Música Fome

Publicado el Viernes 1 de junio de 2007 | 62 comentarios | Archivado en : MÚSICA

por Sur

Yo no sé qué será, cosa de gusto no más probablemente, pero hay eminencias y campos de la música que me dan una lata profunda. Esa es la palabra; los encuentro fomes. No dudo de la calidad, sino de la entretención o de la no entretención que me provocan.
Me explico en otro ámbito: James Joyce es un maestro de la literatura, no hay duda en eso, pero el ladrillo que se mandó con “Ulises” me parece insufrible. No tengo paciencia que aguante para eso.

Y algo parecido me pasa con: The Cure, Bob Marley, Gustavo Cerati, Pink Floyd y el Jazz.
Vamos por parte, comenzando por el más difícil:

• The Cure: es el que menos me explico porque hasta hace un tiempo me gustaban. En mi más tierna adolescencia eran una maravilla, pero con el paso de los años me he dado cuenta que me latean. Tal vez la culpa sea de intentar bailar algunas canciones que se me hacen eternas y que acaban por disipar mis mejores ánimos. Entonces tal vez la clave con Smith y compañía sea simplemente escucharlos; son ellos los únicos de toda esta lista a los que espero darles una segunda oportunidad.

• Bob Marley: no soy muy de la personalidad no problem, man entonces la cadencia del reggae en general no me va. Es un letargo de proporciones y para descansar escuchando música creo que hay otros más acertados.

• Gustavo Cerati: en este podría no detenerme si quiera. Es el que menos explicaciones resiste. Latero de principio a fin, sobre todo en el último tiempo.

• Pink Floyd: me aburre el virtuosismo. No solo en ellos, sino que en cualquier cosa y siento que tras Roger Waters y compañía está la idea constante de querer hacer una obra maestra y eso me cansa.

• El Jazz en general: uf. Una tortura esas sesiones eternas de improvisación y de espectadores que contemplan boquiabiertos mientras yo bostezo. Debo decir que en general los solos de cualquier cosa me dan lata por lo pajeros y por que tienden a caer en ese virtuosismo soñoliento del que hablaba.

Norah Jones, U2, y todo el rock progresivo están en la misma categoría. Simplemente latazzzz.

Deja tu comentario