Dancing with the “Stars”

51

Baile
por Punky Martínez

¿Qué tienen de malo una copa de champán barato, una galleta Club Social y una rosa de plástico?, TODO.

Bueno, eso son los programas de baile, un culto a la siutiquería de la peor especie, un lugar donde todo lo que pasa tiene como ese toque de álbum de fotos con vuelitos donde se guardan las fotos de la fiesta de graduación, solamente que acá lo mejor que podría suceder sería que aparezca Carrie, se enfurezca y quedé la cagá, aunque Marlen estuvo a pasos de aquello, pero como siempre no aperró, se langüetió los labios con ese gesto tan elegante y tan suyo y dijo que agradecía a la Fundación nose cuanto que le había dado taaaaanto amor. Fome la mina. Debería haberse mandado un numerito más divertido o llorar a mares y decir sus verdaderos sentimientos: que su marido es el peor esperpento de la tierra, que está cada día más fea y que por lo mismo odia a muerte la Rocío Marengo que será todo lo desagradable que tu quieras, pero por lo menos su risa no es tan falsa y después de bailar no queda brillante como auto recién lavado.

El de TVN no lo he visto. Como que Raquel Argandoña me cae dos milímetros peor que la Maldonado y además está el paticorto de Rafael Araneda y el ave fénix de la Karen Doggenveiler y con eso es suficiente para darle cero opción.

Lo que me tiene intrigada es que al parecer a la gente le gusta esto del programita de baile, que es la copia fiel de Dancing with the Stars, un programa gringo que tiene a Mario López, de Salvado por la Campana, de lo más popular después de haber participado. A mi, personalmente me dan lata, no los encuentro divertidos. Me da igual quien baila mejor o peor y además me dan un poquito de vergüenza ajena, como que cuando alguien está ahí es obvio que está cesante de televisión y acepta lo que le ofrezcan, o sea, que esas personas obviamente te llorarían la vida en Primer Plano o serían opinólogos. Pero bueno, en gustos no hay nada escrito, yo por mi parte no los soporto.

11 COMENTARIOS

  1. Dale una chance al del 7. La gracia es ver buenos bailes, y los del 13 son bailes de “fantasía”. No son bailes basados en reglas específicas, sino que son como el típico número de variete de distintos programas chilenos. El programa del 7 si está más definido (basado realmente en el programa Dancing with the Stars), donde el nivel es más alto, los bailes son mas agradables de ver, porque se ve calidad. Eso si, el nivel gringo es muy superior, partiendo por el hecho de que los bailarines profesionales que entrenan a los artistas son también muy superiores en calidad a los bailarines chilenos. Aún así, bailes como los que bailó sorpresivamente Juvenal Olmos (si, muy sorpresivamente) hacen que el programa del 7 sea de mucho mayor calidad que del 13.

    Saludos

  2. odio a rafael araneda, me carga él, su aspecto, su pelo, su sonrisa falsa, voto por eliminarlo de la t.v. ahora mismo … sólo quería decirlo, eso es todo.

  3. yo entendía (y veía) Rojo en sus primeras dos temporadas. Como que hasta ahí las rancheras y música romanticona chula no estaban en la tele, entonces tenía sentido como programa y lo más bueno (y extraño) es que no era una copia exacta de otro… ahora se fueron al chancho con las Maura Rivera (qué le encuentran????) y demases eso sí. Tóxico.

    Los bailes también me tienen podrida, y el programa del 7 lo encuentro peor que el del 13 porque en realidad quién en su casa cacha y le importa que sean perfectos esos bailes? a mí no, además esa luz como clara que tiene en su imagen es chulísima y los vestidos son como de graduación de los ’90. Último.

  4. A mi me gusta American Idol, encuentro que los interpretes son super.

    No me gusta Rojo nunca he podido terminar de verlo … es una lata

  5. Me encanta el programa “Mira quien baila” de Televisión española. Lo que más me gusta es “Gato”…un actor venezolano que baila muy bien y es guapísimo.
    Lunes 22:00, TVE.

  6. apoyo la mocion de caperucitaloca,votar para eliminar al Rafa,odio su sonrisa con un airecito de superioridad,ademas que le sobran dientes,habla hasta por los codos,y nunca deja contestar a sus entrevistados,me carga

Dejar una respuesta