Invitada: Carola Díaz

80

Caroladiaz
Carola Díaz | Editora General de Revista Paula

1. Cuál es tu lugar preferido de la ciudad en que vives?
Providencia, en toda su extensión. Es el barrio donde crecí, donde vivo ahora, donde he trabajado prácticamente toda mi vida. Y si bien no soy capaz de elegir con propiedad un solo lugar favorito, hay una esquina que siempre miro con codicia. En Carlos Silva (la calle de la plaza Las Lilas) esquina Las Hortensias hay un edificio color gris ratón, nada especial, de un departamento por piso, probablemente cada departamento con parquet y mucha amplitud. El cuarto y últmo piso lo escudriño hace 10 años, porque tiene una terraza que lo rodea por completo y cada vez que paso delante miro hacia arriba con la esperanza de ver un cartel de SE VENDE (antes aspiraba al cartel de SE ARRIENDA, ahora puedo pagar un pie). Estoy segura de que esa terraza, con vista infinita a la plaza Las Lilas, podría ser mi lugar favorito de Stgo.

2. La película que más veces has visto?
No sé si La novicia Rebelde o Lo que el viento se llevó.

3. Describe un día normal para tí.
Despierto tipo entre las 6 y las 7, según la hora a la que mi hijo mayor, Santiago, le den ganas de ir a hacer pipi. Sus pasos son como curiosas campanitas (tiene la costumbre de ponerse sus pantuflitas cuando se baja de la cama) que me despierten. Poco antes de las 9 salgo de la casa, llevo a Stgo al jardín y me voy a la oficina. A veces hago alguna parada en la ruta, que es semilarga: de Pocuro con El Bosque hasta Ñuble con Vicuña Mackenna. No hay nada que me provoque más satisfacción que la eficiencia por casualidad: quiero decir, hace pocas semanas descubrí que hay una sede de Banmedica sobre mi ruta a la oficina. He pasado dos años yendo especialmente al local de Padre Mariano, que me queda lejos, más bien a trasmano, no hay donde estacionar, siempre está lleno. Y ahora me queda a la pasada. Estúpidamente, esos pequeños descubrimientos me llenan de orgullo. Después me di cuenta de que hay una estupenda verdulería justo frente a banmedica. Y no sólo eso: además de tener una verdura fresca y reluciente, como comprada en la feria, tiene pescados… He reducido mis idas al supermecado al mínimo. Después, oficina, donde me dedico a contestar mails y contactarme con los colaboradores que me proponen temas o que están escribiendo uno. Pauteo, chequeo, oriento, propongo, acato. Edito reportajes, reviso los temas de la Paula Práctica, veo temas más generales de la revista como especiales para más adelante, y se me va el día en eso. Casi siempre voy a almorzar a mi casa. Además de todo lo imaginable (ver a mis hijos, desconctarme un rato, comer equilibradamente, etc..) me encanta hacerlo porque a la ida y a la vuelta voy escuchando el programa del Rumpi. Es otra manera de aprovechar mis viajes. En la tarde sigo revisando páginas, coordinando las fotos, viendo futuros temas, casi siempre por mail (odio usar mucho el teléfono, me pone mal genio), comentando cosas como siete veces al día con la editora general y la directora. Todo lo hacemos bien equipo en la revista.

4. Cuál es tu mejor manera de perder tiempo?
Navegando en internet. Pongo nombres de compañeros de curso del colegio que se fueron en segundo básico, busco cosas que jamás voy a comprar en ebay y deremate.cl, pongo chilena desaparecida, por ejemplo, para ver si encuentro alguna historia para la revista, paso enfermizamente de un blog a otro a través de sus listas de links… Realmente pierdo el tiempo. Llevo puestos unos zapatones DKNY que compré así. Me costaron $ 8.000.

5. Cuál hubiera sido tu oficio ideal pero imposible?
Fiscal. No existía la reforma procesal penal en mi época.

6. Cuando haces zapping en la tele, en qué canal terminas cayendo siempre?
En las noticias nacionales. Pero es mi marido el que hace zappning. Yo dejo la tele pegada en el canal en que se prende cuando estoy sola en la noche y me quedo trabajando en el computador, porque el control remoto nunca funciona. Igual reconozco que me encanta escuchar la teleserie nocturna del 7.

7. Cuéntanos una manía insoportable que tengas.
Preferiría no hacerlo. Tengo muchas. Pero he aprendido a que no parezcan manías. Voy a confesar una de origen laboral: detesto que después de un punto el periodista deje dos espacios blancos y no uno solo, antes de poner la mayúscula. Detecto los espacios blancos al vuelo.

8. Cuál fue el último disco que compraste y la última canción que bajaste de internet?
Uno de cuentos infantiles. De hecho, compré un cassette de cuentos en una tienducha, porque en mi auto hay tocacintas. No bajo canciones de internet. No tengo iPod, pero estoy en clases de computación para sacarle partido a ese mundo y pronto andaré con mi rectangulito blanco.

9. Cuál ha sido tu mejor y tu peor cumpleaños, por qué?
No tengo grandes recuerdos de mis cumpleaños. Nací en enero y de chica veraneábamos en la playa en ese mes, así que eran celebraciones puramente familiares, con una torta que hacía mi mamá. Sólo la hacía para mi cumpleaños, porque no estábamos en santiago. A mis demás hermanos les comporaba la torta en Condi. De grande, nunca me acostumbré a festejarme. A veces me celebro, pero no tengo mucha onda con mi cumpleaños. Lo más raro ha sido pasarlo en pleno invierno, cuando vivía en Madrid. Me da pena no haber celebrado mis 40 años.
Hice algo que parecía increíble, pero que ahora no recomiendo: me fui a Kutrallco (un spa exquisito) toda la mañana. Y después me fui a 4 tiendas que había elegido con la Ester, la periodista que lleva la página De Moda de la agenda de la revista. De las 4 tiendas estaba obligada a salir con una prenda. Me compré un pantalón café a rayas muy envidiado en Dulce amor, unos jeans en Ona Saez, dos poleras en Romano´s y algo que ya no recuerdo en el Bazar de Emma. Hubiera preferido celebrarme, pero no soy capaz de ser el centro y que la gente me diga ‘Feliz cumpleaños! Una parte de mío cree que lo están diciendo por obligación.

10. Cuál fue el primer libro que no pudiste soltar?
Martín Rivas.

15 COMENTARIOS

  1. Paula es mi revista predilecta. Antes sacaban una edición llamada Paula Joven, era re buena también. ¿Porqué la descontinuaron?. Quízás ya estoy para las Paulas adultas pero igual la compraría jeje, si mis amigas leen seventeen…

    Ah y muy bueno el cuestionario.

  2. Yo tampoco soporto ni entiendo eso de dejar dos espacios después de un punto. Encuentro un espacio demás y necesariamente tengo que revisar todo el texto para ver si quedó algún espacio de sobra rebelde por ahí. Manías.

  3. Ame la entrevista, me senti demasiado identificada en muchas cosas, me encanto carola la encontre chora y sencilla, un gusto saber mas de la revista que inspiro mi nombre jaja

  4. Si, muy buena onda esta mujer.se ve que su medio es el escrito..felicitaciones por su labor en Paula!
    me entretuvo su dia normal

  5. A mi me da la misma sensación con los cumpleaños. Eso de tener la torta encima y más encima con luz en tu cara y todos cantando es muy freak, divertido obvio pero, freak igual.

    Buenas respuestas Carola!

  6. Lo de los dos espacios después de un punto seguido debe ser una norma de escritura. Mi mamá que estudió secretariado (dentro de todo lo que estudió) me enseñó que siempre son 2 espacios después de un punto y uno después de la coma. Lo lamento, pero yo no puedo dejar de hacerlo así. Jajaja.

  7. totalmente de acuerdo con lo del cumpleaños…tampoco es que sea una amargada y no salga a celebrarlo o q no me guste q me saluden pero si hay algo q odio desde chica es q me canten cumpleaños, encuentro que es un momento extremadamente incomodo, que se supone q hay q hacer? mirar como todos t cantan y reirte, cantar, llorar, mirar la torta??? menos mal que de a poco he logrado q no me canten jkajkaaj

  8. Me gusto mucho el cuestionario, es mas, me dio la impresion de que si la conociera seriamos amigas. Y me encanta la revista Paula!!

Dejar una respuesta