por Paty Leiva

No soy especialmente fan de Sting (sobretodo el Sting post yoga), pero The Police si me gusta, tenían un estilo bastante único, y esta canción es particularmente divertida, qué decir del video. Don’t stand so close to me habla de una atracción alumna-profesor, de los chismes que los rodean y de lo complicado que es tener tan cerca al objeto de deseo cuando uno no puede/debe hacer nada al respecto. El bailoteo ochentero está de fábula, y el strip tease del final nos recuerda lo mino que era Sting a los 29.

1 COMENTARIO

  1. el video produce una especie contradicción entre el mino-sting-profesor y el ochentero-sting-danzarín, que da saltitos sin parar. pero el striptease decide el asunto, gana el sting mino.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.