Los “Blackberryadictos”

58

Black-1por Ana Paula do Brasil

Cuando inventaron el BlackBerry, parecía ser la salvación a los ejecutivos y profesionales que no podrían dejarse desconectar aunque estuvieran fuera de sus oficinas. Pero como pasa a todos los “objetos de deseo”, hay aquellas personas que se pasan de la raya y se vuelven adictas.

Ya he visto varias personas en situaciones teóricamente de relajación o descanso –por ejemplo, en la mesa de un bar, en una plaza o en la fila del cine–, mirando hacia su BlackBerry.

O entonces –y lo que yo encuentro una falta de respeto– una persona con quien tú sostienes una reunión o conversación, y te ignora por completo cuando recibe la señal de que le llegó un mail. Y tú, sigues hablando y hablando, y el otro mira a su móvil y dice un vago “aha… aha…” como si te estuviese pescando mucho…

Por último el colmo: en la playa, de vacaciones, sentado en la arena, y mirando a su BlackBerry.

Supe que en Sao Paulo incluso ya existen psicólogos que ofrecen terapias a ejecutivos que se han vuelto adictos a los BlackBerries, y simplemente no pueden despegarse de éstos.

Está bien que dependiendo del trabajo uno leer un mail en el momento oportuno puede significar un negocio importante. Pero de ahí a perder el límite de cuándo es el momento del trabajo y cuándo es el momento del ocio, ya es mucho.

20 COMENTARIOS

  1. los blackberryadictos es solo otra manifestacion de lo mismo, leer correo de pega en la casa si no es primordial esta mal, llamar a la pega por celular de vacasiones o un dia libre si no es primordial esta mal. Este aparato sirve y mucho, pero el mal uso hace rato existe, gente que nunca se desconecta y es refacil caer en esa enfermedad.

  2. Ana Paula, yo creo que eso viene sucediendo con toooodas las tecnologías que nos rodean, desde la televisión hasta el celular. Recuerdo la propaganda de una compañía de telefonía móvil, donde la familia se reunía a la hora del almuerzo, sin hablarse, hasta que empezaban a llamarse al celular ¡estando sentados frente a frente!… PATÉTICO.

    Si estamos frente al televidor, no queremos que nos interrumpan; si estamos frente a un vendedor, cortamos la atención que nos está brindando por atender una llamada al celu; si tienes acceso a Internet, te la pasas pegado al computador y esperas que nadie te interrumpa…

    Creo que, lejos de controlar nosotros a las máquinas, ellas nos están controlando.

  3. Le voy a mandar el link de este post a mi marido. Acabamos de volver de cuatro días de vacaciones en la playa; en un momento él “intuyó” que por algún motivo no le estaban llegando mails, y partió al pueblo civilizado más cercano a regularizar su situación. No logró estar tranquilo durante nuestra estadía en la playa mientras no solucionó ese tema.

  4. Toda la razón Ana Paula, son lo peor. El colmo de la mala educación estar hablando con alguien y que derepente te ignoren por mirar su cel. O estar chequeandolo todo el rato. Otra cosa que me carga es cuando la gente va a comer y deja todas sus cosas tecnológicas sobre la mesa.

  5. encuentro terrible esto del “mal uso” del celular, sea un blackberry o un ladrillo con teclas. A mi por lo menos me empelota que alguien te interrumpa -comiendo o conversando- para contestar el cel -yo no lo hago, si es urgente volveran a llamar o llamo de vuelta- el mundo no se va a acabar si tienes una llamada perdida!
    Antes siempre puteaba a mi amiga xq no contestaba nunca su celular -para q diablos lo tienes si no lo vas a contestar- peeeeeeeeero eso fue hasta que me bajo la paranoia de sentirme “ubicable” en todo momento y lugar, ahi empece a ponerlo en silencio, si lo escucho vibrar tienes suerte y te contesto, y hasta a apagarlo los domingos. Ahi entendi a mi amiga…. Si se me queda el celular en la casa cuando salgo,.. o sea, ya no me devuelvo a buscarlo.

  6. Yo amo mi blackberry las puedo leer desde cualquier parte….

    No soy fanática…pero de verdad es que uno se acostumbra a estar siempre conectada, pero obviamente hay que saber imponer los límites….

  7. Me cargan las blackberries!! Creo que la gente que de verdad necesita estar ultra conectado todo el tiempo es re poca, y al final es mala costumbre, porque el correo no va a desaparecer de tu casilla si no lo lees inmediatamente. En mi pega a todos los gerentes les pasaron blackberry y es una lata porque estas en reunion y estan pegados todo el rato.. hasta en facebook!!
    Igual es cierto que las tecnologias nos malacostumbran, hay que tener conciencia y trabajar esto; yo tampoco me devuelvo a buscar el celular si se me queda, y si está en silencio y no lo escucho, mala suerte!!

  8. Hola, no quiero justificar a los BBadictos pero para ciertas personas el recibir un correo en el telefono significa que estamos entregando un servicio confiable a nuestros clientes. En mi casoconstrui una aplicacion para una empresa muy importannte yque debe estar 100% del tiempo disponible dadas las condiciones de trabajo de las obras de la organizacipn, que pasaria si por algun motivo la app se cae? Es vital dar una respuesta rapida y la unica forma de hacerlo es a traves del aparato maldito. Es obvio que es desagradable pero para las personas que ofrecemos garantias por los servicips que vendemos es una forma de ganarnos las lucas, un compromiso que hay que cumplir.

    Saludos!

  9. A mi juicio es una exelénte Herramienta al igual que otras, pero no estásiendo bien utilizada, ya que hay casos en que se coloca por sobre el respeto a las personas el detener o interrumpir una actividad para responder de inmediato. Yo creo que se deberia tener un poco mas de cautela y ser sabio al momento de responder a aquel “llamado”. En mi caso vivo pegado al BB cuando estoy solo. ya sea leyendo, respondiendo msjes etc. Pero trato de tener cautela cuando estoy con mas gente para no incomodar.
    Saludos
    Cristian

  10. Salvo que sean médicos, bomberos o la presidenta de Chile, no hay justificación para ser tan mal educado y dejar a la gente hablando solos.

  11. Yo soy de las que defiende mi blackberry. Mi trabajo es absorbente y, aunque no quisiera, muchas veces tengo que estar disponible a horas raras o fines de semana. Sera una lata, pero es mi trabajo y me gusta, asi que lo aguanto.

    Y si no fuera por la blackberry, muchas veces no podria salir de la oficina o tendria que estar esperando sentada en la casa que me llegara los mails que estoy esperando, asi que prefiero mirar la blackberry en mitad de una cena o en el cine, que no poder ir.

    Ahora, eso no tiene nada que ver con dejar a la gente hablando sola, siempre puedes pedir permiso para revisar la blackberry o avisar que estas esperando un mail que tienes que responder de manera urgente.

  12. Mi BB sólo es revisada hasta que salgo de la oficina, cualquier cosa que llegue después de ese horario, puede esperar hasta el día siguiente en la mañana… Lo malo es que es MUY fácil volverse adicto, no hay nada mejor que tener la información antes que nadie! Y sip, aún me siento sin ropa cuando no tengo el celu cerca… q horror…

  13. Noooo… fatal , caemos en lo mismo , la BB no es el problema, es un excelente medio de comunicación, para ejecutivos que viajan mucho , para trabajos en que es vital tomar decisiones y comunicarlas rapidamente, etc., pero andar conectado por andar es psicosomático. Es andar puro quebrandose…

  14. la gente ke mira el bb en publico es pa ke puro lo vean ke tiene un bb.
    arrivismo no mas.
    alomejor andan muchos bb de madera por ahy circulando..jejejje..como ser tan idiota no

  15. Yo no tengo celular por lo mismo jaja.

    Seré la más retrograda, pero cuando tenía y lo apagaba todos me reclamaban, mi papá hasta me salía a buscar a la calle porque no le contestaba el celular (creía que me había pasado algo), etc, etc.

    Lamentablemente por trabajo igual es importante contar con uno, pero me caaarga andar ubicable, y odio los ringtones y vibradores, me cortan la inspiración.

  16. Es lo malo con estos chiches tecnológicos. Se vuelven vicios aceptados socialmente. Hasta hace unos 10 o 15 años se hablaba del drogadicto, del apostador compulsivo o del alcohólico: personas incapaces de advertir cuan sumergidas están en su vicio y cada vez más dependientes. Hoy, la nueva fuente de adicciones es la tecnología: nos pegamos al celular, luego a la internet, luego a Facebook y ahora al Blackberry o el iPhone. ¡Y sin ellos no podemos vivir! (…)

    Alguna vez pensé comprarme un Blackberry (soy trabajador independiente y muy inquieto, de los que van de un lado al otro) para estar al tanto de mails o encargos de mis clientes, pero luego pensé: ¿Quiero andar con la oficina a cuestas? No, gracias. Hay gente que gusta de presumir y llamar la atención, pero los demás sólo vemos el chiche, no la ansiedad ni el fastidio que el dueño del aparatito tiene que bancarse solo.

    En fin, denle un vistazo a la divertidísima y aguda crítica al boom tecnológico, en esta rutina del genial comediante argentino Enrique Pinti (la mejor terapia para Blackberry-adictos):

Dejar una respuesta