Dime con qué juegas y te diré quien serás

126

Trolly2por La Femme Nishkita

Siempre me han cargado esos juguetes que emulan actividades domésticas o aquellos que tratan de diferenciar claramente los distintos roles: para la niñita el set de té y para el niñito la flota de vehículos. Hay que reconocer que hoy los fabricantes de juguetes han ampliado sus temáticas, sumado a que los niños prefieren juguetes que los acercan a una realidad más juvenil que adulta, como por ejemplo los superhéroes, las modelos y los artistas del espectáculo. Pero he llegado a la conclusión que ninguno de los extremos es bueno. Ni los obligados a jugar con los roles que la cultura dicta, ni los niños demasiado agrandados que desean acabar luego con su infancia para salir a carretear como sus hermanos o tíos.

En todo caso, volviendo a los juegos de tipo doméstico, cada vez me parece más importante que los niños aprendan a desarrollar hábitos asociados a la vida cotidiana, como a ser aseados, ordenados, que aprendan a cocinar, a reparar cosas o a tener iniciativa propia para solucionar problemas de cualquier tipo, sin frustrarse, etc… En este sentido, este tipo de juguetes pueden resultar ser excelentes herramientas para conseguirlo, pero insisto que me carga el sexismo implícito en ellos, porque todos los hábitos descritos anteriormente son mixtos y “no se le puede enseñar sólo a una parte, hacerse cargo de la otra”.

Por ahora, mientras no exista una alternativa adecuada en el mercado juguetero, lo ideal creo que es involucrar a los pequeños de a poquito en las actividades diarias, como hacer la cama, hacer un postre, limpiar y ordenar. Después de todo si te tocará hacerlo toda tu vida, mejor crearse el hábito temprano para que después no cueste tanto.

COMPARTIR
Artículo anteriorTips de belleza
Artículo siguienteLa línea del bikini

28 COMENTARIOS

  1. toda la razón acerca de los juguetes sexistas.
    Las niñitas juegan al té, mientras los niños a los autitos…. Nada que ver.
    Yo creo que los mejores juegos son los que, incluso, pueden jugar niños y niñas juntos (aunque sé que cuando niña, una jugada solo con niñitas, y viceversa)… Por ejemplo, las pistolas de agua, los patines, las bicicletas, etc. Aunque al parecer son juguetes para mayores de 5 años aprox.
    Ahora, sobre lo de a poco ir integrándolos en actividades diarias… Claro que estoy a favor de que si a las niñas se les enseña, a los niños también. En mi caso, yo no sé nada de eso… creo que depende de la realidad en la que te desenvuelvas (he tenido nana toda mi vida). Sin embargo, obviamente es bueno saberlo, porque después toca valerselas por uno mismo (mis días de sufrimiento se aproximan).

  2. yo preferiria mil veces que una hija jugara con set de limpieza que con esas barbies horribles que si enseñan valores estupidos, tanto de facha (o sea ni las modelos tienen ese cuerpo irreal!)o tonteras como la barbie que hablaba y las frases eran “te ves muy bonita, prestame el celular, vamos al mall”

    yo cuando niña nunca jugue con cosas de niñita porque las encontraba aburridas, me gustaban los playmobil (todavia los tengo!!) porque daban mas posibilidades de juego no como la tiesa barbie que no le puedes hacer una casita en cualkier parte porque es muy grandota, jugue con los superpower o superamigos, todavia tengo mi joker!!, thundercats, transformers, silverhawks, he man y she ra, pero principalmente me gustaban dibujar.
    si es que llego a tener una hija me muero si es una chica barbie pink girlie girl!!!!!!!

  3. no tiene nada de malo ser una barbie pink girlie girl…es como las comun que identifica a las niñitas chicas…por algo será..dp se les pasa, o como dicen los gringos, it’s just a phase…

  4. Cuando era niña jugué con muñecas que parecían bebes,…..me gustaba!!….. en todo caso reconozco que regalarle sólo ese tipo de juguetes como atribuyéndoles roles determinados en la sociedad, es arcaico y sexista.
    y en relación a enseñarles labores dométicas como cocinar, poner la mesa, etc. me parece total, porque cuando uno se va a vivir sola, sabe como arregláselas y sobrevivir!!

  5. Hay cosas que les interesan más a las niñas y otras a los niños y no le veo nada de sexista a eso. Creo que uno tiene eso en la cabeza y que afortunadamente los niños (o niñas para no parecer discriminador je) son más sanos al respecto. Saludos

  6. Paren…. mi mejor panorama eran las tacitas de te, o el set de escobitas. jamas me hubiesen comprado esas cosas si yo no las hubiese pedido. y ahora estoy lejos de ser una desperate housewife
    yo creo que lo importante no es a que jueguen los niños sino el tipo de juguete. yo opino que el fin ultimo de estos es estimular la imaginacion. ahora hay cocinitas con huevos fritos de plastico demasiado reales, o soldaditos con el ultimomegasuper arma. en el fondo no dejan nada a la imaginacion del pendex. eso es una lastima. a mi me ponian algo medianamente parecido a una taza y le armaba la hora del no cumpleaños de alicia a cualquier peluche que anduviera por ahi. o tb jugaba en las plazas cuyo juego extreme era la escalerita de troncos, o los neumaticos cortados.
    filo con el rol, yo le voy a pasar un palo a mi hijo/a (cuando lo/a tenga)… alla el/ella si lo usa de escoba o de espada.

  7. Primero, va sonar fuerte pero concidero que decir que jugar a hacer el aseo o con barbies es sexista lo encuentro un argumento feminista retrogrado, que a la larga, termina dejando bastante mal parada a la mujer.
    Segundo, encuentro que los niños deben jugar con lo que quieran siempre que sean juegos no peligrosos y que estimulen la imaginacion, creatividad y el apego a la figura de los padres.

  8. Yo sigo alucinando con las tacitas, las chalas plásticas con taco que siempre quise; y si ahora fuera niña seguro jugaría con bratz. No puedo evitarlo, y no es que no quisiera jugar a los autitos sino que no me atraían tanto, y eso que mi papá una vez nos regaló a mi y a mi hermano un auto control remoto a cada uno, era bacán, pero yo le subía las barbies encima.

    Ahora, mi hijo es un experto en autos, no tiene hermanas (aun) y aunque le he mostrado la escobita (que igual la pasa) ama sus hotweels por sobre todas las cosas.

    Creo que si hay parte de lo que impone la sociedad pero tambien una gran parte de lo que uno trae como escencia lo que va manifestando los intereses. La gracia es mostrarle lo que existe y ellos naturalmente optarán por sus preferencias.

  9. ¿Alguien se acuerda de “Patricia invita a tomar el té” ? unas cajas gigantes con unos juegos de té alucinantes. Como a mi no me compraban juguetes sexistas nunca lo tuve y desarrollé una especie de obsesión por ese tipo de juegos y por todo lo ultra femenino, lo que ahora se traduce en mi pésimo gusto para vestir.
    Por otra parte a mi hijo le compro juguetes según sus intereses, por ejemplo, le encanta barrer así que tiene su escobilloncito y un rastrillo. Pero también raya con los autos y con, cualquier juguete deportivo (pelotas, paletas, aro de basquet, etc…)
    Yo creo que lo mejor es fijarse qué es lo que más le gusta a los niños y no imponer lo que a uno le gustaría.
    Sólo tengo rollo con un juguete: “el auto a batería” ¡los niños tienen que pedalear!

  10. Cuanbdo era chica a mi a mis hermanos (un hombre y una mujer, los 3 con un año de diferencia cada uno) nos compraban todos los juguetes que pediamos, mis papas solo se fijaban en si el juguete podia ser peligroso. Nunca me dijeron que solo podia jugar con muñecas o cosas asi. Yo y mi hermana teniamos autos, bolitas, pelota, etc. Mi hermano jugaba con nosostras a las muñecas, hacia las veces de tio y las cuidaba.

    Uno de mis primos, desde los 2 años estaba obsesionado con las muñecas y las barbies, su padre retrogrado no lo dejaba ni mirarlas porque le parecia gay que su niño lo hiciera y criticaba a mis padres por dejar que mi hermano si jugara con ellas. En resumen, nuestra abuela le compraba barbies a escondidas y mi primo crecio ultra reprimido. Hoy es gay y ni siquiera es capaz de contarle a sus padres, o sea si por una muñeca armaban show imaginense con esto.

  11. Jajaja, me hiciste recordar cuando iba al jardín infantil. Un día hicieron una actividad en que las niñas hacían el pan y los niños algo de carpintería… obvio casi todas las niñas querían jugar con el martillo y las maderas, en vez de estar amasando pan (además yo amasaba pan en mi casa, cero novedad)… la cosa es que terminamos de hacer las actividades, y como guinda de la torta tuvimos que darle la mitad del pan a los compañeritos, jajaja, me acuerdo y me muero de la risa, cocinándole de chiquitita a los “machitos proveedores”.

  12. Yo creo que lo más importante es que los niños jueguen, casi que da lo mismo a qué o con qué. He visto a tantos de mis primos que ya a los ocho años (sino antes) sólo están conectados al computador todo el día que es una lata.
    Yo por mi parte soñaba con tener barbies pero mi papá estaba obsesionado con que las niñas chicas no juegan con muñecas que son adultas. Cuando mis papás se separaron mi mamá se rebeló y al fin tuvimos (mi hermana y yo) nuestras amadas barbies. Así que como partí tarde jugué hasta como los 14. También amaba a mi tiernecita y tenía una mesita de noche donde ponía sus mamaderas y hasta ponía el despertador para alimentarla en la noche.
    Hoy juego a las muñecas con mi hija y lo paso increíble.
    Según ella vaya creciendo irá teniendo lo que le vaya gustando, en la medida de lo posible, obvio. Si goza con los autitos armaremos pistas, si le gustan las tacitas tomaremos té y jugaremos a “las visitas”.
    Cuando aprenda a saltar le enseñaré a jugar al elástico. Me encantaba!!!

  13. Mi hija juega a la pelota y a los autitos y esas cosas su hermano chico le saca sus tazas para hacer el bar de los amigos…
    AL menos siempre se jutnan para los juegos de mesa (UNO, Pensante, Operando, etc)
    los niños juegan a lo que ven.

  14. Yo jamas le regalaría a una hija uno de esos jueguitos de “aseo”, me parece que solo favorece la desigualdad de oportunidades remarcando los roles que culturalmente por décadas se les ha entregado a las mujeres, donde la mujer que subordinada a los roles domestico. Si ese mismo jueguito se lo regalaran por igual a los niños no importaría, por que creo firmemente que ambos, mujeres y hombres tenemos las mismas capacidades para realizar cualquier trabajo.

  15. El sobrino de una amiga tenía 5 años y estaba obsesionado con tener una Barbie, entonces mi amiga le preguntó por qué quería tanto tener una y él le dijo:”porque es rubia y tiene pechugas” ¡PLOP!

Dejar una respuesta