Mañas y supersticiones

234

Gatonegro
por señorita
Casi todos tenemos alguna maña y una que otra superstición. Manías hay tantas como personas y supersticiones existen de los más variados tipos.

Me llaman profundamente la atención las personas poco supersticiosas. Me parece casi imposible no creer en el mito popular, más o menos infundado, sobre el devenir si uno hace o deja de hacer algo, casi siempre insólito. Yo soy medianamente supersticiosa y susceptible a las supersticiones y mi room mate, en cambio, es inmune a toda creencia popular que no tenga un fundamento sólido y comprobable. A ella el “te va a traer mala suerte niña!” le resbala. En cambio, tiene algunas mañas que a mí me dan risa, como sonrisas deben sacarle mis ingenuas supersticiones.

A mí, por ejemplo, los gatos negros me tienen sin cuidado, es más, tuve por muchos años uno. Tampoco me importa que me pasen la sal en la mano, ni caminar debajo de una escalera. En cambio, y por herencia familiar, creo a pies juntillas en otras cosas; como tirar sal en las esquinas de las piezas, para “limpiar” la casa de posibles espíritus y energías negativas o si, por accidente, boto sal en la mesa, tirarla por encima del hombro hacia atrás. También si estoy de viaje en alguna parte y me encuentro con una fuente, siempre tiro una moneda y si le hago masajes a alguien, me lavo después las manos con agua fría.

Racionalmente sé que no va a pasar nada si dejo de hacer esas cosas, pero algo me impide llevar a cabo la acción sin su superstición. Zancadas y zancudos: ¿son supersticiosos o solo mañosos?

COMPARTIR
Artículo anteriorDTTU
Artículo siguienteCompiuters y Teleradio

19 COMENTARIOS

  1. Yo creo q si algo empieza mal terminará mal. Así q no me molesto con hacerme ilusiones. Si en la mañana no me paraban las micros y cuando me subo el micrero me pide ver mi pase escolar con el peor de los modales, entonces me resigno a vivir un día negro, en la noche desecho lo ocurrido y zans se acabó.

  2. si lo soy… pero no tanto con las creencias populares, sino que inconscientemente siempre pienso “si sucede o hago o digo esto entonces ocurrira esto otro o evitare que ocurra”, estoy loca >.

  3. Nada supersticiosa, pero una vez tomé en cuenta una creencia que leí. Tiene relación con pedir un deseo al visitar por primera vez una iglesia. Yo pedí mi deseo en la Iglesia de Copiapó.

    Y se cumplió. Lo prometo.

  4. me dan terror los gatos negros y romper espejos, de otras supersticiones no pesco mucho pero creo ser algo susceptible.
    En lo que sí creo es en la mala y la buena suerte, y en el equilibrio de suertes (como Jerry Seinfeld).

  5. Igual prefiero creer en las cosas q dan buena suerte q en las malas. De hecho se me han roto montones de espejos (y no por lo fea ajaja, se me caen) y se me han cruzado muchos gatos. Pero si me dicen q tal cosa da suerte igual le pongo fe. Eso sí sin llegar al extremo de las cábalas.

  6. Yo tuve por mucho tiempo un gato negro precioso, parecia pantera negra… y siempre he tenido buena suerte! No se, no creo en nada, las cosas pasan por algo, sean buenas o malas.

  7. yo tengo un rollo con la sal…debo reconocer que me gusta en todo caso, es más me sirve de tema de conversación muchas veces…
    No paso la sala en la mano a nadie ni acepto que me la entreguen de esa forma, si se me cae el salero, tiro granitos por mis hombros, caiga a quién le caiga….

  8. Lo de pasar el salero en la mano tiene un origen histórico. Antiguamente se pagaba el SALario con sal, en saquitos. Si se te caí y la sal se derramaba ¿quién era el culpable y debía pagar?. Por eso se dice que pasar el salero de mano en mano causa peleas.

  9. Aunque creo que muchas de las supersticiones parten de mañas, a mi me pasa como a Lila: cuando un día parte mal, sale todo mal, pero he aprendido a detener eso, porque estoy convencida de que uno se predispone a que el día sea un infierno.
    Cuando las cosas parten mal, hay que pensar positivo, (sí, como en la campaña de hace unos años.), una señora me enseñó que cuando todo está saliendo mal, hay que respirar profundo e imaginarse un espiral de luz que parte en la cabeza y termina en los pies, y repetirse, mentalmente, que nada malo nos va a volver a pasar. Deber ser psicológico, pero funciona bien, la mala racha diaria, se va.

    También tengo rollos con la sal. La sal en mi casa, significa abundancia, entonces no se puede acabar, ¡nunca!. También hay que tirarse sal por encima del hombro si una la da vuelta, y para evitar roces con otras personas, no hay que pasarse la sal de mano en mano. (Está buena la explicación histórica)

    No cuento las pesadillas antes de las 12 del día, para que no se cumplan. Los sueños buenos sí, siempre antes del medio día.

    No compro, ni me pongo ropa usada, a menos que sepa de quién viene; por tradición familiar, se cree que la ropa se queda con las energías de la persona.

    Toco madera sin patas

    Limpio mi casa con mirra, azúcar y ruda

    Son más de las que me imaginaba parece…

    una maña…muchas cosas las decido con una moneda; cara o sello.

  10. Si salgo y por alguna razón tengo que devolverme antes de llegar a mi destino, me siento tres veces antes de volver a salir, si no, todo mal. Jamás dejo sombreros arriba de la cama y nunca paso por debajo de las escaleras.
    Mi maña mas grande es que no soporto apilar los platos sucios para recogerlos de la mesa, siempre los llevo de a dos a la cocina, no importa la cantidad de viajes que tenga que hacer. Si por alguna razón alguien los ha apilado no los puedo tocar.¡Que mañosa!

  11. Cero supersticioso. Mas mañas creo yo , que se van incrementando con los años. Respeto las supersticiones de otros para no pasar por mala onda o vibra.

  12. Solo el cuento de la sal me lo creo..porque en diversas culturas como la nuestra significa abundancia.. lo de levantarse con el pie izquierdo por la mañana hecho que nos ira mal todo el dia, o por algun otro motivo creo que depende de nosotros cortarlo, si han oido de la ley de atraccion lo sabran…

  13. si yo siempre pido un deseo cuando como por primera vez algo, pero l averdad no se si me resulta porque tambien lo pido a la primera estrella de la noche y alas estrellas fugaces asi que no se quien me lo cumplio al final…

  14. Yo no creo en ninguna superstición. Ninguna. Ni siquiera en los tres deseos de la torta de cumpleaños. En nada. Ni en el destino y esas cosas que inventa la gentre para disculparse por lo que les pasa.

    Yo soy católica.

  15. Bien yo no creo en ninguna superstición en nada
    solo creo en las bendiciones de Dios.
    ha les tengo que decir que me encanta este espacio una amiga de Israel me lo comento ella
    vive alla.
    UN BESITO CHICASSSSSSSSSS Y BIEN POR EL ESPACIO…

Dejar una respuesta