Invitada: Natalia del Campo

195

Qnatalia
Natalia del Campo | Directora Radio Concierto

1. Cuál es tu lugar preferido de la ciudad en que vives?
Desde que nací hasta los 24 años viví en la calle Lyon en Providencia. Vivíamos en uno de los pocos edificios del barrio y casi todas las casas las conocía de memoria. Pero el sector cambió violentamente en estos años, todas esas casas fueron botadas y reemplazadas por edificios. Una pena. Pero sigue siendo mi barrio porque ahora volví a vivir en él, entre Lyon y pedro de Valdivia. Tengo florería, almacén, verdulería, lavandería muy cerca, y la suerte de trabajar a tres cuadras de mi casa. Otro lugar que me gusta mucho es la zona entre Hernando de Aguirre y El Bosque, entre Bilbao y Diego de Almagro, donde está la Plaza Uruguay, que mira a Bilbao y al exquisito local de dulces El Ingenio. Es de las pocas zonas en Providencia donde aún no botan las casas y plantan edificios, y todo se mantiene como los barrios clásicos, de esos que desaparecen en Ñuñoa y Santiago Centro. Como fui “niñita de departamento” toda mi vida, creo que me gusta tanto ese lugar porque me ayuda a fantasear y pensar el cómo hubiera sido crecer en una casa con plaza cerca.

2. La película que más veces has visto?
Clásicas: All about Eve. Breakfast at Tiffany’s
Romanticonas: Antes del Amanecer y Despues del Atardecer.
Frikis: Los Fabulosos Tennenbaums. Eterno Resplandor de una mente sin recuerdos.
Series: muchos capitulos de Six Feet Under y Los Sopranos una y otra vez.
Y Paris Texas muchas veces.

3. Describe un día normal para tí:
Me levanto y prendo Concierto en el equipo y mientras escucho Mañana Sera Otro Dia hago desayuno para mi y mi marido que casi siempre duerme más que yo. Si es que no tengo alguna reunión fuera de la oficina, boleta que reembolsar en la Isapre, doctor o tramite bancario, me demoro un poco más en salir de la casa y me subo 20 minutos a una máquina elíptica que me prestaron (y que funciona!). No me demoro nada en llegar a la radio porque trabajo ¡a tres cuadras! y me siento una suertuda por no tener que subirme al metro o a la micro. Después de varios años almorzando casi frente al PC, ahora todos los días lo hago en la casa después de Sandía, tipo 2.30 y con el diente muy largo. Y cambia la cosa. Aprovecho de leer algun diario o revista que quedaron guardados del fin de semana o de ver qué falta en el refrigerador, lavar los platos rezagados o hacer alguna otra cosa de casa. Vuelvo a trabajar y en la tarde-noche o tengo clases de inglés o voy a pilates o me junto a comer y tomar algo con amig@s. Casi siempre hay algo que hacer y cuando no, soy muy feliz, me encanta volver a mi casa muy rápido, cocinar algo y comer de a dos viendo las noticias o alguna película. Obviamente que este dia normal se autodestruirá apenas nazca mi hij@!

4. Cuál es tu mejor manera de perder tiempo?
Googléandome. Vicio que siempre me lleva a lo mismo: descubrir que en España hay otra Natalia del Campo. El resto del tiempo nunca se pierde, todo se tranforma, como dice Drexler.

5. Cuál hubiera sido tu oficio ideal pero imposible?
Me hubiera gustado haberme dedicado a dibujar y pintar como oficio, profesión y pega de día completo. Tengo una curiosa envidia por estas mujeres que comparten pinceles con mamaderas en su taller. Para mi fue medio imposible, creo, porque le tomé un gusto adictivo a trabajar fuera de la casa, por tener más de un trabajo si es posible, por hablar más de la cuenta y no estar encerrada mucho rato. Me pasó por estudiar periodismo. Otro oficio ideal, pero posible, es trabajar en una librería. Vender, leer y recomendar libros todo el día.

6. Cuando haces zapping en la tele, en qué canal terminas cayendo siempre?
Hace seis meses en un arranque de ascetismo mediático matrimonial decidimos no poner cable en la casa a la que recién llegamos a vivir. Así que el zapping es modesto: mientras mi marido termina cayendo en UCV (Canal 5), no sé por qué, yo termino cayendo en noticias, series o películas de Canal 13, TVN o a veces Chilevision. A Mega lo sacamos de la programación. El control remoto se lo salta por acto de magia.

7. Cuéntanos una manía insoportable que tengas.
Las beterragas en todas sus formas, ni siquiera me las puedo saltar en una ensalada porque tiñen a las otras verduras. Guácala. No soporto que me roben los lápices o útiles de escritorio. No me gustan las toallas estiradas sobre el palo de la cortina de baño. El cafe con leche tiene que estar caliente, nunca tibio o frio. Y según acabo de preguntar en la casa, mi manía más insoportable es cómo me pongo cuando no me resultan las cosas que quiero. Uf.

8. Cuál fue el último disco que compraste y la última canción que bajaste de internet?
No bajo canciones de internet porque le tengo un pánico muy huaso a los virus. Pero como trabajo rodeadada de melómanos y frikis “si no lo tenemos lo bajamos”, me ahorro la pega, y siempre me están mostrando cosas nuevas que encuentran en sitios como Oink. Por ejemplo, el último disco póstumo de Elliot Smith, lo nuevo de Rufus Waingright y The New Pornographers. Lo último que compré en Sonar (gran disquería) fue el original “Coles Corner” de Richard Hawley, a quien le prendo velitas desde hace 4 años.

9. Cuál ha sido tu mejor y tu peor cumpleaños, por qué?
Me gusta mucho mi fecha de cumpleaños: el 23 de septiembre. Siempre después del 18, ya con mejor tiempo y con los ánimos más arriba en general. Así que no recuerdo haber tenido “malos” cumpleaños. Me gusta que me saluden, que me hagan regalos, que me regaloneen, celebrar con almuerzos largos, ojalá con el ají de gallina familiar. O en la noche, como cuando con una buena amiga hicimos una fiesta de peinados y pelucas. Pero de todas maneras creo que el mejor cumple será mi primer cumpleaños maternal. Este septiembre con la guata en punta y el del próximo año con mi hij@ ya de 9 meses.

10. Cuál fue el primer libro que no pudiste soltar?
Cuando chica leía mucho, mucho. Me acuerdo que me gané un premio en el colegio que entregaron las bibliotecarias por haber sido la que más libros sacó durante el año. Ratona de biblioteca. Prefería leer o conversar con mis amigas antes que jugar a las naciones o subirme a un árbol. Así que son muchos los libros que recuerdo: Corazón, Mujercitas, Cumbres Borrascosas y todos los libros de las Bronte, la saga de Las Torres de Malory (libros para chicas 100%), casi todo Tintin, Asterix, Erase una vez el hombre y la serie Fauna de Salvat.

Links relacionados: Sandía, Radio Concierto

COMPARTIR
Artículo anteriorRide, de Vines
Artículo siguienteCuánto es mucho?

24 COMENTARIOS

  1. Esta si que son respuestas ! super bien desarrolladas. Me encanto ella.

    Y como recomendacion aprovecha de dormir haaaaarrrrto, ya que a partir del parto no lo podras hacer con frecuencia

  2. me cae taaan bieeeen!
    me rio demasiado con sandía.
    aporte total ella a concierto.

    espero q salga todo bien con tu guagüita.

    salu2

  3. uyyy, me cae taaaaaan bien ella,
    ademas que sandia me alegra el dia,
    me salio verso sin mayor si lo hubiera querido no me hubiera salido…
    salu2

  4. q wena, no me la imaginaba asi como en la foto..me la imaginaba de pelo oscuro..
    muy simpatica ella y las conversaciones que tienen en sandia con la katina son muy entretenidas, siempre me sacan las palabras de la boca…
    sandia siempre me acompaña en mi hora de almuerzo..

  5. A proposito del sitio Oink: ¿alguien tiene una invitacion que me de? Hace más de un año que busco una y nada… no conozco a nadie inscrito en la página.
    Actualmente no se puede entrar a la pagina por su nombre original sino por su direccion IP que es 85.17.40.71
    Si alguien me pude ayudar POR FAVOR!!!! que mande una a pancakes78@gmail.com
    De antemano, gracias!!

  6. A mi igual me gustó mucho su entrevista como se nota que desarrolló muy sinceramente sus respuestas.
    Creo que yo vivía cerca de ella, cerquita de la esquina del Big Johns (No se si todavía se llamará así).

  7. Ohhh me cayó bien ella, nunca la he escuchado, porque la concierto no llegá a Arica, y a la hora de Sandia, no puedo escuchar el programa por internet. En fin, cool ella.

Dejar una respuesta