Elliott Erwitt

75

Marilyn-Ny-56-1
por Paty Leiva

Ya fui a ver la muestra de Elliott Erwitt. Muy divertida, son muchas fotos de situaciones espontáneas, algunas otras de perritos (en Bank Boston se exhibe simultáneamente otra específicamente de ese tema), y otro grupo de retratos de celebridades arraigadísimas en la cultura pop. No había visto nunca una foto así de la Marylin Monroe, con esa actitud casi accesible; la de Warhol dentro de una limusina es espectacular, y el del Che me pareció una foto realmente linda.

Imperdible, estará hasta el 30 de julio en la Sala Matta del Museo Nacional de Bellas Artes.


Comunicado:

“Un destacado autor de la fotografía mundial llega al Museo de Bellas Artes y al Espacio Arte Abierto. Elliott Erwitt es un representante de la mejor tradición del fotoperiodismo humanista. Un fotógrafo que mira directamente, desde cerca, los eventos a los que tiene la ventaja de asistir. No es casual que esté presente cuando se enfrentan Nixon y Kruschev en Moscú, no es casual que registre en un primer plano el instante decisivo, como tampoco es casual que hoy podamos tenerlo en Santiago.

Erwitt ha recorrido un largo camino. Tal vez marcado por una infancia errante a causa de la persecución nazi, es un fotógrafo que desarrolla una crónica de las situaciones por las que atraviesa. Dificilmente vemos escenas construidas, Erwitt opera desde la precariedad de una cámara pequeña. Un punto de vista que se adivina silencioso, a escala de peatón. Una mirada con el tiempo para observar un perro, desde la altura del perro al mismo tiempo que posee el reflejo que captura un salto en el aire atrapando el vuelo. Un fotógrafo a veces transparente, a centímetros de una Marilyn Monroe ensoñada leyendo un texto, entregando gracias a su maestría en la fotografía documental, la sensación que la imagen es una prolongación de la realidad, que la foto es “ verdad”: nosotros estamos viendo los mismos ojos que miró la cámara. Nos transporta por el tiempo en estas imágenes, para ponernos una fracción de segundo en el lugar que recibió la luz reflejada por estos íconos de la cultura mediática de fines de siglo. Con estas imágenes viajamos, tanto en kilómetros sobre el planeta como en la historia de la creación fotográfica.

Elliott Erwitt es un artista culto, que inscribe sus imágenes en una tradición de reportaje comprometido. Una visión humanista que lo lleva a trabajar sobre la discriminación, los prejuicios o la violencia desde una perspectiva inclusiva hacia el observador. Erwitt nunca olvida que antes que un artista, es un reportero, un testigo de los hechos, que intenta sintetizar en la imagen lo que sucede frente sus ojos. La etiqueta de artista le llegó con los años, después de una larga serie de exposiciones de su obra en los más importantes Museos de Arte del mundo.”

6 COMENTARIOS

  1. fui…
    la disfruté.
    me emocioné con esa foto de marilyn.
    me quedé boca abierta con la de andy warhol.
    me dieron ganas de ir al mar con ese hombre parado en medio del agua.

  2. me gustó mucho esta exposición……me impresionó esa sensibilidad y humor cotidiano, pero especial….señalando lo preciso, lo singular…no sólo hay un sentido de descriminación, tb. hay mucho de mirar desde afuera, de colocarle ternura, simpleza y perspicacia.

    me gustó la fatot de la luna, la del perro con los pies del lamo al lado y los de otro perro más grande………….me encantó la de la mujer con la bebé y el gato negro.

    valió realmente la pena.

Dejar una respuesta