Para fanáticas del vino, una feria imperdible

77

Afiche Chateau Final
por M&M

Si alguna vez se han preguntado por qué un vino puede llegar a costar $50.000 o más, y cómo hay gente está dispuesta a pagar por ellos felices de la vida, no se pueden perder la feria de grandes vinos que ha organizado para este fin de semana –11 y 12 de julio– el Hotel Ritz-Carlton Santiago. La entrada vale $21.500, caro sí para una feria, pero les aseguro que es un regalo para los vinos que deberían estar dándose a degustar.

El compromiso es que cada viña participará sólo con sus mejores etiquetas. Por lo tanto, viendo el nombre de los participantes, les puedo decir que no debería haber nada bajo los $6.000. Mi consejo para sacarle el máximo provecho a esas 21 lukitas, es que prueben de menos a más, por lo menos dos vinos de la misma cepa de cada bodega y comparen, si no vayan directamente en búsqueda de la cepa o mezclas que más les guste. Lo lógico es que el vino más caro sea de aromas más complejos, agradables y difíciles de definir a la vez; también con más cuerpo, y elegancia, y que sus sensaciones perduren largamente en la boca. Ahora, si descubren que prefieren los más económicos no salgan corriendo, el vino también es cuestión de gustos, lo importante aquí es que sepan cuál es el suyo.

No sé si habrá escupitines, a nadie le gusta que su mejor vino termine en estos recipientes, pero si los hay y quieren probarlo todo y llegar muy dignas al final de la noche, úsenlos (saboreen bien el vino mientras recorre toda la boca y antes de tragar con mucha naturalidad escúpanlo). El viernes 11 la feria del Chateau Ritz-Carlotn estará abierta desde las 21:00 hasta las 23:00 y el sábado 12 desde las 16:00 hasta las 23:00. Si les queda presupuesto y quieren cerrar la noche en los restaurantes Adrá o 365 del mismo Ritz les recomiendo hacer reservas ¡ya! (teléfono 470 85 40).

Aquí va la lista de vinos que serán un deber probar de las viñas participantes.
Advertencia: por su limitada producción algunos de ellos podrían brillar por su ausencia.


En tintos:
Mezclas
Epu y Almaviva de viña Almaviva
Borobo y Clos Apalta de Casa Lapostolle
Albis de Haras de Pirque
Sideral y Altaïr de viña Altaïr
Neyen
Seña de Arboleda
Cenit de Caliterra
Montes M
Coyam y G de Emiliana
Montelig de Von Siebenthal
Le Dix de los Vascos
Conde de Superunda de Miguel Torres

Cabernet Sauvignon:
Domus Aurea y Stela de Quebrada Macul
Chardwick
Manso de Velasco Miguel Torres
Don Melchor de Concha y Toro
Cabo de Hornos y 1865 de San Pedro
Cuvee Alexandre de Casa Lapostolle
Maximiliano de Errázuriz
Elegance de Haras
Reserva de Familia de viña De Martino
Gold de Carmen
Medalla Real de Exportación y Floresta de Santa Rita
El Principal
Magnificum de Canepa

Cabernet franc:
Loma Larga
Limited de Morandé

Carmenère:
Single Vineyard de De Martino
Pehuén de Santa Rita
Limited de Morandé

Merlots:
Cuveé de Casa Lapostolle
Marqués de Casa Concha
Antiguas Reservas de Cousiño Macul (Merlot100%)
20 Barricas de Cono Sur

Carignan:
Limited de Morandé
Single Vineyard De Martino
Cordillera (mezcla con syrah y merlot) de Miguel Torres

Petit verdot:
Von Siebenthal

Malbecs:
Single Vineyard y Viu 1 de Viu Manent
Corrarillo de Matetic
Pérez Cruz (Cot)
Tribute Reserva Especial Caliterra

Syrah
Corralillo y EQ de Matetic
La Cumbre de Errázuriz
Loma Larga
Pérez Cruz
Maycas de Limarí (Concha y Toro)
Carabantes de Von Siebenthal
Montes Alpha y Folly de Montes
Pangea y Vértice de Ventisquero

Pinor Noir:
Cono Sur (20 Barricas y Ocio)
Limited Edition de Morandé
EQ de Matetic
Casa Marín
Amayna

Blancos:
Sauvignon blanc
Casa Marín
Terrunyo y Chardonnay Amelia de Concha y Toro
Floresta de Santa Rita
1865 y Castillo de Molina Limarí de San Pedro
Amayna Garcés Silva (con y sin barrica)
Single Vineyard de De Martino
20 Barricas de Cono Sur

Chardonnay:
Character de Haras Pirque
Amelia y Marqués de Concha y de Concha y Toro
Amayna de Garcés Silva
Maycas de Limari (Concha y Toro)
20 Barricas de Cono Sur

Gewüztraminer:
Casa Marín
20 Barricas de Cono Sur

Riesling:
Casa Marin
ConoSur

Late harvest:
Gold de Morandé
Noble de Viu Manent
Cosecha tardía de Miguel Torres

7 COMENTARIOS

  1. qué bien explicado el post! si me gustaran los vinos y fuera a la feria me sentiría muy preparada… lo único que no haría sería escupir, me imagino que por la misma razón por la que a nadie le gusta que su mejor vino termine así y porque -aunque entiendo el por qué en estas circunstancias- no me agrada la idea

  2. Creo que esta cata será la mejor de vinos que se haya realizado. El escupitin es necesario para las catas o si no simplemente no disfrutarás todos los vinos. Escogan el mejor y podrán saber exactamente sus estilos. Eso si un datito, despues de tanto vino tinto hay que cepillarse los dientes, no hay nada peor que tener los dientes negros. Lleven el cepillo de dientes y la pasta en la cartera.

  3. Un dato de un colega catador: no se cepillen los dientes con pasta dental despues de una cata de muchos vinos tintos o blancos, porque se supone que la acidez y los taninos debilitarán su capa protectora. La pasta los dejará desprotegidos y sensibles por varios días. Prueben solo con el cepillo mojado y si no les quedan los dientes blanquitos entonces… saquen pica y cuenten que vienen de una cata de super premiums y que no escupieron ni una sola gota, !HIp!

  4. Ahí estaré …era que no…jejeje….mmmm Altair, Sideral y Neyen de Apalta…notables!!lLos costeros de Casa Marin y Matetic Vineyards…mis favoritos. Aprovecho este post para contarles que tengo a la venta unas botellas de Altair que me sobraron de un evento a 20 lks, el precio de mercado es 60 lks una ganga!! email me : dolcetrufa@gmail.com,
    salut zancadinas

Dejar una respuesta