Doggie Bag

51

Bagpor Paty Leiva

Yo no se por qué es tan mal visto pedir las sobras de la comida que pagaste y que o no te alcanzaste a comer, o no tienes ganas de comertela ahora pero si después, o no te cabe el postre, o simplemente le quieres llevar un regalo a tu perro.

La nunca bien ponderada doggie bag es una costumbre establecida en otros países, supongo que basándose en el más evidente derecho del cliente: “consumir” en su totalidad el producto que pagó.

Adiós a la vergüenza, no me importa nada salir con un paquetito si es que lo puedes hacer. Chao con las miradas inquisitivas del mesero o de la señora de la mesa de al lado.

Yo creo que los restaurantes podrían simplificar esta costumbre teniendo recipientes (bolsas, cajitas) adecuados. Hace un par de meses fuimos a almorzar al Piola, ordenamos, y mientras estabamos esperando, mi hijito de 2 años se chorreó el pantalón de jugo de frutilla. En ese minuto llegaron la pizzas, y las tuvimos que pedir para llevar. Cero drama. Bien por ellos, que estaban preparados; nos pasaron nuestras cajitas y terminamos almorzando (secos y limpios) en casa.

COMPARTIR
Artículo anteriorBuenos días: Sweet Escape
Artículo siguienteFifi

16 COMENTARIOS

  1. Que esta grande tu hijo … 2 años

    El Tún esta en los 5

    Ayer almorce en el Divertimento y cero problem con la Doggie bag, el único problema es que se me quedo en el restaurant

  2. me paso hace tres dias me pedi un postre, panqueques venian dos gigantes, solo me pude comer uno. pense en dejar el otro pero despues dije obvio que me lo llevo si pague, aparte estaba enterito con la decoracion y todo. yo creo que es mas el vencer la verguenza de pedirlo que los problemas que existan en los restoranes para llevarselo. el mozo muy amablemente me lo guardo en una de esas cajitas como de comida china, especial para llevarse sobritas (el restoran no era chino)

  3. A mi me paso en el Pasta e Basta, pedi de postre un trozo de la torta “Muerte por Chocolate” que es exquisita pero gigantesca, asi que comi un poco y pedi el resto para llevar. Cero rollo, estaban absolutamente preparados con cajitas especiales, y me la comi en mi casa. (es tan grande que duro como tres dias, jajaja)

  4. el miedo al famoso ‘qué dirán’. qué importancia tiene que alguien qe no te conoce diga algo. una tontera el qué dirán, totalmente irrelevante.
    es cosa de ser educado no más. si es así, que digan lo que sea y que te miren como quieran.

    pd: en todos lados te dan las sobras si las quieres. pierde el susto

  5. Bienvenidas las doggie bags y a pedir las sobras para llevar. Si en algunos lugares en Santiago te ponen caras, en provincia es peor . solo en restaurantes de comida China es aceptado.

  6. Les encuentro toda la razón del mundo, Paty, si tu estás pagando lo que te estás comiendo, me sumo a la campaña, porque cuando voy al Bravisimo y no me cabe la torta que pedí a la hora de once, me la traigo, así de simple, sin importar los comentarios de mi marido y su frase “tragame tierra”””.

  7. creo q es lo optimo, de hecho en el gatsby siempre pedia sandwichs q sabia q no me iba a poder comer, era cosa de decirle al mesero y te pasaban tu futuro almuerzo en una cajita perfecta 😉

  8. Estoy super de acuerdo con ustedes en eso de llevarse la comida que no pudimos comernos en el local, pero el otro día me pasó en el Crepes & Waffles que pedí el waffle de chocolate que no alcancé a comerme para llevar y el mozo me miró raro y me dijo que no se podía!!! Me dio una rabia!!!

  9. Bah… nunca me he dado cuenta si me miran raro cuando pido el resto de comida por la que pagué. Los restoranes cada vez ofrecen más la posibilidad de llevar el resto. Hasta ahora no me he topado con alguno donde me digan que
    “no se puede”.

  10. Yo creo que en un restaurante se puede. Pero si uno asiste a un evento o a una cena, aunque pagues tu entrada, no corresponde, por el carácter formal de la situación.

    Después de leer este post, más de alguien se puede entusiasmar y terminar como Homero Simpson, guardando canapés y pastelitos. Jajaja…

    Hay lugares y lugares.

Dejar una respuesta