperar a que pasara la micro que me servía. Conversó simpáticamente conmigo durante el recorrido y yo me sentí agradecida de haberlo tomado, hasta que le pagué con un billete de $5000 un viaje de $3500. Y el muy desgraciado me dijo: me pasaste $500 (cuando existian esos billetes) y me lo mostró… PERO YO JURO QUE NO TENÍA UNO DE ESOS. Le dije, que era imposible, que revisara, etc… pero él se reía y me decía, Ya pues apúrese con mi plata, recuerde que está apurada. Ahhhhh… tuve que pasarle las 3 lucas al ladrón de mierda. Hasta hoy, me da rabia acordarme.

  34. me gustan los callados, soy antisocial jajaja
    yyy mi sueño dorado es tener uno de esos perros q mueven la cabeza en el auto, pero son un poco (sólo un poco) flaytes

  35. Valentina, por casualidad el weón que tomaste fue en providencia? porque a mi me pasó lo mismo. Le pagué con $10.000 y el wueón me mostró un billete de $1.000.
    Me sentí estúpida, pero a pesar de que le reclamé, no me pescó. Igual me bajé sin pagarle ni uno, pero me cagó con $8.000.

Dejar una respuesta