Las francesas no engordan

208

Liibropor Paty Leiva
Nuestras amigas de Ediciones B nos hay hecho llegar este “suculento” libro, que ofrece conocer una manera de alimentación no traumática para mantener una buena figura sin necesidad de convertirse en una flaca histérica. Todo esto, a través de la comunión de culturas como la francesa con la nuestra. El libro cuenta con más de 100 recetas y hasta referencias históricas que Mireille Guiliano, la autora, comenta de manera muy entretenida. Ya lo empecé..

COMPARTIR
Artículo anteriorKate vs. Sienna
Artículo siguienteWhite chalk de Pj Harvey

13 COMENTARIOS

  1. El año pasado lo leí. Es bastante bueno ya que tiene muchos tips para poner en práctica en el día a día. No tiene la receta mágica para adelgazar, sólo propone cambio en los hábitos de alimentación. Yo sólo he asimilado algunos consejillos, no es fácil!!!!! Pero lo recomiendo.

  2. Yo leí por ahí que la autora se fue de intercambio a EEUU cuando era adolescente y volvió gordísima y ahí empezó a cachar porqué sus compatriotas no engordaban. Es un clásico eso de ir de intercambio y volver obesa.. pucha que comen mal los gringos.

  3. Podrían paletearse Ediciones B y mandarles un parcito para sorteárlos entre nosotras, las seguidoras de Zancada!!!

    Queremos libros, queremos libros…

  4. Contiene una serie de reglas que uno debe seguir si quiere bajar de peso o mantenerse delgada y saludable.
    Nada novedoso, es todo lo que uno sabe y olvida a la hora de comer…

  5. Tengo algunas amigas francesas y la dura es que nunca pude cachar cómo comiendo tanta chanchada como comen, eran flacas… Lo seguiré al pie de la letra…

  6. Creo lo mismo que María Estela… son cosas que uno sabe, en relación a que cosas no mezclar, que privilegiar, etc, pero a veces por flojera o simplemente por chanchos se nos olvida… debo reconocer que me alimento muuuy sano, a excepción d euna cosa que no puedo abandonar, el chocolate… ya ni siquiera lo intento, es irresistible!.

  7. Yo creo que el secreto esta en nutrirse bien. Cuando al cuerpo le faltan vitaminas, minerales, etc. te manda señales de hambre.
    Hace un año, a mi me resultó bajar de peso y talla (de 46 a 42) con Herbalife. Y lo mejor es que me he mantenido…
    Además me he dado cuenta de que cuando estoy estresada, sino me ocupo de darme alguna actividad placentera como caminar, baño de tina, bailar un rato en mi casa… termino comiendo chocolates y otras cosas, porque necesito experiencias gratificantes.

    Paty, quedo a la esapera de tus conclusiones del libro!.

Dejar una respuesta