Siempre las horas

34

Lashoras
por Sur
La idea de la muerte, o más bien la necesidad de encontrarse con ella en The Hours está en el aire todo el tiempo. Los personajes corren, se lanzan, se sumergen, caen en ella. O al menos, la miran a la cara.

Y Richard es uno de ellos. Muy cansado… alucinando y enfermo prefiere detenerlo todo. Decirle a Clarissa que ya no quiere más, que fue suficiente y que sólo permanecer vivo por ella, su Mrs. Dalloway, ya no es suficiente.

Richard en un segundo se deja caer, sin violencia, sino que solo girando su cuerpo hacia ninguna parte, evitando las horas que siempre vienen después de todo.

COMPARTIR
Artículo anteriorEl disco grabado
Artículo siguienteIdiomas y cortesía

2 COMENTARIOS

  1. Se me había olvidado esa escena… en general la película competa me dejó bastante angustiada.. Me gusta la escena de la toma cenital de la Julliene Moore en el hotel ahogándose. Me gusta el personaje de Claire Danes… me refresca. Sabes? ahora pienso que fueran varias películas a la vez. Creo que tengo que verla de nuevo.

Dejar una respuesta