Mi metro cuadrado

107

por Paty Leiva

Lo peor de ir al banco no es el tiempo que te demoras, sino tener que permanecer en una fila donde las otras personas no saben lo que es respetar el metro cuadrado. Acaso creen que por estar más pegado al de adelante van a llegar más rápido?

El sábado fui a Casa & Ideas y en una fila de tres personas, la mujer que estaba detrás mío me empujó un poco con su bolso. Ok, no dije nada, y después se puso a manosear los productos que ponen al lado de la caja antes de llegar a ella, o sea, pasándome a llevar a mi (que además andaba con mi hijo en brazos). Ahí me di vuelta y le pedí que mantuviera su distancia. Me debe haber encontrado la mina más antipática del mundo, pero eso me importa muy poco. Me dijo “perdona” en un tono bastante lejano a una disculpa. Da lo mismo, sirvió para que se alejara.

Después, a la salida del supermercado, un tipo iba casi pisándole los talones a mi marido, que llevaba el carro, y al momento de entrar a las banda eléctica, iba tan pegado a el que quedó al lado mío. Era imposible que entráramos los dos juntos, asi que tuve que preguntarle si quería pasar, y ahí se le terminó lo choro y me dijo, “no, pase, pase”.

No se a ustedes pero no me gusta que los extraños me toquen. No cuesta nada medir la distancia y no golpear, empujar o invadir al prójimo. Es solo un metro!

26 COMENTARIOS

  1. Si, pienso lo mismo que tu… mi pregunta es porque las personas son inconcientes con el espacio del otro… yo me he topado en el banco con gente muy mal educada, onda bostezandote en oido y cosas similares… es por eso que siempre que haya una fila veremos gente con cara larga, porque me imagino que somos muchos quienes pensamos lo mismo.-

  2. Es cierto, tenía una amiga que cuando nos hablaba lo hacía a cinco centímetros de nuestra nariz, era muy incómodo y todas opinábamos y actuábamos igual, retrocedíamos y ella avanzaba, retrocedíamos y… siempre topábamos con una pared o un seto y ahí nos teníamos que tragar todo su aliento. Un día le dije que por favor respetara mi espacio vitel, no me hizo ni caso, pero al menos me desahogué.

  3. Te encuentro toda la razon, creo que nos falta un poco el respetar al otro… por lo menos ami me carga estar pegada a gente que ni siquiera conozco………

  4. aaah, a mi me pasa lo mismo! yo no entiendo porque en una fila hay personas que parecen tener la necesidad de estaren pegadas al que va adelante. me carga! arrrrgh

  5. Encuentro que tienes razón, pero como anécdota contaré que a mi me pasó lo contrario, una señora enferma de celosa de su metro cuadrado en el Marina Arauco. Estaba ella en un centro fotográfico (comprando algo supongo) cuando yo me coloqué detrás de ella, a una distancia adecuada, esperando ser atendida también. El caso es que esta ‘señora’ se da vuelta furibunda y comienza a gritarme a viva voz (llamando la atención de todos los que allí se encontraban) ‘Me estas to-can-do!!, Alejate me estas to-can-do!! ( En tono como si yo tuviera sarna o algo así). Me sentí horrible porque ni siquiera la había rozado! Lo que le molestó fue el solo el hecho de que estuviera detrás de ella. Le pedí mis disculpas (sin ella realmente merecerlas) y salí avergonzada. Aun siento rabia cada vez que me acuerdo, porque 1: Jamás la toqué, 2: Ella le hizo saber a toda la tienda que yo era una ‘sicópata’. Si la viera otra vez, le diría un par de cosas (Como, vieja fea, ni aunque me pagaran te tocaría) Lo juro!!

  6. Yo soy re complicada con esto del espacio, no me gusta tener gente pegada a mi, busco las calles menos aglomeradas y en las filas siempre miro feo a los que se me acercan mucho. Creo que lo mío es algo claustrofóbico, pues me pone nerviosa tener invadido mi metro cuadrado y en las micros trato de sentarme sola, claro que nunca le gritaría a alguien como lo hizo esa viejuja con Silvana, creo que tenía suelto un tornillo o delirio de persecución. Mi problema con el espacio vital es que me gusta sentirme libre y tener gente muy apegada me sofoca, incluso me pasa hasta con amistades y familiares, creo que tener distancia con los demás es respeto y el respeto es muy importante para mi.

  7. a mi tambien me gusta mi espacio,hace un par de semanas estaba en la almeda con ahumada esperando a mi marido , en esas horas que esta llena de gente,bueno eso es todo el dia, y en eso se me acrca un tipo y me dice cuando valen las micros a ca en Santiago? yo le dije 380 y se alejo, despues se me volvio a acercar y me dice y en cual se paga con sensillo? y le dije en las verdes,
    me miraba con una cara rara,

  8. Yo evito las aglomeraciones, de hecho a pesar de tener un depto en viña, no lo uso en el verano pues me estresan los tacos y los mares de gente.

    De hecho la que quiera ir al supermercado conmigo (y con el Tún) debe estar allá a las 8:30 AM de cualquier domingo.

    H.-

  9. Si Viña es apestante en verano, lleno de gente. Yo casi no salgo en esa época a la calle, prefiero el invierno sin tanto turista o andar a la hora que no anda nadie, bien temprano en la mañana o en hora de almuerzo, pues las tardes son imposibles y si le agregas a eso el calor, peor!!

  10. A mi me da lo gentefóbica en la micro! No soporto que se me pegue la gente o que cuando voy sentada alguna señora (o un tipo, peor, porque la mayoría como que se frota!)vaya prácticamente apoyado en mi cabeza o con la cartera en mi cara o encima mío… no es mi culpa que la micro vaya llena y tampoco lo es de la demás gente, por lo que no hay mucha escapatoria a esto, salvo toser fuerte, mirar feo y poner el brazo como barrera para que no se te peguen como lapas a la piel… es tan frustrante…

  11. Por eso los chilenos se autodenominan los ingleses de América. Una forma de ser, más bien apática, y que no se asemeja a otros países latinos donde el contacto es primordial para entrar en confianza. Por eso tienen los casos de estrés, de optar siempre por lo negro, oscuro y gris, de ser tan individualistas que ya mataron sindicatos, clubes deportivos y peñas. Solo, en la semana del 18 de septiembre, les nace esa unión. el resto del año, nadie se mira, todos caminan sin importarle el resto, creando un entorno gélido y frío…

  12. un amigo tiene la super tecnica de en las colas darse vuelta para quedar de frente al que tienes atras, la tecnica fue probada y mira que resulta, pero el punto es que yo no soy muy quisquilloso, pero igual da lata esa gente que en la micro o el metro se apoyan en ti, o si estai sentao te ponen la cartera o bolso en el hombro, GRRR QUE RABIA, en fin repito esa tecnica en las colas no falla.

    Garantizado!

  13. Hoy tube una de esas experiencias de filas interminables, bueno la cosa es que hoy a medio día se me ocurrio la excelente idea de ir por unas entradas al municipal, y como es mi costumbre pregunte a mis compañeros de oficina si necesitaban algo del centro o bien si alguien queria que le hiciera algún tramite, y para sorpresa mia, una de mis compañeras me dijo, “si yo tengo una cosita”, bueno esta cosita se tradujo en dos horas de una fila interminable, ya que como buenos chilenos dejamos todo para el ultimo dia, asi mientras disfrutaba de toda la Fauna que te puedes encontrar en una fila, veia como algunos tipos sacaban fotos con su celulares quizas para mostrarlos en sus trabajos para de algún modo justificar el par de horas perdidas, pero como yo no estaba para perder tanto tiempo note que un tipo cada cierto tiempo se acercaba al comienzo de la fila a sacar grupos de 10 personas y llevarlos a otra caja, lo bueno que al notar ese sistemita aquel grupo de 10 se trasformo en uno de 11, muy cara dura de mi parte, pero la verdad es que no estaba dentro de mis planes pasar un par de horas en aquella fila interminable…

  14. uff, lo peor es cuando estas en el metro y toda la gente apretando y uno con ganas de gritar y salir corriendo
    AHHHHHHHHH!!! SEÑORA NO ME PISE q no soy suelo
    AHHHHHHHHH!!! SEÑOR deje de manosearme por favor
    Es horrible, sobre todo cuando tb se esta en una cola y la persona de atras muy cerca, como si la fila avanzara mas rapido mientras mas me pisa los talones, un concejo, ande siempre con su codo bien levantado 🙂

  15. Lo peor es en las horas peak del metro. la gente q se apelotona en la entrada del vagón…impidiendo el paso para entrar y salir!! me ponen mal genio…
    cuando uno quiere entrar a un vagón el solo hecho de entrar significa tocarse c las otras personas q te miran con cara de desubicada pq te subiste! y no estan ni ahí con moverse ni un milimetro..y entre las puertas del vagón hay espacio..pero pa llegar allá es una lucha!

  16. Por estudios vivi un par de años fuera, allá la gente era demasiado respetuosa de los espacios y se disculpaban por acercarse aún cuando ni te tocaran. Cuando volví me sentí casi “violada” en la calle, empujones, la famosa fila del super o del banco, el tipo que te respira al oido en el metro, uf!
    A veces somos muy agresivos y poco amables, por eso hablar del metro cuadrado individual es casi un lujo, más aún en ciertos lugares de stgo…

  17. Te encuentro toda la razón, pero lamentablemente existen persona con poco criterio y tino para hacer las cosas… a mi también me molestan ciertas cosas, pero soy sincera…., en todas partes, hay gente desubicada y mal educada…yo encuentro atroz cuando voy a Santiago y tengo que tomar el metro….. uffff, otra odisea más…y más si es verano, tener que soportar los malos olores….y los apretones…. es más, prefiero no enumerar….

  18. La verdad me siento demasiado identificada, me pasa lo mismo y lamentablemente a diario. Qué increíble que la gente no sea capaz de respetar a los demás y, lo peor, es como si gustara ser conflictivo. El problema es bastante más profundo, qué pasa hoy con la educación de las familias?

  19. Igual. No puedo imaginar una situacion mas parecida al infierno que una micro transantiago llena en pleno verano. No hay educacion civica, nadie permiso cuando pasa un brazo por tus narices o cuando necesita pasar… tambien estuve viviendo unos años fuera y es una de las cosas que mas echo de menos.

  20. Mira, que ya se paren cerca es pasable (aunque algunos olores a boca, perfumes pashulí o charlas inanes por celular son intragables) comparado con que derechamente te empujen y arrastren y estrellen. Una vez una tipa iba tras de mi en el supermercado, con la mala pata que me la topaba recurrentemente en las diferentes secciones. La taradita no hallaba nada mejor que frenar contra mi trasero durante esas vueltas; a la quinta vez, ya me hartó, y la sorpresa fue que ella se indignó y responde “Tú me vienes siguiendo!!! Me tapas a cada rato MI camino”. Fue tan bizarro, que lo que hice fue cruzar mi carro , chocarlo contra el de ella en forma violenta y decirle “Ah, tienes toda la razón!!! Efectivamente!” Por supuesto, salió aterrorizada huyendo como diablo…pero lamentablemente esos excesos de adrenalina son demasiado agotadores como para andar todos los días y a cada rato en la misma.
    Y por demás, todos están tan aturdidos, que cuando dices “permiso” en la micro o el metro para que te dejen pasar en forma humana y racional, nadie te pesca ni te cede nada, así que no queda otra que empujarlos, codearlos y pisarlos…Y NADIE DICE NADA NI SE MOLESTA POR ESO!!!
    ¿Andamos tan anestesiados y aturdidos, como borregos, que no podemos pensar que hay más seres humanos dando vueltas? La chiva del estrés da para mucho. Y esas actitudes amables ayudarían harto para bajar la mala onda.¿Pero, quién le pone primero el cascabel al gato?

Dejar una respuesta