Third: Portishead

109

Zz5F7731C2
por Punky Martínez

Third es el último disco de la banda británica Portishead, y por lo que he leído, está de pelos y muy lejos de decepcionar a los que temían oír un nuevo, pero obsoleto disco de trip hop, lo cual me alivia porque tratar de hacer algo que ya aburrió a todos sería absurdo. Entonces, Third promete ser el disco que nos devuelve, después de diez años, al Portishead oscuro pero sin necesidad de caer en algo repetitivo y demasiado visto.
El disco ya está a la venta, además de otras cosas sólo para fanáticos como la caja de edición limitada que contiene: un doble vinilo, un usb con el disco y cinco videos, un vinilo de 12 pulgadas del primer single Machine Gun y un impreso de Nick Uff. Cuesta £40.00.

COMPARTIR
Artículo anteriorLos buenos modales
Artículo siguienteLas carteras de Paris

21 COMENTARIOS

  1. Que bueno!! el tan esperado regreso de portis….hacia rato que no aparecian
    y aunque dummy seguira siendo mi preferido habra que escuchar esta nueva joyita!!!!!!!

  2. me encanta portishead, desde el dummy, en 1995 (por lo menos ahí los descubrí yo)..pero este disco lo encontré más cercano a una electrónica q no me gustó tanto…quizás me falta digerir lo esencial, eso toma tiempo…pero es un agrado de todas maenras tenerlos de vuelta.

  3. Hola:
    Yo escuche algunas canciones de eses disco….esta medio rarito, le tengo ke dar otra vuelta para comprenderlo. A mi me gusta Portishead, pero parece que me aleje un poco de su sonido, y este disco me parecio un poco deficil de digerir…es fin, a la otra escuchada, me gustará.

    Saludos

  4. Como se daran cuenta, internet ha dejado en pelotas a la industria discografica tradicional, he ahi el porque del valor agregado de los discos como vinilos, llaveritos, chapitas, posters, poleras y adminiculos varios que vienen adornando un album musical con el fin de seguir manteniendo su publico…

    A mi me gusta la musica, pero no soy coleccionista de objetos…

  5. ooohh genial! trateré de escuchar lo nuevo, lo buscaré.. despues de 10 añosss, algo nuevo viene espectaucular, arriesgado…Pero bien recibido a primera vista… tendré que escucharlo para opinar más..

    igual no tendría la caja, mi dinero no da para ser tan cool ja!

    monxi: deja de hacer como que trabajas y comenta tu tbn!!!

    .

  6. Me bajé ese disco y aunque varias aquí me odien por lo que diré…lo encontré una shit, onda todo el estilo de ellos se esfumó, fue como una copia mal lograda al disco “Out of Season” de Beth Gibbons como solista…

    malo.

  7. a mi tampoco me gustó mucho, por lo menos a la primera vez que lo escuché..

    es verdad lo que dise cristian, la música como producto se fue a las pailas y me parece muy bien. Creo que es lo justo por decadas de vendernos cassettes a 10 lucas y explotar a los artistas.

  8. AÑOS que no escucho la voz de Beth Gibbons. Hubo un tiempo que estaba muy pegada con Portishead.
    Y qué bonito el diseño del disco. El USB está top. Esos detallitos sirven harto para motivar la compra, y no el “torrent”, del disco.

  9. ya lo escuchado minimo unas 50 veces o más lo encuentro bueno la voz de ella las mezclas son geniales..! ahora que disco traiga tantos objetos para algunos es tonteras para mi es ohh genial! mi pregunta es. ¿eso solo se vende por internet o alguien sabe donde lo venden esa edición especial? que la quiero ahora ya!

  10. Ohhh me encanta portishead (no falta en mi celu, en mi compu ni en mi mp4 jamaz.. y si ando sin ellos, tarareo alguna cancion) y acabo de enterarme de que tiene nuevo album! Habra que escuchar no mas 😀

  11. Siento no estar de acuerdo con uds. Soy un fana de portishead desde sus inicios. tengo todos sus discos, el DVD y algunos simples en vinilo y cd, pero debo admitir que es un disco horrible para mí…es una melancolia demasiado “forzada” (no creo que beth gibbons tenga una vida real tan deprimente). Me cuesta ya creer en sus llantos, que se tornan insoportables…para música con “blue” me quedo con las divas de los 70 (y las no tan conocidas) que realmente transmitian sentimientos en sus canciones, sin llegar a exagerar, pq era un reflejo real de sus vidas. Volviendo a third, la musica me parece totalmente desinspirada y con arreglos hechos muy “al paso”. Han perdido el toque funk característico (si tenemos en cuenta que gran parte de sus exitos tenian samples enteros de Isaac Hayes, Lalo Schifrin o War entre otros) y han terminado sonando a un radiohead lo-fi cantado por beth. Si hablamos de innovación, en este disco no la hay…usar sintes analogos en disonancia rítmica y fuera de tono, ya lo hicieron los silver apples en los 60’s. Hay canciones totalmente fuera de lugar que no aportan (hay discos que si han logrado desubicarse equilibradamente y meter canciones descolgadas que actúan como transiciones…este no es el caso). El disco empieza prometedor, con el sample en portugues, pero se pincha a la mitad del primer tema, y lamentablemente no sube ni llega a nada. 1o años fue mucho tiempo para un trabajo de estos estándares. Me parece que lo que ocurrió con portishead puede resumirse a una cita del genial Matt Johnson: “tanto intenté ser yo mismo, que terminé convirtiendome en otra persona”. Saludos

  12. Coincido con la valiosa crítica de Pancho, sobre todo porque yo también soy un fan de PORTISHEAD de la primera hora. Third no colmó mis expectativas, y no es ninguna “tercera maravilla”, como pregonan algunos. De todas formas, el tiempo dirá (tal vez, cosas parecidas se habrán dicho de los discos de Nico, por ejemplo, y sin embargo hoy los escucho con prístino asombro). Además, me parece vergonzoso que se tapen baches artísticos con accesorios y adornitos. Si valoramos y consumimos un producto musical por los “detallitos” del packaging, creo que estamos olvidándonos de lo esencial: el valor estético de la música.

  13. Pancho: Me parece un poco apresurada tu apreciación. Aunque demuestras saber del tema, debiste tomarte tu tiempo. Tal vez ya estés arrepentido de tu comentario.
    Diegol: Coincido contigo en eso de los “detallitos”, como tú dices. Pero discrepo en todo lo demás. “Third” es muy exigente con su oyente. Aunque la primera impresión pueda ser negativa, cuando realmente consigas conectarte con sus sonidos y captar sus atmósferas, te darás cuenta de que es una verdadera gema (a lo mejor la tercera sea la vencida ;-). El aire primitivo de “We carry on”… o “Hunter” y esas modulaciones flotantes… el bombardeo analógico de “Machine gun”… “Small” y sus reminiscencias de Silver Apple… el ridículo ukelele de “Deep water”, con su correspondiente coro poli-irónico… ¡si quieres, encontrarás muchos motivos para valorar este álbum! Es sólo cuestión de abrir tu mente y atreverte a disfrutar algo absolutamente fuera de lo común.

Dejar una respuesta