Quiero paz

36

Por Ana Paula do Brasil
 
Hoy fue un día para no ser olvidado en mi ciudad.

Ya se sabe que Sao Paulo, asi como las otras grandes ciudades del mundo, sufre con la violencia. Pero hoy, más que nunca, tuvimos la sensación de que somos rehenes en las manos de bandidos.

Una facción criminosa, el PCC (“Primero Comando de la Capital”) ha empezado una serie de ataques contra la Policía. Desde el viernes hasta hoy, más de 70 carabineros fueron asesinados, muchas veces covardemente, algunas veces en cuanto estaban al lado de sus hijos, esposas, pololas. Hoy, lunes, los bandidos incendiaron más de 60 micros en la ciudad, motivo por lo cual la Municipalidad suspendió el servicio de transporte.

Yo me quedé en mi casa trabajando, ni siquiera fui a la oficina. Muchas empresas cerraron el expediente a las cuatro de la tarde, para que sus funcionarios pudieran llegar en sus casas antes de la noche, ya que la ciudad está intransitable.
Estamos indignados con el grado que la violencia ha llegado, con la incompetencia de los gobernantes, con la sensación de constante inseguridad.

Les escribo eso para que estén siempre atentos y cobren los gobiernos de sus ciudades en cuanto a las acciones dirigidas a garantizar la seguridad y la educación de la población. NO dejen sus ciudades llegaren a la situación a que llegó la mia.
Y también, no se olviden que la paz empieza dentro de cada uno.
PAZ.

15 COMENTARIOS

  1. oye pucha q lata lo q cuentas. de verdad q suena horroroso. da para más igual, pero bueno, siempre lo lamentable es que ESE carabienro muerto no va a cambiar las políticas de ningún país ni va a quitarle a nngún rico poara dalre a ningún pobre y ya murió y nada q hacer. eso e slo tremendo.

  2. siento que stgo también está siendo devorado por un manto de violencia horrible.
    tal vez no tan organizada como la que se desató hoy en sao paulo, pero de todos modos inquietante.
    las marchas de los estudiantes con los encapuchados, los ataques discriminatorios de los grupos neonazis, las barras a la salida del estadio o simplemente lo mal que lo pasan algunos niños en el colegio por la violencia cotidiana a la que son sometidos, me produce escalofríos.
    no les parece que el ser humano esta muy, pero muy enojado?

  3. Lo triste de todo es que paises que antes eran considerados ‘tranquilos’ se han sumado a la creciente ola de violencia y disturbios. La gente comenta que violencia siempre ha habido…pero personalmente creo que nunca en tan grandes proporciones. Solo basta leer un par de diarios.

  4. bueno, yo fui hace super poco y no me pasó nada. de todas formas la gente de allá te aconseja tener cuidado. Pero en chilito tbn hay q tenerlo.

  5. Creo que lo más importante de todo eso es tener la consciencia de que la violencia siempre será un problema de todos, independientemente de la ciudad o país en que ella esté.

    GIVE PEACE A CHANCE.

  6. que heavy, hoy leí que lula quiere mandar fuerzas extras a sao pablo y que el gobernador se negó, porque dice que ya lo está controlando…que mafia hay detrás de todo esto? Que tanto poder tienen los gobernadores?

  7. Bueno, la verdad es que el gobernador ya está sí controlando la situación, tanto que hoy está un día “tranquilo”, la Policía se está restableciendo e ya no hay más ataques… pero no se puede negar que hay intereses políticos involucrados, pues el gobierno de Sao Paulo es de un partido “rival” del gobierno federal… el presidente ofreció fuerzas extras, pero por otro lado la prensa divulgó que las inversiones del gobiero federal en seguridad disminuyeron en unos 30% en los últimos años… y con esa “guerra de intereses” la verdad es que no sabemos quien está cierto, quien está errado, sólo sabemos que quien pierde es la población…

  8. Sin duda me parece terrible los niveles a que ha llegado la violencia hace ya varios años, pero creo que la violencia es el efecto de problemas muchos más profundos que existen en la sociedad y para lograr la ansiada PAZ hay que curar esas falencias. Las desigualdades sociales, la falta de oportunidades, la explotación laboral (una nueva forma de esclavitud), el atropello que hacen las grandes empresas a las medianas y pequeñas, la contaminación generalizada producto de la industración, las ansias de poder de muchos y su incontenible deseo de tener más y no conformarse con lo que se tiene (que en muchos casos debe ser suficiente para vivir feliz y en paz), la opresión constante del tiempo (todo es para ayer), la cultura exitista y de logros inmediatos en que crecemos, la mala y escaza educación que abunda en muchas partes, el poco fomento a la cultura y al ocio (que cuando es bien entendido y utilizado es el núcleo de toda gran creación), los infinitos tipos de discriminación, la lista es interminable.
    ¿No será está violencia un último grito desesperado proveniente de nuestra reprimida raíz más humana? Finalmente la violencia es inherente al ser humano y no es menos humana que la solidaridad, por ejemplo.
    No la justifico de ninguna forma pero existe por algo y lo más importante es preocuparse de las causas y curarlas, de reparar los efectos debastadores de su paso, mas que luchar contra la violencia como un ente aislado.
    ¿No será que es la única forma que el inconciente (o conciente, ya no sé) colectivo encuentra en nuestros días para recuperar su humanidad, al no encontrar ninguna otra vía de escape?

    Como dice el artículo, la paz empieza por uno mismo, creo que es la única forma de comenzar a cambiar las cosas. No vamos a ganar nada con más carabineros en las calles o con leyes más fuertes si el descontento sigue en los corazones de la gente.
    Los gobernantes no pueden hacer nada mientras no cambien (cambiemos) los miles de inconcientes que andan (ándamos) sueltos en las calles. Esas serían solo soluciones de parche.

    Quitémosle un poco de importancia a la racionalidad (muy sobrevalorada hoy en día) y veamos un poco más las cosas con el corazón. Mirémonos nostros mismos un poco primero (¿quién no agarra a bocinazos al tipo que se demora un poco en partir cuando dan la verde?, casi nadie). Tal vez así las cosas puedan mejorar un poco.

    PAZ, bonito nombre además.

Dejar una respuesta