Las despedidas apestan

1278

Airbus
por Paty Leiva, foto: Ian Britton, via Freephoto.com

Cuando me cambié de país a los 20 años, la despedida en el aeropuerto fue un escándalo. Mis mejores amigas y la tropa de amigos de mi hermano (quien entonces tenía 17) nos acompañaron hasta que pasamos a policía internacional con regalos, lagrimones y abrazos apretados y tristes.

Desde entonces, debo haber quedado un poco traumada con las despedidas. Cada vez que algún amigo o amiga se va a estudiar afuera o viaja por una temporada larga por distintas razones, la emoción me ataca y los empiezo a extrañar desde antes de que se vayan. También sucede cuando yo viajo a verlos y nos tenemos que volver a separar.

Obvio que la mayoría de las veces los viajes son para mejor, conocer nuevos mundos siempre es bueno para todos, lo se por experiencia propia, da lo mismo que ellos se vayan felices y entusiasmados, aun así, el sentimiento egoísta de no tenerlos cerca me es inevitable.

(Buen viaje Javi!)

21 COMENTARIOS

  1. A mi me suele pasar lo mismo. Cuando volví a vivir a Chile comenzó un ir y venir en mi familia, que lamentablemente siempre termina en tristeza, aún cuando se sabe que pronto volveremos a vernos porque nos turnamos para viajar. Cuando tenía 3 años y medio mi papá tuvo que viajar por negocios fuera del país por 6 meses y aún recuerdo esa angustía, es extraño no recuerdo tantas cosas puntuales pero si lo que sentía, también me acuerdo que viajamos con mi mamá (exactamente a esos 6 meses para irnos a vivir con mi papá) y cuando volví a ver a mi papá me pusé a llorar, fue heavy y rico a la vez!.

    Luego, años después ese sentimiento se repitió, cuando tenía 15 viaje en febrero con mis hermanos y papas a ver a mi familia y cuando volvimos la angustia fue gigante y volvió a repetirse cuando en julio de ese mismo año mis primos volvieron a su país luego de pasar las vacaciones de invierno.

    Con los años he tratado de manejarlo mejor, rescatando lo bueno de las cosas y anhelando el próximo encuentro más que angustiarme pensando en la tristeza de la separación.

  2. Estoy en ese plan ahora, y no pensé que sería tan “terrible”… Tal vez con los días lo veré como una exageración o algo asi, pero ahora que me veo partiendo este Lunes a vivir sola a otra ciudad, y con el montón de amigos y familiares que me amenazaron con despedirse de mi en el terminal, antes de partir el viaje me parece que será un episodio con más llanto del que me gustaría.
    Saludos!

  3. las depedidas apestan sii! sobre todo cuando uno parte de un lugar y tiene una fecha para eso…empiezas a extrañar desde antes, la nostalgia se apropia de la cotidaneidad, del café que compartes con tus amigas, las calles de la ciudad que dejarás, el olor, las pequeñas cosas, aun así la nostalgia es un dolor bonito, siempre tendrás los recuerdos de tu lado.

  4. yo se tan bien eso.
    hace al menos 4 años yo no perdia la cabeza por un hombre y hace exactamente 4 meses se fue a ver a su madre a inglaterra. Para que decir lo angustiante de esa escena de policia internacional donde lo ves irse.Desgarrador.
    Y el momento del ultimo beso donde tenia los ojos tan llenos de lagrimas que no pude ni ver su cara.

    olerlo por ultima vez y estrechar su cuerpo sabiendo que es -quizá- la última.
    puta que es triste eso, despedir a alguien y quedarse esperando.

  5. Realmente las despedidas son muy apestosas y hacen que no duerma pensando en ellas, sobretodo ahora que me cambie de país y estoy a 14 horas de vuelo non-stop con un precio de pasaje estratosfericamente caro, que hacen casi imposible de podamos ir a Chile y ver toda la parentela por un buen rato.

    Mi mama vino a verme despues de un año y desde antes de la pascua que estaba pensando en como hacerlo para que la despedida no fuera tan terrible y na’ hace 4 dias que se fue y estoy muy triste, la fuimos a dejar hasta el aeropuerto (como 3 horas en tren de nuestra ciudad) y la abrace largo, largo, al final ni nos miramos, para disimular la penota tan grande de despedirse, sin fecha de volver a verse.

    Aunque ahora hay internet, telefonia ip y toda la parafernalia moderna, las despedidas son lo peor…definitivamente.

  6. Las despedidas en andenes, terminales, aeropuertos son un trauma para mí. Ver k se aleja o me alejo del ser kerido, ver k alguien keda despidiéndose, la mano en alto,mirando el bus, tren o aduana, me pone tristísima. Y he llegado a lagrimear.

    Momento cursi, k le dicen.

  7. aaai no! yo me voy el 3 de marzo a vivir a francia!! no me gustan las despedidas por mi que todo siga igual, como si nada o si no igual da mas pena…dejar familia, amigos, casa… en fin. Siempre leo esta pagina, es la raja, que raro leer un articulo como este, como que todo a estas alturas me recuerda que me voy!

  8. si….realmente son tristes, yo lloro cada vez que me separo de alguien que quiero, hace pocos dias se fue un amigo y a pesar de que su estadia fue corta me habia acostumbraod a que este en mi casa y haciendome compañia y aunque se que lo vere pronto no pude evitar llorar al verlo partir, lo mismo me pasa cuando me despido de mi familia cuando me voy por motivos de estudio..asi que si, realmente las despedidas apestan.

  9. Siempre es así, yo tengo 3 años viviendo en otra ciudad que no es la mia, y cada vez que viajo para ver a mi familia y hermanos, la despedida es horrible; claro, cada vez lo soporto un poco más, pero aún así la nostalgia me dura por varios dias… una tristeza inmensa de no estar con ellos. Lo más dificil no es para el que se queda, ellos siguen con sus vida, lo más dificil es para el que se va, ya que se encuentra solo, en un lugar extraño y con puros desconocidos. Eso es lo dificil.

  10. yo ya le perdi el respeto a las despedidas, como que el ir y venir de la gente (me refiero a viajes) ya es demasiado comun y uno no se da ni cuenta cuando ya volvieron o que igual uno sigue en contacto virtualmente. igual eso no quita que extrañe a mis amigas que se han ido, onda una chela conversada con una buena amiga es impagable y necesario y cuando no esta uno lo lamenta y se extraña a la persona.

    para mi las despedidas que me han dado mas pena son las que uno sabe que uno se va y las cosas ya no van a ser iguales, como el ultimo dia en la playa con el grupo del verano cuando uno tenia 15 años.

  11. TENGO UNA LARGA RELACION DE LA CUAL TENEMOS UNA HIJITA PRECIOSA, X COSAS DE TRABAJO EL ESTA VIVIENDO FUERA DE CHILE, YA LO HE IDO A DESPEDIR VARIAS VECES, PERO ESTA ULTIMA NO FUE ASI. EN CASA SOLO NOS DIJIMOS ADIOS NOS VEMOS LUEGO Y CUIDATE , NO HUBO LAGRIMAS Y ESCANDOLO A OLGO PARECIDO, PERO LA SENSACION DE PARTIDA ES DOLOROSA. TENEMOS MUXA FE Q TODO ESTO Q NOS SEPARA TERMINARA Y ESTAREMOS JUNTOS LOS TRES.

    ERIC ,TE KIERO MUXO MI AMOR
    KARINA

  12. Gracias Patyta!
    la verdad que yo tambien estoy extrañando con anticipacion a mis amigos con este viaje… y en especial a ti y a tu maravillosa familia que siempre nos han recibido de una manera MUY especial… ya nos veremos para la despedida, y ojala puedan visitarnos o sino juntarnos en alguna ciudad del mundo para contar como ha sido nuestro vida en este tiempo
    besos!!

  13. opino igual que tu Ney, de verdad que le he perdido el respeto a las despedidas, se va mucha gente cercana a cada rato y igual uno sigue en contacto virtualmente o quiza es porque he tenido la suerte de poder viajar y ver a la gente que se ha ido hace un tiempo fuera de Chile.

    Siemto que hace unos años era mas terrible, las comunicaciones eran dificiles, no se sabia de la persona por meses, viajar era mas dificil, etc…

  14. Mi primera despedida fue horrorosa, con muchos amigos y familia llorando, de hecho, creo que me fui llorando a lo menor hasta llegar a Brasil, donde hice escala. Es que la sensacion de no saber cuando vas a ver a tu gente es horrorosa y sobre todo no saber si las cosas van a seguir iguales a pesar de las distancias.

    Pero desde ahi, creo que todos se acostumbran a las despedidas, y al menos en mi caso dejaron de ser desgarradoras, probablemente porque ya se que la comunicacion sigue igual, pero porque tambien ya asumi que la vida nos lleva por distintos caminos.

  15. Cuando me fui de Chile hace ocho a~os jure que jamas dejaria que fueran a dejar nuevamente al aeropuerto tanta gente.
    En realidad el trauma partio cuando se vino mi viejo primero, tenia que estar en la mitad del segundo semestre de clases en el trabajo y decidieron que terminaramos el a~o escolar con mi hermano y luego viajar con mi mama. Mi viejo siempre participo, en realidad los dos, en centro de padres, actividades extraprogramaticas, etc, etc.. entonces fue casi todo mi colegio (era bien chico) pero yo queria estar con mi papa y ya. Decirle que lo iba a hechar de menos, y que me llamara cuando llegara. A parte de toda esa gente habia familiares, amigos y colados. Al final los queria mandar a todos al demonio pero me aguante. Cuando nos vinimos paso lo mismo con la gente pero yo anda media pegada asi que no senti tanto. Y como mi mama le tiene terror a los aviones nos fuimos en tren a Santiago y familiares cercanos nos acompa~aron. Lo chistoso fue que ellos lloraban mas que nosotros y que a los cuatro meses los teniamos casi todos metidos en nuestra casa de visita. Nunca he vuelto a Chile y como que no me interesa. Y como mi familia viene seguido no tengo peso de conciencia en no ir a verlos, pero tampoco dejan de ser emotivas las despedidas y los reencuentros.
    Creo totalmente en lo que dice Hugh Grant al comienzo de Love Actually, en el aeropuerto se demuestra lo que uno realmente siente.

  16. UUf que tristes que son las despedidas… la semana pasada se me fue una tia a suecia =( .. Si no la hubiera visto llorar, yo no lloro… pero cuando la vi llorando a moco tendioo me largue a llorar tambien xd… me fui sollosando jaja …
    Pero bueno…es para mejor.
    Saludos

  17. la despedida mas triste ,aun la recuerdo…
    fue el 31 de noviembre del 99…
    tuve una hermosa y corta relacion con un italiano(Stefano)que vin al pais por trabajo,fueron los 11dias mas romanticos de mi vida,el tiene casi 34 años y yo 32,todos los dias haciamos algo diferente,han pasado los años ,y a pesar de haber rehecho mi vida,aun lo recuerdo con mucho cariño y amor.
    El dia antes de irse lloramos todo lo inimaginable.fue demasiado triste y no quiso que lo fuera a dejar al aeropuerto…tenia toda la razon…
    aun pienso en todo lo que vivimos y vuelvo a suspirar por todo lo que fue y lo que no pudo ser……….l´italianito

Dejar una respuesta