El gusto por hacer varias cosas a la vez

76

Todo
Por Paty Leiva

Siempre lo he pensado pero ahora además, lo he escuchado bastante seguido (supongo que porque ahora somos presidentas). Las mujeres sentimos una habilidad / fascinación / adicción especial por hacer varias cosas a la vez. Me acuerdo cuando era adolescente, encontraba lo máximo tomar once en bandeja echada en la cama de mis papás mientras veía tele, hacía la tarea y hablaba por teléfono con mi amiga Adriana.

Hoy la cosa no es muy distinta. El día tiene muy pocas horas para alcanzar a hacer todo lo que quiero. Por eso, hay que aprovecharlo: puedo estar retocando una foto mientras converso con mi amiga Bárbara por teléfono y me tomo el café mañanero con queque a la vez que tengo el Fire fox con 10 tabs abiertos revisando mi mail, mi otro mail, el blog y algún diario. Por eso me encanta el manos libres del celular –aunque no esté manejando– porque te deja “las manos libres!” y no tienes que dedicarte exclusivamente a sujetar el teléfono que cada vez es mas chico y escurridizo. Y me da lo mismo parecer loca hablando sola (por cierto, tengo que cambiar mi aparato por uno que tenga bluetooth, me recomiendan alguna marca?).

Bueno, lo graficó muy bien Coco Legrand en el verano… somos multitasking (y casi todas, eficientes).

COMPARTIR
Artículo anteriorCoca Cola
Artículo siguientePánico: No-Onda

11 COMENTARIOS

  1. hola…síp, a mi tb me gusta eso de tener mil ventanas abiertas, revisando mails, diarios y páginas varias…cool web…
    eso…todavía tengo un poco de sueño, ke estén biemm…
    sayonara

  2. Hola Paty….es verdad. mi pololo siempre dice que me tome un Ritalín, porque hay momentos en que tengo que estar haciendo miles de cosas a la vez….en fin.
    Oye, yo me compré hace poco un Motorola el V555, y es exquisito. Se escucha bien (depende de la señal de la compañía, claro). Y tiene Bluetooth…y funciona excelente. Te lo recomiendo….Además que tiene ene chiches como cámara incorporada, admite mp3, en fin…una serie de cosas que todavía me faltan por probar.

    Saludos

  3. mmm sii, podemos hacer hartas cosas a la vez, pero creo que hay que tener cuidado, porque puede llegar a ser demasiado enajenante y uno no se da cuenta y derrepente eres un perfecto robot y todo el mundo cuenta con eso.
    La vida moderna nos exije que todo se haga lo más rápido posible, por eso nos sentimos super eficientes cuando podemos hacer más cosas en el tiempo en que haríamos una y así cada vez más. Pero cuidado féminas con la trampa. Asi como dedicamos tiempo a nuestro cuerpo o las cosa que nos interesan, demosle un relajito a la mente, que la usamos tanto , las 24 horas sin parar!!!! por eso propongo que como ejercicio y si les queda tiempo hagan una sola cosa a la vez y pongan en ello TODA su atención absorviendo todos los detalles de esa experiencia..
    la volada..

  4. yo soy como el tipo del comercial de la tele….o masco chicle o camino, total y completamente monotask.

    Mi esposa en cambio, es para aplaudirla parece un pulpo… el problema es que aun no se ha dado cuenta de que yo soy monotask (11 años de casado) eso quiere decir que simulo muy bien que la escucho mientras veo tele u trabajo en el pc 😉

  5. estoy de acuerdo con marie paul… es medio inevitable hacer o querer hacer varias cosas a la vez, pero es buen ejercicio concentrarse sólo en una. y además… hacerla despacio.
    estuve hojeando el otro día un libro interesante sobre eso. se llamaba “elogio a la lentitud” y hablaba sobre lo importante que es hacer las cosas despacio, fijándonos en cada detalle, en cada movimiento, con conciencia absoluta de lo que estamos haciendo. uno de los capítulos se llamaba “le lentitud es bella” y partía con algo así como: queremos hacer todo más rápido, hacer cada vez más cosas por minuto, y después, con los minutos que “ahorramos” no hacemos nada. (no me acuerdo del autor, lo busco y se los digo)
    no digo que desaprovechemos esa multicapacidad, pero sí que pongamos atención y, como dice marie paul, no caigamos en lo automático.

  6. uy, yo soy así, pero no sé si será la dislexia o qué pero cada vez me cuesta más esto de ser tan multifacetica gaya jejeje.

  7. es una capacidad magnifica y hay que aprovecharla, pero no caer en la trampa de que somos superwoman como dice marie paul, la diferencia con hugo es que si nos hablan y estamos ocupadas en otra cosa si saben lo que nos dicen

  8. Es una capacidad extraordinaria de adaptación que nos dio la naturaleza.
    Me llama la atención que cuando se les toca al tema a los hombres lo toman como una ofensa como si uno quisiera decirle somos mejores que ellos, y no es eso … solo son HABILIDADES distintas y no se trata de quienes (mujeres o hombres) es mas inteligente

  9. el tema no es tanto la eficiencia de hacer varias cosas a la vez, sino que la calidad de las cosas que se hacen “al mismo tiempo” es cuestionable.
    “puedo estar retocando una foto mientras converso con mi amiga Bárbara”, seguro que tu amiga barbara puede estar contandote algo importante y vos estar retocando la foto, la pregunta es: “¿Te acordas de lo que te dijo tu amiga barbara mientras retocabas la foto?
    por teléfono y me tomo el café mañanero con queque (¿Te acordas bien del gusto y el olor del cafe, de que camisa tenia el queque, de como estaba de animo, de que hablaste con el queque?)
    a la vez que tengo el Fire fox con 10 tabs abiertos revisando mi mail, mi otro mail, el blog y algún diario.(¿Qué informacion clara te queda si estabas leyendo todo eso a la vez?)

    Es decir, me parece que vivir tambien tiene que ver con estar conectado desde la conciencia con lo que vivimos, y no se si eso se logra haciendo varias cosas a la vez

  10. Si, puede ser que muchas veces por hacer varias cosas una no pueda disfrutar del sabor del café, pero no te preocupes por lo de la amiga, porque si una amiga nos cuenta algo importante tené por seguro que vamos a poner nuestra atención en eso y no en retocar una foto. Si esto de ser practica es una habilidad, se forma porque inevitablemente la vida nos obliga a hacer muchas cosas a la vez, porque somos hijas, madres, trabajadoras, amas de casa, cocineras profesionales, vamos a pagar las cuentas, llevamos a los chicos a la escuela, al médico, y un millón de cosas más. Y a todo eso, no lo hacemos en pantuflas y sin bañarnos, lo hacemos bañadas, perfumadas, arregladas y con nuestra mejor sonrisa. Y todo lo hacemos con la mejor predisposición porque tenemos un público exigente: un novio que disfruta comer rico, un hijo que quiere que juguemos con el mientras trabajamos, amigas que necesitan un consejo, cuentas que quieren ser pagadas, etc. Y somos felices, porque gracias a nuestra habilidad hacemos felices a todas esas personas, lo que nos hace felices a nosotras. Y no se preocupen hombres si no pudimos retocar bien una foto, o si al leer el diario no recordamos todo, preferimos que nuestros hijos crezcan felices y nuestros novios, maridos y amigos reciban lo mejor de nosotros. Saludos y feliz día mujeres!

Dejar una respuesta