Pánico: No-Onda

44

Mira-Son-Parecidas
Violeta Guerra

Ayer fui a Panico, iba a venir la Punky Martínez a lucirse con una fotos pero, al llegar a la entrada, me llamó para decirme que su pololo la habia envenenado en una cena romantica y que tenia que hacer la pega sola. Será, pensé, mis fanáticos de Zancada y los de Pánico se quedarán sin registro, solo mis comentarios.

La cosa comenzó de pronto, venía media atrasada pero en la cola me encontré con el baterista de Guiso que, según él, le traia los platillos a Pánico. Me imaginé que no podian empezar aún, asi que me relajé. Mal. Empecé a sentir el ruido y era evidente que el espectáculo había comenzado, menos mal al minuto estabamos adentro.

El show convocaba varias generaciones, varios estilos, multiples edades, estaba repleto, de hecho mucha gente rogaba por una entrada afuera, había de todo, gente conocida, gente que no veia hace años, gente que, en su mayoria, nunca vió a Pánico pero que se queria sacar el balazo, snobistas en general. De todos modos, un público muy receptivo, y digamoslo, muy marihuanero.

El repertorio fue variadísimo y entretenido, no olvidemos que Pánico tiene varias caras, de hecho me puse a sacar cuentas y cada uno de sus álbumes es distinto al otro. Anoche pudimos presenciar los mejores fragmentos de su discografía, muchos temas del recuerdo, a los cuales no les tenia fe, porque pensé que ya estaban en otra parada, y que lo de Punks ya no les saldria con tanta maquina y baterías bailables. Falso, me hicieron cantar y bailar como la quinceañera chica pánica que fui algun día, uf! que nostalgia. El repertorio se extendió por un par de horas tal vez, los temas nuevos y los viejos se llevaron el entusiasmo del público, excelente, entretenido, los que se quedaron afuera se lo perdieron.

Al salir me acordé de la Punky y su colección de vinilos que me contagió, asi que partí y me gasté la plata, que no me gasté en la entrada, en los discos. Sorpresa mia al ver que una caráula era muy parecida a una de un grupo no-wave llamado ESG (conformado por puras niñas del bronx) ahí relacioné la nueva importancia de la bajista Carolina 3 Estrellas, que hoy por hoy se roba la pelicula en la canciones, una cita acertada, que deja en claro que Pnico siempre ha estado muy, pero muy a la moda.

Dejar una respuesta