404 Error - Página no encontrada
We're sorry, but the page you are looking for doesn't exist.
You can go to the homepage

Últimas Notas

2 48

atormentados
por Fernanda

En todas las series existe algún personaje atormentado, problemático, el típico “mino cacho” al que esquivas en la vida real (o al menos lo intentas). Sin embargo además de todas esas características o defectos, los creadores de las series también agregan una personalidad llamativa y siempre buscan un tipo carismático que los interprete para que uno les tenga buena onda,los encuentre minos o les tome cariño y termine viendo la serie por ellos.

Mis atormentados carismáticos favoritos son:

1. Stephen Holder (Joel Kinnaman) de The Killing: Cuando empecé a ver la serie Holder no me parecía un personaje fuerte, pero a medida que avanzó en los capítulos todos sus conflictos y su personalidad me conquistaron. Le tomé buena onda con todas esas frases y humor con que hablaba, a pesar del terrible contexto de la serie.

2. Jax Teller (Charlie Hunnam) de Sons of Anarchy: Aquí para ser honesta gran parte del amor al personaje pasa por la guapedad de Charlie Hunnam, porque en serio ¿qué onda este hombre? Si hasta con su caminata mata. A eso súmenle que interpreta a un bad boy en moto, pero de buen corazón.

3. Spike (James Marsters) de Buffy, la cazampiros: Dejo caer mi carnet para decir que este fue lejos mi personaje favorito de la serie como pareja de Buffy. Sí, incluso más que Angel. Fue el antagonista mucho rato, con una relación enfermiza, pero siempre chistoso y con alguna acotación desubicada que te hacía quererlo igual de pareja con la cazadora, incluso siendo vampiro malo y no el buenito.

4. Ben (Scott Speedman) de Felicity: Creo que el premio de los peores pololos y pasteles de las series ese lo lleva lejos Ben, qué manera de meter la pata una y otra vez. Y así como Felicity, todas lo perdonamos y le gritábamos a la tele que Felicity lo eligiera a él. ¿Por qué? Si casi no hablaba y cuando lo hacía apenas se le escuchaba, pero justamente ahí en el susurro y la sonrisa de Ben caíamos todas ¿o no?

Como conclusión podemos ver que un buen casting salva todo y que la casualidad de que todos estos atormentados y carismáticos sean rubios, es sólo eso… una casualidad.

¿Cuáles son sus atormentados carismáticos favoritos?

3 106

image
por Mariana y punto

Amy Schumer es una comediante gringa muy bacán; tiene su propia serie llamada Inside Amy Schumer, que fue donde descubrí su particular humor. Las tallas e historias de Amy Schumer me gustan por razones similares por las que soy fan de Broad City: es humor de mina, pero directo, rudo y hasta vulgar, cambiando el concepto de lo que se suele entender por “femenino”. Los chistes de Amy Schumer no podría decirlos, ni pensarlos -y a veces ni siquiera entenderlos- un hombre, y no tienen que ver con lo que socialmente se asocia a lo femenino como flores, zapatos con taco y sensibilidad.

Ahora Amy Schumer escribió una película, una comedia romántica que dirigió nada menos que Judd Apatow; una combinación que espero que sólo puede ser perfecta e intrigante.

image

La película se llama Trainwreck (algo así como una persona que es un desastre) y, tal como en su serie, la protagoniza la misma Amy Schumer haciendo una extensión de sus personajes: una mina a la que le va bien el en trabajo, pero que es excesivamente buena para el hueveo y el carrete (pero sin ser “como un hombre”). Hasta que conoce a un mino que la saca de sus esquemas habituales (en mi escena favorita del tráiler, él la llama al día siguiente de haber pinchado, y ella asume que a él se le marcó el teléfono sin querer), protagonizado por Bill Hader.

Trainwreck se estrenaría el 17 de julio en Estados Unidos.

7 430

laultimaestacion
por Riana Fer

Tengo la suerte de tener a una de mis abuelas viva, la mamá de mi papá, ella tiene 104 años.
Después de un tiempo largo sin ir a su casa la fui a ver. Tenía miedo de que no me reconociera, pero cuando me vio sonrió, quizás no tenía tan claro cuál de mis hermanas era, pero sí sabía que era su nieta, y que nos queríamos mucho.

Me senté a su lado y tomé su mano, cerró sus ojos y durmió un momento, los volvió a abrir, me miró y volvió a sonreír. Le conté un poco de mi vida, mientras le hablaba, lo más modulado y fuerte posible, ella me miraba atenta pero sin ninguna chispa de emoción, la verdad es que no le importaba mucho lo que le estaba contando, sus pensamientos estaban en otro lado.

Llegó su comida, y junto con ella su imperdonable copa de vino tinto, amor y ritual que heredé de ella y mi abuelo materno. Para acompañarla mientras comía busqué un álbum de fotos antiguas, y fue al abrir el álbum cuando recuperé a mi abuela. Ahí estaba ella, con una memoria privilegiada y su característico humor negro me relató cada una de las fotos que fueron apareciendo. Hicimos un salud, pensé hacer un salud por la vida, pero no sé por qué no me atreví a festejar a la vida; yo en silencio dediqué ese salud a tenerla a mi lado, ella quien sabe a qué lo dedicó.

Después del brindis que hicimos mirándonos a los ojos, sus pensamientos volvieron al infinito, y los míos se fueron al misterio de la vida, ¿cuándo la vida pierde su sentido?
Mi abuela perdió a su marido muy joven, crió a 6 hijos, vio crecer a más de 40 nietos y nacer a unos cuantos bisnietos y tataranietos; sus queridas e inseparables amigas se fueron hace ya un buen tiempo y ha sufrido la muerte de tres de sus hijos. Hoy vive cada día igual al anterior, un poco más sorda, con visitantes que entran y salen, y que muchas veces no recuerda, sentada en una silla, evadiendo el presente con pensamientos de un pasado que añora.

Sé que para nosotros su larga vida es una suerte, pero no sé si para ella, quién tendrá que esperar morir de vieja, ya que su salud es impecable, y aunque tiene 104 años no tiene la libertad ni el poder para decidir cuándo morir.

Foto: documental La última estación

1 76

image
por Ana Paula

Me pone demasiado contenta que de a poco los nombres de la música brasileña que llegan a Chile se escapan de los clásicos Toquinho, Roberto Carlos, Gal Costa, Caetano y Djavan (a quienes adoro), o de los insoportables “axes”.

Este año, dos mujeres maravillosas llegarán al Caupolicán para encantar al público chileno. La primera, Maria Rita, el 21 de marzo, y después Marisa Monte, el 6 de junio.

Por ahora, hablemos de Maria Rita. De hecho, ya le hemos dedicado algunas líneas acá en Zancada. Pero desde entonces su carrera se ha consolidado y madurado aun más. Hace un par de años, realizó finalmente una esperada gira en donde cantaba canciones inmortalizadas en la voz de su madre, hecho que fue un hito en su carrera, ya que hasta entonces lo que más buscó fue justamente alejarse de la sombra de Elis Regina.

Maria Rita es versátil, no se cierra a un puro estilo, pero sí tiene un especial cariño por el samba, tanto que ha dedicado 2 de sus discos a este ritmo -“Samba Meu” y “Coraçao a Batucar”- este último lanzado el año pasado y que dará el tono a su recital en Santiago.

Pero estoy segura de que, al igual que su mamá, demostrará su pasión por la música latinoamericana e interpretará canciones de cantautores hispanohablantes. Vale recordar que una de las canciones que más marcó la carrera de Elis Regina fue nada menos que Gracias a la Vida. Maria Rita ya grabó canciones de Drexler, participó en Latinoamérica de Calle 13, y cantó con Mercedes Sosa.

A los que puedan ir a verla, se los recomiendo. Es una de las divas actuales de la música brasileña y de seguro cautivará al público chileno. Precios y entradas en este link.

Foto: www.maria-rita.com

image
por lucy

Si bien este “súperlunes” no ha estado tan terrible hasta ahora, terminar febrero es un momento bastante cuático: con la llegada de marzo para algunos se acaban las vacaciones (snif), entran los hijos al colegio, para los santiaguinos vuelven los tacos a la ciudad, y el trabajo probablemente se vuelve más activo y urgente después de todo lo capeado durante el verano.

Pero lo bueno es que el buen clima sigue, y el calor es probable que nos acompañe hasta Semana Santa, que este 2015 cae entre el jueves 2 y el domingo 5 de abril; o sea que queda exactamente un mes, un periodo que se puede sobrellevar mejor si es que empezamos a planear desde ya una escapada.

La gente realmente organizada ya tiene cabañas arrendadas, campings reservados y pasajes comprados, tanto así que a estas alturas ya no es tan fácil escoger un destino y la recomendación es apurarse con la planificación.

Cuando se acerca la fecha de Semana Santa y empiezo a fantasear con esos días libres, siempre recuerdo que los uruguayos, sabios y laicos, mantienen los feriados pero los llaman “Semana de Turismo” desde que el Estado se separó oficialmente de la Iglesia.

¿Ustedes tienen planes para Semana Santa?

Foto: Mariana y punto

2 127

image
#LollaZancada por Cristóbal Carrasco, foto: cortesía Lotus Producciones

Creo que es una buena noticia la reedición de Pedropiedra (el primer disco homónimo de este músico chileno), pero no sé si por las mismas razones que él tenía en mente. Escuché hace cinco o seis años una entrevista que le hacían en la radio, justo cuando lanzaba “Inteligencia dormida”. Contaba algo parecido a lo que dice en esta entrevista: que estaba viviendo en México, que su antigua banda CHC se había acabado, que no había certeza sobre sus planes.

No me acuerdo cómo sonaba su voz, pero parecía claro que ese disco, aunque certero, era el reflejo de un estado de confusión, y reflejar ese estado hace que uno sienta que sus canciones nos hablan directamente. Casi todas las canciones hablan de la resignación de vivir (“Despertar y empezar / Todo el tiempo es casi lo mismo” dice en Obrero mundial), y del rechazo a la obligación de ser útil, o quizás del entusiasmo del descanso (“No me quiero levantar, no me quiero trabajar”, canta en Inteligencia dormida). Chesterton decía que el rechazo a quedarse en la cama era una cuestión estética, no de principios, y Pedropiedra, en ese disco, habla desde la vereda contraria: habla de quien no se levanta porque no sabe qué hacer, no porque lo haya resuelto.

Me gusta mucho ese disco por eso, y porque desde el lugar de donde salió es un espacio donde hemos estado todos: hay cierta honestidad en esas primeras canciones que ha acompañado a la carrera de Pedropiedra y que tiene que ver no solo con la libertad que tiene para escribir, para construir sus versos y para examinar sus sentimientos, sino para que todo eso que hace sea entendido por todos, se confirme como un sentimiento con el que podemos ser empáticos. Las reflexiones sobre su padre o su madre en el primer disco son quizás el mejor ejemplo: no son honestas porque sean duras y radicales, sino porque parecen ser escritas desde la misma cama en la que hemos estado todos echados, cansados y sin saber qué hacer.

Puedes ver todos los horarios de Lollapalooza acá.