Amo el ají

780

Aji
por Paty Leiva
Amo el ají en todas sus formas. Bueno, no creo haberlas probado todas pero 16 años en México me ofrecieron increíbles variedades.

Lo que me gusta de enchilarme es que los sabores se exageran al máximo, el corazón late fuerte, eso sí, la boca duele un poquito, pero en resumen, el cuerpo te recuerda que estás vivo. Me gustan desde los chiles rellenos –el platillo más rico del mundo–, el simple ají amarillo picadito dentro de un sandwich, la salsa Tabasco o cualquier golosina con chile piquín.

El picor oriental es bien distinto pero también acelera la cuchara. Con el wasabi la sensación sube hasta la cabeza, te agarra la nuca y te da un escalofrío difícil de describir. La comida Hindú también tiene sabores ultra fuertes que me fascinan.

Eso sí, cuidado los delicados de guata, no es bueno abusar, pero un toquecito hace una gran diferencia en los platos.

COMPARTIR
Artículo anteriorDedicar una canción
Artículo siguienteLas tías

26 COMENTARIOS

  1. Me encanta el ají y me pasa que cuando está extremadamente picante es como adictivo, lo comes aún sabiendo que luego que te arderá la boca, que te dará calor, etc. En mi casa las que llevan la batuita con el ají y lo picante somos las mujeres, aunque reconozco que soy la más cobarde de las 3 (mi mamá, hna y yo). Lo que yo encuentro ultra picante para mi mamá y hermana es nada. Mi papá también come harto pero no le gusta taaan picante como a mi mamá.

    Dentro de mis favoritos está en PEBRE y el ají relleno, que a mi me mamá le queda demasiado rico, claro que me lo como lento porque es tan picante que entre bocado y bocado tengo que beber algo.

    Y en los tacos es absolutamente necesario el picante… con salsas de chiles jalapeños, que cuando los como me da demasiado calorr!

    El wasabi no lo puedo ver, la primera vez que fui a comer sushi (hace ya varios años atrás) vi esa pastita verde que según yo era palta y como el sushi no me gusta mucho pensé que talvés sería más rico con la “paltita”, craso error, unté tanto el sushi en ella que cuando lo comí casi me muero… fue horrible, me puse a tosr, me ardía todo, hasta me ´corrían lágrimas por la cara… heavy.. nunca más he vuelto a probarlo.

  2. Untas un poquito de wasabi en el sushi, mientras lo masticas el picor se va directo a la nariz, arriba; lagrimeas un poquito, lo sientes en la garganta y ahí justo tomas un sorbo de cerveza heladita y haaa! So nice.

    En teoría el wasabi funciona como desinfectante para el pescado crudo en la comida japonesa.

  3. personalmente me desagrada el ají, en la casa de mis viejos lo disfrutan a concho todos (papa mama mis dos hermanas mi cuñado..uff) pero pica demasiado y nunca se va el sabor picante de la boca… en cambio el Wasabi… como llego el picante se fue… es una sensación momentánea pero espectacular… la primera vez me mande el obvio condoro de que esa cosa tan poca no podía picar tanto, así que me lo comi de una… CHAN!! parecía monito animado (según versiones de mi hermana) la CocaCola se me hizo poca… en fin… solo como picante en el sushi nada mas.

  4. Me encanta el ají y todo lo que pique, siempre que algún pariente viene de México le encargo unas latitas de Rajas de Chile que es lejos el que más me gusta. También me encanta el wasabi y los platos hindúes que te hacen saltar las lágrimas de tan picantes.
    Además, tengo la suerte (o la desgracia) de que nunca me enfermo de la guata y por lo mismo tengo mucha resistencia a todo tipo de condimento y/o picor.

  5. A mi desde mediados del año pasado me empezaron a dar ganas de comer aji, a todo le iba poniendo un poquito, me gusta la sensación de ardor en la boca y los sabores de las comidas se sienten mucho mejor. Aquí en mi casa, lejos a la que le gusta más el aji es a mi mamá que lo come desde los 5 años porque toda su familia comia aji cuando ella era chica, asi que por imitación también empezó a comer, todo lo tiene que comer con aji o sino lo siente desabrido, dice que es como comer las comidas sin sal y se enoja más encima cuando no tiene si aji, jajaja parece guagua.

  6. Soy adicta al ají, es de familia, con mis hermanos hacemos competencia cuando un ají es demasiado picante, “de quien agüanta más tiempo sin quejarse”…para mí no puede faltar en una mesa, me gusta en todas sus formas, ahora me dió con echarle a todo merkén, aunque reconozco que el ají debe echarse en su justa medida, porque o si no puedes echar a perder un plato…

  7. El ají verde es lo máximo…!! El wasabi eso sí no me gusta para nada, encuentro que tiene como sabor mezclado entre ají con leche en polvo.
    El merquén es lo máximo; el otro día estaba en la casa de una amiga -sureña al 100%- y cuando tomamos té, hizo huevos revueltos con un toque de merquén. Obvio que le tenía cero fé, pero lo probé y es exquisito. Le da un “touch” especial…!!

  8. Antes no comía nada picante. Aquí en USA aprendí a amar lo picante. Es un sacrificio por que lo que arde por la boca primero despues arde por… ustedes saben.

    Pero aviva cualquier comida y si me encanta.

  9. cuando era muy chica mi mamá partio un melon con un cuchillo que tenia ají…ese melon me lo dio a mi y desde ese dia que odio el aji con toda mi alma.
    no soporto ni el sabor ni el “picor”.

  10. No me malinterpreten, no dije que me gustara o que fuera buena la violencia, pero si libera endorfina…y si no me creen miren el boom de la lucha libre, los nniños la aman, el box…etc…
    bueno saludos

  11. Las tacos, burritos, gorditas, quesadillas, etc… no saben si no pican. Tambien con cilantro y limon, no me gusta lo acido pero sin el gustito se hacen insipidos.

    La comida oriental me gusta al natural, a veces la indu se pasa. Un dia me dieron una salsa rojo, no me acuerdo como se llama, y me corrian las lagrimas… terrible.

  12. El ají es medicinal. El rocoto elimina los parásitos intestinales consumiéndolos tres veces al día por una semana, mezclados en papillas molidas de papas cocidas. El médico científico Dr. Carlos Casanova Lenti, en sus Clínicas de Huachipa (Lima) y Celendín (Cajamarca) del Perú; cura a muchos de sus pacientes con este ají excepcional. Acá en Chile el merquen es riquísimo, pero ojalá le saquen un buen porcentaje de sal, para apreciar su verdadero sabor. En el sur de Chile, (Angol, región de la Araucanía) ya estoy reproduciendo en mi escuela municipal básica rural unidocente de Huitranlebu, Purén; plantas de rocoto, las cuales pretendo propagar al resto de la zona.
    Prof. Octavio Avilez
    octavilez@yahoo.com

Dejar una respuesta