Jane Birkin en el teatro Oriente

55

Zz1569Fe36
por Paty Leiva

No pude dejar de pensar en ellos dos juntos la noche del sábado, cuando por sorpresa me encontré sentada en la mitad del teatro Oriente mirando a esta maravillosa mujer que vive y convive con la presencia de Serge, el hombre al que inspiró hasta el cansancio.

Especulábamos sobre si aparecía con vestido rojo o blanco, si su look sería provocativo o no… hasta que apareció una bella Jane Birkin de pantalón cargo color verde kaki con chalequito de lana delgado con cuello en V acompañado por un único accesorio, un cinturón que dejaba ver unas hilachas colgando. El look casual –que agradeció a Martha (la nombró como la responsable)–, es menos casual de lo que parece, ya que en fotos que me he encontrado de sus recientes conciertos en otros países anda con la misma tenida. El glamour estuvo cargo de su persona, no de su vestuario.

Decir que es sencilla es quedarse corto, y lo más increíble es que a la vez es una diva. Cada movimiento suyo era seguido por ojos bien abiertos acompañados de sonrisas igualmente amplias, porque incluso el pololo de una amiga (que nunca en la vida la había escuchado antes), le dedicó miradas embelesadas cuando ella, en un arranque de compenetración con el público, se bajó del escenario, pasó por los pasillos, subió al segundo piso y volvió a entrar por el otro lado quedando muy pero muy cerca de todos.

Para mi, el único punto débil fue que el afrancesado público eligió que Jane nos hablara en francés (cuando ella nos dio a elegir entre ese idioma y el inglés) por lo que no entendí casi nada (no creo haber sido la única) salvo las importantes acotaciones que mi amiga Marie Paul tradujo para mi. Y la Birkin habló harto… de Gainsbourg, de la música, de autores y poetas, de Birmania…

Sin conocer toda su música lo pasé muy bien, y después de verla tan sonriente y preciosa a sus 61, me dejó pensando que no es tan malo cumplir años.

COMPARTIR
Artículo anteriorInvitada: Rita Cox
Artículo siguienteLlámame!!!

11 COMENTARIOS

  1. Paty, lo malo no es cumplir años, lo malo es que se noten!, es decir envejecer y mal. Es admirable cuando ves a alguien mayor, pero llena de energía y aún irradiando belleza.

    Ahora que lo pienso, Generalmente los músicos tienen una buena vejez.

  2. Increible naturalidad y sencillez de este recital realmente habia que verla, espontanea amigable con el publico y lo que me gusto mas es que yo me encontraba en un segundo nivel al que ella sorpresibamente llego, salio del escenario corrio y llega sonriente, cantando con encanto endonde yo estaba, me gusta esa gente que es del pueblo esa conexion con ese publico que la odora y que ella encanta, con sus musicos de un nivel profesional imperdible y multifaceticos, un escenario simple y de un espectaculo completo que ella complementa con su comunicacion lo cual seria lo unico que lamento por el idioma ya que ella entregaba mucha informacion y lograba entender muy poco pero un pequeño publico si lo disfrutaba. Pero por ello no dejare de rescatar todo lo demas que fue buenisimo, estoy realmente feliz de haber ido a ver tal talento como aquel

  3. me uno a sus opiniones, me encantó ver en vivo a la Birkin, me queda la sensación de lo saludable y estimulante que es poder dedicarte a tu pasión, tu musica , tu amor..

  4. Tenía muchas ganas de verla, pero opté por mi “ídolo” de adolescencia Jarvis Cocker. Mi novio fue a ver a la Birkin, casi se me va a Francia detrás de ella jajaja, según él simplemente arrebatadora.

  5. Se paso!
    Es una mujer adorable y tan sensual. Creo que se veia radiante y plena. No la conocia y la encontre fabulosa. Además que el frances, a pesar que no lo entiendo, es el idioma más cachondo del planeta. Bravo!

Dejar una respuesta