Paranoia

54


por Paty Leiva

Los videos de Massive Attack están tan bien dirigidos que siempre me dejan intrigada, se crean atmósferas oscuras como en éste de Angel (del disco Mezzanine, uno de los discos más perfectos y redonditos que he escuchado en mi vida), donde me recuerdan uno de mis miedos primarios, y es que hay cierto tipo de lugares que hacen aflorar a la paranoica que vive en mi, como es el miedo a los estacionamientos. No es que ande atacada cada vez que me estacono, pero hay veces que me paso rollos. Los autos crean una especie de laberinto, es fácil esconderse, y –lo que me ha pasado últimamente– perderse. No se sabe de donde provienen los ruidos porque hay ecos y muchas veces no hay ningún guardia (o uno a lo lejos).

También me dan susto los baños de los cines. Todo está en silencio, si vas a la mitad de la película lo más probable es que no haya nadie más ahí a dentro, y si te pasa algo –como en cierta película de terror que vi cuando chica que parece que me creó el trauma–, por mucho que grites nadie va a escucharte.

4 COMENTARIOS

  1. los pasos bajo nivel..esas conecciones de metro de año de la ñoña…….las cunetas de carreteras de noche…me muero tener que parar el auto..sola..en la mitad de la carretera

  2. Me dan cuco los baños ajenos. Siempre miro detrás de la cortina de la ducha porque pienso que puede haber alguien escondido. Otro susto, los pasillos grandes y oscuros de los edificios antiguos, los ascensores que hacen mucho ruido, mal.

  3. Desde que me asaltaron le temo a cualquier persona que camine cerca mio en un lugar no muy concurrido. Ni hablar de lo que sufro cuando voy al centro y tengo que ir al cajero o ando con plata.

Dejar una respuesta