Por el fin de la prostitución infantil

2910

Anjosdosol01
por Ana Paula do Brasil
Hoy escribo sobre un tema que tanto me avergüenza como me indigna. Y no sólo a mi, pero creo que a todas las mujeres, brasileñas o no.

Tomo como punto de partida la película brasileña “Anjos do Sol” (Ángeles del Sol), recién lanzada y que ganó diversos premios, incluso el de mejor película, en el Festival de Gramado, principal festival del cinema brasileño. La película trata de la historia de una niña quien, debido a la pobreza de su familia, fue vendida por su propio padre a una casa de prostitución. Una historia conmovedora, dramática, y que es aún más fuerte por el hecho de ser una historia 100% real.

En Brasil miles de niñas empiezan a prostituirse a los 8, 9 años, para ayudar la familia. No tienen oportunidades ni perspectivas de un futuro de estudios y trabajo, y la prostitución es lo que les resta para que no pasen hambre.

Eso pasa por todo el Brasil, en el interior, en las carreteras, en las grandes ciudades, en las playas. Y en las ciudades turísticas del litoral de Brasil la situación es aún más indignante. Turistas de todo el mundo, especialmente europeos, vienen a Brasil ya con la intención de tener sexo con las ‘garotas de Ipanema’. Niñas pobres, sin perspectivas de una vida digna, y que sueñan en encontrar en los extranjeros una oportunidad de vida fuera de Brasil, ofrecen sus cuerpos por algunos pocos euros. Culpa de ellos, culpa de nosotros brasileños, que por tanto tiempo hemos ‘vendido’ la imagen de un país sensual, con mujeres calientes y sexo fácil.


En un reportaje mostrado en la televisión, una socióloga que investiga el tema, dijo que presenció una escena terrible. En un puesto de servicios de una carretera, una chica de unos 10 años tenía sexo con un conductor de camión. Luego de terminar, salió del camión con una lata de sardinas en las manos. Su papá le esperaba pocos metros adelante. La socióloga le preguntó al padre si a él no le indignaba el hecho de que su hija se estaba prostituyendo en cambio de comida. La respuesta del señor: “y usted realmente cree que tener sexo en cambio de comida es prostitución?”

Este es un drama que se vuelve aún más grabe por las denuncias de que políticos y jueces están involucrados en este terrible ‘mercado’.
Pero por otra parte mucho se ha hecho para cambiar esta situación. Dos senadoras realizaron un trabajo increíble en los últimos años y propusieron nuevas reglas y leyes para castigar con más rigor a los involucrados en la explotación sexual infantil. Diversas campañas están siendo promovidas para acabar con el ‘turismo sexual’, y varias ONGs están haciendo un trabajo de educación junto a estas niñas, tratando de ofrecerles mejores oportunidades de vida.

Pero claro que todavía hay mucho que hacer, y el problema es mucho más complejo que estos párrafos que acabo de escribirles. Si hay algo que puedo hacer por ahora, es concientizarles sobre este problema tan serio que seguramente no afecta sólo a Brasil, sino a muchos países latinoamericanos.

Les dejo también algunos sitios de organizaciones y campañas que trabajan por el fin de la explotación sexual:

CEDECA – Sitio del Centro de Defensa de Niños y Adolescentes Yves de Roussant
Freeway Adventure – Campaña promovida por una agencia de turismo
UNICEF– Campaña promovida por la UNICEF, y que instituye el día 18 de Mayo como el día de combate a la explotación sexual infantil.

4 COMENTARIOS

  1. Me indigna tremendamente…
    Soy madre, joven y por sobre todo mujer… es en estas ocaciones, cuando uno se entera de estas horrendas situaciones en que desearia tener una varita magica y borar toda la maldad el abuso de la gente sin eduacaion o sin posibilidades… yo castigaria a los padres que son quienes fomentan estas barbaridades en vez de trabajar y sacrificarse por la comida tratar de dar eduacacion a sus hijos…
    odio que ocurran estas cosas pero cabe señalar que no solo en brasil, tambien en chile en todo el mundo ocurre…

  2. llevo 20 años llendo a fortaleza en brasil todos los años.. y sinceramente nunca vi ninguna prostituta menor de edad… solo me llegue a enterar de que estaba ocurriendo eso en esta ciudad tan maravillosa por la gran campaña que se está llevando acabo para erradicar esta practica horrible… nada mas llegar al aeropuerto desde europa te dan folletos en diversos idiomas diciendo que la prostitución infantil es crimen grave.. en todos los taxis hay pegatinas diciendo lo mismo, y tambien carteles gigantes en el medio de la calle

  3. NO HAY JUSTIFICACION, NI LA POBREZA, NI LA MISERIA NISIQUIERA LA ENFERMEDAD NO SON COSAS, ESOS NO SON PADRES SON MOUSTRUOS Y DEBEN SER CASTIGADOS, ME SENTI DESTROZADA AL VER LA PELICULA, LA NIÑA QUE MURIO DESTROZO MI CORAZON, Y ESTO SE DA REALMENTE SE DEBE HACER ALGO LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES, LA POLICIA, SOLO SON NIÑAS, CIERREN LOS OJOS IMAGINENLAS COMO SUYAS.

Dejar una respuesta