Trabajólicos: Una adicción remunerada

330

Workaholic
por Michele Monet

Siempre me han dado envidia los trabajólicos, son una de las pocas adicciones aceptadas y para colmo te pagan. El drogadicto, el alcohólico, el adicto a los juegos de azar, ven como sus vidas se van convirtiendo en un desastre total, mientras el trabajólico es una adicción silenciosa y bien vista. Tu jefe no te va a retar porque trabajas horas extras sin sueldo y aunque la gente que te rodea te puede alegar un poco por que trabajas mucho, de ahí a parar a un centro de rehabilitación o perder toda dignidad, lo veo muy difícil.

Para mi existen dos tipos de trabajólicos: El más sano, es aquel que le encanta trabajar y llenarse de actividades por que tiene la creencia de que no hay que perder el tiempo y es una persona con vida social activa, amigos, familia y lo pasa realmente bien. El otro tipo de trabajólico es ese que su vida social es más bien reducida y tiene carencias afectivas que lo llevan a taparse de pega y disfruta su trabajo porque muy en el fondo está escapando de su propia vida.

Imagen: Cagle Cartoons

21 COMENTARIOS

  1. Estoy de acuerdo…pero creo que los trabajólicos no-sanos en verdad se causan un daño a largo plazo. Es decir, se esconden en su trabajo y después se dan cuenta que la vida se les pasó y no hay mucho que contar en su autobiografía. Ojalá todos fuéramos trabajólicos sanos…por lo menos 5 días a la semana.

  2. El único trabajólico feliz es el apasionado. Al resto se los tragó la máquina no más. Prefiero ganar menos lucas que en otro lado, pero tener tiempo para disfrutarlas.

  3. he conocido a muchos trabájolicos (de ambos grupos) a los que igualmente el exceso de pega les pasa la cuenta en sus relaciones personales.
    Tuve un jefe que su hija menor pensaba que los había abandonado porque no lo veía salir en la mañana ni volver en la tarde! mal.
    como se dice: todos los excesos son malos…

  4. Me cargan los trabajólicos… sobretodolos jefes. Creen que porque ellos no tienen vida, sus subalternos tampoco merecen tenerla… un desastre. Y después se quejan que uno no trabaja horas extras por $0.

  5. Ser trabajólico es una adicción y por ende no puede ser positiva. Creo que se confunde a la gente que disfruta con su trabajo a aquella que lo hace para escapar de sus problemas en la vida. Y es que hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar.

  6. Estoy de acuerdo con el post anterior de lila
    ya que todo exceso es negativo y pasa la cuenta hasta aquellos que disfrutan su pega…
    pero los que no, y lo hacen porque no tienen mucha vida allá fuera ( y mas encima chupamedias)son lo peor!!

  7. Lila… me robaste la frase!!
    Creo que el primer tipo (los sanos) no son trabajolicos… son personas muy activas, que no es lo mismo. Los trabajolicos son los que no saben hacer nada más que trabajar: el tipo que se toma apenas una semana de vacaciones cada 2 años y lo pasa pesimo, que se desespera en la casa, que te manda mail a las 2 de la mañana, que habla de pega siempre , que no sabe lo que sucede en el mundo, solo en su pega, que no va al cine hace años, que no almuerza, que molesta a los compañeros que se van a la hora, que no ve a los hijos en semanas… etc. etc. etc.
    Quizas es socialmente aceptado, pero definitivamente te puede cagar tanto o mas que otras adicciones…

  8. Es cierto el único trabajólico feliz es el apasionado, yo creo que ese tipo de gente me da un poco de envidia, porque encontraron algo que de verdad los hace sentirse realizados como personas.

  9. tengo una nueva categoría: los que se creen trabajolicos pero en verdad no lo son…

    Empecé un trabajo hace poco en el servicio público, ufff, pero en fin…
    y me pasa lo siguiente: me encuentro con gente que jura que es super trabajolica porque se quedan hasta tarde… todos me dicen que estan ‘tapados’ de pega, que ‘no tienen vida’, que ‘lo hacen todo por el servicio público’… sin embargo es mas bien por falta de optimización de tiempo nomás.

    No es que sea una control freak tipo Monica de Friends, pero si pasaran un poco menos de tiempo tomando café, jugando en facebook y msn, leyendo LUN y copuchando de enfermedades, realmente este pais andaría mejor. Y dejarían de haber de esos ‘wannabe trabajolicos’ que en verdad no lo son tanto

  10. Creo conocer a una persona muy trabajolica espero por su bien y el de su familia que esto no le pase la cuenta en el ambito personal, creo que en lo laboral sera reconocido y espero que asi sea para que todo su esfuerzo valga la pena, sobre todo por que encuentro que su cansancio ya se ve reflejado en su cara sobre todo por las tardes.
    Espero que todo el esfuerzo de esta persona valga la pena y encontrarlo en unos años mas como director de mi carrera creo que seria muy grato.

  11. Me cargan los trabajólico aunque a veces por perfeccionista he llegado a serlo, pero creo que eso es normal, lo que no es normal es el tipo que evade su triste vida o aquella que no tiene por trabajar y peor, como decía michele, en el trabajo es bien visto y ponen una maldita vara que todos tienen que tratar de imitar. Creo que al igual que las otras adicciones ayudan a evadir otros problemas.

  12. Los trabajólicos son molestosos, los trabajólicos mula sucks, y los chupamedias peor.
    Estoy de acuerdo que la gente que disfruta su trabajo son afortunados en que encontraron una pega que les permite vivir, y no viven para el trabajo.
    Si igual, cuando la pega es entretenida uno lo pasa bien, pero que todo el tema de uno sea la pega sucks.

  13. hay que trabajar para vivir no vivir para trabajar.
    Desde Junio tome la decision de trabajar medio dia y soy demasiado feliz!!!!

  14. Opino igual que Lila. Aun no trabajo :-p (estoy en la U). Admiro y envidio a mi novio cuando lo veo embaladisimo trabajando, a veces noches enteras con tal de terminar sus proyectos (Diseñador Industrial). Eso es rico! que ames lo que haces.

    Mi vieja trabaja ene, ama su trabajo, llega a su ofi a las 8 am y vuelve a las casa entre 20:00 y 20:30, y sigue trabajando acá y a ratos los fines de semana, pero es feliz, y comparte harto con mis hermanos, papá y conmigo. Calidad y no cantidad!. La admiro.

  15. Creo que se mal entiende esto, un trabajolico lejos es un PESIMO TRABAJADOR y que decir de su vida personal y social. Para hacer bien un trabajo hay que estar descansado, desestresado, alguien que trabaja en exceso rinde poco o nada, gasta mucho tiempo pero hace poco. A mi me gusta mi pega, he trabajado noches enteras y entrado a las 8 am al dia siguiente, tengo responsabilidad y pasion, pero siempre trato de cumplir mis horarios y de las personas a mi cargo, y cuando hago horas extras no me siento estupidamente orgulloso sientiendome trabajolico, sino que me siento alguien desorganizado que no pudo manejar las contingencias y recursos para cumplir con el trabajo en el horario correcto y lugar adecuado. No creo que un trabajolico sea alguien sano o ejemplo a seguir, son personas que no saben crecer en todos los ambitos de la vida, de disfrutar de todo y compartir, que no hacen la pega en el tiempo justo y peor si tiene gente a cargo.

  16. Soy un Ing. Civil, consultor independiente, y definitivamente trabajólico: disfruto mi trabajo, ver logros, aprecio de parte de tus clientes, y que más emcima me paguen por jugar a lo mismo que jugaba cuando era niño. Cada día es como una prueba deportiva, donde te sacas la mugre pero disfrutas el juego, y después recibes la$ medalla$.
    Cuando era empleado dependiente, nunca entendí por qué la gente se aburría de mirar el reloj, esperando que llegara la hora de irse de la oficina. Si vas a pasar 1/3 de tu día y de tu vida trabajando, por qué no buscar la forma de disfrutarlo?
    He visto tanta gente luchando por aprovechar las pocas horas de ocio en carretes reventados o panoramas supuestamente ‘relajantes’, pero que en el fondo viven con la misma ansiedad de un reo tratando de sacarle el jugo a la salida dominical.

    Lo mío fue extremo y quizá patológico: dejé mi trabajo y fundé mi propio negocio. Trabajo prácticamente solo y varias veces me he amanecido. En casos extremos ni siquiera me he sacado el pijama y un par de pizzas son la comida del día. Parece algo sicótico, pero no tengo horario ni jefe, sólo trabajo cuando tengo ganas, cuando creo que será entretenido…y si no, agarro la bicicleta, salgo a comer fuera o me escapo fuera de Santiago.
    En resumen, soy un trabajólico fanático pero no me he vuelto loco ni alienado, y tengo la libertad de apretar el botón EJECT cuando quiera. Creo que los esclavos del trabajo son otros, y muchas veces esconden bien su problema con una variada agenda de actividades sociales y familiares.

  17. Estoy de acuerdo con que si el trabajo es apacionante, entonces uno puede trabajar feliz. Lo importante es que su pareja y familia lo acompañe en todo. Los que son clasificados como trabajolicos no apacionados, entonces estan en problemas!

Dejar una respuesta