Has ido al sicólogo?

84

Mariana y punto: No me acuerdo bien por qué, pero en los primeros días de clases de la universidad un profesor nos pidió que levantáramos la mano los que nunca habíamos ido al sicólogo. Tampoco recuerdo exactamente cuántos, pero sí que éramos bien pocos. Ese fue el primer momento en que noté que lo que antes sólo veía en películas de Woody Allen parece que pasaba en la vida real: demasiada gente va al sicólogo.

Obviamente que ellos lo encontrarán muy saludable y tienen sus razones, pero lo que es yo encuentro que no hay mejor forma de resolver asuntos, conocerse a sí mismo o whatever que conversar con gente que te conoce bien, de buscar distintas percepciones de los problemas o dudas de la vida con mi familia o las personas que yo elegí, y de llorar las penas teniendo tal vez un traguillo a mano o la tele prendida y mi mamá o una buena amiga haciéndome cariño en la cabeza.

Por suerte no he tenido ninguna enfermedad que me haga estar deprimida (excepto PMS) ni he tenido ningún problema que no pueda superar, y por eso no necesito a un desconocido que encima me cobre plata para decirme cómo soy, o me haga llorar por supuestos traumas de infancia que, creo, todos tenemos. Y aunque algunas de mis mejores amigas son sicólogas o están en vías de serlo, me huele que no le creería a ese desconocido.

Aparte de mis impresiones personales sobre la profesión, igual hace tiempo que me pregunto ¿es normal ir al sicólogo?

…………………………

Michele Monet: A mí encanta ir al psicólogo, es tanto así, que hoy en día me siento una persona mucho más resuelta que antes. Primero fui a una terapia de orientación psicoanalítica por tres años sin interrupción y hoy en día llevo un año en psicoanálisis. La percepción de mi experiencia con los psicólogos es súper sana y he tenido la suerte de estar con gente muy profesional. Lo que más me gusta de ellos, es que NO son tus amigos, te escuchan, no juzgan, no te obligan hacer cosas, analizan tus palabras y tus historias con un cuidado excepcional.

Hay gente que cree que hay que estar muy cagado para asistir a un psicólogo, pero estar en terapia te hace trabajar la mente, ejercitar el músculo de la reflexión, te hace entender sobre tus actos, decisiones, aspiraciones, temores o alegrías. No lo veo como una especie de salvación divina y estoy segura de que no es para todo el mundo, pero a mí me ha ayudado muchísimo, como por ejemplo, a no ser tan severa conmigo misma y no culpar a la gente de las cosas que me acontecen. Estoy mucho más tranquila y el resultado de todo lo invertido lo disfruto cada día.

30 COMENTARIOS

  1. Bueno, tengo una opinión muy formada sobre este tema. Creo que como dice Mariana y Punto, si uno tiene una red de familiares y amigos que lo contengan, quizás abordar los problemas de la vida, no se les haga tan pesado. Y está bien eso, de hecho me parece que sería lo ideal, o sea el amor que te entregan los tuyos es el que te ayuda a tomar fuerzas y enfrentar momentos difíciles. En mi caso lamentablemente no ha sido así. Tengo una muy muy buena amiga a la que quiero mucho, pero sé que desde su experiencia de vida no me podría ayudar con mis problemas. Mi papá recibió una formación bien rígida que lo hace ser distante y aunque sé que me ama, no podría ayudarme tampoco. Con mi madre no cuento, en fin, necesito un psicólogo… ajajaja
    A mi la terapia me ha ayudado mucho, desde los problemas que acarreo de mi infancia hasta ahora que necesitaba medidas de relajación para controlar el estress. Me ha ayudado a desarrollar inteligencia emocional, porque no me enseñaron eso cuando chica. En fin, algunos necesitamos del terapeuta, y no me considero nada de loca, de hecho soy bastante más madura y normal que algunos que he conocido por ahí, y que no han visitado nunca una consulta.

  2. Ah, tambien quería decir que tiene que ver con la resiliencia que pueda desarrollar cada persona, pues hay algunos que viven acontecimientos realmente traumantes pero lo saben sobrellevar, mientras habemos otros que no. Y claro, todos no podemos ser iguales.

  3. No todas las personas cuentan con esa red de apoyo. Y hay algunas, como yo, que pasan por cosas muy fuertes, cuyos detalles no se los cuentan ni a sus mejores amigas. La primera vez que fui al sicólogo estaba en la universidad. Estaba muy ahogada por problemas familiares, me sentía muy sola y el sicólogo me orientó sobre lo que debía hacer. Fue un gran alivio. La segunda vez que lo necesité con urgencia fue por una crisis de pareja. A pesar de tener a mis amigas, preferí reservarme los detalles con alguien desconocido, que no iba a juzgarme, y que iba a dejar que yo sola buscara el mejor camino, sin contaminarme con sus opiniones personales. Fue un acierto.

  4. yo creo que la mayoría de las veces es un acierto, aunque nadie está libre de caer en manos de un descriteriado. aparte de lo sanador y clarificador que puede ser para uno, me parece que el tema es absolutamente interesante y siempre vale la pena conversarlo con alguien que se a dedicado años a estudiar el comportamiento humano.

  5. Mi experiencia con el sicologo fue la peor. Me la habían recomendado y trabaja en una clinica grande.Todo lo que le conté, que fue super dificil ya que involucraba a terceros importantes, ella después lo comentó con nombre y apellidos. A pesar de tanmto que me dijo que confiara en ella porque solo me quería ayudar, y yo tota o fragil confié. Tuve a punto de perder la pega, aparte que quede hecha una miseria. Lo peor es que no pude hacer nada ya que si la acusaba al director médico de la clínica o al colegio médico tenía que decir quién me lo habia contado y nadie estaba dispuesto a prestar su nombre para apoyarme. Fue heavy porque mas encima le pague para que me hiciera bolsa. Su nombre es paula y siento tanto no poder dar su nombre, pero si lo hago voy a perdjudicar a gente. Yo solo quería era sanarme y enmendar mi rumbo.
    Esta es una de las penas grandes de mi vida.

  6. cuando iba a cumplir 30 años sufri una crisis biuen grande en cuanto a cuestionarme lo que hacia laboralmente estaba segura que no me gustaba y me sentia super frustrada, fui al sicologo ya que si bien yo sabia cual era el problema no veia ninguna salida, no veia solucion alguna y estaba realmente angustiada, y me entregó todas la herramientas no solo para descubrir que podia hacer con eso sino que tambien para descubrir quien era yo esencialmente,,m fue una inmensa ayuda, y tengo una familia que me contiene y dos garndes amigas que estan siemrpe conmigo y me conocen tal como soy …pero a veces se necesita una opinion mucho mas objetiva, sin enjuiciamientos y que realmente te entregue herramientas que te sirvan de ahi en adelante.

  7. lo que NO hay que preguntar es si es “normal” ir al sicologo. despues de 2 años de terapia, puedo decir con conocimiento de causa que lo peor es pensar que es normal o no: suelo sentirme poco “normal” y es fatal usar ese criterio porque, en el fondo, que es “normal”?. creo que lo mas objetivo es hablar de gente mas o menos “sana”. y que significa en el fondo como se hace cargo de su propia vida y como se relaciona con el entorno.

    creo que de todo hay: gente que necesita realmente sicologos, gente que cree necesitarlos y depende de una manera poco sana de ellos, gente que no necesita y que conversando con amigos/familia resuelve sus cosas (que suerte!), sicologos buenos y otros de terror…

    lo importante, creo, es que nadie quiere sentirse solo y que lo bueno es que sepa pedir ayuda. a quien mejor le resulte. ojala nadie se sintiera solo, creo que los sicologos tendrian mucho menos trabajo!

  8. Yo voy bastante seguido, he tenido una serie de episodios de depresión, ansiedad fuerte, crisis de pánico. Me cuesta mucho enfrentar algunos problemas, ya que cuando chica sufri mucha burla y rechazo de mis compañeros de colegio, lo que hasta el día de hoy afecta mi autoestima y mi forma de enfrentarme a la gente.
    Además estudié arquitectura, una carrera que si no tienes resiliencia te hace pedazos y te estresa mas de la cuenta. (de hecho en mi curso eramos muchos los que estabamos en terapia o tomando ansioliticos)
    Creo que no hubiera podido enfrentar mis problemas sin psicologo. La gente suele dar consejos que a veces están muy, muy errados. Todos opinan y distinto. Prefiero escuchar a quien si sabe de que está hablando. Lamentablemente, siento que ahora ultimo la terapia se me ha vuelto una suerte de muleta, por lo que se que debo tratar de enfrentar yo sola mis “demonios”. Pero cuesta mucho.
    Me molesta que haya gente que crea que por ir al psicologo o al psiquiatra, una está “loca”. Por suerte siento que esa percepcion ha disminuido un poco en el ultimo tiempo. Pero es muy desagradable que la gente se sienta con el derecho de reprenderte por ir al psicologo diciendo cosas como “ay, hazte fuerte nomas!” o “deja de tomar tanta pastilla” (conste que son recetadas). Es mi salud mental la que está en juego, y no pienso arriesgarme a pasar por otra crisis por no terminar de hacer mi terapia.

  9. que buen post…, las dos caras de la moneda.
    He escuchado estos dos testimonios todami vida, asi que los encuentro super bien expresados, lo respresentan. Personalmente me inclino más por la primera opción, claro está que esa es una decisión absolutamente personal.

  10. Si tuviera suficiente plata iría todo el tiempo!
    Mi única experiencia fue cuando necesité terapia para terminar una relación… y fue de mucha ayuda. Creo que el punto de vista objetivo de un profesional puede ayudar y mucho!

  11. mmm..me pasa con este tema que es algo re personal, por que tiene que ver con las herramientas que has formado o te han formado para enfrentar la vida y sus onstantes procesos…yo siempre pensé que me bastaba con mi red de apoyo, que es bastante grande, tengo la suerte de tener una relación súper sana con mi madre, mi padre y el resto de la familia, además de haber logrado construir de esas familias escogidas, l@s amig@s, que s e vue,ven más herman@s que los de sangre.
    La cosa es que hace alrededor de 4 años hice crisis, y ninguno de quienes formaban esa red pudieron sacarme de ella, como otras veces y como sucedería en el futuro, por que sentía que eran ell@s l@s que estaban involucrad@s o por que sus opinones siempre estabanm sesgadas por su cariño hacia mi….así llegó la María Elena a mi vida, como decían más arriba noe ra mi amiga sino alguién foraneo que era capaz de ver tu realidad y de seguirla, de decirte las cosas sin miedo a herirte xke te quieren mucho….fueron 6 meses súper intensos, en los que cada miercoles me empelotaba emocionalmente en su sillón al calor de sus tecitos y sus mantas chilotas…creo que valió la pena cada peso invertido, aprendí mucho de mi, de quienes me rodean…

  12. Nunca he ido a un sicólogo, pero si llegara a tener una crisis definitivamente acudo a uno. Mi hermano fue cuando era chico por que no sabíamos que cresta le estaba pasando, y no nos quería decir. Hasta que el sicólogo nos dijo que mi hemano estaba siendo amenazado por un compañero.Hay rollos que uno es incapaz de contarle a los mas cercanos y solo fluyen en terapia con las preguntas correctas.

  13. No todos somos iguales, hay gente que sale sola de los problemas y bien, pese a no tener redes, ni familia que la apoye, ni pareja, ni menos plata para el psicólogo. Pero hay otras personas que sí necesitan la ayuda de un profesional, imparcial , objetivo, sin los prejuicios o el afán de protección que pudieran tener tu familia o tus amigos.

  14. nunca he ido a un sicologoy espero no tener que hacerlo,por lo que se sabe casi la mayoria de los gringos van a uno y miren como estan…

  15. Creo que ni mucho de lo uno ni mucho de lo otro, creo que es bueno poder conocerse bien a uno misma y tener una buena red de apoyo que te contengan cuando tengas problemas, pero sí, pese a que sólo una vez fui al sicólogo y me fui porque decidí seguir arreglándomelas sola, creo que hay veces que uno no puede ser super heroe y las amigas y la familia tampoco, hay veces que la vida te juega muy malas pasadas y no queda otra que alguien extraño y profesional te ayude a escarbar en respuestas profundas a las cuales uno muchas veces no puede o no quiere llegar. Sin embargo, ojalá todos fueramos capaces de poder mirarnos y sicanalizarnos solos, yo por lo menos lo he hecho así y creo me ha resultado sino que mis amigas me aconsejen ir al sicólogo.

  16. No he ido nunca, pero pronto pretendo hacerlo. Soy super cercana con mi familia, con mis viejos me llevo relativamente bien, mis amigas me escuchan y todo ok. Pero necesito alguien q solo me escuche y q no me diga ‘estas mal’ o me rete y ponga mala cara. Creo q es una buena manera de despejarse mentalmente y analizar tus problemas desde otro punto de vista.

  17. Al comentario numero 5
    Pamela, yo soy estudiante de psicologia y estoy impactada con lo que lei, te cuento que si deseas hacer algo puedes averiguar ingresando al colegio de psicologos (buscalo en google) ahi te pueden ayudar pk obviamente tenemos un codigo de etica al cual no podemos fallar y si lo hacemos debemos sufrir una suspension que en el caso que tu cuentas es mas que merecida, de todas formas ahi te peuden ayudar haciendolo de la manera mas discrtea posible

    Por mi parte yo creo que es muy bueno ir al psicologo, creo que va mas alla de tener una buena red de apoyo, la red de apoyo y en general los vinculos que tenemos con otras personas favorece a que tengamos un buen desarrollo psico-social lo que implicara en condiciones deseadas una estrucutra fuerte que quizas como uds dicen no necesariamente asistir al psicologo, pero en el mundo contemporaneo que vivimos hoy… eso no es para nada de comun y ademas no necesariamente debemos ir al psicologo a resolver algo, algunas veces es bueno ir porque si, siempre hay algo de lo que hablar, depende de muchas cosas, de la personalidad, del entorno, del momento que estamos cruzando en la vida, etc, son muchas cosas, pero cuando damos con un buen psicologo es una muy grata experiencia, siempre hay aspectos que tratar

  18. siempre he tratado de solucionar mis problemas sola, creo no necesitar de nadie y mucho menos de gente extraña, aunque a veces lo he necesitado y me muero de ganas de ir,pero mi naturaleza me lo impide, pienso que no me van a ayudar aunque creo que es super bueno y si hay gente que realmente lo necesita que lo hagan, como el cuerpo se enferma, el alma también y hay que curarlo y para eso están los sicologos

  19. El punto más importante de disensión que tengo con Mariana es que el que el psicólogo sea un desconocido, profesional de la terapia psicológica, lo pone en una posición absolutamente diferente que un amigo o un familiar. La gente con la que tenemos relaciones afectivas siempre quiere algo de nosotros, así como nosotros queremos algo de ellos, es parte del vínculo. Un terapeuta, en cambio, si quiere algo es nuestro dinero, y no lazos afectivos que están supeditados a quién decidimos ser para otro.
    Dicho esto (que salió más enredado de lo que esperaba), los psicólogos son personas como las demás, profesionales que se equivocan, a veces mucho, los hay descriteriados y antiéticos. Creo que eso es algo a tener en cuenta a la hora de elegir uno, no porque sea psicólogo y una paciente, tienen derecho a hacer cualquier cosa.
    Hay muchos caminos para llegar a la misma meta, para algunos la reflexión silenciosa es suficiente, para otros, sus vínculos afectivos los sostienen, y aún hay quienes necesitan de un tercero, que esté fuera de la vorágine de la vida propia, para que le ayude a entender ciertas cosas y solucionar ciertos problemas. Creo que aquí lo óptimo es estar abierto a las opciones.

  20. Que iluso pensar que no necesitamos de terceros para solucionar nuestros problemas, pues siempre estamos en construcción junto con un otro…y eso de pensar que el psicologo es un “desconocido al que le cuentas todo”, pues esa es la idea!. Si es un buen psicólogo te tiene que conocer para poder construir algo juntos. O cuando vas al gine no le muestras tu
    “mayor intimidad” ah?? jeje
    Estoy deacuerdo con la ética y demandar a los/as chantas, (respecto al caso del personaje defraudado por la psicologa) pero no es sano generalizar en estos casos, arrrcchii dicho.

    en fink Adios

  21. hay que ser muy valiente para ir al psicólogo y estar abierto y dispuesto a entrar en áreas muy difíciles de tu persona. La tarea de un psicólogo es guiarte para que Tu te vayas descuberiendo y aprendas a ver cuales son las cosas que te sirven y las que mejor es desechar…es un proceso además, largoooo y lleno de contradicciones porque no hay juicios ni opiniones, nadie que te diga lo que tienes que hacer o que te condicione con sus palabras, o a la que quieras manipular cuando pides ayuda, cuando te sientes víctima…
    A mi me desesperaba un poco, nunca sabía como iba a salir de una sesión, en que volada me iba a ir… he ido a tres psiquiatras distintos que en su minuto trabajaron con psicólogos y mis padres en toda una red de apoyo para mi…Hoy siento que he crecido mucho y he superado crisis y me he reinventado mil veces, me sigo cayendo otras mil pero puedo aceptarlo, lloro un rato y pasa…no sé si volvería a ir a uno porque aunque me quedan varias interropgantes y desafíos sería más bien un lujo que una necesidad, y plata no tengo para eso.
    Por eso les recomiendo el yoga, un camino también muy lindo para enfrentarte contigo a un nivel más físico que se va traduciendo en algo psicológico , en conciencia.
    Creo que si tienes los medios para hacerlo y tienes curiosidad o te preguntas por la validez de los psicólogos, deberías probar ir a uno.
    suerte!

  22. Mi uni ca experiencia con una sicologa fue en tercero medio. Fui porque tenia miles de problemas en la casa, permisos, plata, espacios, etc. En pocas palabras: adolescencia. A pesar de que yo distaba de ser una niña-problema, le pedí a mi profesora que me mandara. Fui donde una niña que atendia a los colegios de Providencia y fue realmente horrible. Yo le conté que me pasaba, como me sentía y ella me decía “tu crees que es normal? tu crees que es bueno que alguien de tu edad piense eso?” Y la verdad lo que yo le decia era lo mismo que diria cualquier niña de 16 años…me destruyó en 30 minutos. No fui nunca mas y la verdad creo que no volvería a ir. No tengo nada contra los sicologos, pero no sé, ya hice la prueba… Prefiero terapias alternativas, hoy estoy usando flores de Bach por una “casi depresión” y me han hecho de maravilla.

    PD: Algunos años despues conoci otra chica que fue donde la sicologa aquella y le paso exactamente lo mismo que a mi…

  23. La verdad,es que no iria, me vasto tener una relacion de pareja casi 3 años con un psiocologo para entender que ellos son una raza aparte. Si bien tienden a entregar herramientas para resolver las problematicas de las persona. ELLOS NO LO PRACTICAN!!! SON ENROLLDOS!!!.Asi que me niego rotundamente a ir a una terapia con un psicologo.

  24. bueno yo estoy en vías de ser psicóloga (eso valida y a la vez invalida medianamente mi opinión je) creo que es un acierto siempre y cuando sea un buen profesional… En este último tiempo hay una cantidad de psicólogos que no siempre se cae en buenas manos.

    Por otro lado siento q es súper saludable hacerlo, hay personas que necesitan de un gía para estar bien.

    Ahora bien, lo que dice Mathilda tiene algo de cierto, hay harto rollo eso de ser psicólogo,pero creo q eso puede facilitar las cosas… lo especial es q la terapia termina siendo un arte, porq para entrar en ese cuento hay q estar dispuesto q destruirse primero (lo q más arriba llaman ser valiente) aunq la idea es reconstruirse de apokito.

    saludos

    =)

Dejar una respuesta