El cine Pedro de Valdivia

673

Cine-5
por Mariana y punto

Hace un par de semanas que remató el cine Pedro de Valdivia y ya van quedando cada vez menos cines lindos en Santiago desde que hace mil años cerrara el cine El Golf (para tener en su lugar al feo edificio del Ritz), luego el Las Condes y finalmente el Las Lilas.

Y no es de puro nostálgica; lo que me gustaba de este cine era que uno se podía sentar hasta en la primera fila y ver decentemente la pantalla (a diferencia de los cines nuevos en que es un descaro que se permitan vender esos primeros asientos), que no había que hacer cola ni para las películas de niños que llevaba a ver a mi hermano chico en su fin de semana de estreno (aunque sí fuera gente), y que en ningún otro cine era tan bonito salir después de una función de las 4 en invierno o de las 7 en verano porque la “hora mágica” como le dice Fuguet, realmente era preciosa para salir creyéndose la protagonista de una buena película entre el atardecer con el sol yéndose entre la calle y la plaza y los árboles y las luces que empiezan a prenderse cuando todavía no está oscuro.

(foto: Felipe Hernández)

19 COMENTARIOS

  1. ¿¿Bueno, y quien se lo adjudicó??? Porque si se remató será para hacer uso del edificio de otra manera, no??… alguien sabe de eso?

    En todo caso, sea cual sea el destino que tendrá, es triste el ver cómo estos lugares casi “de antaño” van desaperciendo.
    No quiero que se me malinterprete… estoy en contra de la gente que quiere que la ciudad no cambie y alega por cada edificio nuevo que ve… la ciudad, al igual que por ejemplo, un idioma, está en constante cambio y desarrollo, y esperar que se mantenga inalterable es iluso y majadero. Pero por otro lado, me duele ver como en Chile no hay respeto con los edificios emblemáticos de distintas épocas.
    Espero que la restauración de edficios se vuelva una tendencia (que se hace muy poco pero va al alza), como por ejemplo hicieron los argentinos en Puerto Madero, un ejemplo precioso…
    Ojalá el cine (el edificio) se mantenga y sea su programa el que cambie… sería una pena que se bote el edificio para hacer edificios… como si el valor de cada metro cuadrado valiera más que nuestra historia….

  2. es una lástima lo que pasa en stgo. como si la modernidad quisiera borrar nuestra memoria, no existen políticas públicas culturales para salvaguardar nuestro patrimonio, chile que es uno de los paices más bellos y está perdiendo su (la nuestra) identidad. finalmente será una ciudad sin carácter y mal hecha porque allí reina la plata nada más,, quien tiene el proyecto más caro puede hacer lo que le da la gana….
    es verdad, el tema de los cines y los teatros es terrible, me da una impotencia enorme…
    adios a nuestra memoria colectiva.

  3. Pucha que pena. Cuando vivía en Santiago pasaba frecuentemente por ahí, aunque reconozco que nunca lo visité porque no soy buena para ir al cine.

    Acá en Antofagasta pasa lo mismo, construcciones por todos lados, poco menos que cada 3 cuadras se está levantando un edificio nuevo, echando abajo preciosas casonas antiguas que estoy segura que con un poco de ingenio comercial y buen gusto se pueden renovar y sin ser necesario echarlas abajo.

  4. Que pena lo del cine, solía pasar por fuera todos los días caminando y en más de una ocasión entré, tenía ese algo distinto, esa sensación extraña y rica a la vez de estar viendo allí una peli, como la sensación de entrar al Biografo o al Cine Arte Alameda, esa cosa nostalgica.

    Respecto a la masiva destrucción de edificios para construir esas horribles torres cuadradas me parece bastante penoso, de a poco se va destruyendo parte de nuestra historia y vamos comenzando otra totalmente distinta. Probablemente falta preocupación de las autoridades en cuanto al plano regulador y también de los departamentos de obras de los munipios que finalmente son los otorgan los permisos de demolición y construcción.

  5. pucha!! vivia muy cerca del cine, y era muy entrete tener cine cerca aunque tampoco iba a menudo…y es muy cierto que aca en santiago solo gana el billete largo.

  6. Si yo fuera don Hoyts compraría todos esos cines viejitos: el biógrafo, normandie, pedro de valdivia, las lilas… los remodelaría (con dolby, pantalla, butacas, etc) y haría una linea de cines vintage con café. Vamos que es buena idea.
    O lo haría yo, pero busco alguien con capital.

  7. Ohhh que mal…. R.I.P. cine Pedro de Valdivia… 🙁
    Menos mal que en chile no construyeron pirámides, coliseos, partenón, palacio de Versalles, etc., porque hasta esos ya los hubieran echado abajo para sacarle mas $$ al m2 de suelo… ni un respeto por el patrimonio… QUE RABIA!!

  8. Pucha k pena……….no me gusta el cine, pero comparto su rabia de saber k estos lugares bonitos se estén perdiendo……..seguro construiran deptos……obvio….

  9. Vero C.
    eres seca!.

    No deberías haber compartido tu idea, te la copiarán.
    Abre rápido word, redáctla y preséntala en Hoyts.

    vende tu ideaaaaaaaaaaaaa!!

  10. Por eso es que Chile y sus ciudades no tiene historia arquitectonica todo lo echan abajo en vez de restaurarlo. vivo en Concepción y les aseguro no queda ni un solo cine de esos, solo edificios sin ninguna idea de armonizar ni de empatizar con el entorno…como recordamos Stgo? con la torre entel…lindo no?

  11. La idea de Vero es buena…pero sería mejor si la gente efectivamente fuera al cine.
    La mayoría de los chilenos se cree moralista y anda viendo películas pirateadas de la cuneta.
    Mientras, hermosos cines antiguos como el citado, deben transformarse en apart hotel porque la gente cree que ir al cine es caro…y no va.
    Averiguen cuanto cuesta el ticket en otros países…

  12. Yo creo que la culpa de que el cine lo remataran, es de todos nosotros, ya que si un cine no tiene clientela, quiebra, y es normal. Deberiamos hacer todos un mea culpa, todos.
    Tengo entendido que el cine no sera demolido, en su fachada, sino que sera modificado para hacer un restaurant, que quizas sea una gran contribuicion para el barrio y para el ambiente del sector.

  13. Yo como arquitecto me conforta saber que pude lograr dejar la fachada principal para mantener la nostalgia de muchas personas que ahi vivieron momentos inolvidables, es por esta razon tratare de integrar en la decoración laminas y fotograbados de peliculas que recibieron los premios oscar.
    El proyecto contempla un restaurant de carnes a las brasas y creo que será un gran aporte para el barrio.

Dejar una respuesta