Mi mejor regalo

84

Black Cocker Spaniel Ge
por Paty Leiva

Cuando chica una tenía millones de “necesidades”, la Barbie (o equivalente), la muñeca, la casa de muñecas, los patines, etc. Pero siempre hay una fijación especial. Pedí un perro desde que tuve uso de razón.

Cuando estaba por cumplir los 11, algo me hizo sentir que el lobby que había hecho durante toda mi existencia, por primera vez tenía futuro. Llegó el día de mi cumpleaños, en mi casa siempre nos despertábamos con el cumpleaños feliz, la torta y los regalos, así que decepcioné un poco al ver que no había ningún mamífero en mi cama esa mañana. Avanzó el día, y cuando estabamos comiendo torta en la tarde, mi papá llegó como cualquier otro día, pero dijo “vuelvo altiro, se me quedó algo en el auto”. Ahí mi corazón empezó a latir muy apurado, y cuando vovió a tocar el timbre, mi mamá me dijo “anda tú a abrir”. Y ahí estaba! una bola de pelo amarrada con un moño gigante color lila. No lo podía creer. Le puse Cuqui (como otros miles de niños le ponen a sus perras), fue el mejor regalo de la vida. Y me lo dio mi papá.

Feliz día del padre!

(foto: www.corsini.co.uk)

15 COMENTARIOS

  1. En dos oportunidades fui embestida por sendos perros. Ambas veces paseaba con mi padre, porque me gustaba mucho acompañarlo en sus salidas.

    La primera vez, mi padre amarró al animal para que no me hiciera daño, porque tenía fama de violento. Mientras mi papá terminaba ese proceso de amarre, yo esperaba en la parte trasera de una mini camioneta, adonde papá me había dejado para protegerme.
    A pesar de todos esos resguardos, apenas bajé de la camioneta el perro rompió su amarra y se lanzó sobre mí con mucha furia. Me mordió la pierna y rompió mi bermuda rosada. Mi padre corrió detrás del perro y llegó hasta la orilla de un riachuelo y lo alcanzó. Con su amor a los animales, fue cuidadoso con éste, lo volvió a amarrar y fue a mi rescate. Estaba nervioso y preocupado porque, además de la situación lamentable, sabía que mi madre se enojaría con él por el accidente en nuestro paseo. Una persona nos ayudó y en vez de limpiarme con agua, me aplicó aceite emulsionado en la herida. En qué estaba pensando esa mujer?.
    Llegamos a mi casa y mi madre exigió llevarme al hospital. No era grave, sólo una limpieza y un parche. Lo peor había sido el susto.

    El segundo ataque no llegó a concretarse con la misma furia que el primero. Esa vez un perro se escapó de una casa y corrió directo a mí. Ya se demostraba que algo tenían contra mí los perros, pese a que yo los respeto tanto. Esta vez mi padre me tomó rápidamente en brazos y me subió a un árbol, con la rapidez que ameritaba ese ataque por sorpresa, y luego ahuyentó al animal, que se devolvió a su casa. Uf. Estábamos a salvo. Él se salvaría del reto de mi madre y yo de otra visita al hospital.

    Cuando mi padre murió hace ya 2 años sentí como nunca la desprotección y vulnerabilidad. Sentí que jamás podría sentir tanto resguardo y seguridad como cuando él estaba conmigo. Quise protegerlo y rescatarlo de la enfermedad que me lo arrebató, pero no pude. No encontré un árbol cerca para salvarlo y anteponerme yo a su dolor.

    Hoy no puedo darle un abrazo como quisiera, pero ayer fui a verlo y le hice el más lindo arreglo de rosas que pude hacer. Espero que mi regalo le guste, aunque de cierto modo tengo la certeza de que sí le gustó, como siempre encontró precioso todo lo que le hice, siempre mi cómplice.
    Feliz día papá. Te amo más allá del cielo.

    Sorry por la confianza, pero sentí empatía por las lindas palabras del post.

  2. Todos los comentarios que he leído hoy respecto a este tema son hermosos, emocionantes, la verdad es que a partir de un análisis de una mascota nació la posibilidad de recordar al ser maravilloso con el que contamos la mayoría de nosotras, nuestro padre. Si hay recuerdos malos, creo que hay que intentar ser resilientes en ello.
    Cariños
    ALe

  3. Me emociono lo que escribio Little, a los 27 igual espero de regalo un perro, aunque siempre tuve perros en mi casa del campo, nunca los vi como una mascota, pero vivo en un depto, y creo que es más complicado criarlos, necesitan desarrollasre en un espacio adecuado y sin tantos limites, me encatantaria tener un Shar Pei.

  4. Qúe emocionante lo que escribistes….. y los relatos que se van dando… gracias a Dios todavía tengo papá, pero se que no será eterno….algún día se me va a ir….y lo extrañaré como muchas de uds….

  5. El relato de Little es muy emocionante en verdad… uno se imagina cosas y da mucha pena en verdad… Yo a los perros también relaciono con mi papá, porque el los adora y desde que tengo uso de razón que en mi casa hay al menos uno. Sobre la misma, no puedo dejar de recordarles que si quieren tener perros, piensen en la adopción de mascotas abandonadas en lugar de comprarlos. Claro, si tienen donde tenerlo y están dispuestos a una crianza responsable…

  6. Creo que Little se debería ganar un post de regalo. La forma en que relató su experiencia es estremecedora.

    Yo relaciono a mi papá (técnicamente es mi padrastro, pero me conoce desde los 3 años y me ha criado como un papá) con las bicicletas, pq.pasó 7 años tratando de enseñarme a andar sin rueditas sin conseguirlo. Hasta que se aburrió y yo, por mi propia cuenta, pq.un día lo noté decepcinado, me dediqué a practicar a escondidas, hasta que una tarde casual le di la sorpresa… ¡Pucha que estaba contento!… Hace unos 8 años atrás encontré en Village una tarjeta de saludo por el Día del Padre, que resumía sublimente mi cariño por él… Había una imagen de un papá enseñándole a una niña a andar en bicicleta… Esa tarjeta nos emocionó mucho a ambos…

  7. Nunca pensé provocar tantas emociones con el comentario sobre mi padre. La verdad es que yo lo recuerdo de esa manera, reviviendo nuestras historias que, seguramente, muchas tienen con sus papás.
    Gracias por los comentarios chicas, sin duda el Día del Padre es una fecha especial para compartir con ustedes lo maravilloso que fue el papá y cómo lo siento conmigo cada vez que lo traigo a mi memoria.

  8. Si bien el día de la mamá ya fue, aún es posible participar en la promoción del día de la mamá Unimarc.

    Es hasta este domingo 17 de mayo, todas las compras superiores a 3 mil pesos recibirán un cupón donde aparece un código que debes ingresar en http://www.unimarc.cl para participar por una de las 20 cenas con todo incluido en tu casa o uno de los 100 sets de baterías de cocina que tenemos para ti.

Dejar una respuesta