La piedra blanca de Rancagua

227

Alicura
por M&M

Fui a conocer Alicura –piedra blanca en mapudungun– un nuevo restaurante en Rancagua, la semana pasada, y volví feliz de ver estas iniciativas de lujo en regiones (efectivamente no es una picada); feliz de encontrar gente con tanto entusiasmo, creatividad.

Porque Rancagua se está poniendo las pilas con el turismo, y sabe que necesita restaurantes, hoteles, servicios de categoría internacional para atender la demanda de su pujante industria. Sus cuatro socios, dos parejas jóvenes de Rancagua, pueden parecer estar apadrinados (Carlos Cardoen es papá de una de las dos emprendedoras), pero sería injusto quitarles sus propios méritos. Lo que sí han hecho es pensar en grande y trabajar para lograr el éxito. Por eso siempre hay uno de ellos en el lugar y ya sueñan con convertir su calle (Gamero 0400), en el tradicional barrio El Tenis, en un polo turístico. De ahí que su slogan “restourism” no sea al azar.
Sin saber nada del negocio, partieron pidiendo ayuda a los expertos, entre ellos a Carlos Meyer. El chef del Europeo los ayudó con el equipo y el diseño de la cocina, también les recomendó a su actual jefe de cocina, el impecable Cristián Urquieta. El master Sommelier Héctor Vergara, los ayudó en la selección de los vinos de su amplia cava, pronto convertida además en mini tienda con buenos precios. Para el diseño de los platos recurrieron al brillante e indomable Juan Carlos Mandiola; el resultado fue un ingenioso mix de técnicas y condimentos del mundo –incluyendo Francia y Tailandia– con ingredientes chilenos.

Platos sofisticados, pero contundentes. ¿Por qué ir? Para probar su suave magret de pato en dos salas, el atún sellado con verduras thai de miedo; ciervo con crema de casis, raviolis de chupe de loco y unos soñados panqueques de ricotta (en la foto). Más info en www.alicura.cl. No me van a decir que su merchandising es genial (tapa caja de cigarros).

COMPARTIR
Artículo anteriorHeaven Help
Artículo siguienteLas escenas: Virgen a los 40

2 COMENTARIOS

  1. Yo fuí a alicura un par de días después que se inauguró
    Y realmente exquisito el lugar!
    Para las que somos realmente golosas, recomiendo la degustaciòn de postres y además aparte pedir el postre especial de alicura (cuyo nombre no recuerdo en este momento)
    Los ravioles que comentaste, ufff exquisitos!
    Un almuerzo para unas 4 personas, sale al rededor de unos 50 a 60 mil pesos

Dejar una respuesta